Vandal

Análisis de Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty (PS2)

Pedro Iglesias y Pablo Grandío ·
GRÁFICOS
9.8
SONIDO
9.5
NOTA
9.7
DIVERSIÓN
10
JUGABILIDAD
9.5
Análisis de versión PS2.
El juego más esperado de los últimos años
El juego más esperado de los últimos años por fin ha llegado a PS2. Han pasado casi dos años desde aquel E3 de 2000, donde PlayStation 2, que llevaba dos meses en el mercado japonés, mostró su mejor cara para preparar su llegada a los mercados occidentales en aquel mismo Otoño. Gran Turismo 2000, antes de ser retrasado y pasar a llamarse 3, dejaba estupefactos a los asistentes, al igual que otros futuros grandes juegos de compañías como Capcom, Konami o Namco. Sin embargo, hubo un juego que, como dicen los ingleses, "robó el show", y ese fue Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty, presentado en una enorme pantalla a los asistentes del show, que se quedaron literalmente boquiabiertos viéndolo. Metal Gear Solid 2 era la secuela del que estaba considerado como mejor juego de PlayStation, y ese vídeo aseguraba que la saga que Kojima inició en los 8 bits del vetusto MSX continuaría en la nueva generación, y de qué forma. El vídeo, mostrando un aspecto gráfico alucinante, nos mostraba al Solid Snake de toda la vida, con unos cuantos años más encima, infiltrándose en un barco en la bahía del río Hudson, en una noche oscura y lluviosa. Se dijo que la mayoría de este vídeo había sido generado en tiempo real por PlayStation 2, y no fueron pocos los escépticos que dudaron de ello, y que luego callarón y otorgaron tímidamente al jugar a la demo. Hideo Kojima, apasionado del cine desde su más tierna infancia y director amateur desde el bachillerato, había logrado con Metal Gear Solid para PSX una interesante mezcla entre videojuego y película, y en Metal Gear Solid 2 esta ambientación cinematrográfica iba a seguir, con banda sonora del compositor –que trabaja principalmente para el cine- Harry Gregson Williams y un argumento digno de Hollywood. Este vídeo de Metal Gear 2 mostrado en aquel E3 de 2000 elevó las expectativas de los futuros usuarios de PlayStation 2, y MGS2 se convirtió ipso-facto en uno de los juegos más esperados en Occidente. A esa sublime presentación del E3 2000 le siguió otra en el ECTS de ese mismo año, que también dejó embobados –testimonio real- a los asistentes a la feria. Los meses fueron pasando, en el E3 2001 volvió a conquistar el Show, y finalmente, cuatro meses después de su lanzamiento en Norteamérica, Metal Gear Solid 2 ha llegado a Europa. El juego que los usuarios de PS2 esperaban ansiosos y el juego que justifica la compra de la consola ya está aquí... lamentablemente, Konami Europa no ha querido "unirse a la fiesta" y la versión PAL de MGS2 carece de opción de 60 Hz, aunque sí de overscan, y tampoco posee el tan discutido doblaje al castellano, que los usuarios españoles pidieron durante meses mediante emails y propuestas en los foros. Aún así, Metal Gear Solid 2 sigue siendo un espectáculo y uno de los mejores juegos que veremos este año. Comencemos...
Una historia que sigue a la de MGS
Han pasado años desde el incidente Shadow Moses –Metal Gear Solid-, y la tecnología Metal Gear, tan secreta antaño, es ahora algo completamente común entre los ejércitos de medio mundo. Solid Snake y Otacon, ahora miembros de la organización anti-metalgear "Filantropía", se han enterado de que existe un nuevo modelo de Metal Gear, diseñado para combatir al ya existente, y que está siendo transportado en un falso petrolero. La misión de Snake consite en infiltrarse en el barco y hacer fotos del aparato para "enseñarlas al mundo", pero como habréis visto en infinidad de vídeos, algo sale mal. Un pequeño ejército, comandado por el que parece ser Revolver Ocelot y un oficial ruso, se apodera del navío. Y... por supuesto, hay muchísimo más que contar, pero seria cruel por nuestra parte desvelaros algo más de la historia y no permitírosla descubrir jugando. La historia del juego está repleta de viejos y nuevos personajes, para los cuales han pasado los años. En muchas ocasiones la historia estará enlazada con la del primero, existiendo múltiples referencias al incidente de Shadow Moses y a los personajes que intervinieron en él. Como suele decirse, MGS2 nos enseña más piezas del puzzle comenzado por MGS, y atará varios cabos sueltos del primer título. De igual forma que el anterior Metal Gear, que aparte de una historia tenía una "temática" intrínseca, este MGS2 también nos plantea cuestiones, no muy profundamente tratadas, como nos tiene acostumbrados Kojima. Si en la primera entrega se planteaba la cuestión de si somos lo que somos por la genética o por la vida (inspirado por la relación Solid-Liquid-Big Boss), en MGS2 el tema es de corte similar: cómo preservar y transmitir a las futuras generaciones aquello que no viene en el código genético.
Sensacional apartado gráfico
El apartado visual en MGS 2 es quizás el más perfecto y preciosista de todo el catálogo de PS2, alcanzando y superando algunas joyas como Devil May Cry. Lo que enseguida captará nuestra atención será el magnífico diseño de los personajes, estructurados por polígonos y dotados de una animación soberbia, destacando por encima de todo la facial. Aunque quizás ésta nos pueda parecer algo "acartonada", comparándola con verdaderas obras de arte como la saga Shenmue, las decenas de detalles que el equipo dirigido por el señor Hideo Kojima ha incluido, gracias a las enormes posibilidades del potente procesador central de PS2, el Emotion Engine, compensan de largo dichas carencias. Desde luego, cabe destacar la movilidad y expresividad corporal de los soldados enemigos, es digna de mención. Pueden llegar a dormirse, a levantar las manos temblorosos mientras los apuntamos, a distraerse mirando una revista dejando de lado su misión de vigilancia...y detalles inverosímiles que descubriremos a medida que avanzamos en el juego. Los escenarios y la interactividad con éstos es lo más notable en MGS 2. El barco, asaltado por el ejército ruso, y la central petrolífera, están diseñados con todo lujo de detalles. Todas sus habitaciones están repletas de objetos con los que podemos interactuar. Podemos disparar a sacos de harina, reventar extintores, romper botellas, tirar una cubitera al suelo y hacer desaparecer cada uno de sus cubitos, escondernos en taquillas, debajo de las mesas, disparar a inocentes aves que nos sobrevuelan... Todo gracias a la enorme capacidad poligonal de PS2 y a la denominada síntesis del Emotion Engine, que permite efectos gráficos tan alucinantes como la más realista lluvia que podemos encontrar en un videojuego, el ondear de una bandera o una gran tela que cubre mercancía, cientos de partículas de agua que salpican la pantalla y un sinfín de rotaciones, cambios de ángulo, efectos de luz y diversos recursos propios de una gran película de acción. Donde se puede disfrutar en su mayor esplendor de estos efectos es, sin duda, en las escenas cinemáticas, de nuevo generadas por el motor gráfico del juego, como le gusta a Kojima-san, sin recurrir a las CG, para poder involucrarnos de lleno sin cortar la acción. Desde luego, MGS 2 tiene fallos, minúsculos y poco molestos, que por descontado debo mencionar. El primero es la poca definición de algunas texturas, bastante flojitas en ciertas zonas del escenario. Nos dará la impresión de que el juego ha sido depurado y maquillado para las primeras horas de acción, y que el resto fue acabado con más prisa de la requerida. El otro es la ralentización producida en alguna escena concreta, como por ejemplo. cuando se junta todo una patrulla de enemigos para localizarnos. No son molestos, ya que son muy puntuales y, sobre todo, subsanables gracias a toda una ristra de acontecimientos que respaldan el buen hacer de los programadores de Konami. Sin duda alguna, Metal Gear Solid 2 nos entrará por los ojos, es su primera misión y la cumple con creces.
Excelente aspecto sonoro, pero sin doblaje al castellano
Konami ha recurrido a Harry Gregson-Williams, compositor de bandas sonoras de películas tan hollywoodienses como La Roca o Armaggedon, para desarrollar el apartado musical de MGS 2. Con tan sólo ver la intro y comprobar la fusión entre imágenes y la intensa melodía, comprobaréis lo que este habitual colaborador y ayudante de Hans Zimmer puede llegar a hacer. Rika Muranaka es la artista vocal invitada, que compone e interpreta un memorable tema final, llamado Can't Say Goodbye, toda una pieza de colección, que iguala el nivel del I'm The Wind, perteneciente al fabuloso Castlevania: Symphony of The Night. El sonido cobra una importancia doble esta vez, sobre todo para el usuario español, que ha debatido y protestado en salas de foros, por emails y cualquier medio de comunicación posible para recriminar la actitud de Konami por no doblar las voces del juego al castellano. Hay dos puntos de vista totalmente opuestos, uno conformista, que acepta el fenomenal doblaje al inglés, con un David Hayter soberbio en el papel de Snake, y otro totalmente distinto, que se queja de la negativa de Konami por no repetir el extraordinario doblaje de MGS, convirtiéndose éste en el mejor trabajo de PSX. De todas formas, la conversión es excelente, está traducida al castellano (un castellano ridículo, con faltas de ortografía desastrosas, todo hay que decirlo) y compensada con un DVD extra con el Making Off del juego, cosa que ya ocurrió con Silent Hill 2. Los FX son simplemente perfectos. Voces y tiros, sentimientos perfectamente expresados y demás, con la posibilidad de escucharlo en Dolby Digital 5.1.
Algunas novedades en la jugabilidad
Lo que marca MGS 2 respecto a la anterior entrega es la vista en primera persona, activable con R1. Un mundo nuevo de posibilidades, que permite disparar a cualquier parte del escenario y precisar mucho más a la hora de abatir enemigos y objetos. Tenemos a nuestra disposición una amplia gama de movimientos, todos ellos provenientes de los primeros Metal Gear de MSX, más los ya aparecidos en MGS, que gracias a la profundidad de las 3D se pudieron incluir. Se ha añadido un curioso movimiento que nos permite desprendernos por una valla, para ir agarrados a ella desplazándonos lateralmente, y con ello esquivar enemigos y cámaras. Como recursos armamentísticos tenemos el habitual juego de puños rematado con una patada y las armas de fuego, con la novedad de la pistola de dardos tranquilizantes y el AK47. Conviene destacar otro añadido, muy útil en muchas situaciones, se trata de la posibilidad de coger a los enemigos una vez yacen en el suelo, para trasladarlos a un lugar seguro donde no puedan ser vistos. La lástima es que su arma no puede ser robada una vez están inconscientes. Ahora los soldados están mejor preparados, y podrán comunicarse por radio o portar escudos protectores, con lo cual deberemos disparar a sus piernas para poder dañarlos. La inteligencia artificial aplicada al enemigo que se prometió ha quedado en meros añadidos, ningún atisbo de comportamiento humano, todo va regido por una mecánica programada que hace previsible toda reacción una vez las conozcas, así que nos será fácil esquivar los soldados, o en caso de que nos sorprendan desprevenidos y lancen la señal de alarma, evitar a las patrullas. Recomendamos jugar sin radar y en un modo de dificultad elevado para vivir lo que el juego trata de transmitir, la sensación de ser un verdadero espía. La duración estimada del juego es de unas 13 horas, jugando sin radar en modo Hard esa cifra puede aumentar en unas 4 horas más. Y como buen juego de Kojima, no se ha escatimado en secretos, y se ha dotado a MGS 2 de unos cuantos. Una vez pasado, se te ofrece la posibilidad de rejugarlo para conseguir chapas de identificación de cada uno de los soldados, para desbloquear diversos secretos y guiños típicos en juegos del maestro Hideo.
Conclusión
Opinión de los redactores:

Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty cumple con creces las altas expectativas que todos habíamos puesto sobre él. Hideo Kojima ha vuelto a cuajar, gracias a un enorme equipo que ha sabido explotar a fondo el hardware de PlayStation 2, un juego visualmente impresionante y sin apenas fallos técnicos, con una jugabilidad que sin muchos cambios respecto a la del anterior vuelve a ser increíble, misiones muy variadas y originales, memorables luchas con los jefes finales, y todo sobre una historia que pese a no ser muy original y sí bastante rebuscada –y previsible en muchos momentos-, se vuelve muy interesante gracias a la fantástica labor de "dirección" de Hideo Kojima, que de nuevo vuelve a crear una genial mezcla entre el cine y el videojuego, y logra que las secuencias cinemáticas sean simplemente geniales –mérito que también recae en los fantásticos actores que doblan las voces de los personajes del juego.
Habrá quien piense que el juego tiene demasiada secuencia cinemática o conversaciones por el codec –que vuelven a revelar gran parte de la historia, como en el MGS-, y por qué no decirlo, es cierto; si la historia te interesa, esto no supondrá un problema; en cambio, los que quieran acción inmediata pronto tendrán un callo en el pulgar al darle continuamente al botón X para avanzar por las conversaciones de codec. Pero lo que realmente importa no es la historia, sino la diversión en sí del juego, y ahí MGS2 también alcanza enormes cotas, con la ya mencionada variedad de misiones y situaciones, y la ya de por sí divertida dinámica de evitar ser visto por el enemigo y matar con sigilo. Destaca también la gran cantidad de pequeños detalles que ha introducido Kojima, y que le dan aún más encanto al juego. El único punto negro de esta conversión quizás sean las voces en inglés, un enorme handicap ya que la traducción de los textos al castellano, a parte de tener mucha menos expresividad que las voces en inglés, en ocasiones es de cursillo de inglés con Muzzy.
El DVD Extra subsana esto en mayor o menor medida –depende de cada usuario-, pero ni la "vagancia" (llamémoslo de alguna forma) de Konami Europa es capaz de arruinar un juego que es una auténtica maravilla en todos los niveles, y tal vez el mejor juego de PlayStation 2. ¿Habrá una tercera parte para PlayStation 2, tal y como afirman los rumores? Esperemos que así sea. Mientras tanto, sólo nos queda seguir disfrutando de esta obra maestra de Hideo Kojima y el equipo de KCEJ.

Pablo Grandío

Se cumplieron las expectativas. El proyecto, desde sus inicios, se ha seguido con minuciosa atención, y desde luego, no ha defraudado. Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty demuestra que técnicas propias del cine usadas en un videojuego pueden funcionar sin un bodrio como resultado. Se ha repetido la fórmula que tan buen sabor de boca dejó su primera parte en todo el mundo, se ha aprovechado toda la capacidad técnica de PlayStation 2, Kojima puso su granito de arena y voilá: uno de los mejores y más apasionantes juegos de la historia.
Obviando comentarios acerca del juego, me centraré en mi opinión sobre la versión que ha llegado a España. Yo apoyaba encarecidamente un supuesto doblaje a la lengua de Cervantes, pero viendo el resultado de otras producciones que sí han sido dobladas, me quedo con las voces originales ¿Por qué? Porque son excelentes, cada uno de los actores desempeñan su labor de una manera impecable, vamos, da gusto oírlos. Personalmente, a riesgo de no disfrutar de un digno doblaje, me quedo con la traducción (aunque esta vez parece que hayan usado un traductor de bolsillo). Ya que, ¿os imagináis que Konami no hubiese podido contar con los mismos actores que colaboraron con el primer juego? ¿o a Snake hablando estilo Gabe Logan en Syphon Filter?
Al menos Konami tuvo un detalle que, para algunos, rellena ese vacío por la no inclusión de voces en castellano. Se trata de un DVD extra con información sobre la realización del juego, captura de movimientos y demás. Todo un detalle
No os desvelaré nada más, pero como siempre, queda en el aire una secuela, un posible MGS 3. Los rumores apuntan a PS2 como la afortunada que recibirá la hipotética tercera entrega ¿Cuánto tardará en salir? ¿en qué lío se meterá nuestro Snake esta vez -en el caso de que él siga siendo el protagonista-? Por el momento queda disfrutar de la obra magna de KCEJ. Yo por mi parte continúo con la recolecta de chapas... Codec off

Pedro Iglesias

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-09-21 11:10:00
Un plataformas en plan 2,5D no demasiado original pero que acaba siendo entretenido y vistoso.
Análisis
2019-09-20 09:34:00
Una interesante aventura cercana a la novela visual, que engancha por el misterio de su historia y los personajes.
Análisis
2019-09-19 14:53:54
Analizamos al detalle The Legend of Zelda: Link's Awakening, un fantástico remake que hace justicia a una de las mejores entregas de la legendaria saga de Nintendo.
Análisis
2019-09-19 09:01:00
Vuelve FIFA con la que posiblemente sea la entrega más completa y pulida de toda la generación, que afianza y mejora la jugabilidad y aporta como gran novedad el divertido fútbol callejero de Volta.
Análisis
2019-09-18 17:31:00
La mágica aventura de Oliver regresa con sus mejores versiones y todo el encanto de siempre.
Análisis
2019-09-18 09:57:00
Nos adentramos en un mundo de brutalidad policial en un aceptable spin-off de la saga This is the Police que recoge algunos de sus ingredientes y los acerca a un estilo más directo y similar al del venerado XCOM.
Plataformas:
PS2
Ficha técnica de la versión PS2
ANÁLISIS
9.7
Desarrollo: Konami
Producción: Konami
Distribución: Konami
Precio: 66 €
Jugadores: 1
Formato: 1 DVD
COMUNIDAD
8.82

PUNTÚA
Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty para PlayStation 2

814 votos
Flecha subir