Análisis de Defiance (PS3, Xbox 360, PC)

Trion se atreve con una curiosa mezcla de MMO, serie de TV y juego de acción en tercera persona plagada de defectos.
Defiance
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
5.5
SONIDO
4
NOTA
5.5
DIVERSIÓN
5.5
JUGABILIDAD
6
Análisis de versiones PS3, Xbox 360 y PC.

A nadie se le escapa que los MMOs no están pasando por su mejor momento. A pesar de la enorme cantidad de títulos que estamos recibiendo desde hace unos años, ya sean de pago o gratuitos, pocos son los que alcanzan el éxito deseado y muchos los que acaban con sus servidores desiertos en sus primeros meses de vida. Aun con esta situación, las compañías y estudios de desarrollo todavía siguen en su empeño por lanzar un juego que repita el éxito de World of Warcraft.

Uno de los mejor parados ha sido Rift, un más que notable juego que sigue a pies juntillas la fórmula del gigante de Blizzard, pero que gracias a su buen hacer y al apoyo que ha recibido todavía consigue sobrevivir como un título de suscripción. Ahora Trion vuelve a intentarlo con Defiance, un juego muy diferente que busca diferenciarse del resto de sus competidores, con algunas buenas ideas bajo el brazo pero con una ejecución que deja mucho que desear y que nos hace temer por su futuro ya en este primer mes de vida.

¿Juego de acción o MMO?

Defiance se sitúa en un futuro de ciencia ficción en el que la Tierra ha sido devastada y donde los alienígenas existen y conviven con la humanidad. Nuestro papel será el de un Ark Hunter, una especie de mercenario y cazarrecompensas en busca de tesoros, muy al estilo de los Buscadores de la Cámara de Borderlands (y ya os adelantamos que esta no será la única vez que mencionemos al juego de Gearbox en este análisis).

PUBLICIDAD

Tras un aparatoso accidente, llegaremos a la Tierra y nos convertiremos en el "chico (o chica) de los recados" mientras avanzamos por una trama que deja muchísimo que desear, sin personajes carismáticos y con algunos de los peores diálogos que nos ha tocado sufrir en un videojuego. Una pena, ya que el contexto y la ambientación que se ha creado daban para mucho más y resultan medianamente interesantes.

Sin embargo, Defiance cuenta con una peculiaridad muy llamativa y experimental: su serie de de actores reales. Ojo, no nos referimos a una simple adaptación del juego a modo propaganda, ya que la idea de Trion es que lo que ocurra en el título principal afecte a la serie y viceversa, algo que de hacerse bien podría acabar por convertirse en una buena excusa para mantener enganchados a sus jugadores capítulo tras capítulo. Su primer episodio ya estará disponible para cuando leáis estas líneas, aunque no hemos tenido la ocasión de verlo ni comprobar cuánto de cierto hay en la relación entre ambos medios, por lo que simplemente nos queda esperar que plantee un guion mucho mejor que el del juego.

 1

Entrando ya en lo que es su jugabilidad, comentar que a nivel jugable no se trata de un MMORPG al uso, ya que apuesta por un sistema de combate propio de un juego de acción en tercera persona con la cámara situada al hombro. Por lo tanto, si estáis habituados a este tipo de títulos no tardaréis demasiado en haceros a sus controles, ya que podremos rodar, agacharnos, apuntar y disparar como haríamos en cualquier otro juego. Destacar que no existe un sistema de coberturas, por lo que para protegernos tendremos que agacharnos y ponernos detrás de un objeto. Eso o rodar sin parar, ya que mientras realizamos la animación evitaremos todo el daño.

Para añadir algo más de sabor al conjunto podremos equiparnos uno de los cuatro poderes disponibles, los cuales nos permitirán subir nuestra potencia de fuego, volvernos invisibles, aumentar nuestra velocidad o crear hologramas con los que distraer a los rivales. Su funcionamiento es tremendamente similar a los poderes de Borderlands y a medida que subamos de nivel ganaremos puntos con los que mejorarlos y ganar ventajas pasivas. Son útiles, pero en ningún momento hemos llegado a sentir que supongan una ventaja decisiva.

En cuanto a nuestro equipo, podremos llevar solo dos armas de forma simultánea, un modificador de granadas y un escudo. Todos estos objetos tienen propiedades aleatorias y el funcionamiento y manejo de las armas varía mucho de una a otra, por lo que una metralleta puede sentirse muy diferente de otra del mismo tipo. Por otro lado, la ropa y trajes que encontremos son meramente decorativos. Al mismo tiempo podremos guardar varias configuraciones de equipo distintas para cambiar de una a otra rápidamente sin tener que rebuscar en nuestro inventario cada vez.

Los tiroteos al principio pueden resultar entretenidos y las mecánicas de disparo no están nada mal, pero no tardan demasiado en caer en la monotonía y el aburrimiento ante la terrible IA de la que hacen gala nuestros enemigos, su poca variedad y algunos fallos de programación que os harán tener que acostumbraros a que pueden atravesar ciertas estructuras como si fueran fantasmas.

 2

La interfaz nos ha parecido algo tosca y se nota que el título se ha diseñado con las consolas en mente, ya que de otra forma la cantidad de pestañas y submenús por los que nos obligan a pasar para realizar una acción tan simple como cambiar un arma o una pieza de equipo. Hasta cerrar el programa resulta algo más laborioso de lo normal, ya que primero tendremos que acceder al menú principal, después pulsar y mantener la barra espaciadora, mover el ratón hasta la esquina superior derecha de la pantalla y pulsar sobre "Exit the Game". Eso o tirar directamente de Alt y F4 para quitarnos de problemas.

Sin embargo lo peor llega en el momento en el que nos ponemos a realizar misiones, ya que estas cuentan con un diseño bastante pobre. Únicamente nos limitaremos a ir desde A hasta B, realizar un insulso tiroteo, y volver a repetir una y otra vez. Los objetivos suelen variar entre eliminar a todos los enemigos que nos salgan al paso, recolectar o tocar ciertos objetos, y proteger a alguien. Esto último se puede acabar traduciendo en lo primero, ya que a efectos prácticos nos dará igual que maten a nuestro protegido. El motivo es tan simple como que podremos resucitarle en cualquier momento, por lo que si muere nos bastará con terminar de limpiar la zona, acercarnos a él y levantarle para que siga a lo suyo y nos den la misión por válida.

 3

Muchos diréis que es normal que un juego de este tipo se haga repetitivo y recurra a este tipo de misiones, aunque hemos visto las cosas mucho mejor hechas en otros títulos que consiguen hacer de algo a priori monótono una experiencia muy entretenida y adictiva, algo que aquí por culpa de su mala ejecución y de sus aburridos tiroteos no se consigue.

Al tratarse de un MMO podremos encontrarnos con otros jugadores en nuestras aventuras, por lo que si alguien ya está en el área de la misión realizándola también nos contará a nosotros. Así que no os extrañéis si os mandan acabar con un jefe y al llegar a la zona os la dan por válida porque justo en ese momento alguien lo ha matado.

 4

A lo largo y ancho del mundo podremos encontrar una buena cantidad de pruebas y misiones secundarias con las que desviarnos de la historia principal, entre los que destacan los eventos dinámicos, al más puro estilo de los Rifts de Rift. A pesar de que algunos de ellos nos permitirán participar en espectaculares y multitudinarios combates contra enemigos gigantescos, no consiguen aportar la variedad necesaria y nos tendrán durante 20 minutos disparando a una roca o acabando con interminables oleadas de enemigos. Si al menos esto se tradujera en una buena cantidad de experiencia como recompensa podríamos hablar de ellos como algo recomendable en lo que invertir nuestro tiempo, aunque tras probar unos cuantos por curiosidad acabaremos evitándolos sistemáticamente.

Para movernos por el mapa podremos usar vehículos, los cuales podremos llamar en cualquier momento siempre que tengamos uno equipado, aunque ya os avisamos que sus físicas son muy pobres y que la sensación que dejan sus controles es bastante agridulce. No buscamos un simulador, pero sí un control medianamente satisfactorio y que nos dé la seguridad de saber lo que va a pasar tras cada bache (a veces nos hemos quedado atascados en ellos, otras hemos salido despedidos por los aires de forma incomprensible y en otras directamente ni nos hemos enterado de que había una irregularidad en el terreno). Otra opción será usar los puntos de teletransporte para realizar viajes rápidos entre los que ya hayamos encontrado.

 5

Los amantes del PvE encontrarán en Defiance su habitual dosis de mazmorras instanciadas para grupos, las cuales no piden demasiada colaboración entre los jugadores y lo general será que las acabemos sin mediar palabra con el resto de nuestro equipo (que por cierto, el sistema de chat es otra cosa a mejorar). Lo más destacable de ellas son algunos jefes que nos encontraremos en las más avanzadas, ya que no serán una simple piñata a la que disparar a placer y nos obligarán a apuntar con precisión y a buscar sus puntos débiles para poderlos derribar. Como podéis imaginar, las recompensas que obtendremos realizando este tipo de actividades suelen ser superiores.

Por otro lado el juego cuenta también con su respectiva ración de PvP para los jugadores más competitivos, algo que considerando su estilo de juego no parecía demasiado difícil de conseguir, aunque existen ciertos desequilibrios que arruinan la experiencia. Destacar que podremos participar en dos tipos de enfrentamientos distintos. Por un lado los duelos instanciados por equipos de toda la vida y por el otro la Shadow War, unas batallas por puntos que tienen lugar en unas zonas concretas del mapa principal.

 6

Para equilibrar estos enfrentamientos, el juego pone a todos los jugadores al mismo nivel, aunque las diferencias no tardarán en ser palpables cuando nos demos cuenta que a pesar de ello todo el mundo sigue manteniendo sus mejoras y equipo, lo que acaba traduciéndose en una ventaja bastante importante por parte de los jugadores más avanzados, por lo que estas batallas suelen ser de todo menos justas.

En total, completar todas sus misiones y contenidos puede llevarnos unas 50 horas de juego, sin contar el tiempo que queramos invertir en desbloquear nuevas mejoras y conseguir nuevas armas. Si consideramos a Defiance como un juego de acción esta cifra es más que respetable, pero si lo vemos como un MMO, dicha cantidad de horas resulta totalmente ridícula y decepcionante, por lo que dependiendo de lo que busquéis os dará lo que queréis o no. Mencionar también que el tamaño del mapa es pequeñísimo y se queda a años luz de lo que hemos visto en otros MMOs.

 7

Monotonía gráfica

A nivel visual nos encontramos ante un juego muy discreto y con apenas variedad. La mayoría de zonas son muy similares entre sí, las texturas tienen una resolución muy discutible, la distancia de dibujado es escasa, los modelados de personaje no son gran cosa, las animaciones faciales brillan por su ausencia y los efectos gráficos como las explosiones son muy mejorables. Las animaciones de los personajes también resultan tremendamente ortopédicas y el editor con el que crearnos a nuestro protagonista apenas nos da opciones, por lo que será habitual encontrarnos con otros jugadores cuyo avatar virtual es sospechosamente similar al nuestro.

Por otro lado se echa muy en falta una mayor cantidad de opciones de configuración de vídeo, ya que cuenta con muy pocas entre las que elegir y no son regulables, más allá de la resolución de pantalla. Por suerte sus requisitos no están muy allá, así que podréis hacerlo funcionar perfectamente en equipos medianamente discretos. La parte positiva se la lleva la dirección artística, ya que la representación que se ha realizado del mundo es destacable y su ambientación supone un soplo de aire fresco al género, lo que acaban salvando este apartado y consiguiendo que sea un juego visualmente aceptable.

 8

Finalmente, comentar que la banda sonora se hace tremendamente machacona tras un par de horas de juego, con temas que se repiten constantemente y que no están demasiado inspirados, por lo que no tardaréis en bajar el volumen y usar vuestras propias listas de reproducción para amenizar las partidas. Aunque peor que su banda sonora es su doblaje (en inglés, al igual que el resto del juego), con voces mal escogidas y unas interpretaciones lamentables a la altura de los diálogos a los que dan vida.

Conclusiones

Como todo buen MMO, a Defiance todavía le queda la esperanza de mejorar mediante la inclusión de nuevos contenidos, parches y actualizaciones que arreglen todos sus fallos y lo hagan más atractivo, pero actualmente se trata de un juego muy discreto y terriblemente aburrido que ya en sus primeras semanas muestra una preocupante falta de jugadores, por lo que no terminamos de ver su futuro demasiado claro.

 9

Se agradece el intento de hacer algo nuevo, aunque en líneas generales parece más bien una especie de monstruo de Frankestein para el que se han usado elementos de varios juegos y géneros distintos. Si simplemente buscas un juego de acción que sea largo y con un fuerte componente multijugador, lo nuevo de Trion puede darte algo de diversión y entretenimiento, aunque si lo que buscas es un MMO con un sistema de combate típico de un TPS, lo mejor será que lo evites para no llevarte una decepción.

Carlos Leiva
Redactor
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Evil Dead: The Game - Análisis
Evil Dead: The Game - Análisis
Análisis
2022-05-17 17:19:00
Saber Interactive ha firmado una obra de multijugador asimétrico que respira amor por Evil Dead. Con mil y una referencias por bandera, analizamos el nuevo juego de terror de la temporada.
We Were Here Forever - Análisis
We Were Here Forever - Análisis
Análisis
2022-05-17 13:34:00
Jugamos a We Were Here Forever, la última entrega de una saga que nos desafía a escapar de un castillo colaborando con otro explorador a través de un walkie-talkie.
The Centennial Case: A Shijima Story - Análisis
The Centennial Case: A Shijima Story - Análisis
Análisis
2022-05-13 13:37:00
Asesinatos, misterio y una historia con sabor nipón contada mediante vídeo de imagen real.
Salt and Sacrifice - Análisis
Salt and Sacrifice - Análisis
Análisis
2022-05-11 18:37:00
La esperada secuela de Salt and Sanctuary nos ofrece una aventura menos redonda y con más problemas que se queda un par de peldaños por debajo de la entrega original.
Eiyuden Chronicle: Rising - Análisis
Eiyuden Chronicle: Rising - Análisis
Análisis
2022-05-10 09:57:15
Acción y toque rol en una clásica aventura 2D que da el primer vistazo al mundo de Eiyuden Chronicle.
Kharon's Crypt - Análisis
Kharon's Crypt - Análisis
Análisis
2022-05-09 11:35:00
El pequeño estudio español Andromeda Project sorprende con una aventura muy bien diseñada que homenajea con mucho acierto a la mítica Game Boy Color.
PEGI +18
Plataformas:
PS3 PC Xbox 360
Cancelado en PS4 XBOne

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
5.5
  • Fecha de lanzamiento: 5/4/2013
  • Desarrollo: Trion Worlds
  • Producción: Trion Worlds
  • Distribución: Namco Bandai
  • Precio: 59,95 €
  • Jugadores: Multijugador masivo
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
7.03

PUNTÚA
Defiance para PlayStation 3

16 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
5.5
  • Fecha de lanzamiento: 2/4/2013
  • Desarrollo: Trion
  • Producción: Trion
  • Distribución: Steam
  • Precio: 49,99 €
  • Jugadores: Multijugador masivo
  • Formato: Descarga
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
7.5

PUNTÚA
Defiance para Ordenador

13 votos
#273 en el ranking de Ordenador.
#302 en el ranking global.

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
5.5
  • Fecha de lanzamiento: 5/4/2013
  • Desarrollo: Trion Worlds
  • Producción: Trion Worlds
  • Distribución: Namco Bandai
  • Precio: 59,95 €
  • Jugadores: Multijugador masivo
  • Formato: DVD
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
  • Requisitos PC
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8

PUNTÚA
Defiance para Xbox 360

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir