Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Artículos
  3. China ya es el principal mercado cinematográfico del mundo

China ya es el principal mercado cinematográfico del mundo

El país asiático supera a Estados Unidos en 2020, convirtiéndose en el mercado con mayor recaudación en cines. La pandemia de coronavirus ha acelerado una tendencia que se estaba viendo hace años.
China ya es el principal mercado cinematográfico del mundo
·

Síguenos

Era algo que se veía venir teniendo en cuenta las tendencias del mercado y el impacto de los blockbuster en el país, pero este 2020, marcado por la pandemia de coronavirus, ha terminado por constatarlo: China ya es el mercado más importante en la industria cinematográfica. Tras los últimos datos, que los confirma The Hollywood Reporter, China ha superado los 1998 mil millones de dólares en recaudación, sobrepasando los 1937 mil millones de Norteamérica. La brecha y la distancia entre ambas regiones será aún mayor conforme nos acerquemos a final de año, y se espera, según varios análisis, que la diferencia se mantenga hasta bien entrado 2021.

Un mercado creciente y otro damnificado por el coronavirus

PUBLICIDAD

Los análisis venían destacando este hecho desde hace tiempo. Más tarde o más temprano, China acabaría sobrepasando a Norteamérica como el principal mercado cinematográfico del mundo. El país más poblado de la Tierra algún día encabezaría las listas mundiales, por encima o muy por encima de otros territorios, pero es que los resultados ofrecidos representan un cambio histórico. Para las principales majors de Hollywood, América del Norte ha sido el centro de sus estrenos y sus grandes campañas publicitarias en la distribución del último blockbuster o del taquillazo de turno. Ha sido el eje de la taquilla mundial desde los albores del negocio del cine, el motor que todo lo ha movido en el séptimo arte. Pero la pandemia de coronavirus ha acelerado el cambio, un aspecto del que ya hemos hablado en Vandal Random.

Como remarcan algunos analistas, gracias a la contención efectiva de COVID-19 en China, las decenas de miles de salas de cine del país están operando al 75% de su capacidad, un hecho que ha motivado a los espectadores a visitar de nuevo los centros comerciales y multisalas. Al contrario que en Occidente, el ritmo de estrenos y reestrenos en China es muy alto, más y cuando hay una gran producción propia y nacional que nutre de variedad las cintas disponibles en cartelera. El público ha respondido en consecuencia, pese a las reticencias iniciales y los cierres parciales a mediados de año, y semana tras semana acude en masa a disfrutar del cine en pantallas de todo el país.

Entre los factores que han ayudado a que la recaudación china sea muy lustrosa en comparación a la actual situación norteamericana está The Eight Hundred, la colosal película china ambientada en la Segunda Guerra Mundial. No solo es la película de mayor éxito en China, es también el film más taquillero de 2020, habiendo recaudado 460 millones de dólares frente a los 426 millones de Bad Boys for Life, la película de la saga de Will Smith que ha sido lo más taquillero en Estados Unidos y en el mundo, por encima de Tenet. Pero para que comprendáis la buena salud del mercado chino, hay que destacar que hace escasos días, durante el pasado fin de semana, My People, My Homeland sobrepasó la barrera de los 360 millones desde que se estrenó hace algo más de dos semanas.

China podría aumentar más su diferencia con el mercado norteamericano en los próximos meses

Estados Unidos no levanta cabeza

La situación contrasta con la vista en Estados Unidos. Tras el cierre de la cadena Cineworld y las dudas que se arremolinaron sobre AMC, la industria del cine reaccionó llamando a la calma. Pero nada más lejos de la realidad. Viuda Negra de Marvel Studios y Sin tiempo para morir de Universal y MGM decidieron aplazar sus estrenos de noviembre a 2021, un hecho que ha sido la puntilla para otras cadenas de cines y salas como IMAX. Sin paliativos: el estado de la taquilla norteamericana es terrible y no parece que vaya a mejorar en los próximos meses.

Hablamos de un mercado con un buen número de cines y salas cerradas, con estados que tienen altas tasas de infección y con un clima político y social muy inestable por las próximas elecciones presidenciales de noviembre y una serie de problemas arrastrados desde hace tiempo que se han agravado en los últimos tiempos. Para muchos analistas, el daño causado al modelo cinematográfico nacional podría volverse permanente si no se toman medidas, y de hecho, podría agravarse. La escalada de la agitación política entre Washington y Beijing tras las tensiones promovidas por la administración Trump en la guerra comercial mantenida con el país comunista pueden pesar como una grave losa al producto cinematográfico, pues paradójicamente, China es el único gran mercado capaz de asimilar los grandes estrenos de las majors de Estados Unidos.

Alberto González
china
estados unidos
hollywood
industria
mercado
PUBLICIDAD

Más Reviews

Más sobre Cine

Comentarios: 0
RANDOM
Flecha subir