Análisis de Etrian Mystery Dungeon (Nintendo 3DS)

Etrian Odyssey y Mystery Dungeon unen sus fuerzas para crear uno de los mejores y más desafiantes dungeon crawlers de Nintendo 3DS.
Etrian Mystery Dungeon
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
8.5
NOTA
8.2
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión Nintendo 3DS.

Poco a poco, la saga Etrian Odyssey ha conseguido ganarse su hueco y popularizarse cada vez más hasta convertirse en una de las series más importantes y cuidadas de Atlus en la actualidad. Con cuatro entregas ya en su haber (y una quinta en camino) y dos remakes (uno de ellos todavía por llegarnos), ahora nos llega su primer spin-off: Etrian Mystery Dungeon, un juego que sabe mantener todo el encanto y el buen hacer por el que se han caracterizado todas los títulos principales, pero desde otro punto de vista.

Las peligrosas mazmorras misteriosas

Tal y como su propio nombre indica, nos encontramos con un crossover entre Etrian Odyssey y Mystery Dungeon, tomando la jugabilidad de esta última serie y la ambientación y elementos característicos de la primera. Probablemente se trate de uno de los cruces de sagas con más sentido y mejor resueltos que hemos visto nunca, especialmente considerando que ambas son dungeon crawlers clásicos y muy tradicionales.

Además de reclutar nuevos miembros para nuestro gremio, en la ciudad principal también podremos aceptar misiones y mejorar sus diferentes establecimientos para conseguir jugosas ventajas, aunque tendremos que ahorrar para ello.
Además de reclutar nuevos miembros para nuestro gremio, en la ciudad principal también podremos aceptar misiones y mejorar sus diferentes establecimientos para conseguir jugosas ventajas, aunque tendremos que ahorrar para ello.

Cuando iniciemos partida por primera vez puede que nos parezca que estamos ante otro Etrian Odyssey más: nos creamos un gremio de aventureros, reclutamos diferentes clases para crear un grupo equilibrado con personajes sin personalidad, nos movemos por una ciudad por medio de menús para acceder a sus diferentes establecimientos y disfrutamos del mismo y característico diseño artístico del que hace gala la serie de Atlus.

PUBLICIDAD

Pero todo esto cambia cuando nos adentramos en una mazmorra. Para empezar, ahora la cámara es cenital y en tercera persona (muy similar a la de un Zelda en 2D), por lo que vemos los modelados de nuestros personajes. Además, ya no hay que dibujar el mapa (esto se hace de forma automática) y todos los pisos consisten en salas conectadas por diferentes pasillos cuyo diseño cambia cada vez al más puro estilo roguelike, por lo que nunca sabremos que nuevos enemigos, trampas y tesoros nos esperan.

A pesar de lo que la cámara pudiera hacernos creer, no estamos ante un juego de rol de acción, más bien todo lo contrario. Aquí cada movimiento o acción que realicemos será equivalente a un turno (los mapas están formados por "casillas"), por lo que todos los enemigos del piso en el que nos encontremos harán también su movimiento. Esto significa que si no hacemos nada, nuestros rivales tampoco lo harán, lo que nos da todo el tiempo que queramos para planificar nuestras estrategias y decidir qué hacer en cada momento.

Esos charcos amarillos que veis son ámbar y nos permiten reponer TP y FP (Food Points). Estos últimos se gastan con el paso de los turnos y si nos quedamos a cero empezaremos a perder vida.
Esos charcos amarillos que veis son ámbar y nos permiten reponer TP y FP (Food Points). Estos últimos se gastan con el paso de los turnos y si nos quedamos a cero empezaremos a perder vida.

Si decimos esto último es porque se trata de un título muy desafiante (aunque en nuestra opinión, no llega a los niveles de las entregas principales de Etrian Odyssey) en el que un mal movimiento contra el enemigo más débil puede acabar traduciéndose en uno o varios personajes muertos. Esto nos obliga a tomarnos en serio cada combate, haciendo que los protectores atraigan la atención de los enemigos hacia ellos, los médicos no duden en curar cuando la vida baja un poco para evitar disgustos y que los encargados de dañar a los monstruos exploten sus distintas debilidades. Y todo ello mientras intentamos gestionar nuestras reservas de TP (maná) para no quedarnos sin recursos en los pisos más profundos.

Todas las clases, técnicas y magias de las que disponemos son las mismas que ya hemos visto en los juegos de Etrian Odyssey (de hecho, las presentes provienen de todas las entregas), habiéndose respetado hasta sus árboles de habilidades (convenientemente adaptados para la ocasión, claro) en los que invertir los puntos que vayamos obteniendo a medida que subamos de nivel, permitiéndonos crear personajes muy distintos entre sí de una misma clase.

El Protector es una de las clases más útiles de todo el juego gracias a sus capacidades defensivas para provocar a los monstruos y aguantar sus ataques.
El Protector es una de las clases más útiles de todo el juego gracias a sus capacidades defensivas para provocar a los monstruos y aguantar sus ataques.

Todo esto consigue que los combates sean muy emocionantes y que la colocación de los miembros de nuestro grupo (formado por cuatro personajes como máximo) sea fundamental (un consejo, nunca entréis en una sala sin que el Protector vaya el primero), aunque la IA aliada falla bastante más de lo que nos gustaría y tiende a ponernos las cosas más difíciles de la cuenta, con movimientos inútiles, uso indiscriminado de habilidades, malas colocaciones y lo peor de todo: inactividad total cuando están dentro de un pasillo.

En cualquier momento podemos cambiar el control de un personaje a otro, pero solo nos dejarán realizar la acción correspondiente al turno de ese héroe, quedando el resto en manos de la IA. Al menos suelen dejarnos escoger el blanco al que queremos que ataquen, siempre y cuando haya más de uno dentro de su rango de alcance. Existe una forma de poder controlar los movimientos de todos los personajes dentro de un mismo turno, pero para ello tenemos que usar una habilidad especial de Burst (necesita una porción de una barra especial que se recarga luchando o consiguiendo ámbar) o estar luchando contra un jefe final de mazmorra.

Quizás lo ideal habría sido dejarnos activar el modo "manual" siempre y cuando nosotros quisiéramos, aunque con algo de práctica acabaréis prediciendo más o menos cómo van a reaccionar vuestros personajes, lo que no deja de ser algo molesto tener que luchar contra multitud de monstruos mientras lidiamos con la decisiones de nuestros compañeros. Destacar que desde el menú de habilidades podemos escoger qué técnicas queremos que puedan usar y cuáles no, algo que os tocará gestionar bastante para no quedaros sin TP a las primeras de cambio y que utilicen las más efectivas contra cada tipo de monstruo.

En cuanto a la exploración de mazmorras, esta es bastante tradicional y simplemente tendréis que avanzar luchando contra todo lo que se os ponga por delante mientras esquiváis trampas, recogéis tesoros y buscáis las escaleras que os lleven al siguiente piso. Esto consigue que, a pesar de su naturaleza roguelike, tenga un desarrollo bastante más monótono que los de un Etrian tradicional, ya que no hay puzles de ningún tipo, aunque está lejos de ser aburrido (muy lejos). Aquí la variedad viene dada por el diseño cambiante de los pisos y los combates.

Un piso puede tener varias secciones diferentes y para acceder a cada una de ellas tendremos que encontrar sus correspondientes escaleras, lo que dota a las mazmorras de un diseño con muchas ramificaciones y caminos posibles.
Un piso puede tener varias secciones diferentes y para acceder a cada una de ellas tendremos que encontrar sus correspondientes escaleras, lo que dota a las mazmorras de un diseño con muchas ramificaciones y caminos posibles.

También hay que mencionar que si morimos perderemos todos los objetos que hayamos conseguido a lo largo de la mazmorra, gran parte de nuestros ahorros y posiblemente algunas de las piezas de equipo que lleváramos puestas en ese momento, y el juego guarda automáticamente siempre que entramos y salimos de una, ya sea vivos o muertos, algo que añade mucha tensión a su desarrollo y que nos hará plantearnos constantemente si volver a la superficie para asegurar o arriesgarnos y seguir explorando.

Además, en los pisos de los jefes finales no podremos escapar (al menos no con el objeto habitual que utilizaremos en el resto), por lo que pensaros muy bien si queréis desafiarles o no cuando lleguéis a sus escaleras, ya que son enfrentamientos largos y muy exigentes que requieren de cierta preparación, nivel y equipo (y a veces hasta de una configuración de clases adecuada).

A todo esto tenemos que sumarle una mecánica adicional y que le da un toque muy distintivo respecto a otros juegos del género: los Fuertes y los DOE. En muchos de los pisos de las mazmorras se nos permitirá construir una serie de fuertes (hay de muchos tipos distintos que nos darán unos efectos adicionales u otros) que bloquearán su diseño para que no cambien la próxima vez que volvamos. Además, podremos asignarles a los miembros de reserva que tengamos en nuestro gremio para que ganen experiencia a mayor velocidad, aunque su verdadera utilidad será la de contener a los temibles DOE para que no escapen a la superficie y ataquen el pueblo principal.

Los estados perjudiciales serán vuestra mejor arma contra los DOE.
Los estados perjudiciales serán vuestra mejor arma contra los DOE.

Cada vez que bajemos un piso en una mazmorra, si en ella hay un DOE (unos enemigos especiales y muy poderosos), este subirá uno, así hasta que se encuentre o bien con nuestro grupo o con uno de los fuertes que hayamos creado. Si en ese fuerte no hay nadie, lo destruirá y retrocederá, aunque si tenemos a personajes allí montando guardia tendremos la ocasión de combatir para intentar derrotarle. Lo bueno es que podemos planificar hasta una emboscada para que coincidan los cuatro miembros del fuerte y los cuatro de nuestro grupo principal, dándonos la posibilidad de luchar con ocho personajes a la vez.

La única forma de dañar a un DOE (que como habréis supuesto, es la reinvención que se ha hecho de los clásicos FOE de Etrian Odyssey) es provocarle un efecto adverso concreto al que sea débil, por lo que os tocará experimentar cada vez que os encontréis con uno nuevo para averiguar cómo acabar con él.

Esta mecánica al principio está bastante bien, obligándonos a entrenar y equipar a muchos miembros de nuestro gremio y a formar grupos capaces de provocar todo tipo de estados perjudiciales a la vez que planificamos cuánto gastar en fuertes y dónde construirlos para contener a los DOE, aunque en los compases más avanzados de la aventura se puede llegar a hacer algo pesado el tener que estar vigilando mazmorras de nivel inferior para acabar con monstruos que no nos aportan nada. Eso sí, os aseguramos que las batallas contra los DOE que se correspondan con vuestro nivel actual os van a hacer sudar.

La historia puede que sea muy simple, pero eso no nos va a quitar las ganas de seguir explorando nuevas mazmorras.
La historia puede que sea muy simple, pero eso no nos va a quitar las ganas de seguir explorando nuevas mazmorras.

Si bien de la historia no hemos dicho nada hasta ahora, esto se debe a que el argumento es algo totalmente secundario y no es más que una excusa para ponernos a explorar una mazmorra detrás de otra, por lo que no esperéis encontrar largos e interesantes diálogos ni una trama apasionante, aunque acabaremos empatizando fácilmente con sus personajes principales y su ligera narrativa funciona bastante bien sin llegar a molestar en ningún momento.

En total, llegar hasta los títulos de crédito es una tarea que jugando más o menos deprisa y corriendo nos llevará alrededor de 30 horas, aunque dada la naturaleza del juego y la gran cantidad de misiones secundarias que hay (ninguna demasiado interesante y todas con objetivos muy básicos), esta cifra se puede disparar fácilmente.

Gráficamente se trata de un título muy resultón, con unas geniales ilustraciones tanto para los escenarios como para los personajes, y unos buenos modelados para los héroes (al estilo cabezón) y los enemigos que le sientan como un guante al conjunto. Las mazmorras también están repletas de pequeños detalles, cuentan con una dirección artística de mucha calidad y son bastante variadas, aunque el efecto 3D no aporta nada y la tasa de imágenes por segundo suele sufrir cuando se juntan muchos enemigos en una misma habitación (aunque al ser un juego por turnos, esto no llega a afectar a la jugabilidad).

Se han recuperado los diseños de personaje de las entregas principales de la saga. Y nos encantan.
Se han recuperado los diseños de personaje de las entregas principales de la saga. Y nos encantan.

El sonido tampoco se queda atrás y Yuzo Koshiro (el compositor habitual de Etrian Odyssey) vuelve a regalarlos una buena colección de composiciones que se grabarán a fuego en nuestra memoria, donde destacan las remezclas que se han realizado para la ocasión de los temas clásicos de la saga (mucho ojo con la nueva versión de "Hoist the Sword with Pride in the Heart", el tema de los jefes finales de Etrian Odyssey III, simplemente perfecta). Los efectos tienen buena calidad y volvemos a encontrarnos con un título sin doblaje de ningún tipo. Eso sí, os avisamos que los textos no se han traducido al español, aunque con una carga narrativa tan ligera esto no debería causaros demasiado problemas a la que sepáis un mínimo de inglés.

Conclusiones

Etrian Mystery Dungeon no es para todo el mundo. Su elevado nivel de dificultad, su desarrollo pausado y estratégico, y la dedicación que requiere probablemente acabará con la paciencia de más de uno y de dos, pero si esto no os echa para atrás y, al igual que a nosotros, estas "barreras" lo único que hacen es motivaros más todavía a aceptar el desafío, aquí encontraréis un estupendo dungeon crawler roguelike (nos atrevemos a decir que el mejor de todos los existentes en Nintendo 3DS) que sabrá recompensaros con innumerables horas de diversión y un gran sentimiento de satisfacción a cada pequeño paso que deis.

Carlos Leiva
Redactor
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de Nintendo 3DS

Persona Q2: New Cinema Labyrinth - Análisis
Persona Q2: New Cinema Labyrinth - Análisis
Análisis
2019-06-04 17:53:00
Atlus vuelve a firmar otro gran spin-off de Persona con el que seguir disfrutando de la exploración de mazmorras con nuestros personajes favoritos.
Más Kirby en el reino de los hilos - Análisis
Más Kirby en el reino de los hilos - Análisis
Análisis
2019-03-04 15:28:00
La portátil de Nintendo recibe una versión con cambios sustanciales que transmiten sensaciones diferentes.
Etrian Odyssey Nexus - Análisis
Etrian Odyssey Nexus - Análisis
Análisis
2019-02-13 10:24:00
Etrian Odyssey regresa con una nueva entrega que busca convertirse en el homenaje definitivo a la saga y a sus fans.
Mario & Luigi: Viaje al centro de Bowser + Las peripecias de Bowsy - Análisis
Mario & Luigi: Viaje al centro de Bowser + Las peripecias de Bowsy - Análisis
Análisis
2019-01-21 10:22:00
Una nueva remasterización de un título clásico muy querido de DS llega a Nintendo 3DS.
Yo-Kai Watch 3 - Análisis
Yo-Kai Watch 3 - Análisis
Análisis
2018-12-05 17:10:00
Las criaturas de Level-5 se muestran más variadas que nunca en un juego en el que nunca para la acción ni la variedad.
Luigi's Mansion - Análisis
Luigi's Mansion - Análisis
Análisis
2018-10-19 17:30:00
Nintendo recupera uno de sus títulos más clásicos de GameCube y lo traslada de manera notable a su veterana portátil de doble pantalla.
Género/s: JRPG / Rol
PEGI +12
Plataformas:
Nintendo 3DS

Ficha técnica de la versión Nintendo 3DS

ANÁLISIS
8.2
  • Fecha de lanzamiento: 11/9/2015
  • Desarrollo: Spike Chunsoft
  • Producción: Atlus
  • Distribución: NIS America
  • Precio: 40,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Tarjeta
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
9.75

PUNTÚA
Etrian Mystery Dungeon para Nintendo 3DS

4 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir