Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Artículos
  3. ¿Cuál es la mejor película de Spider-Man de acción real? TOP 8

¿Cuál es la mejor película de Spider-Man de acción real? TOP 8

Después del estreno de Spider-Man: No Way Home, hacemos un top con las mejores y las peores películas del lanzarredes en acción real.
¿Cuál es la mejor película de Spider-Man de acción real? TOP 8
·

Spider-Man: No Way Home ha puesto punto y final a una nueva etapa del lanzarredes en la gran pantalla. Después de Tobey Maguire y Andrew Garfield, ahora le toca a Tom Holland despedirse como Spider-Man. Aunque aquí hay algo de trampa, porque el joven que dará vida a Nathan Drake en la adaptación de Uncharted estará involucrado en nuevos proyectos para Marvel y, por tanto, para la Casa del Ratón. Pero en lo que se refiere a su primera trilogía y su primera etapa, este es su final.

Con motivo del estreno de No Way Home, nos disponemos a realizar un top de las mejores y peores películas de Spider-Man de acción real. Es decir, aquí no encontraréis Spider-Man: Un nuevo universo a pesar de que es considerada por muchos como la obra definitiva del trepamuros de Stan Lee. Aquí, solo trataremos aquellos proyectos cinematográficos que sean de carne y hueso, para que nos entendamos.

PUBLICIDAD

Vamos con ese top que nos ha costado sudor y lágrimas de hacer, porque clasificar las películas de Spider-Man de peor a mejor no es una tarea sencilla, teniendo en cuenta que muchas de ellas tienen momentos de lo más disfrutables o pasan a ser, directamente, placeres culpables por el amor incondicional que tenemos a nuestro amigo y vecino.

8. Spider-Man 3 (2007)

Spider-Man 3

  • Duración: 140 min.
  • Director: Sam Raimi

Lamentamos empezar el top con una película de Sam Raimi, creednos, pero es que no hay por dónde coger la tercera pieza de su trilogía original con Tobey Maguire. Después de presentar al Duende Verde (Willem Dafoe) y al Doctor Octopus (Alfred Molina), Raimi se vino arriba y quiso introducir un par de nuevos villanos a la vez, sumándole un nuevo Goblin que vendría interpretado por un James Franco con ganas de venganza. Las historias e incorporaciones del Hombre de Arena (Thomas Haden Church) y Venom (Topher Grace) no terminaron de cuajar en absoluto.

El simbionte fue criticado duramente por haberse permitido tantas licencias con respecto a los cómics (y por tener una animación demasiado pésima) y el antagonista de Haden Church se quedó demasiado corto en comparación a sus compañeros de anteriores películas. Ha pasado a la posteridad gracias a sus memes, sobre todo con el bailoteo de Peter Parker. Pero, en corto, es una cinta para olvidar.

7. The Amazing Spider-Man (2012)

The Amazing Spider-Man 2

  • Duración: 136 min.
  • Director: Marc Webb

Los inicios de Andrew Garfield como Spider-Man no es que fueran precisamente bien en crítica, a pesar de que la cinta no funcionó nada mal en taquilla. Veníamos de un lanzarredes muy diferente interpretado por Tobey Maguire, con un fondo y una fuerza interpretativa mucho mayores que las que Garfield traía bajo el brazo (hay que tener en cuenta que por aquel entonces el actor todavía estaba arrancando, eso sí).

Marc Webb no logró dar con las mismas teclas que Sam Raimi y presentó una historia demasiado vacía, repetitiva y sin apenas alma como para calar en el público. No es que Garfield estuviera espantoso, es que la trama no acompañaba en absoluto. Por lo menos, Emma Stone estaba igual de estupenda que siempre y las secuencias de combate tampoco estaban nada mal.

6. Spider-Man: Lejos de casa (2019)

  • Duración: 129 min.
  • Director: Jon Watts

La trilogía de Tom Holland está siendo, ahora mismo, más reivindicada que nunca gracias al pelotazo que está siendo Spider-Man: No Way Home, pero a decir verdad no todas las cintas de esa serie de proyectos firmados por Watts son salvables. No es que Lejos de casa sea un desastre en todos los sentidos, porque amplía de forma correcta el Universo Cinematográfico de Marvel, ofrece una historia correcta muy ligada a Iron Man y muestra a un Peter Parker más maduro (sin llegar a esa etapa de madurez que alcanza con la mencionada No Way Home).

Sin embargo, puede que el principal problema de la película sea ese, que Spider-Man: Lejos de casa es más una expansión del UCM en sí que una obra del trepamuros pura. A Marvel Studios se le fue un poco la mano con los ingredientes en este cóctel y pecó en demasía de querer ampliar horizontes utilizando, esta vez, a Spider-Man como gancho. Jake Gyllenhaal interpreta a un Mysterio impecable, y Samuel L. Jackson vuelve por la puerta grande, pero eso no es lo que se busca en un largometraje de Spider-Man. Por lo menos, no lo que buscamos nosotros.

5. The Amazing Spider-Man 2: El poder de Electro (2014)

The Amazing Spider-Man

  • Duración: 142 min.
  • Director: Marc Webb

Sí, seguramente os habréis quedado muy sorprendidos después de ver a The Amazing Spider-Man 2 tan arriba, después de que la primera película de Andrew Garfield haya quedado casi la peor de la lista en general. La secuela de The Amazing Spider-Man fue el golpe de gracia para poner punto y final al proyecto de Marc Webb al frente de la nueva etapa del trepamuros de Stan Lee. No funcionó demasiado bien en taquilla (los que no quedaron convencidos con la primera no repitieron) y hay en el aire varios problemas que Garfield tuvo con Sony.

No obstante, si lo miramos en perspectiva y después de ver No Way Home, The Amazing Spider-Man 2 superó con creces a la primera entrega, introdujo nuevos villanos con grandísimo acierto (con un Duende Verde de Dane DeHaan brillante, dándole otro enfoque diferente al de Willem Dafoe con una brutal personalidad) y la obra supuso el salto a la madurez de Peter Parker a través de una pérdida inmensa que hasta nos dejó sin aire a nosotros mismos cuando vimos la película en el cine. Puede que no tenga el mejor guión del mundo, pero es una aventura de cómic de lo más disfrutable y sirve para reivindicar que ni Sam Raimi lo hizo perfecto, ni Marc Webb lo hizo tan mal.

4. Spider-Man: Homecoming (2017)

  • Duración: 133 min.
  • Director: Jon Watts

Aunque Lejos de casa se fuera por las ramas, Spider-Man: Homecoming es una de las mejores películas de orígenes que tiene el Universo Cinematográfico de Marvel. Jon Watts, a sabiendas que el público general ya conoce de sobra a Spider-Man, va directo al grano y presenta a Tom Holland como Peter Parker de forma más directa, sin florituras. Y con un ADN de los cómics extremadamente presente.

Conta con Michael Keaton como villano principal, para más inri, es un puntazo que solo suma puntos a la función. Sí, Iron Man también estaba presente aquí, pero más a modo de guía y mentor que otra cosa, sin la sobrecarga de Marvel que Lejos de casa presenta. Tom Holland se convirtió con este largometraje en el Spider-Man de una nueva generación, y posiblemente en el más popular viendo el impacto que tienen actualmente las cintas de superhéroes en comparación a las "antiguas" (que hasta suena raro decirlo así teniendo en cuenta que son de principios del siglo XXI).

3. Spider-Man: No Way Home (2021)

  • Duración: 148 min.
  • Director: Jon Watts

Como ya os hemos contado en nuestra crítica sin spoilers, sobran las palabras para esta película. Jon Watts ha firmado la que posiblemente sea la película más importante de Spider-Man hasta la fecha, por lo que supone en su concepto de unir a personajes de Spider-Man de diversos universos en uno solo, y ha abierto la puerta a infinitas posibilidades para Marvel.

No Way Home es la etapa final de Tom Holland como el Spider-Man que hemos conocido hasta ahora. El pasado, el presente y el futuro se dan la mano en este proyecto de puro fan service que, sin embargo, logra tocar en los puntos correctos para construir un proyecto la mar de divertido, correcto y que sin duda pasará a la historia. Intentad ir a verla sabiendo lo menos posible sobre ella, porque es en sus secretos y sorpresas donde reside la verdadera magia.

2. Spider-Man (2002)

Spider-Man

  • Duración: 121 min.
  • Director: Sam Raimi

Sam Raimi dejaba el terror y la serie B a un lado para aventurarse a abrir el melón del cine de superhéroes, tal y como lo conocemos ahora, en la gran pantalla. Marvel Studios no sería lo que es sin películas como esta. Tobey Maguire se enfundaba en el traje de Spider-Man por primera vez en una película de orígenes de corte más clásico, pero con un guión un tanto más adulto que ayudaba a enfocarla mejor, sin que se hiciera bola ni nada por el estilo.

James Franco, Kirsten Dunst, J.K. Simmons o la misma Rosemary Harris compartían escena con Maguire para impulsar el largometraje al estrellato. Qué decir del maravilloso Duende Verde de Dafoe, cuya interpretación ha valido, igual que Spider-Man 3, para ser carne de meme y burla en los lares de internet pero que en realidad supura talento por sus cuatro costados. Oscura, directa, con sus ligeras dosis de humor y con un lanzarredes que nos enamoró.

1. Spider-Man 2 (2004)

  • Duración: 127 min.
  • Director: Sam Raimi

Indiscutiblemente, la mejor película de Spider-Man hasta la fecha. Alfred Molina y Tobey Maguire, acompañados de una Kirsten Dunst siempre más que bien en esta trilogía, brindan una obra con unas escenas de acción que a día de hoy siguen maravillando a los especialistas en efectos especiales. Spider-Man 2 es una cinta redonda que hasta podría funcionar como película independiente del lanzarredes sin necesidad de estar ligada a nada.

Sam Raimi perfeccionó la fórmula de la primera entrega pero, posteriormente, se confió y terminó por firmar la trilogía con una última pieza que se pasó de ambiciosa. Menos mal que siempre nos quedará esta Spider-Man 2 que hasta arrasó en el mundo de los videojuegos.

PUBLICIDAD

Más sobre Cine

Comentarios: 4
RANDOM
Flecha subir