El primer año

Repasamos cómo fue el catálogo de juegos del primer año de las consolas de sobremesa de las últimas dos décadas, y así descubrir si estos primeros meses de Xbox One y PlayStation 4 están siendo tan pobres como se dice.
El primer año
·

Tanto a Xbox One como a PlayStation 4 todavía le quedan unos tres meses para cumplir su primer año de vida, pero aprovechando la calma antes de la tempestad, antes de que comience la lluvia de lanzamientos de otoño y navidades, hemos querido realizar un pequeño artículo de investigación. ¿Es tan malo el catálogo de ambas consolas en su primer año como se está diciendo?

La última moda de los debates entre plataformas: 'Una única raza dominará el mundo de los videojuegos, aceptadlo cuanto antes consoleros, no hay nada que hacer...'
La última moda de los debates entre plataformas: 'Una única raza dominará el mundo de los videojuegos, aceptadlo cuanto antes consoleros, no hay nada que hacer...'

Está claro que es algo que va por barrios, por gustos y depende de muchos factores: de si te has desprendido de Xbox 360 o PlayStation 3 para hacerte con sus sucesoras, de si solo te alimentas de juegos triple A y aborreces los indie, o de si solo te motivan realmente los juegos exclusivos de Sony y Microsoft, ya que tienes un PC potentísimo cual master race, para disfrutar de los juegos multiplataforma en las mejores condiciones.

En internet hay una práctica muy habitual que consiste en que a base de repetir muchas veces una mentira intentar que esta se convierta en verdad, lo que junto a una memoria selectiva, capaz de acordarse solo de lo que interesa, genera en ocasiones opiniones parciales y que no siempre se ajustan del todo a la realidad. Por tanto, para saber si este primer año de PlayStation 4 y Xbox One, en cuanto a lanzamientos, está siendo tan flojo como se dice, que mejor que echar la vista atrás y compararlo con el primer año de otras muchas consolas.

¿Están saliendo menos y peores juegos para PlayStation 4 que los que se lanzaron en los primeros meses de las anteriores PlayStation? ¿Son estos primeros pasos de Xbox One peores que los de Xbox 360, en lo que a calidad y cantidad de juegos se refiere? Por ello hemos querido hacer un repaso a la historia de los últimos 20 años de las consolas de sobremesa, y ver cómo fue el catálogo del primer año de las más importantes, y comprobar si este arranque, históricamente, suele ser tan flojo siempre.

Para ello hemos tomado como referencia las fechas de lanzamiento de Estados Unidos, ya que antaño había importantes diferencias entre que se ponía a la venta una consola en Japón y Norteamérica hasta que llegaba a Europa. Una larga y tensa espera para el jugador europeo que se compensaba con muchos y mejores juegos el día D, que se habían lanzado durante los anteriores meses en el resto de mercados, y que en Europa se convertían en títulos de lanzamiento.

El primer año

El caso de Xbox One y PlayStation 4 es excepcional para el jugador europeo, y quizá en parte culpable de esa percepción generalizada de que está siendo un primer año muy flojo en cuanto a lanzamientos. Esto se debe a que por primera vez se ha producido un lanzamiento simultáneo en Europa y Estados Unidos de dos nueva consolas, todo un relevo generacional, y no solo eso, sino además adelantado al mercado japonés, al contrario de anteriores generaciones, que había diferencias de meses, y cuando las consolas llegaban al viejo continente, lo hacían cargadas de unos cuantos juegos.

Quizá hemos echado la vista demasiado atrás, pero aunque al menos sirva de curiosidad, hemos querido empezar con la generación de 16 bits, Mega Drive y Super Nintendo, una época idolatrada por muchos, y que cuesta más que ninguna recordar, por lo que seguro que os lleváis alguna sorpresa, de títulos que pensabais que salieron en el primer año, y no lo hicieron. También aclarar que no vamos a mencionar uno por uno todos los juegos que se lanzaron para cada consola en su primer año, tan solo los que por diversas razones consideramos más destacables o importantes. Que disfrutéis de este nostálgico paseo.

Mega Drive

La consola de 16 bits de Sega, que acabó vendiendo unos 40 millones de unidades en todo el mundo, se lanzó en Japón un 29 de octubre de 1988, unos tres años después de su anterior hardware, la Master System de 8 bits. Casi un año después, el 14 de agosto de 1989 llegaba a Estados Unidos, y en Europa se retrasaría más de un año, el 30 de noviembre de 1990.

Como hemos dicho antes para elaborar este reportaje hemos tomado como referencia las fechas de lanzamiento norteamericanas, y a la salida a la venta de Mega Drive en Estados Unidos, conocida allí como Sega Genesis, la acompañaron juegos como Altered Beast, el clásico de recreativas en una adaptación aceptable, Space Harrier II, diseñado por el mítico Yu Suzuki, Super Thunder Blade, una matamata producido por Yuji Naka, el creador de Sonic, Thunder Force II, perteneciente una celebrada saga de matamarcianos que alcanzó su cenit con el soberbia cuarta entrega lanzada en 1992, y Last Battle, un juego basado en el manga El Puño de la Estrella del Norte, que en Occidente no pudo contar con la licencia y fueron sustituidos los nombres y los sprites por otros personajes.

Golden Axe (1989) de Sega AM7.
Golden Axe (1989) de Sega AM7.

Al mes siguiente, en septiembre, se lanzan otros tres juegos bastante recordados por los jugadores de Mega Drive, ya que fueron incluidos en múltiples recopilatorios: Super Hang-On, el arcade de motos de Yu Suzuki, World Championship Soccer, el juego de fútbol conocido en Europa como World Cup Italia '90 en el que podías marcar tranquilamente 30 goles por partido, y el clasicazo de Capcom de dificultad endiablada Ghouls 'n Ghosts. Como veis en estos primeros meses la consola se nutre de muchas adaptaciones arcade, y no contaba apenas con juegos en exclusiva realizados para ella. En noviembre llega otra genial adaptación de un juego arcade de Capcom bastante olvidado como Forgotten Worlds, y casi acabando el año, el 2 de diciembre, llega The Revenge of Shinobi, y el día 22 del mismo mes el mítico Golden Axe.

Unos primeros meses en los que no se lanzaron demasiados juegos, pero sí algunos que luego fueron muy recordados dentro del catálogo de la consola. 1990 empezaba con la llegada del frustrado aspirante a mascota de Sega, Alex Kidd in the Enchanted Castle, y entre primavera y verano se lanzan juegos como Phantasy Star II, The New Zealand Story, After Burner II, Columns, Strider y ESWAT: City under Siege. ¿No echáis a alguien de menos, quizá a un erizo azul?

Hasta el propio Sonic nos lo dice moviendo el dedo, no, Sonic the Hedgehog no salió en el primer año de Mega Drive.
Hasta el propio Sonic nos lo dice moviendo el dedo, no, Sonic the Hedgehog no salió en el primer año de Mega Drive.

Pues sí, Mega Drive cumplió su primer año en Estados Unidos, en agosto de 1990, y todavía no se había lanzado uno de sus juegos más importantes y que mucha gente da por hecho que sino fue título de lanzamiento, al menos sí del primer año: Sonic the Hedgehog. El primer juego de la que sí se convertiría en la mascota de Sega se lanzó un 23 de junio de 1991, tanto en Estados Unidos como en Europa, y ni siquiera en el viejo continente fue título de lanzamiento, ya que Mega Drive se había lanzado seis meses antes. No es el único caso de juego que recordamos como de primer año pero que no lo es, ya que un clásico como Castle of Illusion Starring Mickey Mouse se puso a la venta el 20 de noviembre de 1990, más de un año después del lanzamiento de la consola en USA, aunque en Europa sí llegó a tiempo para arropar a la consola en las tiendas en sus primeros días de vida.

Super Nintendo

‘El cerebro de la bestia’ se lanzó en Japón el 21 de noviembre de 1990, dos años después de su competencia directa, la Mega Drive, llegando a Estados Unidos el 23 de agosto de 1991 y a Europa el 6 de junio de 1992, alcanzando en todo el mundo a lo largo de su vida los 49 millones de unidades vendidas, 9 millones más que la consola de 16 bits de Sega. Llegó a las tiendas con tan solo cinco juegos, pero ojo qué juegos: F-Zero, Gradius III, Pilotwings, SimCity y la obra maestra Super Mario World, uno de los mejores juegos de la historia, que por sí solo justificaba la adquisición de la consola desde el primer día, al igual que pasó años después con Nintendo 64 y Super Mario 64.

Apenas una semana después, el 1 de septiembre de 1991, llegaba una nueva hornada de juegos, con títulos tan buenos como Final Fight, Super R-Type y U.N. Squadron. Qué tiempos aquellos, cuando los matamarcianos eran un género de referencia, y Capcom estaba en plena forma, lanzando joya tras joya en las consolas de 16 bits. En noviembre llegaron juegos tan recordados de la consola como Super Tennis, Super Ghouls 'n Ghosts, ActRaiser y Final Fantasy II (Final Fantasy IV realmente, y que como tantos otros grandes RPG de Squaresoft para esta consola no pudimos catar en Europa). Antes de que acabara al año, en diciembre, sale otro de sus grandes clásicos: Super Castlevania IV. Capcom, Konami y Square como compañías de referencia, igualito que ahora...

Ya en 1992 empezábamos el año con otros dos matamata como Earth Defense Force y Parodius (es curioso como el primer año de Super Nintendo estuvo plagado de grandes matamarcianos), y la adaptación arcade del divertido juego protagonizado por cavernícolas Joe & Mac Caveman Ninja. Se sigue produciendo un lento goteo de lanzamientos con títulos como Sensible Soccer, Lemmings y The Addams Family, y en abril salen dos grandes juegos como Super Adventure Island y Contra III: The Alien Wars, y uno de los mejores juegos de Super Nintendo: The Legend of Zelda: A Link to the Past. Junto a Super Mario World, un usuario que se hubiera comprado la Super Nintendo en su primer año ya había disfrutado de dos de los mejores juegos de la historia.

Y lo mejor todavía no había acabado, ya que antes de que Super Nintendo cumpliera su primer año llegaban Super Star Wars, The Legend of the Mystical Ninja, Magic Sword, Teenage Mutant Ninja Turtles: Turtles in Time y otro de los títulos más importantes de la historia de los videojuegos: Street Fighter II: The World Warrior. En tan solo un año Super Nintendo había conseguido tener una serie de juegos que ya justificaban su compra, en una época muy diferente, en la que Nintendo sí estaba fuertemente arropada por las third-party, que por mucho que algunos ‘nintenderos’ quieran autoconvencerse, hasta hace no mucho, siempre fueron muy importantes en el catálogo de las consolas de Nintendo.

PUBLICIDAD

Por tan solo unos pocos días, una semana después de que se cumpliera el primer aniversario de la consola, y por eso es justo mencionarlo, el 1 de septiembre de 1992 llega Super Mario Kart, otra de las joyas de la consola y un juego inolvidable.

Sega Saturn

Sega Saturn fue de color negro en USA y Europa, mientras que en Japón primero fue gris y luego se lanzó un modelo blanco.
Sega Saturn fue de color negro en USA y Europa, mientras que en Japón primero fue gris y luego se lanzó un modelo blanco.

La llamada generación de los 32 bits y de los gráficos poligonales se estrenaba un 22 de noviembre de 1994 en Japón con Sega Saturn, un mes antes que su competencia y a la postre verdugo, la PlayStation de Sony. A Estados Unidos llegó el 11 de mayo de 1995, y a Europa un par de meses después, el 8 de julio del mismo año. El arranque de Sega Saturn no se puede decir que fuera muy brillante, y aunque por aquellos día todos alucinábamos con la novedad que suponían los juegos poligonales, a una gran mayoría de ellos el tiempo los ha puesto en su sitio, y al contrario que los juegos realizados a base de sprites de Mega Drive y Super Nintendo, que en muchos casos son igual de disfrutables hoy en día, muchos de los primeros juegos de la generación de los 32 bits han envejecido fatal.

Quizá por las prisas de adelantarse a la nueva consola de Sony, Sega Saturn llegó un poco pelada de juegos a su lanzamiento, y sin duda lo más destacable fue Panzer Dragoon, todo un clásico ‘seguero’, y el simpático Clockwork Knight. No sería hasta septiembre y octubre cuando llegaron algunos juegos interesantes como el plataformas 2D Rayman, la aventura gráfica Myst, y la conversión del primer Virtua Fighter. A modo de curiosidad, ahora que tanto se ataca a Xbox One y PlayStation 4 de estar recibiendo conversiones y refritos de la anterior generación, no está de más recordar que esto ya ocurrió en el caso de Sega Saturn. Juegos como Mortal Kombat II, Virtua Racing, NBA Jam, Theme Park o Earthworm Jim 2 llegaron a la consola de 32 bits sin apenas novedades respecto a lo que se había visto en las consolas de 16 bits.

Panzer Dragoon II Zwei (1996) de Team Andromeda.
Panzer Dragoon II Zwei (1996) de Team Andromeda.

A tiempo para la campaña navideña, en diciembre, justo antes de terminar el año, llegaban tres joyitas de la consola. El estupendo título de lucha Virtua Fighter 2 con Yu Suzuki a la cabeza, el juego de pistola Virtua Cop, perteneciente a un género que se ha perdido en los últimos años, y Sega Rally Championship, un juego de coches mítico que llegó por los pelos en 1995, lanzado en una fecha un tanto extraña, un 28 de diciembre. Seguro que nadie se quejó por esto claro, un auténtico juegazo y de lo mejor que tuvo el catálogo de la consola. El año no arrancaba nada mal con la llegada de otro clásico de Saturn como Guardian Heroes, el recordado beat 'em up de Treasure. En marzo se lanzaba con unos meses de retraso respecto a la competencia otro gran juego como Wipeout, y en abril llegaba sin duda uno de los mejores juegos de la consola: Panzer Dragoon II Zwei.

De esta manera Sega Saturn cumplió su primer año, y por mencionar un juego que se quedó por ‘poco’ fuera de este primer aniversario, tenemos Nights into Dreams..., el clásico del Sonic Team que se lanzó en agosto de 1996 junto a un aparatoso y original mando. Sega Saturn vendió a lo largo de su vida tan solo 9.5 millones de unidades, una gran mayoría de estas en Japón donde tuvo un catálogo más que respetable, y se convirtió sin duda en el principio del fin de Sega, aunque ya había comprado unos cuantos boletos con experimentos como el Mega-CD o el 32X.

PlayStation

En un mercado de los videojuegos de sobremesa dominado por Nintendo y Sega durante años, Sony quiso probar suerte y acabó cambiando la historia de los videojuegos para siempre. Haciendo muchas cosas bien, frente a la competencia que hizo unas cuantas mal, consiguió vender a lo largo de su vida 102 millones de unidades, convirtiéndose en su momento en la consola de sobremesa más vendida de la historia, hasta la llegada de su sucesora. PlayStation se lanzó el 3 de diciembre de 1994 en Japón, el 9 de septiembre de 1995 en Estados Unidos, y unos días después, el 29 del mismo mes en Europa.

Entre los juegos de lanzamiento, no muy numerosos, tuvimos el juego de lucha Battle Arena Toshinden, el plataformas con la mascota de Ubisoft que ha llegado hasta nuestros días, Rayman, y dos conversiones arcade de Namco como Air Combat y Ridge Racer. Una compañía nipona que por entonces se encontraba en plena forma gracias a grandes juegos poligonales que nos dejaron con la boca abierta en los salones recreativos, y cuyo decidido apoyo a PlayStation fue decisivo en el éxito de la consola.

En noviembre y justo para la campaña navideña, al contrario de Sega Saturn que sus grandes juegos para esas fechas llegaron por los pelos en diciembre (Virtua Fighter 2, Sega Rally), se lanzaron Twisted Metal, un juego que nunca ha triunfado en Europa pero que le encanta al público norteamericano, Tekken, la primera entrega de una saga mítica y de las más importantes del universo PlayStation, el clásico Doom, el matamarcianos en entorno tridimensionales Warhawk, que fue resucitado años después para PlayStation 3, y dos juegos tan emblemáticos dentro del catálogo de la consola como Destruction Derby y Wipeout. Obra de una Psygnosis muy importante para la primera PlayStation ahora convertida en un estudio de Sony (SCE Studio Liverpool), esta compañía ayudó a abrir el mercado a otro tipo de público con juegos que demostraban que esto de los videojuegos no solo era para niños, y también podías disfrutar de esta afición sin avergonzarte siendo joven y moderno, incluyendo en sus juegos la música electrónica que sonaba en el momento.

Muchos usuarios están pidiendo el regreso de este simpático personaje.
Muchos usuarios están pidiendo el regreso de este simpático personaje.

Es en marzo cuando arranca otra de las sagas más importantes para la consola con la llegada del primer Resident Evil, un exitazo que llegaría más de un año después a PC y Saturn, cuando ya era tarde para la consola de Sega y parte del daño ya estaba hecho. Antes de cumplir su primer aniversario, en agosto se lanzaba Tekken 2, un auténtico juegazo de lucha, y unos pocos días después el curioso Die Hard Trilogy, que repasaba con desparpajo la trilogía de películas protagonizadas por Bruce Willis. Justo en el día que PlayStation cumplía su primer año, el 9 de septiembre de 1996, se lanzaba otro de los icono de la consola: Crash Bandicoot, al que no somos pocos los que le echamos de menos y nos gustaría ver de vuelta.

Nintendo 64

Aunque con los 64 bits por bandera, la nueva consola de Nintendo llegó para competir con la generación de los 32 bits de Sega y Sony, y entre otros errores, como el uso cartuchos costosos y limitados en capacidad frente a los eficaces CD de la competencia, está el hecho de que llegó a la batalla un poco tarde. Concretamente el 23 de junio de 1996 a Japón, el 29 de septiembre a Estados Unidos y ya en 1997, el 1 de marzo, a Europa, vendiendo en todo el mundo casi 33 millones de unidades, triplicando a Sega Saturn, pero muy lejos del éxito de PlayStation.

En uno de los lanzamientos más atípicos que recordamos, y que luego se volvió en una constante en la vida de la consola, la falta de variedad y cantidad de títulos respecto a la competencia, Nintendo 64 se lanzó con tan solo dos juegos al mercado, pero vaya juegos: Pilotwings 64 y Super Mario 64, este último considerado unánimemente como uno de los mejores juegos de la historia, y que causó un enorme impacto, tanto dentro del género de los plataformas como fuera de él. Tanto es así que te podías comprar la consola solo por él y haberla amortizado perfectamente, un imprescindible de la época junto a la llegada de otro título mítico dos años después: The Legend of Zelda: Ocarina of Time.

No es hasta noviembre cuando llega una nueva tanda de juegos con algunos títulos bastante queridos, como el juego de motos acuáticas Wave Race 64, la lucha de Rare con Killer Instinct Gold, y para cerrar el año en diciembre se lanzaron Star Wars: Shadows of the Empire y Cruis'n USA. Habría que esperar a febrero para disfrutar del siguiente bombazo de la consola, Mario Kart 64, que encima no llegaba solo, ya que se lanzaba también Turok: Dinosaur Hunter, un shooter muy celebrado por los usuarios de la consola.

Goldeneye demostraba que sí se podían hacer buenos juegos de acción en primera persona en consola.
Goldeneye demostraba que sí se podían hacer buenos juegos de acción en primera persona en consola.

En marzo llegaba una conversión más de un clásico como Doom 64, y ya en julio otros dos grandes juegos muy recordados del catálogo como Star Fox 64 y International Superstar Soccer 64. Antes de cumplir su primer año, el 25 de agosto, llegaba otro de los juegos más importantes y recordados de Nintendo 64, que marcó un antes y un después en los juegos de acción en primer persona en consola: GoldenEye 007, obra del estudio británico Rare, por entonces en estado de gracia y que tantas alegrías dio a los usuarios de Nintendo.

Dreamcast

Intentando recuperarse del fracaso de Saturn y quizá un poco a la desesperada e incluso adelantada a su tiempo, Sega lanzó en Japón el 27 de noviembre de 1998 la querida Dreamcast, que apenas tuvo tres años de vida, vendiendo un poco más que su anterior sobremesa, 10.6 millones de unidades. A Occidente tardó bastante en llegar, casi un año, el 9 de septiembre de 1999 a Estados Unidos y el 14 de octubre a Europa, y decíamos adelantada a su tiempo porque apostó muy fuerte por la conexión a internet y el juego online, algo que tardó bastante en asentarse y popularizarse masivamente en las consolas de sobremesa, casi una década.

Todavía recordamos cómo nos dejó con la boca abierta la primera vez vimos Sonic Adventure.
Todavía recordamos cómo nos dejó con la boca abierta la primera vez vimos Sonic Adventure.

Un lanzamiento con unos 20 juegos entre los que destacaron The House of the Dead 2, Power Stone y Sonic Adventure, todo un espectáculo gráfico para la época. Junto a estos Soulcalibur, otro espectáculo, esta vez gráfico y jugable, sin duda uno de los mejores juegos de la consola y de los mejores juegos de lucha de la historia. Los título no dejaron de llegar a lo largo de septiembre, octubre y noviembre, y la consola de Sega tuvo un gran ritmo de lanzamientos: The King of Fighters: Dream Match 1999, Marvel vs. Capcom: Clash of Super Heroes, Virtua Fighter 3tb, Dynamite Cop, Sega Rally Championship 2, NBA 2K (el inicio de una saga que no deja de mejorar con cada nueva entrega), y Zombie Revenge, que llegaba en un día curioso, un 31 de diciembre.

Entre todas estas menciones se ve claramente cuáles fueron los juegos predominantes dentro del catálogo de Dreamcast, un montón de adaptaciones de los mejores arcades de Sega, y multitud de juegos de lucha, especialmente en 2D, todo un paraíso para los amantes del género. El año empezaba bien con Crazy Taxi en enero y Dead or Alive 2 y Resident Evil Code: Veronica en febrero, un juego entonces exclusivo muy envidiado por los que todavía no tenían la consola. Y aunque todavía no lo hemos mencionado, hay que recordar que Dreamcast no se libró de un montón de conversiones, a un nivel parecido o incluso más alto que el que están viviendo PS4 y Xbox One: Shadow Man, Tony Hawk's Pro Skater, Legacy of Kain: Soul Reaver, Rayman 2: The Great Escape, Star Wars Episode I: Racer y un sinfín de juegos más que ya habían salido anteriormente en otras consolas, y que lo hacían aquí con mejores gráficos.

Shenmue, uno de los juegos más caros de la historia, no fue capaz de salvar a una Dreamcast muy tocada.
Shenmue, uno de los juegos más caros de la historia, no fue capaz de salvar a una Dreamcast muy tocada.

Sword of the Berserk: Guts' Rage hizo las delicias de los amantes del anime y del manga, los aficionados al fútbol se tuvieron que conformar con el extremadamente arcade aunque entretenido Virtua Striker 2, y Capcom lanzaba en apenas un mes, entre mayo y junio, dos juegazos de lucha como Street Fighter Alpha 3 y Marvel vs. Capcom 2. Ese mismo verano llegaba el simpático Space Channel 5, el atrevido Omikron: The Nomad Soul, el primer juego de los franceses Quantic Dream, y sobre todo, Virtua Tennis, lanzado en julio del 2000, que nos proporcionó interminables horas de vicio y nos dejó los botones del mando marcados a fuego en los dedos.

La consola cumplió su primer aniversario en septiembre, y esas navidades, aunque contó con buenos juegos como el ansiado Shenmue y dos grandes RPG como Skies of Arcadia y Grandia 2, fueron a efectos prácticos las últimas navidades de la consola, antes de anunciarse su cancelación y que Sega tiraba la toalla como fabricante de hardware.

PlayStation 2

Con una primera consola que había arrasado en el mercado y cambiado para siempre el ecosistema del mundo de los videojuegos, el máximo rival de Sony era ella misma, y ver si era capaz de superar lo logrado con la primera PlayStation, todo un fenómeno. PlayStation 2 se lanzó el 4 de marzo de 2000 en Japón, el 26 de octubre en Estados Unidos y el 24 de noviembre en Europa, y aunque lo hizo a uno de los precios más elevados que se recuerdan, y contó con un catálogo de lanzamiento bastante pobre, esto no fue impedimento para que terminara arrasando, gracias a la inercia de la primera PlayStation. Al final de su vida, y sabiendo que todavía se venden algunas PS2 en ciertos lugares del mundo, consiguió vender 163 millones de unidades, siendo la consola más vendida de la historia, superando incluso a un portátil tan exitosa como Nintendo DS, a la que le saca unos diez millones de unidades.

Un indiscutible éxito que todos los que la compramos de lanzamiento sabemos que no fue un camino de rosas, con un primer año muy difícil, en la que fue usada más como reproductor de películas DVD que como consola de videojuegos. El catálogo de lanzamiento estuvo formado por juegos como Dead or Alive 2: Hardcore, una conversión de la que el propio Itagaki reniega y que casi le cuesta la vida, Ridge Racer V, Tekken Tag Tournament, Smuggler's Run de Rockstar, TimeSplitters, Unreal Tournament, SSX, MotoGP y un sinfín de mediocridades que no vamos a mencionar ahora, incluido un exclusivo que dio mucho juego para cachondearse en los foros de internet: Fantavision. Veníamos de una primera PlayStation en la que no paraban de salir juegazos, y esta primera hornada en su sucesora supo a poco. Para agravar la situación Dreamcast estaba en su mejor momento, y además los jugadores europeos nos tuvimos que conformar en estos primeros meses con unas chapuceras conversiones PAL.

El año se cierra con poco más de interés, salvo alguna rareza de la que ya nadie se acuerda como Sky Odyssey, que estaba bastante bien la verdad. El año 2001 empieza igual de flojo para PlayStation 2, y poco más se puede destacar que Oni en enero, un juego de Bungie, los creadores de Halo, que pocos conocen, y Star Wars: Starfighter en febrero. En marzo se lanza la película interactiva The Bouncer de Square Enix, la curioso aventura gráfica Shadow of Destiny de Konami, y el que para muchos es el primer gran juego de la consola tras su lanzamiento, la aventura de acción de Capcom Onimusha: Warlords.

A finales de ese mismo mes se lanza una demo mítica, la de Metal Gear Solid 2: Sons of Liberty, que incluyó de regalo un juego que no estuvo nada mal, Zone of the Enders. Con algún juego curioso como el shooter Red Faction, el RPG de acción Dark Cloud y el divertido NBA Street, nos plantamos en el verano y en la llegada del primer gran éxito de la consola: Gran Turismo 3 A-spec, con casi 15 millones de copias, el tercer juego más vendido de la consola. Ese mismo mes se lanzan dos juegos bastante chulos como Extermination y Klonoa 2: Lunatea's Veil, y en agosto se lanza el hasta entonces exclusivo de Dreamcast Resident Evil Code: Veronica X.

Grand Theft Auto III fue un antes y un después para PlayStation 2, y vendió consolas como pocos.
Grand Theft Auto III fue un antes y un después para PlayStation 2, y vendió consolas como pocos.

En septiembre, un mes antes de que PlayStation cumpliera su primer aniversario, llegan dos de nuestros juegos favoritos de su extenso catálogo, Ico y Silent Hill 2, y ya en octubre, el mes de su primer cumpleaños, llegan otros dos títulos emblema, Devil May Cry y Grand Theft Auto III, este último posiblemente el juego más importante de su catálogo por lo que significó en su momento, toda una sorpresa y una exclusiva casi por accidente. Como veis un arranque difícil, que se compensó con un mes de octubre, justo un año después de su lanzamiento, simplemente espectacular.

Nintendo GameCube

Tras la incorporación de un complicado e inesperado rival como Sony en ese territorio que tan bien había dominado Nintendo durante años, la compañía nipona lanzó GameCube el 14 de septiembre de 2001 en Japón, el 18 de noviembre de 2001 en Estados Unidos y el 3 de mayo de 2002. No muy tarde respecto a PlayStation 2, pero sí en el peor momento, justo en las navidades en las que llegaron los mejores juegos a la consola de Sony. Finalmente GameCube consiguió vender en todo el mundo casi 22 millones de unidades, la consola de sobremesa de Nintendo peor vendida de su historia, si Wii U no acaba diciendo lo contrario.

A falta de un gran Super Mario para vender la consola, como sí ocurrió en Super Nintendo y Nintendo 64, GameCube se puso a la venta con Luigi's Mansion, Wave Race: Blue Storm, Super Monkey Ball y el espectacular Star Wars Rogue Leader: Rogue Squadron II como títulos más destacables. Aunque también contó con unas cuantas conversiones que le vinieron muy bien para tener fondo de armario, como Crazy Taxi y Tony Hawk's Pro Skater 3. Y apenas unas semanas después, en diciembre, llegaban dos auténticos juegazos como Pikmin y Super Smash Bros. Melee, este último con más de 7 millones de copias vendidas el juego más exitoso de la consola, teniendo en cuenta que se vendieron 22 millones de GameCube, unas cifras que son una pasada una auténtica pasada.

La saga Metroid se pasaba de manera arriesgada a la perspectiva en primera persona, y lo hacía de manera perfecta.
La saga Metroid se pasaba de manera arriesgada a la perspectiva en primera persona, y lo hacía de manera perfecta.

El año empieza con un incansable goteo de conversiones y juegos multiplataforma como Sonic Adventure 2 Battle, NBA Street y Burnout, y el primer gran bombazo del año llega en abril con Resident Evil, el remake de la primera entrega de la saga hasta hace muy poco exclusivo de esta consola y de su sucesora, Wii. En junio llega un juego muy esperado y recordado, Eternal Darkness: Sanity's Requiem, y no es hasta agosto cuando llega el primer Super Mario de la consola, uno de los más discutidos y polémicos de la saga: Super Mario Sunshine.

El sorprendente Animal Crossing llega en septiembre, y ese mismo mes se lanza por fin Star Fox Adventures, conocido anteriormente en Nintendo 64 como Dinosaur Planet. Otro Resident Evil llega en exclusiva en noviembre, Resident Evil Zero, de los pocos de la saga que se mantienen todavía exclusivos, y justo cuando esta cumple su primer año se pone a la venta uno de nuestros juegos favoritos de GameCube: Metroid Prime, una aventura de acción simplemente fantástica, y el comienzo de una trilogía tremenda.

Xbox

Al igual que Sony llegó a un mercado fuertemente consolidado y que se repartían dos compañías y consiguió triunfar, en Microsoft tuvieron que pensar que por qué no probar suerte, y el 15 de noviembre de 2001 se lanzó su primera consola, Xbox, que llegó el 22 de febrero de 2002 a Japón y el 14 de marzo a Europa. Justo a la vez que GameCube en Estados Unidos, a la que al final de su ciclo consiguió superar por muy poco en ventas, con unos 24 millones de unidades vendidas frente a los 22 millones de la consola de Nintendo.

Xbox llegó al mercado acompañada de bastantes juegos, muchos de ellos exclusivos, unos cuantos muy buenos, otros tantos de discutible calidad. Títulos como Airforce Delta Storm, Fuzion Frenzy, Azurik: Rise of Perathia, Kabuki Warriors o Amped: Freestyle Snowboarding, que pasaron con más pena que gloria, siendo los juegos más importantes Oddworld: Munch's Oddysee, Project Gotham Racing, Dead or Alive 3 y por encima de todos el gran Halo: Combat Evolved. Un juego que popularizó como ningún otro los juegos de acción en primera persona en consola, con todos los respetos para GoldenEye 007 de Rare, y que es una de las marcas del mundo de los videojuegos que más dinero mueve con cada nueva entrega.

Un catálogo de lanzamiento que visto en perspectiva no estuvo nada mal la verdad, al que se fueron uniendo multitud de conversiones y títulos multiplataforma que nunca dejaron de llegar a lo largo de su vida. Por ejemplo Silent Hill 2, con una versión director's cut cuando había salido tan solo hace tres meses en PlayStation 2. Entre conversiones de PC como Max Payne y algún exclusivo un tanto curioso del que ya nadie se acuerda como Star Wars: Obi-Wan, se acabó el año y empezó el siguiente con otro port deseado de la competencia, Genma Onimusha.

Con Sega habiendo abandonado la fabricación de hardware y convertida en third-party, nutrió a Xbox de algunos juegos exclusivos muy suculentos, como fueron Jet Set Radio Future en febrero de 2002 o Crazy Taxi 3: High Roller en el verano de ese mismo año. Antes llegaría un gran juego como RalliSport Challenge, y el debut de la prestigiosa saga de rol de Bethesda en consolas, The Elder Scrolls III: Morrowind. Ese mismo verano se lanzó un exclusivo que no salió todo lo bien que se esperaba, Enclave, y Sega volvía a sacar un exclusivo en septiembre con Sega GT 2002.

Jet Set Radio Future, un juego que nunca ha salido de los circuitos de la primera Xbox.
Jet Set Radio Future, un juego que nunca ha salido de los circuitos de la primera Xbox.

Antes de cumplir su primer año Xbox tuvo un amago de mascota, Blinx: The Time Sweeper, que llegó a contar con una secuela, y Sega se volvía a marcar dos exclusivos como fueron ToeJam & Earl III: Mission to Earth y The House of the Dead III, lanzando también Shenmue II, exclusivo en Estados Unidos para Xbox. Antes de cumplir un añito en el mercado, Xbox le quitaba uno de los grandes exclusivos a PlayStation 2 y un arma menos con la poder atacarse los fanboys, Metal Gear Solid 2: Substance, mientras la propia Microsoft intentaba levantar franquicias sin demasiada fortuna con títulos como Kakuto Chojin: Back Alley Brutal y MechAssault, este último un gran juego, que tuvo una secuela dos años después.

Xbox 360

La última en llegar a la generación de los 128 bits, Xbox, fue la primera que tuvo sucesora con Xbox 360, lanzada el 22 de noviembre de 2005 en Estados Unidos, muy poco tiempo después en Europa, el 5 de diciembre, y unos días después, el día 10, salía a la venta en Japón. Con casi 84 millones de unidades vendidas a marzo de 2014, Xbox 360 no ha dicho su última palabra, pero se puede considerar sin duda un enorme éxito para Microsoft.

Esta se puso a la venta con casi 20 juegos, entre los que destacan tres exclusivos, Kameo: Elements of Power y Perfect Dark Zero de Rare, cuando todavía Microsoft no había echado a perder al estudio británico, y Project Gotham Racing 3, cuando todavía Activision no había comprado a los ingleses Bizarre para después cepillárselos. También estuvo acompañada de otros juegos destacables como Condemned: Criminal Origins, Call of Duty 2, Ridge Racer 6 y Quake 4. Ya desde su lanzamiento y especialmente en su primer año, Xbox 360 está plagada de juegos multigeneracionales y conversiones de las anteriores consolas, y es por eso que nos sorprende tanto que la gente se eche las manos a la cabeza con lo que está pasando en PlayStation 4 y Xbox One, cuando no es la primera vez que ocurre, ni será la última.

Juegos como Gun, Need for Speed: Most Wanted, todas las sagas deportivas de Electronic Arts, Burnout Revenge, Far Cry Instincts Predator, Tomb Raider: Legend y tantos otros que no demostraban para nada el potencial de la nueva consola de Microsoft. En marzo se lanza uno de los primeros ‘pepinazos’ de la consola, The Elder Scrolls IV: Oblivion, en un buen momento, estando los usuarios necesitados de grandes juegos, y aunque discutidos pero con sus seguidores, en mayo se pone a la venta el curioso Table Tennis de Rockstar y en julio el shooter aventurero Prey, del que todavía estamos esperando su secuela.

La primera entrega de la saga Dead Rising es para nosotros la mejor de todas.
La primera entrega de la saga Dead Rising es para nosotros la mejor de todas.

Es en agosto cuando llega uno de los exclusivos más suculentos de la consola, Dead Rising de Capcom, junto al divertido Saints Row, y en la misma línea de acción en mundo abierto, en septiembre, sale el primer Just Cause. Entre un montón de juegos intergeneracionales, en noviembre sale el terrorífico F.E.A.R., Call of Duty 3 y el juego más esperado de la consola, Gears of War, el primer titulo que demuestra de lo que es capaz técnicamente Xbox 360, y por tanto la nueva generación de consolas. Coincidiendo con el primer aniversario de la consola, se lanza el genial Tom Clancy's Rainbow Six: Vegas.

Wii

Nintendo, dado el claro y progresivo descenso en ventas de su consolas de sobremesa, desde Super Nintendo (49 millones), pasando por Nintendo 64 (33 millones) hasta llegar a GameCube (22 millones), decidió probar suerte con algo totalmente diferente en su siguiente consola, y dio en el clavo. Wii, la consola cuya principal característica es el control por movimiento, se pone a la venta el 19 de noviembre en Estados Unidos, el 2 de diciembre en Japón y el día 8 del mismo mes en Europa, y consigue vender a lo largo de su vida más de 100 millones de consolas, todo un éxito, lo que no le ha servido para que su sucesora repita el mismo éxito, pero esa es otra historia.

De manera atípica, todas las Wii salen a la venta incluyendo Wii Sports, la mejor manera de demostrar las cualidades de la consola, y junto a este se pueden adquirir todo tipo conversiones que pasan sin pena ni gloria y algún exclusivo interesante como Red Steel y The Legend of Zelda: Twilight Princess, que sale también en una GameCube que lleva mucho tiempo muerta. Con bastante purrela y todavía lo peor estaba por venir, se lanza alguna conversión lamentable como Far Cry Vengeance, que demuestra que las third-party no tienen muchas ganas de currárselo en esta nueva consola, de hardware muy diferente al de Xbox 360 y PS3.

Tras unas navidades en las que pese a no tener muchos títulos de calidad arrasa en ventas (¿os suena esto de algo?), Wii empieza el año con un juego tan divertido y curioso como WarioWare: Smooth Moves, y otro que le saca mucho partido a su mando, Wii Play, y que de hecho se regala comprando un Wiimote, lo que le convierte en uno de los juegos más vendidos de la consola. Sega, en una generación en la que no ha dado pie con bola con su querida mascota, saca en exclusiva el polémico Sonic and the Secret Rings, y en abril llega el simpático Super Paper Mario.

Super Mario Galaxy, un plataformas inolvidable.
Super Mario Galaxy, un plataformas inolvidable.

Toda la primera mitad del año es una travesía por el desierto solo salpicada con algún juego de Nintendo como Mario Party 8 en mayo y Mario Strikers Charged en verano, y en agosto llega el primer gran juego del año de Wii, y a la postre uno de los mejores juegos de la consola: Metroid Prime 3: Corruption. No es hasta octubre cuando llega otro de nuestros juegos favoritos de la consola, un exclusivo de Capcom y toda una rareza dentro de su catálogo, Zack & Wiki: Quest for Barbaros' Treasure. Y justo el mes en el que cumple su primer año, en noviembre, sale un juego que nos parece una auténtica obra maestra, Super Mario Galaxy, solo superado por su todavía más genial secuela.

PlayStation 3

Si pese a su precio excesivo y su flojo arranque PlayStation 2 arrasó en el mercado, su sucesora no lo tuvo tan fácil, con un precio todavía más prohibitivo (600 euros), y alguna decisiones en cuanto a diseño muy discutibles, que hicieron que por ejemplo programar para ella fuera mucho más complicado respecto a su gran rival, Xbox 360. Con unas ventas inferiores durante toda la generación respecto a las consolas de Microsoft y Nintendo, parece que solo en la recta final va a ser capaz de superarlas, rondando ya los 85 millones de unidades vendidas, empate técnico con Xbox 360, y todavía a 15 millones de una Wii muerta y enterrada hace mucho tiempo, frente a una PS3 a la que todavía le quedan como poco dos años de vida.

PlayStation 3 se puso a la venta el 11 de noviembre de 2006 en Japón, el 17 de noviembre en Estados Unidos, y el 23 de marzo de 2007 en Europa, un retraso que esta vez no se han permitido con PlayStation 4, siendo el viejo continente el mercado más fuerte para Sony. Salió a la venta con juegos exclusivos como Ridge Racer 7, Resistance: Fall of Man, Genji: Days of the Blade y unos cuantos títulos intergeneracionales y multiplataforma como Call of Duty 3 y Tony Hawk's Project 8.

No es hasta el año siguiente, en el mes de marzo, cuando llega un exclusivo bastante divertido y espectacular como MotorStorm, el esperado The Elder Scrolls IV: Oblivion, y un juegazo de lucha, Virtua Fighter 5. En junio llega el interesante y casi de culto The Darkness, una conversión de Tom Clancy's Rainbow Six: Vegas, lanzado unos meses antes en Xbox 360, y en agosto se ponen a la venta dos exclusivos muy esperados como Warhawk y Lair, uno un buen juego, el otro una sonora decepción.

¿Volveremos a ver a Nariko repartiendo estopa en un videojuego?
¿Volveremos a ver a Nariko repartiendo estopa en un videojuego?

En septiembre llega un exclusivo bastante esperado, Heavenly Sword, del que todavía unos cuantos anhelan una secuela, en octubre el desconocido Folklore, y la vuelta de una saga muy querida, Ratchet & Clank Future: Tools of Destruction. A pocos días para cumplir su primer año, llegan dos de los juegos más importantes de la generación: Call of Duty 4: Modern Warfare y Assassin's Creed. Por poco pero se queda fuera de este primer año tenemos a Uncharted: Drake's Fortune que llegó en diciembre, y como veis en su primer año, PlayStation 3 no cuenta con casi ningún exclusivo de impacto, en la línea de PlayStation 4.

Wii U

Tras el tremendo éxito de Wii en cuanto a cantidad de consolas vendidas, Nintendo vio claro que su camino debía ser otro, y no se quiso subir a la carrera tecnológica de Microsoft y Sony por ofrecer más y mejores gráficos, apostando por una consola que ofreciera algo distinto que la competencia. Con una potencia similar a la de PS3 y Xbox 360, la nueva consola de Nintendo trajo como mayor novedad un mando con pantalla, que casi dos años después nadie ha sabido muy bien cómo usar, y no ha conseguido despegar en ventas, muy lejos del éxito de su predecesora.

PUBLICIDAD
ZombiU, una aventura de acción en primera persona que es uno de los juegos que mejor aprovecha el mando con pantalla.
ZombiU, una aventura de acción en primera persona que es uno de los juegos que mejor aprovecha el mando con pantalla.

Wii U se puso a la venta el 18 de noviembre de 2012 en Estados Unidos, el 30 en Europa y el 8 de diciembre en Japón, y por primera vez una consola de Nintendo sale antes en el viejo continente que en el mercado nipón, una buena muestra de cómo Occidente se ha vuelto prioritario para las compañías japonesas, y de la decadencia de las consolas de sobremesa en Japón. Con unos 7 millones de consolas vendidas hasta el momento, Wii U llegó a las tiendas con dos juegos desarrollados por la propia Nintendo, New Super Mario Bros. U y Nintendo Land, un interesante exclusivo de una Ubisoft que apoyó mucho a la consola en sus inicios, ZombiU, y una serie de conversiones sin demasiados alicientes que ya habían salido en PS3 y Xbox 360: Assassin's Creed III, Batman: Arkham City Armored Edition, Call of Duty: Black Ops II, Darksiders II, Mass Effect 3, Tekken Tag Tournament 2 y Ninja Gaiden 3, entre otros.

Tuvimos que esperar a marzo del año siguiente para disfrutar de su siguiente gran juego, además exclusivo, Lego City Undercover, y ese mismo mes se lanzaba Monster Hunter 3 Ultimate, una conversión del juego de 3DS a la que poder echarle decenas de horas, y Need for Speed: Most Wanted U, el último juego, hasta el momento de Electronic Arts, a la que tampoco se la espera en Nintendo. Con poco más en primavera que algunas conversiones o juegos multiplataforma tipo Injustice: Gods Among Us y Sniper Elite V2, y un decepcionante Game & Wario, tenemos que esperar al verano para su siguiente gran juego: Pikmin 3.

El primer año 1

El esperado Rayman Legends que se debía haber lanzado en exclusiva en febrero llega finalmente en septiembre junto a la versión del resto de consolas, y ese mismo mes llega uno de los exclusivos más esperados para los fans de Platinum Games, The Wonderful 101, un juego muy original que generó disparidad de opiniones. En octubre se lanza una remasterización de un clásico de GameCube, The Legend of Zelda: The Wind Waker HD, y llega un exclusivo que acaba decepcionando una vez más, Sonic Lost World. La consola cumple su primer año acompañada de títulos multiplataforma como Batman: Arkham Origins, Assassin's Creed IV: Black Flag y Call of Duty: Ghosts, y llega justo a tiempo para la campaña navideña el genial Super Mario 3D World.

Xbox One y PlayStation 4

La octava generación de consolas (la cuarta para Electronic Arts, que cuenta un poco raro), se estrenó el pasado 22 de noviembre tanto en Estados Unidos como Europa con el lanzamiento de Xbox One, y una semana después llegó su rival directo, PlayStation 4. Como es habitual, las nuevas consolas de Sony y Microsoft llegaron arropadas de multitud de juegos third-party pertenecientes a sagas de gran éxito, que con acierto dispar, debutaron con estas entregas en la nueva generación: Call of Duty: Ghosts, Battlefield 4, FIFA 14, Assassin's Creed IV: Black Flag, NBA 2k14 y Need for Speed Rivals.

Aunque un juego multiplataforma, Battlefield 4 es visualmente de lo más espectacular que hemos podido ver en las nuevas consolas.
Aunque un juego multiplataforma, Battlefield 4 es visualmente de lo más espectacular que hemos podido ver en las nuevas consolas.

En lo que a exclusivos se refiere, la consola de Microsoft llegó más fuerte, con un trío como Forza Motorsport 5, Dead Rising 3 y Ryse: Son of Rome, de los cuales dos de ellos han terminado dejando de ser exclusivos, llegando también a PC, aunque todavía mantienen esa exclusividad en consola. Junto a ellos, una tanda de descargables exclusivos no demasiado brillantes, LocoCycle, Powerstar Golf y Crimson Dragon, y uno digital que a la gente bien le hubiera gustado que fuera físico, Killer Instinct, de lo mejor del lanzamiento de la consola. También como exclusivo se lanzó Zoo Tycoon, que no pareció importarle demasiado a nadie.

PlayStation 4 se lanzó con tan solo dos exclusividades en formato físico, Killzone: Shadow Fall y Knack, este último bastante flojo, y un matamarcianos en formato digital muy bueno, Resogun. En diciembre Xbox One recibió un trío de descargables exclusivos bastante decentes que finalmente han dejado de serlo, Peggle 2, Max: The Curse of Brotherhood y Halo: Spartan Assault, y PlayStation 4 se tuvo que conformar con algunos indie que ya habían aparecido en otros formatos, como Trine 2: Complete Story.

Remasterizaciones para las nuevas consolas, desarrolladas con el material del que están hechos los sueños de los 'haters'.
Remasterizaciones para las nuevas consolas, desarrolladas con el material del que están hechos los sueños de los 'haters'.

El año empezó con dos de esas conversiones y remasterizaciones que parece que tanto están molestando a la gente, Tomb Raider: Definitive Edition y Rayman Legends, y un descargable muy apañado que siempre nos gusta recomendar, Strider. A finales de febrero llegó a Xbox One una exclusiva temporal, Plants vs. Zombies: Garden Warfare, un juego que ha resultado ser una agradable sorpresa para muchos y que al final llegó también a PS4 el pasado mes de agosto, y en esos mismos días se lanzó Thief, el regreso de la saga de culto de aventuras de sigilo.

Marzo fue un mes importante, con dos exclusivas para apuntarse en cada bando, Titanfall en el caso de Xbox One, un divertido juego de acción multijugador, e inFamous: Second Son para PlayStation 4, uno de esos primeros juegos que demuestran de lo que es capaz el hardware de Sony. También por aquellos días se lanzó la polémica demo venida a más, Metal Gear Solid V: Ground Zeroes, y en abril llegaron a ambas consolas dos descargables muy buenos como Trials Fusion y Child of Light, y un exclusivo a Xbox One, Kinect Sports Rivals. Un fracaso en ventas antes de que se anunciara el enterramiento oficial de Kinect, que ya no es obligatorio en Xbox One, una consola en la que se han producido tantos cambios desde que se anunció, que solo le ha faltado cambiar de nombre. También ese mismo mes llegó a PS4 Final Fantasy XIV: A Realm Reborn, un MMO aclamado por la crítica y los jugadores.

Si estáis leyendo esto nos alegramos, quiere decir que todavía no habéis colapsado ante el 'hype' producido por Destiny.
Si estáis leyendo esto nos alegramos, quiere decir que todavía no habéis colapsado ante el 'hype' producido por Destiny.

En mayo llegan a ambas consolas dos de los mejores juegos en lo que llevábamos de 2014, el frenético shooter Wolfenstein: The New Order, y el polémico Watch Dogs, y antes de entrar de lleno en el verano, nos pudimos echar a la boca cuatro juegos bastante decentes como EA Sports UFC, Valiant Hearts: The Great War, Sniper Elite III y Transistor, este último solo para PS4 (y PC). Un verano no demasiado emocionante en el que al menos PS4 recibió algunos descargables tan buenos como Oddworld: Abe’s Oddysee New N’ Tasty!, Fez, y Rogue Legacy, y la remasterización de uno de los mejores juegos de la pasada generación, The Last of Us Remasterizado. Terminamos agosto con Diablo III: Reaper of Souls – Ultimate Evil Edition, Metro Redux y un descargable sobresaliente como Velocity 2X para PS4 (y Vita). Todo esto antes de la Segunda venida de Cristo: Destiny, el próximo martes día 9.

Y aquí es donde empezamos a repasar los juegos más destacables que llegarán en las próximas semanas antes de que las nuevas consolas cumplan un año, y que como hemos podido ver y probar en diversas ferias en los únicos meses, nos atrevemos a pronosticar que como poco, serán buenos juegos. En octubre llegarán La Tierra Media: Sombras de Mordor, Alien: Isolation y The Evil Within, además de los FIFA 15 y NBA 2K15 de turno, que pintan mejor que nunca. Y en noviembre saldrán Call of Duty: Advanced Warfare, The Crew, Assassin's Creed Unity, Dragon Age Inquisition, Far Cry 4 y Project CARS, todos juegos multiplataforma y en una gran mayoría de los casos intergeneracionales, que parece se van a ver muy bien en las nuevas consolas.

Viendo esta imagen y conociendo los antecedentes de Ubisoft, no sabemos si se trata de un juego para las nuevas consolas o para sus sucesoras, PlayStation 5 y Xbox Two, pero en cualquier caso Assassin's Creed Unity tiene muy buena pinta.
Viendo esta imagen y conociendo los antecedentes de Ubisoft, no sabemos si se trata de un juego para las nuevas consolas o para sus sucesoras, PlayStation 5 y Xbox Two, pero en cualquier caso Assassin's Creed Unity tiene muy buena pinta.

Y sí hemos dejado para el final una serie de juegos, para ver de manera más clara cuáles son las armas exclusivas de una y otra, en lo que parece que Xbox One otra vez se va a llegar el gato al agua, ya que tendrá en estas navidades juegos como Sunset Overdrive, Halo: The Master Chief Collection y Forza Horizon 2 (que también sale en Xbox 360), y Project Spark (que también sale en PC). Mientras que PlayStation 4 se tendrá que conformar como únicos exclusivos con DriveClub y LittleBigPlanet 3, que también saldrá en PlayStation 3.

Los comienzos nunca son fáciles

Como ya pasó anteriormente en otras consolas, estos dos o tres meses previos a que cumpla su primer aniversario son muchas veces los que maquillan el catálogo de una consola en su primer año, y con la llegada inminente de Destiny y todos los juegos que se van a lanzar en octubre y noviembre, veremos con otros ojos el catálogo de Xbox One y PlayStation 4. ¿Lo podrían haber hecho mejor hasta ahora? Por supuesto. ¿Es un desastre y no hay apenas juegos para disfrutarlas? No lo creemos. Lo que sí es cierto es que quizá hayan faltado argumentos de peso para dar de lado a Xbox 360 y PS3 y pillarte su sucesora, y será estas navidades, y sobre todo el año que viene, cuando la diferencia generacional empiece a ser ya muy evidente.

The Witcher 3: Wild Hunt, uno de los juegos más esperados de 2015.
The Witcher 3: Wild Hunt, uno de los juegos más esperados de 2015.

En cualquier caso 2015 se presenta apasionante, posiblemente uno de los mejores años en mucho tiempo dentro de la industria, con juegos como Evolve, The Order: 1886, The Witcher 3: Wild Hunt, Bloodborne, Dying Light, Mortal Kombat X, Batman: Arkham Knight, Halo 5: Guardians, Metal Gear Solid V: The Phantom Pain, Rise of the Tomb Raider, Quantum Break y Uncharted 4: A Thief's End, y quizá estas navidades sea un buen momento para dar el salto generacional y estar preparados para lo que se avecina.

Después de este repaso por la historia de los videojuegos, ¿os sigue pareciendo tan malo el primer año de PlayStation 4 y Xbox One? ¿Qué catálogo de primer año os parece el mejor de la historia? Hacédnoslo saber en los comentarios.

Jorge Cano
Redactor jefe
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir