Análisis de Musashi: Samurai Legend (PS2)

Una nueva aventura de acción que llega desde la factoría Square Enix a Europa con regusto clásico.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6
SONIDO
6
NOTA
6
DIVERSIÓN
6
JUGABILIDAD
6
Análisis de versión PS2.

El juego que nos ocupa es la continuación de una aventura que los usuarios de PlayStation pudieron disfrutar en 1998, el título de culto Brave Fencer Musashi, y que cuajó entre los aficionados al género por su bien llevado diseño, puzles y guión, aunque no consiguió unas ventas realmente destacables en comparación con otros videojuegos de la entonces todavía solitaria Square. Ahora nos llega esta segunda parte, en la que Musashi, el protagonista, vuelve a la carga en una aventura completamente nueva.

Samurai Legend Musashi representa el regreso del samurái a la escena del videojuego con un estilo gráfico de clara inspiración en el manga (es decir, el tebeo japonés) gracias al empleo de la cada vez más popular técnica del cel-shading, la misma que los usuarios de PlayStation 2 han podido disfrutar, por ejemplo, en las últimas entregas de Dragon Ball Z: Budokai, lo que le dota de un toque bastante personal ya desde el vídeo introductorio del juego, unos pocos minutos de animación nipona en los que el protagonista hace gala de su peculiar estética capilar repartiendo mandobles a diestro y siniestro, lo que parece una cantidad de acción inusitada para algo que, al fin y al cabo, no deja de ser un juego de rol de acción. Cabe señalar que los creadores del juego han decidido bautizar a este planteamiento gráfico como "manga-shading", ya que según ellos se diferencia de los otros estilos similares (el mencionado cel-shading y el toon-shading) en el uso muy extendido de trazos de gran grosor en los personajes, la sobredosis de líneas cinéticas, y las gamas de tonalidades empleadas.

PUBLICIDAD

Pero en los primeros minutos de juego, ya desde el tutorial, veremos que, en efecto, estamos ante un juego en el que la lucha a espada será primordial, exigiendo agilidad y buenos reflejos al jugador casi como si se tratase de un "yo contra al barrio" al uso, aunque sin olvidar los rasgos típicos del género. De este modo, tendremos estadísticas, puntos de magia, y demás campos que irán subiendo según consigamos experiencia eliminando enemigos (aunque no de manera automática, pues podremos escoger en qué centrar nuestra evolución o bien distribuir los puntos de manera automática, pero siempre pasando por el menú del juego). Casi todo el tutorial se centrará en enseñarnos a movernos por los escenarios del juego y presentarnos un pequeño puzle que seguirá la tónica del resto del juego, es decir, muy escasito de imaginación.

La parte más interesante de la jugabilidad es la habilidad para copiar técnicas de nuestros rivales, aunque por lo general estas no se mostrarán para nada relevantes, salvo contadas excepciones. Por norma general, dar espadazos a diestro y siniestro es más que suficiente para machacar a cualquier cosa que se ponga en nuestro camino y, quizá en algún momento, recurrir al remo (un arma más lenta pero sustancialmente más poderosa). Con todo, pese a que los enemigos comunes se repiten en demasía, el diseño de los jefes finales es magnífico, quizá de lo mejor del juego, pero es también donde más se notan las ralentizaciones y cuando más nos puede traicionar la cámara. Por supuesto, las zonas un poco más amplias, cuando hay un intento de dibujar un horizonte un poco más lejano, sufren también de unas ralentizaciones considerables, lo que junto con lo poco definido de algunos elementos y demás carencias gráficas, como un notable efecto de "bordes de sierra" en los polígonos y texturas poco definidas, conforman un apartado gráfico mediocre por completo que se salva sólo por sus cualidades artísticas.

Como decíamos, Musashi basa todo el grueso de sus combates en el uso de dos armas, siendo la secundaria (el remo) tan marginal que se pueden contar con los dedos de la mano las veces que habrá que usarla. La principal es una espada de tipo katana, que podremos ir mejorando según avancemos en el juego y que resulta el arma ideal para realizar combos que produzcan grandes niveles de daños en los enemigos. Una técnica esencial es la posibilidad de copiar los ataques de nuestros rivales de manera sencilla. El sistema incluye un sistema de fijado de blancos (como el visto ya en múltiples juegos, desde Ocarina of Time hasta Kingdom Hearts), que es también un sistema de atención que se canaliza a través de una barra que se va incrementando con cierta velocidad. Cuando esta barra es azul, significa que ese enemigo tiene una habilidad que podemos copiar, y cuando éste nos ataque tendremos que pulsar con precisión y rapidez el botón cuadrado del mando. Éste es el factor de mayor estrategia de todo el juego.

Aunque ésa es una afirmación relativa, ya que, como hemos señalado anteriormente, la utilidad de estas habilidades es limitada y bastará con repartir mamporros normales sin más complicaciones para matar a cualquier cosa que aparezca en pantalla. La inteligencia artificial de los enemigos es, simple y llanamente, nula. Además, la dificultad del juego es bastante baja, y si luchamos contra un enemigo final y nos mata, continuaremos la lucha desde el principio sin ningún tipo de penalización.

Musashi aparece en el extraño mundo de Anthedon, invocado por la princesa Mycella, que ha sido secuestrada. Su misión será no sólo soportar a un maestro gatuno más pesado que Yoda y unos secundarios aburridos y con voces horripilantes (en perfecto inglés), sino rescatar a la noble de turno (de la maléfica Gandrake Enterprises) para restablecer el orden en Anthedon y volver a casa. El desarrollo es tan tradicional y carente de sorpresas como el argumento. Una de nuestras principales misiones será la de liberar a los místicos, los habitantes de este mundo, de las cápsulas en las que han sido confinados. Cada vez que uno sea liberado, aparecerá en la ciudad volante, que estará consecuentemente cada vez más llena de personajes, y podremos mejorar interactuando con ellos nuestras armas y, sobre todo, conocer sobre la historia de esta ciudad. Además, varios personajes nos encargarán pequeñas misiones secundarias que alargan la vida del juego, aunque su planteamiento es repetitivo y se basan casi por completo en llevar a cuestas a alguien mientras luchamos con los enemigos que salgan al paso para ponerlo a salvo, en escenarios que revisitamos por enésima vez.

Sí hay un punto de variedad, sin embargo, en las ocasiones en las que montamos en vehículos de tipo motocicleta, toda una parte del juego que resulta bastante divertida pese a romper el ritmo del juego, ya que no siempre acaban de estar muy bien integradas. En estas fases vamos por túneles repletos de robots maliciosos para esquivar y otros también motorizados que intentarán hacernos la puñeta. Sin embargo, ni la sensación de velocidad está muy lograda ni la dificultad representa un reto. Las zonas centradas en el plataformeo o en la resolución de puzles (realmente escasas) tienen problemas similares en su planteamiento. Ambos elementos jugables son de una facilidad pasmosa y su resolución es bastante insustancial.

El juego cuenta con voces inglesas, pero hubiese sido preferible que no fuese así. Los actores son malos, muy malos, con interpretaciones que pueden ser tan pronto completamente planas como, de repente, sobreactuadas hasta el paroxismo. Por no decir que muchas voces no acaban de corresponderse con lo que uno espera por el aspecto del personaje. Los textos, en castellano, son, sin embargo, bastante correctos. La música, eso sí, es bastante buena, con temas animados y bastante rítmicos que se adaptan, en líneas generales, al desarrollo y temática del título, aunque el tema musical del vídeo de la intro puede ser un poco chocante por su estilo. Aún así, la banda sonora no hace sino cumplir con su cometido sin más.

Conclusiones.
Estamos ante un juego de rol de acción bastante mediocre en casi todos sus aspectos. Su jugabilidad es accesible y resulta divertido, aunque está tan limitada que le hace perder toda la gracia; con todo, presenta algunas ideas que bien explotadas le hubiesen dado un toque magistral al producto, pero que han sido desaprovechadas por completo. Toda la parte técnica es igualmente floja; los gráficos se salvan por el apartado artístico, pero su realización es inconcebible a estas alturas; la música, por su parte, está bien, aunque no deja de cumplir con normalidad, pero tanto los efectos como las voces son insoportables.

El título se deja jugar, eso es cierto, y si obviamos sus carencias tanto técnicas como de planteamiento, nos dará unas buenas horas de diversión, pero no demasiadas, sobre todo teniendo en cuenta el género al que pertenece. El juego se puede acabar en unas 12 horas y no invita precisamente a volver a disfrutarlo. En definitiva, es curioso ver cómo productos de calidad indiscutible se quedan fuera de nuestras fronteras y otros, que desde luego no son equiparables, sin embargo, se hacen hueco en nuestro mercado.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

I Am Fish - Análisis
I Am Fish - Análisis
Análisis
2021-09-18 16:48:00
Bossa Studios pasa de panes a peces y multiplica la diversión con una nueva apuesta por la comedia física. I Am Fish es divertido, fresco y sorprendente en lo visual.
Tails of Iron - Análisis
Tails of Iron - Análisis
Análisis
2021-09-17 16:09:00
Rol y acción 2D en una aventura inspirada por los 'Souls' que sorprende por los gráficos y un combate pensado para los más jugones.
Aragami 2 - Análisis
Aragami 2 - Análisis
Análisis
2021-09-17 09:17:00
La secuela de Aragami pule aspectos del original y da una aventura de sigilo con cooperativo que te convierte en un auténtico ninja.
Lost Judgment - Análisis
Lost Judgment - Análisis
Análisis
2021-09-16 15:01:00
Yagami regresa con una apasionante aventura que nos habla con gran maestría sobre problemas muy reales y delicados al mismo tiempo que mejora en todo a su primera parte.
TOEM - Análisis
TOEM - Análisis
Análisis
2021-09-16 10:48:00
Cámara en mano nos aventuramos en este coqueto indie en el que ayudaremos a la comunidad a base de fotos. Una agradable propuesta que sorprende y relaja dándole más importancia al viaje que a la meta.
NBA 2K22 - Análisis
NBA 2K22 - Análisis
Análisis
2021-09-15 17:04:00
Analizamos el nuevo simulador de baloncesto de 2K Sports que pule su propuesta jugable en todos los sentidos, priorizando la defensa y probando cosas que no salen tan bien como esperaban.
Género/s: Action-RPG
PEGI +12
Plataformas:
PS2

Ficha técnica de la versión PS2

ANÁLISIS
6
  • Fecha de lanzamiento: 9/9/2005
  • Desarrollo: Square Enix
  • Producción: Square Enix
  • Distribución: Atari
  • Precio: 49.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
6.8

PUNTÚA
Musashi: Samurai Legend para PlayStation 2

18 votos
Flecha subir