Vandal

10 consejos para sobrevivir en la Bolivia de Ghost Recon Wildlands

El mundo abierto del juego está lleno de peligros, pero si sigues estos 10 mandamientos te será más fácil salir con vida.
·

Con estos diez mandamientos podrás sobrevivir más fácilmente en la peligrosa Bolivia de Ghost Recon Wildlands

Jugar con amigos

Ghost Recon: Wildlands es un videojuego cooperativo para hasta cuatro jugadores. Se recomienda que, siempre que sea posible, estemos acompañados de otros jugadores online, consiguiendo con ello una aproximación más táctica y divertida.

PUBLICIDAD

Para mejorar todavía más la experiencia, es aconsejable utilizar el micrófono, ya que nos permite comunicación en tiempo real y una mejor organización de los asaltos. En caso de no utilizarlo, existe un menú de órdenes predefinidas muy sencillo, aunque útil para dar las órdenes más básicas.

Si no disponemos de amigos con los que jugar o queremos completar un grupo, es aconsejable utilizar el matchmaking automático. Con esta funcionalidad será posible crear grupos de cuatro jugadores para afrontar las misiones más complicadas.

Combinar habilidades y armas

Tan importante como jugar con amigos, es crear un equipo compacto y organizado. Para ello, lo más importante es empezar por editar el arsenal según nuestro estilo de juego y complementarlo con el del resto de compañeros. Es muy recomendable que, dentro de lo posible, cada uno de los cuatro integrantes esté especializado en un tipo de funcionalidad, aunque dependerá del estilo del grupo potenciar unos u otros apartados.

Será indispensable contar con un francotirador, el cual se encargará de cubrir al equipo desde posiciones alejadas y elevadas. Este miembro debe también potenciar las habilidades relacionadas con el dron y la precisión, pudiendo con ello realizar un trabajo indispensable al llegar a una nueva localización. También es recomendable que este jugador no deje de moverse junto a sus compañeros en busca de nuevos puntos de disparo.

La infiltración es un punto fundamental, por lo tanto, es muy recomendable que dos jugadores vayan equipados con armas de medio y corto alcance. Estas armas tendrán que llevar silenciador para evitar ser detectados. Es interesante también que dispongan de explosivos y todo tipo de distracciones para tener más opciones en el campo de batalla. Por último, deben potenciar habilidades relacionadas con el sigilo y la infiltración.

Finalmente, será necesario que un jugador cubra la retaguardia y vaya equipado con armamento pesado como escopetas o ametralladoras ligeras. Su presencia será fundamental en caso de que la situación se complique. Este miembro también puede estar especializado en explosivos, vehículos y/o curación, ya que durante la misión será imprescindible que ayude en uno o varios de estos aspectos.

Llegada y reconocimiento

Aunque Ghost Recon: Wildlands incorpora una gran cantidad de misiones principales y secundarias, las reglas básicas para afrontarlas son muy parecidas.

Lo primero que tendremos que hacer al llegar a una zona será dejar el vehículo lo suficientemente alejado y escondido como para no llamar la atención, ya que no queremos empezar la misión siendo detectados y con los enemigos mucho más atentos a nuestros movimientos.

El segundo paso es reconocer la zona. Para ello, será fundamental el uso de los drones. Estos dispositivos pueden tener varias especializaciones, sin embargo, lo más importante es que hayamos mejorado el alcance y la batería de los mismos, lo cual nos permitirá cubrir zonas más amplias de terreno desde posiciones seguras. También es importante no llamar la atención con el dron mientras estemos en pleno reconocimiento, ya que podemos alertar a los guardias y activar la alarma.

Otro complemento interesante son los prismáticos que, aunque algo más limitados en su uso, son igualmente efectivos para detectar a los enemigos y los objetivos de la misión. Es importante mejorar constantemente el dron y los prismáticos para contar con una mayor ventaja en el terreno.

Infiltración

Una vez marcados todos los enemigos y objetivos, será momento de entrar en acción. Con un equipo bien compensado y coordinado tendremos que ir matando sigilosamente a todos los enemigos. Para ello se recomienda siempre el uso del silenciador, así como la visión nocturna o térmica, elementos que facilitarán enormemente la tarea. En este punto, podremos optar por eliminar selectivamente a los enemigos que encontremos en nuestro camino o matarlos a todos, siendo esta última opción la más recomendable si queremos tener una huida tranquila, aunque también es la que requiere de más técnica y paciencia.

Para limpiar la zona se recomienda movernos con tranquilidad y agachados, analizando en todo momento los patrones de movimiento de los enemigos. Además, en caso de encontrar situaciones complicadas con varios enemigos muy cercanos entre sí, será aconsejable utilizar el disparo sincronizado, ya que en caso de que un guardia vea a un compañero caído en combate dará la voz de alarma. Para evitar este tipo de problemas, también podemos acabar con las alarmas de la zona, pudiendo desconectarlas disparando a la caja eléctrica luz situada en la parte superior de la misma.

Mientras vayamos avanzado por la zona también será importante detenerse para conseguir recursos y completar misiones adicionales, ya que estas nos permitirán mejorar mucho más rápido tanto al personaje como el arsenal.

Entrar en acción

En caso de ser detectados durante la misión, habrá que intentar ocultarse para que todo vuelva a la normalidad. Sin embargo, en caso de que la situación se haya descontrolado, lo mejor será pertrecharnos con nuestras armas más potentes y cubrir al miembro del grupo que porta el armamento pesado y los explosivos. En este momento es recomendable que el francotirador se acerque al grupo y realice una cobertura más activa.

También será fundamental haber acabado con las alarmas, ya que esto evitará que vengan refuerzos. También es importante que estemos muy atentos de los aliados que caen en combate ya que, aunque tendremos tiempo suficiente para reanimarlos, no podemos descuidar nuestra función de sanación. Para ello, es recomendable analizar bien la situación en la que está nuestro aliado y hablar con él para que nos diga dónde está el enemigo que lo ha abatido. Por último, si disponemos de un dron de sanación, será mucho más interesante enviarlo que arriesgarnos a caer junto a nuestro compañero.

En caso de jugar con la IA, el número de reanimaciones será limitado, por lo que habrá que tener mucho más cuidado. Sin embargo, en cooperativo nuestros compañeros nos pueden reanimar indefinidamente, dándose por fallida la misión en caso de que ningún jugador quede en pie.

Si ya hemos terminado la misión y estamos atrapados por el fuego enemigo, es aconsejable atrincherarse en una posición segura y tener algo de paciencia, ya que los rivales no pararán de venir y podremos acabar con ellos poco a poco. También podemos optar por pedir ayuda a los rebeldes, los cuales pueden ser un factor fundamental en las situaciones más complicadas.

Salir de la zona

Si la misión se ha desarrollado sin problemas y no hemos llamado la atención, simplemente tendremos que tener cuidado al replegarnos para no ser detectados. Sin embargo, si todo se ha complicado y hemos entrado en acción, tendremos que coordinarnos para poder acabar con los enemigos e intentar buscar una vía de escape.

Lo más recomendable es que una parte del grupo se quede defendiendo el último punto seguro y que el resto intente salir de ese punto y encontrar un medio de transporte para abandonar la zona. Lo mejor sería contar con un helicóptero armado, ya que nos permite llegar hasta el corazón de cualquier localización y utilizar las ametralladoras para cubrir la salida de nuestros compañeros. Sin embargo, también es igualmente válido con un vehículo terrestre blindado y armado.

Una vez conseguida la extracción será momento de escapar de la zona, aunque seguramente tendremos una larga persecución.

Utilizar la imaginación

El título ofrece una enorme cantidad de opciones para afrontar las diferentes situaciones y, aunque el procedimiento anterior suele ser el más habitual, también encontraremos momentos en los que la imaginación será nuestra mejor aliada. Es por ello muy recomendable que pensemos en opciones diferentes para afrontar las situaciones más complicadas o cumplir rápidamente con las misiones sencillas.

Para ello se recomienda, por ejemplo, el salto en paracaídas. Es cierto que esta maniobra puede alertar a los enemigos, pero un buen salto nos puede colocar en el centro de la misión sin tener que reconocer ni infiltrarnos en la zona. De la misma forma, una vez cumplida la misión, nuestros compañeros pueden aterrizar en la zona con un helicóptero y, pese al fuego enemigo, cubrir nuestra salida hasta la aeronave y salir rápidamente de la zona.

Estos procedimientos tan poco ortodoxos a veces son los más efectivos, aunque hay que reconocer que normalmente suelen salir mal. Si esto sucede, podemos pensar en nuevas vías o volver al clásico sistema de localización e infiltración.

Completar misiones secundarias

Ya hemos hablado del gran número de misiones secundarias y extras que incluye Ghost Recon: Wildlands. Estas son importantes para mejorar nuestro arsenal, optimizar las habilidades de nuestro personaje y conocer la historia en profundidad. Por ello, debemos ir cumpliendo con todas las misiones que podamos.

Es cierto que a veces es un proceso algo tedioso, pero se recomienda utilizar los largos desplazamientos para hacer pequeñas paradas y completar misiones. Este procedimiento se puede realizar tanto en los viajes por tierra como por aire.

En caso de no querer realizar tantos desplazamientos, podremos utilizar los puntos de viaje rápido para acercarnos a las localizaciones que más nos interesen.

La unidad

La Unidad hace las veces de policía en Bolivia, sin embargo, este grupo armado es muy permisivo con el cártel de Santa Blanca, por lo que, lejos de ayudarnos, estarán siempre atentos para intentar acabar con nuestras operaciones. De esta forma, a medida que vayamos atacándolos o acabando con la población local, su nivel de búsqueda irá aumentando y empezarán a utilizar transportes y armamento más sofisticado y letal. Debido a esto, se recomienda tener cuidado con La Unidad e intentar evitar los conflictos directos con ellos.

No matar civiles

Repartidos por todo el mapa iremos encontrando habitantes de Bolivia que nada tienen que ver con el cártel o La Unidad, sin embargo, estarán siempre presentes tanto en ciudades como caminos. Es por ello fundamental que tengamos mucho cuidado, tanto conduciendo como utilizando el arma, para no acabar con ellos, porque si matamos a dos civiles en un corto espacio de tiempo, seremos expulsados de la misión.

Buscar en la guía

Flecha subir