Análisis de Deep Labyrinth (NDS)

Laberintos eternos para la DS.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6
SONIDO
7.5
NOTA
6
DIVERSIÓN
6
JUGABILIDAD
5
Análisis de versión NDS.

Ciertamente, acaban por hacerse eternos. Cabe decir que se agradece que un juego por el que hemos pagado casi cuarenta euros sea duradero, ¿cierto? Pero en este caso, al no dar la talla en los aspectos realmente importantes, el juego acaba por hacerse demasiado largo… Una lástima, si tenemos en cuenta las posibilidades que podría habernos ofrecido un equipo de trabajo como el del juego que nos ocupa: por un lado, Masato Kato, responsable de otras obras maestras del género de rol como son Chrono Trigger, Chrono Cross, Final Fantasy VII y Xenogears; y Yasunori Mitsuda, autor de bandas sonoras de juegos como Chrono Trigger, Xeno Gears o Rogue Galaxy.

Dos capítulos, dos historias
La historia de Deep Labyrinth no es precisamente un alarde de originalidad. El juego se divide en dos capítulos, aunque realmente se traten de dos juegos con historias totalmente dispares: sólo el laberíntico paisaje y el modo de juego son los mismos. En el primer capítulo, nos metemos en el pellejo de un chaval preadolescente llamado Shawn que, durante un viaje en coche junto a sus padres y su perro Ace, pierde a aquéllos cuando se internan en una mansión en búsqueda del susodicho perro, que en un momento de despiste en un alto en le camino se les ha escapado. Shawn, por supuesto, se internará también en la mansión y allí dará comienzo su aventura (a mí personalmente esta historia me huele a "El Viaje de Chihiro" por todos lados, película anime del maestro Hayao Miyazaki…). Una vez dentro de la mansión, se encontrará en un mundo en el que (por lo que nos explican un elefante volador con armadura, unos ratones que sólo cambian en su manera de vestir y… ¡Un ornitorrinco púrpura!) los recuerdos, memorias y emociones de los humanos son guardados, gestionados y eliminados…

Un lugar llamado Vimana, al que los mortales tienen el acceso prohibido. Total, que nuestro héroe tiene que ir en busca de sus padres (en pleno proceso de ruptura, por lo que se deduce en la introducción del juego) y el perro, el cual, por cierto, no para de escapársenos cada vez que nos topamos con el por el mapa. Y debe encontrar a sus padres antes de que los recuerdos que tienen sobre él y su familia desaparezcan por completo. Para ayudarnos habrá una legión de ratones que nos darán pistas sobre el juego y sobre aspectos de la jugabilidad del mismo, nuestro querido perro Ace y el ya mentado ornitorrinco, que será a quien nos dirigiremos cuando queramos salvar la partida.

PUBLICIDAD

El segundo capítulo tiene una nota curiosa. Sabemos que el juego original sobre el que se basa la idea de Deep Labyrinth era un programa japonés para teléfonos móviles, repartido en varias entregas que habían de descargarse una tras de otra. Este juego tuvo por lo visto mucho éxito entonces, y el juego completo es el segundo capítulo que nos ocupa. En él, nos encontramos en la piel de un personaje ya adulto que ha sido absorbido por su móvil y metido en un laberinto lleno de extraños seres, un monje que parece querer ayudarnos y la imagen onírica de una joven que parece conocer a nuestro protagonista. En fin, la historia no es ni mucho menos tan compleja como la del primer capítulo (recordemos que es un juego originalmente para teléfonos móviles…) pero acaba por dar mejor resultado en lo que a diseño y ambiente se refiere.

Mucho ruido y pocas nueces
En el aspecto técnico destaca sobre todos los demás elementos la música de Yasunori Mitsuda, música sencilla y con tintes étnicos, digna de mención y de una calidad más que aceptable. Adecuada en todo momento a la acción, la música nos ayuda a sumergirnos en este mundo onírico que rodea a toda la historia de Deep Labyrinth, aunque el juego prácticamente carezca de efectos de sonido aparte de la banda sonora. Es una lástima que el apartado gráfico no acompañe: gráficos repetitivos hasta la saciedad, enemigos y personajes no menos repetitivos… Tanta repetición gráfica acaba por ser aburrida, sobre todo en el primer capítulo, que en teoría es la creación a partir del original… Los gráficos en el primer capítulo son mucho más vistosos y coloridos que en la segunda parte de la aventura: gráficos en tres dimensiones y con apariencia poco "japonesa", si me permitís la expresión.

Nada que ver con otros títulos del género de rol que hayamos visto para esta consola. Este capítulo tiene escenas de exteriores, cosa de la que carece el segundo capítulo, y los laberintos son mucho más coloridos y menos claustrofóbicos. A pesar de todo, en muchas ocasiones los espacios por los que nos movemos son muy desangelados, a veces poco más que estancias cúbicas con texturas repetidas a lo largo y a lo ancho. Los gráficos de los enemigos en general no son nada del otro mundo, con una estética en el primer capítulo demasiado infantil para mi gusto. En los jefes finales de fase encontramos alguna pequeña joya digna de mención, como el dragón que nos barra el paso de salida del primero de los laberintos: en ocasiones los gráficos tridimensionales pasan a desdoblarse por las dos pantallas, y eso da un respiro al abotargamiento que crea la repetición continua de personajes y escenarios durante el juego.

En cuanto a la jugabilidad, Deep Labyrinth es un juego torpe de manejo: el personaje se mueve por los escenarios con la cruceta (o los cuatro botones de disparo, en el caso de que el jugador sea zurdo) y con el stylus se controla el ataque con la espada o con la magia. En la pantalla táctil vemos la visión del personaje, con un cuadro central donde vemos la espada, y a la derecha del mismo cinco iconos que representan la espada, la magia, el escudo, el inventario y el bolsillo del personaje. Este último será donde guardaremos los objetos que queramos usar durante los combates, ya que mientras duren los mismos no podremos acceder al inventario.

El uso de la espada depende de la dirección del toque del stylus a la pantalla, y el uso del escudo acaba por convertirse en un engorro, ya que en todo momento deberemos elegir si queremos que nuestra mano coja éste o la espada, sin poder usarlos a la vez. La magia es otro cantar. Al hacer uso de ella, se nos presenta en la pantalla táctil una cuadrícula sobre la que dibujaremos los hechizos que queramos realizar, uniendo los cuadros entre sí mediante líneas, aunque esto se convierta realmente en una tarea imposible en ciertos combates (como en los combates contra ciertos jefes finales…). En el juego original para móviles, las combinaciones que se tenían que realizar para realizar un hechizo se hacían con el teclado numérico (razón por la que la cuadrícula que vemos en pantalla es de tres por tres…). Estas combinaciones las aprenderemos según vaya desarrollándose el juego. En general, el manejo es bastante incómodo: realmente no se ha hecho una buena combinación con la cruceta y el stylus.

Los combates se desarrollan acercándonos al enemigo y tocándolo con el stylus: en ese momento nos centraremos en ese enemigo y daremos vueltas sobre él hasta que volvamos a apretar sobre él con el stylus o hasta que lo eliminemos. El movimiento lateral en los combates es de agradecer, ya que durante el resto del juego giraremos la vista con los lados de la cruceta, y con arriba y abajo iremos adelante y atrás respectivamente. Para el desplazamiento lateral, no tendremos más que apretar dos veces el lado hacia el que queramos movernos, cosa que hace que al final optemos por no movernos lateralmente, ya que resulta menos costoso girar y seguir caminando… Un elemento original en cuanto a jugabilidad se refiere es el uso del micrófono, que en ocasiones utilizaremos para abrir determinadas puertas soplando continuadamente sobre él. La pantalla superior nos muestra el mapa por el que nos movemos en dos versiones: una general, en la que veremos todo el mapa, y una cercana, en la que veremos sólo la porción de mapa sobre la que nos movemos y los enemigos que se encuentren en las cercanías.

Conclusión
Un título que podría haber dado mucho de sí, ya que dispone de un equipo de programación dirigido por uno de los maestros del género y al que acompaña una banda sonora bastante más que aceptable, pero que nos ha dejado un regustillo desagradable en la boca. En general, el segundo capítulo es más completo y va destinado a un público de más edad: personalmente es la parte del juego que más hemos disfrutado. Más difícil, claustrofóbico y serio que la primera parte, y con enemigos diferentes y más acordes al ambiente laberíntico, oscuro y opresivo que envuelve al jugador, el segundo capítulo (el juego original) parece al fin y al cabo el más interesante de los dos. En general, eso sí, es un juego muy extenso, que nos puede dar algunos momentos de entretenimiento y que nos hará disfrutar de una buena banda sonora, pero que puede llegar a hastiar por la continuada repetición de personajes y escenarios y que nos frustrará en ocasiones por la torpeza en el manejo del personaje.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Age of Empires 4 - Análisis
Age of Empires 4 - Análisis
Análisis
2021-10-25 09:03:00
Después de muchos años de espera Age of Empires vuelve y analizamos su última entrega que actualiza la propuesta jugable para ofrecernos un título más que notable.
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Análisis
2021-10-23 15:40:00
Olvídate de mandos y de las guitarras de plástico, y prepárate para fliparte una vez más fingiendo ser una estrella del rock.
Echo Generation - Análisis
Echo Generation - Análisis
Análisis
2021-10-22 10:07:00
Echo Generation tira de nostalgia noventera para ofrecernos una aventura de misterio al estilo Stranger Things pero con estética de juguete y combate por turnos.
House of Ashes - Análisis
House of Ashes - Análisis
Análisis
2021-10-21 16:09:00
Supermassive continúa su antología con un título que cumple su cometido, pero que no consigue mejorar a sus predecesores.
Género/s: JRPG / Rol
PEGI +7
Plataformas:
NDS

Ficha técnica de la versión NDS

ANÁLISIS
6
  • Fecha de lanzamiento: 15/12/2006
  • Desarrollo: Marvelous Interactive
  • Producción: Interactive Brains
  • Distribución: Proein
  • Precio: 39.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Tarjeta de juego
  • Textos: Inglés
  • Voces: No tiene
  • Online: No
COMUNIDAD
5.45

PUNTÚA
Deep Labyrinth para Nintendo DS

4 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir