Vandal Random
  1. Vandal Random
  2. Noticias
  3. Vendían secretos de submarinos nucleares en sándwiches de crema de cacahuete

Vendían secretos de submarinos nucleares en sándwiches de crema de cacahuete

Un ingeniero nuclear de la Marina de Estados Unidos se puso en contacto con un "agente encubierto" de otro gobierno para vender información confidencial.
Vendían secretos de submarinos nucleares en sándwiches de crema de cacahuete
·

Síguenos

¿Qué nos queda en el mundo si ya no nos podemos fiar ni de la crema de cacahuete? Hoy os invito a conocer esta historia digna de estar protagonizada por Tom Hanks y dirigida por Spielberg: una pareja vendía secretos de submarinos nucleares en sándwiches de crema de cacahuete, y ha terminado siendo arrestada. En paquetes de chicles o dentro de estos bocadillos, entregaban las tarjetas SD con los datos que demandaban sus clientes.

Secretos, espionaje... y crema de cacahuete

PUBLICIDAD

La historia ha salido a la luz después de que el pasado sábado el FBI arrestara a nuestros protagonistas: un matrimonio que reside en Annapolis, Maryland, que llevaba un año vendiendo secretos de submarinos nucleares estadounidenses. ¿Su cliente? Parece que una potencia extranjera que no ha trascendido. Jonathan y Diana Toebbe se dedicaban a pasar los datos en una tarjeta SD que viajaban escondidas en sándwiches de crema de cacahuete o en paquetes de chicles.

¿Cómo conseguían la información?, os estaréis preguntando (bueno, estoy segura de que os estáis haciendo muchas preguntas en este momento, pero una de ellas seguro que es esta). Pues bien: resulta que Jonathan Toebbe es nada más y nada menos que ingeniero nuclear de la Marina de Estados Unidos, y de hecho trabaje en el Programa de Propulsión Nuclear Naval. Este puesto le permite acceder a información confidencial donde se detallan todos los secretos de la maquinaria naval nuclear de EE.UU.

"Tuve mucho cuidado de recopilar los archivos en la rutina de mi trabajo"

Al parecer, esta historia se remonta al 1 de abril de 2020, con el propio Toebbe enviando una muestra a un gobierno extranjero con la intención de establecer esta relación encubierta y mercadear con más secretos. En ese momento, Toebbe mantuvo el contacto a través de correos electrónicos cifrados con una persona que creía que era de este gobierno extranjero... pero, en realidad, era un agente del FBI encubierto.

Como adelanto, este agente envió 10.000 dólares en criptomonedas el 8 de junio de 2021. El 26 de junio, el matrimonio viajó a un punto de entrega de Virginia Occidental: allí escondieron los datos en un sándwich de crema de cacahuete. El agente encubierto les envió otros 20.000 dólares para obtener la clave de descifrado de los documentos. El 28 de agosto, repetirían el proceso en el mismo punto pero, esta vez, la tarjeta iba escondida en un paquete de chicles. De nuevo se realizó un pago de 70.000 dólares en criptomonedas, con el FBI recibiendo la clave de descifrado.

El agente encubierto era, en realidad, un agente del FBI

El FBI y el Servicio de Investigación Criminal Naval (NCIS) lo acusaron de vender esta información confidencial a un gobierno extranjero, violando así la Ley de Energía Atómica de Estados Unidos al vender estos datos. Llegaron a hacer transacciones de hasta 100.000 dólares en criptomonedas con un "agente encubierto" perteneciente a otro gobierno. "Tuve mucho cuidado de recopilar los archivos que poseo de forma lenta y natural en la rutina de mi trabajo, para que nadie sospechara de mi plan", señala el propio Toebbe en la denuncia.

Mediante esta técnica, Toebbe había recopilado en la tarjeta SD casi 8000 páginas de material confidencial, y 3000 hojas adicionales con esquemas y dibujos. Según se hacen eco medios como Bloomberg, Toebbe habría tenido acceso a información sobre propulsión nuclear naval, incluidos elementos de diseño militarmente sensibles, parámetros operativos y características de rendimiento de reactores para buques de guerra de propulsión nuclear. Los materiales que proporcionó al agente encubierto incluyen diseños esquemáticos para el submarino de la clase Virginia, según la denuncia.

Cristina M. Pérez
Colaboradora
crema de cacahuete
espías
estados unidos
fbi
secretos
submarinos nucleares
PUBLICIDAD

Más sobre Viral

Comentarios: 2
RANDOM
Flecha subir