Análisis de Code Name: S.T.E.A.M. (Nintendo 3DS)

Intelligent Systems vuelve a ofrecernos más estrategia de calidad para Nintendo 3DS con una nueva aventura que desprende personalidad y buen hacer.
Code Name: S.T.E.A.M.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
7.5
NOTA
8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión Nintendo 3DS.

¿Qué tienen en común Abraham Lincoln, una invasión de extraterrestres al más puro estilo Lovecraft, el steampunk, multitud de personajes provenientes de diferentes clásicos literarios e Intelligent Systems? La respuesta a esta extraña mezcla la tenemos en Code Name: S.T.E.A.M., la nueva propuesta en el mundo de la estrategia por turnos de los creadores de sagas tan veteranas y queridas como Fire Emblem y Advance Wars.

Si bien el resultado final no alcanza las cotas de excelencia de las dos series principales del estudio, lo cierto es que estamos ante un juego que sabrá ponernos a prueba constantemente y hacer que nos olvidemos de todo cuanto nos rodee hasta que cumplamos nuestra misión de salvar el mundo. Así pues, preparad vuestras Nintendo 3DS, ya que hay unos alienígenas esperando a que les pateen el trasero y unos héroes que necesitan nuestra ayuda para completar tan noble objetivo.

¡A todo vapor!

La cámara la podemos controlar con la pantalla táctil, los botones frontales o la palanca C de New Nintendo 3DS. Esta última alternativa nos ha parecido la más cómoda de todas.
La cámara la podemos controlar con la pantalla táctil, los botones frontales o la palanca C de New Nintendo 3DS. Esta última alternativa nos ha parecido la más cómoda de todas.

La historia de Code Name: S.T.E.A.M. nos lleva hasta el año 1865, en una realidad en la que los personajes históricos conviven con los de ficción de las obras literarias y en la que la tecnología de vapor ha evolucionado tanto que ha permitido que la humanidad progrese y se desarrolle con grandes máquinas muy avanzadas para la época.

PUBLICIDAD

Sin embargo, el caos y la destrucción han comenzado a apoderarse del mundo tras la llegada de unos misteriosos alienígenas dispuestos a acabar con la vida de nuestro planeta, lo que obliga al mismísimo Abraham Lincoln a crear un cuerpo especial de soldados de élite formado por multitud de héroes literarios.

Con esta alocada y prometedora premisa argumental iremos avanzando nivel tras nivel derrotando a innumerables enemigos mientras seguimos un guion que no ha sabido estar a la altura y que se convierte probablemente en uno de los puntos más flojos del juego, ya que ni su desarrollo ni sus personajes consiguen mantener el interés. Una pena que no se haya sabido explotar el potencial que desprendía su punto de partida.

Por suerte, esto pasa a ser un problema relativamente secundario gracias a lo cuidada y adictiva que resulta su jugabilidad, ofreciéndonos una mezcla muy particular entre Valkyria Chronicles, Advance Wars y XCOM: Enemy Unknown. Como suele ocurrir con los juegos de este género, los mapas se dividen en casillas por las que tendremos que mover a nuestras unidades.

En cada batalla solo podremos tener desplegados a cuatro personajes de forma simultánea, un número tan reducido que nos obligará a tener que coordinarlos para que trabajen juntos y en equipo, cubriéndose los unos a los otros constantemente. Una de las principales características de Code Name: S.T.E.A.M. la tenemos en la perspectiva desde la cual nos muestran la acción, ya que esta es en tercera persona, como si de un shooter se tratara. De hecho, aquí no nos limitaremos a seleccionar un blanco para que nuestras unidades ataquen, ya que tendremos que apuntar todos nuestros disparos.

El movimiento también es similar, ya que controlaremos a cada personaje directamente para moverlo por las casillas hasta las que pueda llegar según sus reservas de vapor (aunque este no se consumirá hasta que recibamos daños o realicemos alguna acción). Todo esto hace que se trate de un juego muy accesible, directo e intuitivo que todo el mundo entenderá rápidamente (incluso si no tiene experiencia en títulos de estrategia), ahorrándonos tener que pasar por los habituales menús y comandos del género.

Hablando del movimiento de los personajes, decir que el pilar fundamental sobre el que se sustenta la jugabilidad del juego lo tenemos en el vapor. Este recurso determinará tanto lo lejos que podemos llegar en cada turno como las acciones que podremos realizar, ya sea de forma activa o incluso pasiva para ejecutar contraataques durante el turno de los enemigos, por lo que saber administrarlo se convierte en algo fundamental y prioritario.

De este modo, estaremos constantemente calculando el vapor que necesitamos para hacer lo que queramos e incluso las consecuencias de gastar más o menos de cara a los próximos turnos (los personajes regeneran una cantidad determinada de vapor en cada uno, aunque el que no usen se guardará hasta llegar al límite permitido por la caldera que lleven equipada), lo que le añade una capa de profundidad muy interesante y con muchas posibilidades.

Hay muchos tipos de enemigos diferentes y cada uno de ellos nos obligará a desarrollar una estrategia distinta para derrotarlos, aunque todos tienen un punto débil. Si conseguimos impactar en él, recibirán muchísimo daño.
Hay muchos tipos de enemigos diferentes y cada uno de ellos nos obligará a desarrollar una estrategia distinta para derrotarlos, aunque todos tienen un punto débil. Si conseguimos impactar en él, recibirán muchísimo daño.

Finalmente, cada personaje contará con una técnica especial única que podremos utilizar una vez por mapa y que no nos consumirá ningún tipo de recurso. Estas son extremadamente poderosas y nos permitirán darle la vuelta a las situaciones más peliagudas, de modo que las misiones nos resultarán mucho más sencillas si encontramos el momento adecuado para utilizarlas.

En lo que respecta a nuestras unidades, no hay demasiadas entre las que escoger (una docena si no usamos figuras amiibo), aunque están muy bien diferenciadas gracias a sus técnicas especiales y a sus armas principales (únicas de cada personaje). Además del arma primaria, también podremos equiparles con una las secundarias (equipables por todos los héroes) que vayamos desbloqueando a medida que reunamos monedas en las misiones.

El último elemento con el que personalizar a nuestras unidades lo tenemos en las calderas, unos artefactos que determinarán nuestra capacidad para regenerar y almacenar vapor. Del mismo modo, también nos darán diferentes beneficios, como más ataque o defensa, aunque también pueden traer consigo algún penalizador.

Como podéis comprobar, el juego no ofrece demasiadas posibilidades para personalizar y evolucionar a nuestros personajes, y el poco progreso que tienen es demasiado lineal. Ni siquiera tiene un sistema de experiencia para subir niveles u obtener posibles mejoras, por lo que al final se siente insuficiente y ha conseguido que echemos de menos un desarrollo de héroes más flexible y profundo.

La guerra contra los aliens

La campaña principal para un solo jugador nos propone superar diferentes misiones divididas por sectores en unos mapas que nos han sorprendido por su gran verticalidad. El peligro puede venir prácticamente desde cualquier parte y tendremos muchísima libertad para movernos por el escenario, pudiendo aprovecharnos de pasos elevados para pillar desprevenidos a nuestros enemigos o utilizar estructuras como coberturas.

Las misiones son muy variadas e incluso podremos controlar tanques, cañones y hasta un gigantesco mecha.
Las misiones son muy variadas e incluso podremos controlar tanques, cañones y hasta un gigantesco mecha.

Todos ellos están muy bien diseñados y suelen ofrecernos muchas posibilidades de acción y situaciones siempre diferentes para evitarnos caer en la monotonía y en la repetitividad. Esto es algo que también se puede aplicar a los objetivos, ya que tan pronto estaremos intentando llegar a la salida de un mapa que realizando una escolta, enfrentándonos a un jefe final que hay que derrotar, rescatando rehenes o simplemente limpiando el escenario de enemigos.

Aquí nos vemos obligados a señalar lo tremendamente desafiante que resulta toda la aventura. Sí, Code Name: S.T.E.A.M. es uno de los títulos de estrategia por turnos más accesibles que hemos probado, pero su dificultad no tiene nada que envidiar a los pesos pesados del género, con momentos muy frustrantes que nos han hecho dar el 120% de nosotros mismos para salir victoriosos. Nuestros personajes reciben mucho daño y la cantidad de enemigos que saldrán a nuestro paso en cada nivel puede llegar incluso a abrumar. Encima, nunca nos podemos confiar, porque los aliens suelen generar refuerzos de la nada con frecuencia.

Si hay algo que os podemos asegurar es que mantener una estrategia demasiado conservadora es algo que no funciona demasiado bien, ya que rara será la misión que no se vaya complicando más y más con el paso de los turnos, así que intentad completarlas cuanto antes, aunque tampoco os expongáis demasiado si no queréis que las consecuencias sean letales para vuestros héroes.

Para aliviar nuestra odisea, se ha incluido un sistema original sistema de guardado que ha sabido convencernos. Repartidos por los mapas existen ciertos puntos de control que si tocamos nos permitirán guardar los progresos de la misión en la que estemos, aunque también se nos dará la oportunidad de pagar monedas para curar a nuestro personaje y rellenar sus reservas de vapor, o hacer lo mismo con todo el grupo. Para que no abusemos, cada punto de guardado se puede utilizar una única vez, por lo que en nuestra mano quedará el decidir si preferimos gastar nuestros ahorros en facilitarnos la misión o en conservarlos para obtener nuevas armas secundarias.

Los puntos de guardado nos facilitarán mucho la vida si estamos dispuestos a dejarnos unas cuantas monedas.
Los puntos de guardado nos facilitarán mucho la vida si estamos dispuestos a dejarnos unas cuantas monedas.

Algo que no nos ha gustado demasiado es lo a ciegas que vamos siempre la primera vez que jugamos cada misión, ya que nunca nos permiten echarle un vistazo previo al mapa para poder valorar qué equipo de personajes queremos mandar a la batalla y con qué armas. Esto en la primera mitad no es demasiado grave (a pesar de restarle algo de estrategia y obligarnos a escoger un grupo de forma más o menos aleatoria), pero en la segunda y especialmente en la recta final, nos veremos reiniciando más de un nivel por no tener el equipo ideal.

Un detalle muy interesante es el esfuerzo que se ha hecho para ofrecernos diferentes formas de jugar y darle valor rejugable a la aventura. Repartidos por los escenarios podremos encontrar unos engranajes necesarios para desbloquear nuevas calderas, aunque estos suelen estar colocados en posiciones que nos obligarán a tomar desvíos de la ruta principal, lo que puede acarrearnos problemas extras que seguro que los más expertos estarán encantados de afrontar, mientras que si solo queremos centrarnos en nuestro objetivo, nos bastará con pasar de ellos y conseguir solo los que entren dentro de nuestro camino.

A esto tenemos que sumarle un sistema que nos recompensará con monedas extras por pasarnos cada nivel sin bajas (tranquilos, aquí no hay muerte permanente, así que vuestros héroes estarán siempre listos para la batalla) y un número mínimo de turnos. De esta forma, siempre tendremos la opción de intentar pasarnos cada nivel completándolo al 100% o simplemente dedicarnos a llegar hasta el final sea como sea. Decir que las misiones son repetibles, de modo que podréis volver a ellas siempre que queráis.

Para llegar a algunos engranajes tendremos que usar habilidades de salto.
Para llegar a algunos engranajes tendremos que usar habilidades de salto.

Además de la campaña para un jugador, también se han añadido tres modos multijugador, tanto local como online. El primero de ellos es "A Vida o Muerte", donde nos enfrentaremos al equipo de otro usuario para derrotar a sus cuatro personajes. Por otra parte, en "Fiebre del oro" tendremos que apañárnoslas para conseguir más medallas que nuestro rival en solo cinco turnos. El último de ellos es "ABE contra ABE", el peor y más aburrido de todos, donde tendremos que pilotar un mecha en tiempo real para pegarnos de tortas contra el robot de otro jugador.

Los dos primeros modos nos han parecido muy interesantes, ya que cuentan con la peculiaridad de que nos imponen un tiempo límite para cada turno, por lo que las sesudas partidas para un jugador dan aquí paso a un enfoque más frenético en el que tendremos que pensar y ejecutar nuestros movimientos a una velocidad mucho mayor. También se agradece que las arenas de combate multijugador sean exclusivas, que tengan potenciadores únicos y que los personajes que utilicemos sean los de nuestra partida, con todo los desbloqueables que hayamos conseguido.

Para rematar, el juego también nos da la opción de crear torneos y participar en los de otros jugadores o en los oficiales que organice Nintendo, lo que nos dará la posibilidad de obtener títulos exclusivos. En definitiva, un multijugador curioso y entretenido, que cumple con su cometido de alargar la vida útil del título, aunque también es cierto que ha llegado a cansarnos antes de lo previsto.

El mundo como un cómic americano

A nivel visual Code Name: S.T.E.A.M. es un juego de contrastes con un apartado artístico muy particular a modo de cómic americano que no terminará de convencer a todo el mundo. Si bien es cierto que tras un rato jugando al final se le acaba pillando el gusto, también lo es que el conjunto resulta de lo más irregular, combinando personajes con diseños muy conseguidos con otros bastante mejorables, como los de los aliens, faltos de inspiración y carisma, restándole algo de interés a los enfrentamientos contra ellos. Esto es algo que también podemos aplicar a los escenarios, con localizaciones y mapas muy atractivos y repletos de detalles que se alternan con otros algo genéricos y faltos de chispa.

Gráficamente el juego es bastante bueno, aunque el apartado artístico nos pedirá que le demos una oportunidad antes de juzgarlo definitivamente.
Gráficamente el juego es bastante bueno, aunque el apartado artístico nos pedirá que le demos una oportunidad antes de juzgarlo definitivamente.

Eso sí, su apartado técnico es realmente bueno, ya que el cel shading que se ha utilizado hace que todo luzca estupendamente y nos traslade realmente a esa fantasía de cómic a la que el juego aspira. Los modelados son muy sólidos, los efectos son muy resultones, las texturas cuentan con una buena resolución y los escenarios suelen mantener un buen nivel. Además, todo se muestra con una nitidez digna de mención. En cuanto al efecto 3D, este no es nada del otro mundo y no llega a aportar demasiado a la experiencia, ya que le falta algo de profundidad.

Finalmente, el sonido nos deja una banda sonora más o menos variada que ambienta bien cada batalla, aunque tampoco esperéis una selección de temas de esos que se quedan grabados en la cabeza cuando apagáis la consola (aunque su canción principal nos ha gustado mucho y representa muy bien el espíritu del juego). Los efectos cumplen notablemente y el doblaje nos ha parecido bastante irregular (en inglés, con subtítulos en español), ya que ni la selección de voces ni las forzadas interpretaciones están a la altura.

Conclusiones

Code Name: S.T.E.A.M. es un buen juego de estrategia con una jugabilidad tan directa y accesible como desafiante que os tendrá, durante las 20 horas que dura, totalmente enganchados a vuestra Nintendo 3DS a poco que le deis una oportunidad. Por desgracia, su falta de opciones para desarrollar a nuestros personajes, su desaprovechada historia y la ausencia de información previa a cada misión, así como otros pequeños fallos, le impiden llegar más lejos.

A pesar de ello, la nueva obra de Intelligent Systems consigue brillar con luz propia, gracias a las muchas posibilidades que nos ofrece en todos y cada uno de sus capítulos, destacando con un diseño de niveles muy bueno y variado que nos obligará a utilizar la materia gris a plena potencia, como si fuera una de las calderas de vapor que utilizan estos héroes de la literatura clásica. El Presidente os necesita para defender la Tierra, ¿estáis listos para acudir a su llamada?

Carlos Leiva
Redactor
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de Nintendo 3DS

Persona Q2: New Cinema Labyrinth - Análisis
Persona Q2: New Cinema Labyrinth - Análisis
Análisis
2019-06-04 17:53:00
Atlus vuelve a firmar otro gran spin-off de Persona con el que seguir disfrutando de la exploración de mazmorras con nuestros personajes favoritos.
Más Kirby en el reino de los hilos - Análisis
Más Kirby en el reino de los hilos - Análisis
Análisis
2019-03-04 15:28:00
La portátil de Nintendo recibe una versión con cambios sustanciales que transmiten sensaciones diferentes.
Etrian Odyssey Nexus - Análisis
Etrian Odyssey Nexus - Análisis
Análisis
2019-02-13 10:24:00
Etrian Odyssey regresa con una nueva entrega que busca convertirse en el homenaje definitivo a la saga y a sus fans.
Mario & Luigi: Viaje al centro de Bowser + Las peripecias de Bowsy - Análisis
Mario & Luigi: Viaje al centro de Bowser + Las peripecias de Bowsy - Análisis
Análisis
2019-01-21 10:22:00
Una nueva remasterización de un título clásico muy querido de DS llega a Nintendo 3DS.
Yo-Kai Watch 3 - Análisis
Yo-Kai Watch 3 - Análisis
Análisis
2018-12-05 17:10:00
Las criaturas de Level-5 se muestran más variadas que nunca en un juego en el que nunca para la acción ni la variedad.
Luigi's Mansion - Análisis
Luigi's Mansion - Análisis
Análisis
2018-10-19 17:30:00
Nintendo recupera uno de sus títulos más clásicos de GameCube y lo traslada de manera notable a su veterana portátil de doble pantalla.
PEGI +12
Plataformas:
Nintendo 3DS

Ficha técnica de la versión Nintendo 3DS

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 15/5/2015
  • Desarrollo: Intelligent Systems
  • Producción: Nintendo
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 39,95 €
  • Jugadores: 1-4
  • Formato: Tarjeta
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
COMUNIDAD
8.56

PUNTÚA
Code Name: S.T.E.A.M. para Nintendo 3DS

19 votos
Flecha subir