Análisis de State of Decay XBLA (Xbox 360, PC)

De un juego que apuntaba a posible fracaso, ha salido una de las últimas sorpresas del género.
State of Decay XBLA
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
SONIDO
NOTA
8
DIVERSIÓN
JUGABILIDAD
Análisis de versiones Xbox 360 y PC.

Los más jugones ya sabemos, aun con bastantes excepciones, qué esperar de un juego sólo juzgando su desarrollo. Para ponernos en situación, tenemos un juego bastante ambicioso, que llega de la mano de un estudio desconocido, que desaparece de los medios durante un año, y que llega a la distribución digital de repente, sin publicidad ninguna y sin previo aviso. Éstos son, en muchos casos, los ingredientes de la receta para el fracaso, pero no en el de State of Decay. State of Decay es, por méritos propios, una gran sorpresa en el género zombi, y ahora mismo os contamos por qué.

State of Decay es un juego de acción en tercera persona situado en un mundo abierto. Nos invita a encarnar a distintos héroes en la lucha día a día por la supervivencia, con un toque realista, y con un pequeñísimo toque de estrategia que da variedad –e, insistimos, más realismo– al conjunto jugable. Tras decepciones como The Walking Dead: Survival Instinct, los aficionados a la serie de televisión tienen aquí un serio candidato a rellenar ese vacío que dejó el título de Activision.

Comenzando la aventura

Nuestra aventura comienza de manera abrupta, cuando descubrimos a nuestro acompañante siendo atacado por unos "psicópatas" (en un primer momento, nadie piensa que son zombis) en medio de la montaña. Tras una brevísima secuencia que hace las veces de tutorial, y que nos invita a aprender los generalmente sencillos controles, conoceremos al primer grupo de supervivientes, que nos dan más información sobre lo que está pasando, y nos enseñan nuevas mecánicas que sentarán las bases de State of Decay.

PUBLICIDAD

Undead Labs ha creado un juego que nos recuerda a muchas otras series o películas de zombis, alternando la acción con los diálogos, la exploración, la infiltración, la búsqueda de recursos, etcétera. Podríamos decir que la jugabilidad toma prestado de los máximos exponentes del género zombi, y que se divide en tres aspectos básicos: combate, exploración y toma de decisiones. Y, curiosamente, este mecanismo encaja bastante bien en la propuesta.

¡A pelear!

Por una parte, como decimos, está el combate. Contamos con la posibilidad de llevar distintos objetos con nosotros –en una mochila, cuyo tamaño podemos ampliar–, incluyendo tanto los de ataque como los curativos. Nuestras armas cuerpo a cuerpo se gastarán con el uso, al igual que, obviamente, las balas, y no será nada fácil encontrar más objetos y munición en medio de la batalla, por lo que es muy conveniente ir siempre preparado. Además, nuestro personaje tiene un límite de energía, que se gastará al pegar, esprintar o saltar, obligándonos a dosificar nuestras fuerzas.

 1

Tanto la salud como la energía se pueden recuperar descansando o con objetos curativos, aunque si nos vemos sobrepasados por hordas de zombis no será fácil hacerlo. Además, estos dos aspectos vitales del personaje se irán degradando si no descansamos, por lo que puntualmente será necesario cambiar de personaje para que éste se quede en nuestra base, recuperando energías. Podremos elegir cualquier otro compañero siempre y cuando hayamos establecido una amistad con él o ella, por lo que será necesario animarlos –a través de comandos de diálogo– o saludarlos a cruzarnos con ellos.

El combate es muy cómodo, con tan sólo X e Y para pegar –pudiendo modificarse con LB–, y los gatillos para apuntar y disparar. En general, es muy fácil matar a las criaturas, e incluso podemos aniquilarlas silenciosamente si las cogemos por la espalda sin ser vistos, aunque poco a poco irán apareciendo nuevos rivales más complicados, que requieren un tipo de ataque concreto, u hordas de enemigos que nos asaltarán sin piedad.

Los personajes, además, irán mejorando sus habilidades con el uso, por lo que correr, atacar, explorar, etcétera, nos permitirá subir de nivel y mejorar nuestra fuerza, nuestra resistencia, y demás aspectos relacionados. Un aspecto relativamente sorprendente, y que nos recuerda a ZombiU son las muertes permanentes, y es que si caemos frente a las criaturas no muertas, nuestro personaje y todos sus recursos se quedarán ahí. Podremos, eso sí, ir con otro compañero a recoger sus pertenencias caídas.

 2

¡A explorar!

Por otra parte, está la exploración. Los recursos no sobran, y los que vamos encontrando en cada misión no serán suficientes para mantenernos al día, ya que a veces ni siquiera tendremos la posibilidad de buscarlos. Así, como juego de mundo abierto podemos ir a distintas localizaciones –casas, restaurantes, tiendas, garajes, etcétera– para conseguir nuevos objetos. Tendremos que rebuscar en determinados elementos del entorno, dejando pulsado Y. El proceso tarda unos segundos, aunque podemos acelerarlo con LB a riesgo de hacer mucho ruido y alertar a las criatura circundantes; algo que, os aseguramos, no nos conviene en lo más mínimo.

No sólo buscamos machetes o balas, sino que también necesitamos medicinas, materiales o comida para mantener provista nuestra base. En la base descansan la mayoría de los personajes, y nuestro trabajo es hacer que no les falte de nada. Como vamos alternando de personaje, no tenemos la sensación de que controlamos a un "mandao", sino que cada uno aporta su granito de arena para mantener el bien común.

 3

En el mapa de juego podemos ver las zonas a explorar –las cuales descubriremos mirando desde puntos estratégicos–, así como las exploradas, y se nos avisa de cuándo ya no quedan más recursos por extraer de una ubicación. También podemos buscar nuevos lugares en los que sentar una base, que sea más amplia, más cómoda, tenga mejores instalaciones, o sea más segura. Y es que, como os podréis imaginar, la base no es un fuerte infranqueable, y ya sea por casualidad o porque nosotros los arrastramos, a veces sufriremos ataques zombis.

¡A decidir!

Por último está la toma de decisiones. Nosotros tendremos que hacer valer nuestra opinión en la base, y tendremos que apoyarla con hechos. Por ejemplo, se dará el caso de que encontremos nuevos supervivientes, y tendremos que decidir si invitarlos, si enfrentarnos a ellos, o si, sencillamente, ignorarlos. Nuevos inquilinos suponen nuevas ayudas, pero también nuevas bocas que alimentar, nuevas heridas que curar, y menos sitio para dormir, lo que puede mermar la moral del grupo. Cada personaje tiene una habilidad y una profesión, y por ilustrar un caso obvio, invitar a un cocinero mejorará el la organización de la comida.

 4

Eso sí, no todo el mundo estará de acuerdo con nuestras decisiones, y puede que aquellos invitados no se porten tal y como esperábamos. Tendremos que dar el visto bueno o rechazar las propuestas de nuestros compañeros de base, e incluso puntualmente, dar un paseo o salir de "caza" con alguno para ayudar a que mejore su estado mental. Al principio, mantener la base funcionando no es un gran problema, pero sí que requiere dedicarle algo de tiempo para asegurarnos de que todas las necesidades están cubiertas. Para ello tenemos un menú desde el cual podemos ver las necesidades y las posibilidades de mejora, así como pedir ayuda por radio para casos concretos.

Todas las decisiones afectarán a la estima en la que nos tienen nuestros compañeros, y no todas tendrán el mismo impacto. Tal y como sucedería en la vida real, no tiene las mismas consecuencias en el grupo decidir si queremos recoger a un grupo de desconocidos y decidir si disparar a uno de nuestros compañeros que sospechamos que ha sido infectado.

Estos tres pilares de la jugabilidad funcionan muy bien, y se integran con naturalidad para evitar una dinámica tediosa. Las misiones son razonablemente variadas durante la primera mitad de juego, aunque luego comienzan a transmitir sensaciones más repetitivas. Como cabe esperar, las más populares son ve a matar zombis, ve a rescatar a tal, ve a recoger cual, y defiende el sitio. Aun así, son generalmente divertidas, e incluso solemos tener libertad para afrontar la situación, ya sea a tiros, infiltrándonos o atropellando a todo lo que se nos ponga por delante.

 5

Aspectos técnicos

Técnicamente es un juego con muchos altibajos, sobre todo, causado por la generación de escenarios. Si vamos a pie, las estampas que vemos son realmente impecables. Tanto es así que pensamos que han utilizado el motor de Alan Wake, algo que no nos extrañaría sabiendo que está producido por Microsoft Game Studios. Eso sí, en el momento que nos montamos en un coche y empezamos a correr, veremos cómo la tasa de imágenes por segundo baja hasta límites intolerables, las texturas no cargan y los escenarios se generan brusquísimamente ante nosotros, afeando un conjunto que, de otra manera, rozaría el sobresaliente.

En el tema de los personajes, los modelados son buenos, tanto para zombis como para humanos, pero las animaciones corporales no pasan de correctas, y las faciales, se acercan a lo inexistente. Esto, unido a que a veces la detección de entornos brilla por su ausencia, nos deja imágenes un poco feas, con criaturas atravesando paredes, personajes atizando a zombis voladores en los tobillos, y demás situaciones que nos gustaría no haber visto.

 6

Cuando todo funciona bien, el trabajo realizado por Undead Labs es digno de aplaudir. El tratamiento de la luz está casi a la altura de lo visto en Alan Wake –remarcamos que creemos que usan el mismo motor gráfico–, y la maniobrabilidad de los coches –de distintos tipos y con distintas respuestas– aporta también un toque de distinción a la conducción. Como decimos, si no fuese por estos aspectos tan mejorables, e incluso algunos momentos en los que el juego se queda pillado durante dos o tres segundos sin razón aparente, podría ser uno de los mejores aspectos gráficos en juegos independientes en 3D.

El aspecto sonoro es también muy discreto, y aunque todos los diálogos tienen voz –en inglés con subtítulos en castellano–, no cambiará la cámara a la hora de relatarlos. En su lugar, se mantendrá la cámara en tercera persona tras el personaje, restando dramatismo a algunas de las secuencias con más carga emocional. La historia es bastante típica, e incluso nos deparará sorpresas de las que ya todos esperamos –ve a recoger a éste, que está en un sitio muy tranquilo, y cuando llevas ves que está lleno de zombis–, pero cumple con creces para mantenernos jugando.

Conclusiones

State of Decay es uno de esos juegos que parecía estar destinado a quemar córneas y a hacernos lamentar el dinero invertido, pero que, sorprendentemente, ha llegado para ofrecer un gran título de zombis. Es un juego largo –difícilmente lo completaremos en menos de 10 horas jugando sin pararnos más de la cuenta, añadid algunas más si queréis explorar todo y hacer las secundarias–, intenso –la tensión de poder morir en cualquier momento se nota– y gráficamente competente –a pesar de los mencionados fallos–, por lo que los aficionados al género zombi deberían darle una oportunidad.

 7

Si os habéis quedado con ganas de un buen juego basado en la serie de televisión de The Walking Dead, quizá éste sea una opción viable, y es que nos ha recordado mucho a ella a pesar de únicamente compartir la temática. Suponemos que el desarrollo de State of Decay no ha sido sencillo –prueba de ello ha sido el año que ha estado desaparecido y la pérdida de multijugador–, pero con más tiempo y presupuesto, creemos que la obra de Undead Labs podría haberse convertido en un gran referente del género. Por el momento, ya es un título muy a tener en cuenta, y eso es digno de alabar.

Juan Rubio
Colaborador
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Análisis
2021-07-22 11:32:00
El primer Akiba's Trip se remasterizan en plataformas actuales y rescata una aventura de PSP que no llegó a Occidente.
Last Stop - Análisis
Last Stop - Análisis
Análisis
2021-07-21 18:21:00
Los creadores de Virginia, Variable State, vuelven con tres historias paralelas muy cinematográficas que mezclan el costumbrismo con la fantasía.
Cris Tales - Análisis
Cris Tales - Análisis
Análisis
2021-07-21 11:25:00
Precioso rol con sabor clásico que no pierde la oportunidad de aportar nuevas ideas, aunque no siempre destape todo su potencial.
Death's Door - Análisis
Death's Door - Análisis
Análisis
2021-07-20 15:36:00
Una entretenida y amena aventura al más puro estilo Zelda a la que le ha faltado un punto de brillantez para terminar de alzar el vuelo.
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Análisis
2021-07-20 11:17:00
Plataformas clásicas con mucha gracia y personalidad se asoman a Switch y PC con esta versión mejorada y definitiva de un simpático plataformas.
The Silver Case 2425 - Análisis
The Silver Case 2425 - Análisis
Análisis
2021-07-15 10:29:00
Grasshopper Manufacture reúne en un solo juego el díptico de novelas visuales que los vio nacer.
PEGI +18
Plataformas:
Xbox 360 PC

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 5/6/2013
  • Desarrollo: Undead Labs
  • Producción: Microsoft Studios
  • Distribución: Xbox Live
  • Precio: 1.600 Microsoft Points
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Marcadores
  • Requisitos PC
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.53

PUNTÚA
State of Decay XBLA para Xbox 360

27 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
  • Fecha de lanzamiento: 5/11/2013
  • Desarrollo: Undead Labs
  • Producción: Microsoft Game Studios
  • Distribución: Steam
  • Precio: 18,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Marcadores
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
7.5

PUNTÚA
State of Decay para Ordenador

8 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir