Vandal

Todo sobre el Modo Aventura en Diablo III: Eternal Collection para Switch

Todo lo que hay que saber sobre el 'postgame' de Diablo III.
Todo sobre el Modo Aventura en Diablo III: Eternal Collection para Switch
·

El Modo Aventura vendría a ser el equivalente del "postgame" de Diablo III, ya que una vez completada la historia principal en el Modo Campaña será aquí donde invertiremos casi todas nuestras horas de juego, incluyendo las de los nuevos personajes que nos creemos. Aquí tendremos numerosas actividades disponibles en las que podremos participar para seguir progresando y mejorando a nuestro personaje.

Contratos

Cuando iniciemos una nueva sesión en el Modo Aventura aparecerán cinco contratos aleatorios en cada acto. Cada uno de ellos nos pedirá que hagamos una cosa distinta, como limpiar de enemigos una mazmorra, completar un evento, matar a un monstruo único o derrotar a un jefe final.

Para saber dónde están estos contratos, simplemente nos bastará con abrir el mapa y buscar las zonas marcadas con un signo de exclamación. Al teletransportarnos a esos lugares, se activará el contrato y podremos ponernos manos a la obra. Al finalizar cada uno de ellos, recibiremos una buena cantidad de experiencia, oro, objetos y esquirlas de sangre, las cuales pueden ser utilizadas como moneda de canje para comprar los ítems que vende Kadala en las ciudades.

PUBLICIDAD

Además, al completar todos los contratos de un mismo acto recibiremos un cofre especial con suculentas recompensas, como objetos legendarios y materiales de transmutación que podemos utilizar con el cubo de Kanai.

Fallas Nephalem

Las fallas nephalem son unas mazmorras especiales donde nuestro único objetivo será el de matar enemigos para rellenar un medidor. Cuando este llegue al 100%, aparecerá el guardián de la falla, un poderoso jefe que nos dará grandes recompensas si conseguimos abatirlo.

Entre las características más interesantes de las fallas tenemos el hecho de que su diseño mezcla de forma completamente aleatoria regiones, mazmorras y enemigos de todos los actos, por lo que nunca sabremos qué clase de combinaciones nos vamos a encontrar. Además, a medida que progresemos en ellas nos toparemos con unos pilones que nos otorgarán grandes ventajas, como invulnerabilidad temporal o la posibilidad de lanzar rayos que aniquilen todo a nuestro paso.

Para entrar en una falla, nos bastará con tocar el obelisco que encontraremos en cada ciudad. Al hacer esto, se abrirá un portal que nos llevará directo hasta una de estas peculiares mazmorras.

Fallas superiores

Para entrar en estas fallas tendremos que usar las piedras de falla superior que obtendremos matando a los guardianes de falla de las fallas normales. Al colocar la piedra en el obelisco, tendremos que escoger el rango de la falla superior que queremos jugar (se irán desbloqueando rangos superiores a medida que vayamos completando los anteriores).

El objetivo de estas fallas es el mismo que en las normales: matar enemigos para rellenar un medidor y que aparezca el guardián de la falla. Sin embargo, aquí cada nivel que superemos hará que aumente el nivel de dificultad y tendremos un tiempo limitado para completarlos (si no llegamos a tiempo, podremos matar al jefe, aunque no podremos pasar al siguiente nivel). Además, tampoco nos dejarán cambiar nuestro equipo ni habilidades durante el transcurso de la falla.

Por otro lado, cabe destacar que nuestros resultados (dificultad más alta a la que llegamos y el tiempo que tardamos en ello) se publicarán en los marcadores online del juego. Como estas fallas son a contrarreloj, los enemigos no soltarán ningún objeto hasta que lleguemos al final y las hayamos completado, de modo que podremos centrarnos únicamente en masacrar demonios lo más rápido que podamos.

Al derrotar al guardián de una falla superior dentro del tiempo límite, aparecerá Urshi, quien nos ofrecerá mejorar alguna de nuestras gemas legendarias. A mayor dificultad, más probabilidades tendréis de que la mejora tenga éxito.

Fallas de desafío

Estas fallas son un tanto especiales, ya que aquí tendremos que intentar completar la misma falla que otro nephalem superó con anterioridad a nosotros, usando sus mismas armas, habilidades y equipamiento. El objetivo no es solo llegar al final, sino hacerlo en un tiempo menor que quien nos precedió. Como podréis intuir, debido a estas características, el diseño de estas fallas siempre es el mismo, por lo que no hay componente aleatorio.

Mazmorras de conjunto de clase

Si exploramos la Mansión de Leoric con un conjunto de clase completo, podremos acceder a unas mazmorras especiales en las que tendremos que matar al número de enemigos que nos especifiquen sin morir y cumpliendo, al menos, uno de los objetivos que nos aparezcan marcados en verde. Eso sí, si matamos a todos los enemigos de la mazmorra y completamos todos los objetivos dentro de un tiempo límite, obtendremos unos blasones especiales para lucir nuestra hazaña.

Buscar en la guía

Flecha subir