Análisis de Driver: San Francisco (PS3, Wii, Xbox 360, PC)

Divertido a rabiar, con una jugabilidad original e impecable y repleto de contenidos, sin duda una agradable sorpresa.
Driver: San Francisco
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
9.5
NOTA
8.8
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versiones PS3, Wii, Xbox 360 y PC.

Días antes de que comenzara el E3 del año pasado, Ubisoft anunció el nuevo Driver: San Francisco, la quinta entrega de la saga –sexta si consideramos a Driver 76 de PSP como una entrega más-. Esta noticia fue bien recibida, la serie Driver tiene un buen nombre entre los jugadores, sobre todo debido a sus dos primeras partes en PlayStation -1999,2000-. Además el primer tráiler de avance, que mostraba en imagen real a Tanner haciendo diabluras en una parking, evocaba las grandes sensaciones que dejó el primero, por lo que era de esperar que esta nueva entrega recuperara el espíritu del original, lejos de los dos últimos en los que bajando del coche a pie y con tiroteos, parecía más otro clon de Grand Theft Auto que un juego con entidad y personalidad propia.

Cuál fue la sorpresa cuando a los pocos días y ya con la feria de Los Ángeles comenzada se mostró por primera vez su particular nueva mecánica jugable. Esta vez no recorreríamos las calles a pie, el juego siempre transcurriría en coche, pero con una extraña y sorprendente peculiaridad: podemos salir de él en cualquier momento volando por la ciudad escogiendo otro vehículo en el que montarnos. Esto no fue del todo bien recibido y las críticas no se hicieron esperar por parte de muchos aficionados, que esperaban un nuevo Driver realista, y al incluir este elemento fantástico o sobrenatural pensaban que se había traicionado la esencia de la saga.

Ahora más de un año después, con el juego más que machacado al que hemos echado unas cuantas horas, no podemos más que decir que Driver: San Francisco es un absoluto acierto, el triunfo de una muy arriesgada apuesta por parte de los británicos Reflections. Divertido, fresco, extremadamente generoso en sus contenidos, con una jugabilidad a prueba de bombas, hacía tiempo que no nos los pasábamos tan bien con un juego de conducción, y que encima sea capaz de sorprendernos a cada momento con originales mecánicas, siempre entorno a un pilar básico: la conducción. Vuelve el espíritu del Driver original, sus sensaciones al volante, aunque con un envoltorio completamente distinto, y no podemos más que aplaudir el resultado, ya que si algo te demuestra este mundillo es que no vale solo tener una buena idea, hay que saber ejecutarla y sacarle provecho correctamente, algo que sucede aquí plenamente.

PUBLICIDAD

Ayuda a Tanner a despertar de su divertido coma

La historia comienza con Charles Jericho, el enemigo más popular de la saga, siendo trasladado al juzgado para enfrentarse a su sentencia por asesinato y tráficos de drogas. Pero el malvado criminal no se iba a quedar con los brazos cruzados y tenía planeada su fuga, un plan que consigue ejecutar y que desemboca en una frenética persecución en la que nuestro protagonista, Tanner, no piensa dejar de ninguna manera que se escape. Al final esta persecución finaliza con un terrible accidente, en el que nuestro policía no sale muy bien parado.

Como descubriremos al poco de comenzar, Tanner se encuentra en coma, aunque él no lo sabe, viviendo el juego como si una especie de ensoñación se tratara. Jericho está urdiendo un extraño plan que tendremos que investigar, sin saber si lo que está sucediendo mientras estamos en coma es real, si estamos intercediendo en la realidad de alguna manera, y si en caso de ser real lo que Jericho está preparando, podremos detenerlo de alguna manera. El guión cumple, no es deslumbrante ni sorprende en exceso pero justifica la mecánica jugable, y por tanto, tenemos una historia al servicio de la jugabilidad, y no viceversa, como ocurre algunas veces. Además está lo suficientemente bien narrada, con escenas cinemáticas que mezclan gráficos del propio juego con vídeos pregrabados, una mezcla que funciona sorprendentemente bien. Cuando iniciamos partida o de vez en cuando al avanzar en la trama, un "anteriormente en Driver" nos pone al día, un recurso televisivo y hecho con gusto, pese a no ser muy necesario en una trama no demasiado compleja.

 1

Pero vamos con lo que importa, su divertida jugabilidad. Al poco de comenzar Tanner se empieza a dar cuenta de sus nuevos y extraños poderes, y con unos correctos tutoriales nos irán introduciendo poco a poco las mecánicas jugables. La primera de ellas y más importante es el shift. Pulsando un solo botón saldremos del coche a una vista aérea, y con el stick derecho podremos explorar el entorno sin ningún tipo de límites y elegir otro coche que conducir, del que vemos antes de montarnos el modelo y sus características técnicas. Esto no se produce físicamente, Tanner no va volando de coche en coche, es su conciencia la que se va introduciendo en los distintos conductores, y esto aunque parezca un detalle, tiene su gracia, porque el acompañante o copiloto no sabe que hemos sustituido la personalidad del conductor, algo que da mucho juego en ciertas situaciones.

Según avanzamos podemos mejorar el shift –contando con hasta cuatro niveles de zoom-, permitiéndonos elevarnos más alto aún y llegando a una vista en la que contemplamos casi toda la ciudad a lo Google maps, lo que nos permite trasladarnos a cualquier punto rápidamente .Cuando sobrevolamos la ciudad vemos iconos que nos indican las misiones, ya sean la de la trama principal o la infinidad de misiones secundarias, retos, desafíos y actividades que tenemos para superar. La mayoría hacen un uso u otro del shift, aunque hay momentos puros de conducción sin trucos, y nos ha encantado el partido que se le saca a esta peculiar habilidad, sorprendiéndonos a cada momento en las primeras horas de juego.

 2

Por ejemplo cuando perseguimos a un vehículo podemos cambiarnos rápidamente a otro que esté más cercano de su posición, a uno que sea más rápido que el que llevamos, o bien cambiarnos a uno que venga en el sentido contrario y empotrarnos de frente contra nuestra presa. Hay unas divertidas misiones de proteger un furgón blindado en las que van viniendo enemigos por toda la ciudad, y nosotros tenemos que controlar desde el aire por dónde vienen y meternos en otros coches para detenerlos. Hay carreras a dúo, en las que tenemos que conseguir que dos coches lleguen primero y segundo, y debemos estar cambiando de uno a otro para tenerlos siempre en las dos primeras posiciones.

Desactivar bombas en diferentes puntos de la ciudad moviéndonos con el shift, boicotear carreras ilegales destrozando a sus competidores, de hecho hay eventos aleatorios en la ciudad como persecuciones policiales en las que si queremos podemos intervenir, adoptando el papel del policía o el ladrón. El shift no solo es una buena idea a la que se le ha dado muchos usos ingeniosos, es también, lo más importante, una mecánica muy bien aplicada. Funciona perfectamente, es ágil y no interrumpe la acción, y os sorprenderéis a los pocos minutos de estar jugando usándolo sin problemas.

 3

Pero no todo en Driver: San Francisco es shift, si por algo nos ha gustado esta nueva entrega es por ser una oda a la conducción. Más de cien vehículos reales elegidos con muy buen gusto, tanto por la variedad de marcas como por escoger modelos antiguos y modernos. Están muy bien modelados, cuentan con un gran sonido, buenos desperfectos, las sensaciones al volante en cada uno de ellos es distinta y las 60 imágenes por segundo a las que se mueve inciden directamente en la jugabilidad, siendo muy agradable y fluida la conducción. La física y movimientos de los coches están muy conseguidos, y todo el conjunto nos hace recordar al Driver original. De hecho hay ciertos desafíos en los que no contamos con ninguna habilidad especial, que poniéndonos en coches de los años 70, con un control y físicas igualitas a las del primer Driver, y con incluso un cambio estético y sonoro, son todo un homenaje a la primera entrega, que a su vez se inspiraba en clásicos del cine como Bullitt o The French Connection. Estos desafíos encantaran a los más nostálgicos, casi parecen por momentos un remake del primer juego, y un homenaje al cine de los 70.

Además del original shift, y la gran cantidad de coches y los cuidados que están, otro de los mayores de aciertos es la gran cantidad de misiones que tenemos a nuestra disposición, y lo distintas que son. Para pasarnos el juego tendremos que resolver las de la trama, que la verdad no son muchas -16 de Tanner-, pero para avanzar tenemos que superar otras principales -28-. Poniéndonos en la piel de otros policías, delincuentes o incluso una historia secundaria bastante graciosa en la que dos hermanos, para conseguir dinero para la matrícula de la universidad, se ven implicados en una serie de carreras ilegales, cada vez más difíciles y divertidas.

 4

Cuando nos metemos en la conciencia de otro conductor su acompañante no lo sabe, y nos hablan como si fuéramos la persona que ven físicamente. Esto produce situaciones muy cómicas, ya que encima Tanner se lo toma con bastante humor y toma el pelo a sus copilotos. Por ejemplo nos metemos en la piel de un chaval que está aprendiendo a conducir con su profesor de autoescuela, y tenemos que subir el pulso cardiaco de este a más de 160, haciendo el cabra al volante. Las hay tan peculiares como una en la que tenemos que llevar rápidamente a un hospital a un hombre que le ha picado una araña venenosa, vigilando sus constantes vitales, y otra en la que acompañamos a una camioneta de un programa de televisión, y tenemos que hacer diversas temeridades para que lo grabe y sea un éxito de audiencia.

Pero lejos de estas misiones secundarias de la trama principal, luego tenemos decenas de desafíos y retos, divididos en un montón de subcategorías –más de 150 de estas misiones-. Las actividades son pruebas de carrera, acción o maniobras que nos permiten utilizar el coche que deseemos para realizarlas. Carreras de derribo en las que tenemos que acabar con los corredores callejeros a golpes, carreras en equipo, fugas policiales, de adrenalina, en la que tenemos que alcanzar un determino pulso, apagar incendios con coches de bombero, desactivar bombas debajo de camiones, y un largo etcétera. Los retos son pequeñas misiones de habilidad que ponen a prueba nuestras dotes que conducción de infinitas maneras; conducir a más de 180 km/h durante cierto tiempo o distancia sin chocarnos, dar un salto de más de 40 metros, hacer esto mismo con cuatro coches en menos de un minuto, conducir en sentido contrario durante 30 segundos con la cámara interior, hacer esto mismo pero sin bajar de cierta velocidad, en fin, todas las combinaciones y posibilidades que imaginéis.

Luego tendríamos los desafíos, pruebas en las que nos dan unas circunstancias determinadas, como un coche específico o la ausencia de nuestros "poderes", sin duda la misiones que más ponen a prueba nuestra habilidad, y cuyos resultados se pueden subir a los marcadores en línea y compararlos con jugadores de todo el mundo. Cuando superamos cualquiera de estas misiones que hemos comentado, nos premian con puntos de voluntad –también se consiguen haciendo saltos, derrapes o adelantamientos en cualquier circunstancia-, una especie de dinero en el juego. Con esos puntos en los talleres podemos reparar nuestro coche, desbloquear y comprar otros nuevos, mejorar las habilidades, así como también acceder en todo momento desde ahí a los desafíos. Algunos de ellos como los de película -de los más interesantes-, se desbloquean cada vez que recogemos un ítem con una claqueta dibujada, y estos están repartidas por toda la ciudad, más o menos escondidos y en zonas elevadas que nos obligarán a realizar enormes saltos para recogerlos –hay 120 para encontrar-.

El shift no es la única habilidad de la que disponemos, también tenemos un turbo, que se activa pulsando el stick izquierdo hacia arriba, muy acertado, y podemos embestir, dejando pulsando un botón acumulamos fuerza y soltándolo aplicamos un corto turbo al coche hacia delante que permite golpear a nuestro rivales. Ambas habilidades gastan energía de la barra de habilidad, que se regenera con el tiempo, aunque en los talleres y con puntos podemos comprar mejoras que amplían su velocidad de regeneración. El turbo es un elemento muy importante de la jugabilidad, más de lo que puede parecer en un principio, ya que nos sirve en las curvas más cerradas para enderezar el coche, y si lo dominamos juntos con el freno de mano, podremos realizar impresionantes maniobras y disfrutar del arte del derrape.

 5

Comentar que tenemos la opción de ejercer de directores de cine, para crear nuestro propios vídeos y subirlos a internet, pudiendo editar aproximadamente los últimos cinco minutos de juego. También hay opciones sociales con mensajes automáticos si lo deseamos en nuestras cuentas de Facebook de Twitter, uno más de los muchos detalles de un juego muy cuidado. Nosotros, para que os hagáis una idea de la duración del modo para un jugador, superamos la historia en 10 horas, con un 60% del juego completado, se puede hacer en menos tiempo claro si obviamos los objetivos secundarios, pero no tiene mucho sentido. El restante 40% son una enorme cantidad de misiones secundarias que todavía no habíamos superado, precisamente las más difíciles que nos ofrecen en los capítulos finales, por lo que no parezca exagerado si completarlo al 100% se pueda ir casi a las 20 horas. Además esto no es que se haga por puro capricho, son tan divertidas y abundantes la cantidad de desafíos y retos disponibles que nos apetecerá sin duda realizarlos todos. Una vez que nos pasamos la historia, podemos seguir explorando la ciudad a nuestro antojo, o incluso iniciar una nueva partida plus, aunque a lo mejor no hubiera estado mal un nuevo modo difícil, ya que la trama principal es bastante sencilla de resolver, estando el reto en los desafíos secundarios.

Un multijugador muy trabajado y completo

Pero si como hemos dicho podemos estar entretenidos con la campaña para un jugador casi 20 horas, con el multijugador la duración se dispara hasta el infinito. Diez modos distintos para el multijugador online hasta para ocho jugadores, y otros nueve para disfrutar a pantalla partida desde la misma consola, unas cifras a las que muy pocos pueden llegar. Y no son pequeñas y ligeras variaciones de lo mismo, sino modos muy diferenciados. Como es costumbre en los multijugador por internet de los últimos años –y ya da igual que sea acción en primera persona o velocidad-, contamos con niveles de experiencia desbloqueando poco a poco nuevos modos, vehículos y habilidades.

El modo todos contra todos incluye Marca, en el que tienes que mantener la marca y evadir a tus oponentes todo el tiempo posible, y Dejando huella, seguir el rastro del vehículo que suelta una estela para lograr el máximo número de puntos. Distintas carreras como Carrera clásica, correr dos vueltas con vehículos seleccionados, o Carrera Sprint, un duelo de cinco carreras por puntos en circuitos cortos y técnicos Uno muy divertido es Derribo, que consiste en ser polis y fugitivos por turnos en unas trepidantes persecuciones. También hay modos en equipo como Captura la bandera, defender la bandera frente a los rivales y llevarla a tu base, y Bombardeo, atacar defender por turnos una base central. Carreras de shift, llegar a la línea de meta usando cualquier vehículo que puedas conseguir, o carreras de puntos de control, con Prueba en equipo, atravesar los puntos de control en una persecución por equipos, y Relevos, pasando el testigo entre tus compañeros para llegar los primeros a la meta. Los modos a pantalla partida son algunos de estos o variaciones, y son tanto competitivos, como cooperativos o uno de conducción libre.

También tenemos unas habilidades o armas especiales shift de las que carecemos en la campaña, y que se van adquiriendo y mejorando según obtenemos puntos de experiencia en las partidas. Cambiar sirve para transformar instantáneamente tu vehículo actual en uno que hayas seleccionado previamente en tu perfil online, y al subir de nivel podrás contar con un segundo vehículo para elegir dependiendo de la situación. Generar te permite crear vehículos de la nada al hacer shift, muy útil cuando los enemigos salen de la carretera o intentan escapar, e impulsar sirve para una vez que has marcado a tu objetivo en una retícula, permite que pierda el control durante unos instantes. El multijugador es realmente entretenido, completo, con modos para dar y tomar, y veremos qué tal funcionaba y que éxito tiene entre el público, algo que ahora mismo no podemos evaluar, pero nos sorprendería que la gente no se viciara, ante la generosa y entretenida propuesta.

 6

Los gráficos, sin ser una maravilla, hay que saber valorarlos en su justa medida. Hace poco sus creadores comentaron que tuvieron que sacrificar calidad gráfica en beneficio de la fluidez del juego, para poder ofrecer 60 imágenes por segundo, algo que aplaudimos, sacrificar el apartado visual en favor de una mejor jugabilidad. Tendremos que esperar a una siguiente generación de consolas en la que todos los juegos vayan a 60 fps y tengan un detalle exquisito con enormes ciudades, pero en las actuales consolas, con unos cuantos añitos a sus espaldas, poco más se puede hacer. En momentos puntuales y algo excepcionales, se producen ralentizaciones, pero nada grave y muy esporádicos, sin afectar a la jugabilidad.

Que no sea deslumbrante visualmente no quiere decir que no sea vea bien, los coches están muy bien modelados, y la ciudad de San Francisco tiene un tamaño enorme, una de las más grandes que hemos visto en un juego, con una gran cantidad de detalles y lugares distintos, con los imprescindibles callejones de la saga, multitud de objetos para destruir, y hasta zonas de las afueras rurales con caminos de tierra. Los peatones y personajes cuentan con unos modelados muy básicos, que alguien bien podría decir de varios años –además no podemos atropellar a la gente-, pero a nosotros, particularmente, no nos importa demasiado, los protagonistas absolutos de este juego son los coches, y estos son bastante bonitos y detallados.

 7

El sonido, ya para redondear un juego notable en todo, es sobresaliente. Un doblaje al castellano muy bueno, que sobresale de la media, con unas interpretaciones convincentes y simpáticas, cuyas voces gustarán más o menos, pero acordes siempre con lo que pasa y esforzadas. Y la música es simplemente alucinante, de la que no hace falta decir mucho más, simplemente mencionar algunos de los grupos que podremos escuchar mientras conducimos, tocando todos los palos y estilos, desde grupos modernos a otros clásicos de la música: Editors, TV on the Radio, Jamiroquai, The Black Keys, Queens of the Stone Age, Elbow, LCD Soundsystem, Death in Vegas, These New Puritans, Robert Palmer, Beastie Boys, Primal Scream, Beck, The Cure, The Prodigy, Aretha Franklin y un largo etcétera, una de las mejores bandas sonoras que hemos disfrutado en un juego. Además no solo buenos temas musicales, sino que también se usan con acierto en las distintas situaciones, muy bien seleccionados, y que podemos cambiar cuando conducimos por las calles.

Uno de los arcades de conducción más divertidos y frescos de los últimos años

Nos lo hemos pasado genial cada minuto jugando a Driver: San Francisco, y poco mejor que eso podemos deciros de un juego. Desbordante en contenidos, con una campaña que se puede acercar para completar a las 20 horas, en la que no nos aburrimos ni un solo momento por las vertiginosas calles de San Francisco, ideales para todo tipo de persecuciones, y un multijugador de lo más completo que hemos visto en género alguno en cuanto a modos. Recupera el espíritu del primer Driver y lo actualiza a los nuevos tiempos, ofreciendo momentos impagables de conducción, y su propuesta es original como pocas, una apuesta arriesgadísima por parte de Reflections, y algo incomprendida, pero que ha resultado ser un acierto.

 8

No se nos ocurre una mejor manera de compensar la depresión postvacacional que con este genial título y sus trepidantes carreras y persecuciones, que demuestra que no todo está inventando, y que incluso en el veterano y poblado género de la conducción todavía se puede innovar y sorprender. Tras no levantar cabeza con sus última entregas, Driver vuelve por todo lo alto, convirtiéndose en una de las sorpresas de este año, pura diversión.

Jorge Cano
Redactor jefe
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Análisis
2021-07-22 11:32:00
El primer Akiba's Trip se remasterizan en plataformas actuales y rescata una aventura de PSP que no llegó a Occidente.
Last Stop - Análisis
Last Stop - Análisis
Análisis
2021-07-21 18:21:00
Los creadores de Virginia, Variable State, vuelven con tres historias paralelas muy cinematográficas que mezclan el costumbrismo con la fantasía.
Cris Tales - Análisis
Cris Tales - Análisis
Análisis
2021-07-21 11:25:00
Precioso rol con sabor clásico que no pierde la oportunidad de aportar nuevas ideas, aunque no siempre destape todo su potencial.
Death's Door - Análisis
Death's Door - Análisis
Análisis
2021-07-20 15:36:00
Una entretenida y amena aventura al más puro estilo Zelda a la que le ha faltado un punto de brillantez para terminar de alzar el vuelo.
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Análisis
2021-07-20 11:17:00
Plataformas clásicas con mucha gracia y personalidad se asoman a Switch y PC con esta versión mejorada y definitiva de un simpático plataformas.
The Silver Case 2425 - Análisis
The Silver Case 2425 - Análisis
Análisis
2021-07-15 10:29:00
Grasshopper Manufacture reúne en un solo juego el díptico de novelas visuales que los vio nacer.
Género/s: Acción / Coches
PEGI +16
Plataformas:
PS3 Xbox 360 Wii PC

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
8.8
  • Fecha de lanzamiento: 1/9/2011
  • Desarrollo: Ubisoft Reflections
  • Producción: Ubisoft
  • Distribución: Ubisoft
  • Precio: 69,95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: hasta 8 jugadores
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
8.48

PUNTÚA
Driver: San Francisco para PlayStation 3

44 votos

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
8.8
  • Fecha de lanzamiento: 1/9/2011
  • Desarrollo: Ubisoft Reflections
  • Producción: Ubisoft
  • Distribución: Ubisoft
  • Precio: 69,95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: hasta 8 jugadores
  • Requisitos PC
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.71

PUNTÚA
Driver: San Francisco para Xbox 360

35 votos

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
  • Fecha de lanzamiento: 1/9/2011
  • Desarrollo: Ubisoft
  • Producción: Ubisoft
  • Distribución: Ubisoft
  • Precio: 49,95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: No
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Driver: San Francisco para Wii

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8.8
  • Fecha de lanzamiento: 27/9/2011
  • Desarrollo: Ubisoft Reflections
  • Producción: Ubisoft
  • Distribución: Ubisoft
  • Precio: 59,90 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: hasta 8 jugadores
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
9.03

PUNTÚA
Driver: San Francisco para Ordenador

8 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir