Análisis de Gears of War 3 (Xbox 360)

Gears of War 3 culmina la trilogía más dinámico y completo que nunca.
Gears of War 3
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9.5
SONIDO
9
NOTA
9.5
DIVERSIÓN
10
JUGABILIDAD
9.5
Análisis de versión Xbox 360.

La irrupción de Gears of War a finales de 2006 como juego estrella de Xbox 360 ha sido, en retrospectiva, uno de los hitos de esta generación de videojuegos. El espectacular juego de Epic Games se convirtió de inmediato en el referente de los juegos de acción en tercera persona, incluyendo muchas de las novedades jugables que se han convertido en comunes durante esta generación: tiroteos con coberturas, un sistema de vida que prescindía de las barras de energía y una campaña cooperativa, entre otras cosas, además de incluir un modo multijugador online que se convirtió en una de las estrellas de Xbox Live antes de ser superado por el torrente de juegos de acción en primera persona que vendrían después.

Dos años después del primero llegaba la segunda parte, una secuela considerada continuista, que refinaba al máximo lo visto en el juego original e introducía el modo cooperativo Horda, de nuevo emulado e imitado por el resto de juegos de acción, tanto en primera como tercera persona. Pese a que repitió el éxito del anterior, fue considerado un juego demasiado parecido al original, tanto a nivel estético como jugable, y parece que las críticas han "picado" al equipo de Epic Games dirigido por CliffyB, que han plasmado una tercera parte, la que hipotéticamente cierra la trilogía, que cambia bastante el estilo de los anteriores. Los casi tres años de desarrollo que ha tenido el equipo para realizar el juego se notan.

Tiroteos más dinámicos, más armas

Gears of War 3 sigue siendo Gears of War, pero es mucho más dinámico que los anteriores. Los tiroteos ya no son tan estáticos como en los dos juegos del año pasado, tendremos que movernos mucho más para acabar con los Locust y los Luminosos en las diferentes situaciones de combate, pues las coberturas ya no son tan fiables como antes, ni disparar desde ellas es ya la forma más rápida y segura de acabar con los enemigos. Los escenarios de combate son mayores, lo que hace que tengamos que avanzar para acabar con las hordas enemigas, y gran parte de los objetos con los que nos cubriremos se van destruyendo en tiempo real, lo que hace que tras unos segundos aguantando fuego enemigo, sus balas nos acaben dando. Lo mismo ocurre en el caso contrario, pudiendo acabar con un enemigo bien parapetado a base de acabar con su cobertura. Además, los ataques enemigos son bastante más variados que simples disparos, haciendo que cuando nos ataquen con explosivos tengamos que esquivar in extremis la muerte en muchas ocasiones. Las coberturas siguen ahí y cubrirnos es lo primero que deberemos hacer en cuantos nos disparen, pero eso es solo el principio de cada tiroteo.

PUBLICIDAD

Además de ser más dinámico, es también más variado. El ritmo de los niveles se ha cuidado más, y los tiroteos genéricos, de relleno, son minoría, ya que casi siempre habrá algo especial en el grupo de enemigos que hará que cada combate tenga una particularidad. Desde los tallos y sus vainas que no paran de generar luminosos, hasta los gigantescos lanzadores de bolas de fuego, pasando por los Locust y su variado arsenal, avanzamos tiroteo tras tiroteo pero cada uno de ellos nos pide hacer algo ligeramente diferente. A esto contribuye también un repertorio de armas mayor que nunca, estando obligados a ir cambiando de armas, probando lo que nos vayamos encontrando, porque la munición para las "armas oficiales CGO" escasea, lo que nos obligará a ir adoptando el armamento que vaya dejando el enemigo.

Conociendo más a nuestros soldados

La historia de Gears of War 3 también progresa. Nos encontramos con un mundo que está más desolado que nunca, ya no en guerra contra los Locust y los Luminosos, sino en un estado casi post-apocalíptico, con una CGO fragmentada y al borde de la desesperación, y una humanidad que sobrevive contra los elementos y sus enemigos en refugios y campamentos fuertemente guardados y no siempre muy contentos de recibir a las tropas de la antaño todopoderosa organización militar. Tras los sucesos del segundo juego, los Locust están algo mermados, y el enemigo peligroso son los Lambent o Luminosos, una especie de enfermedad que muta todo lo que encuentra a su paso, y cuyos gigantescos tallos siembran el terror de la población, destrozando ciudades e infestándolas de soldados. Una especie de ejército biológico con cierta oscura inteligencia. La CGO, con Marcus Fénix, Dom Santiago, Cole y compañía, sobrevive como puede dieciocho meses después de los sucesos del segundo juego, cuando el inesperado retorno del presidente Prescott desencadena una serie de sucesos que harán que nuestros héroes se embarquen en una lucha a la desesperada contra todo lo que no sea humano.

Sin entrar en detalles, hay que mencionar que la historia ha mejorado de nuevo. A Gears of War se le criticó la ausencia de una historia en condiciones, con personajes planos que desde entonces pasaron a ilustrar el estereotipo de "marine futurista hipermusculado", y la segunda parte progresó bastante en este aspecto. En esta tercera parte se profundiza más en la personalidad de cada uno de ellos, en su pasado y en sus motivaciones, lo que le da a la historia un tinte épico y emotivo, al estilo de las películas de guerra donde los soldados muestran su humanidad y se sinceran en situaciones de vida o muerte. Dicho en resumidas cuentas, está claro que todos los personajes de Gears of War son igual de brutos, pero en esta tercera parte sabremos qué ha llevado a cada uno a serlo. Además, la historia de un par de giros inesperados, y en ocasiones se cuenta de forma muy original: por ejemplo -y sin destripar nada-, en el primer acto del juego.

Nuevas armas y situaciones

Como decíamos al principio del artículo, la clave de Gears of War 3 es que aporta un mayor dinamismo a los tiroteos y cuenta con situaciones más variadas. Tras los primeros minutos del juego, que ejerce de tutorial para los nuevos jugadores y de puesta al día para los veteranos, comprobamos cómo las coberturas siguen estando allí pero ya no son un elemento de la jugabilidad tan importante como antes. El juego nos permite intentar flanquear a los enemigos asumiendo el riesgo de que nos disparen, o enfrentarnos a ellos a campo abierto sin que sea un suicidio hacerlo, y eso hace que los tiroteos estén menos encorsetados que en anteriores juegos de la saga.

Hay más movimientos entre coberturas que nunca, ya que nos encontraremos con enemigos que lanzan explosivos a distancia, y en resumidas cuentas puede decirse que el juego gana dinamismo y acción, haciéndose menos repetitivo que los anteriores. La mecánica de coberturas de Gears of War y su secuela no llegaban a cansar tanto porque en el caso del primero eran completamente nuevas, y en el segundo todavía se conservaban frescas. Haber vuelto a hacer un juego tan estático habría resultado un tanto aburrido, no ya por haberlo hecho en las dos entregas anteriores, sino por todos los juegos que en los últimos años los han emulado. El equipo de Epic ha conseguido dinamizar la mecánica de Gears of War y hacerla más divertida gracias a la variedad de armas y situaciones.

Aunque no podemos poner ejemplos de "situaciones especiales" dentro del modo campaña para no destripar la historia, sí tenemos que volver a hacer hincapié en lo variado que resulta, y cómo los desarrolladores han intentado aportar algo especial a cada uno de los tiroteos. Aparte, la campaña va mejorando con el paso del tiempo. La cantidad de armas nuevas contribuye a esa mayor variedad que ya comentábamos; algunas, como el Excavador (lanza minas por debajo de la tierra, que saltan al llegar al enemigo) o el One-Shot Kill (un rifle que mata a los enemigos de un disparo, reduciéndolos a pulpa) solo las usaremos en contadas ocasiones, pero otras pasarán a formar parte de nuestro arsenal habitual, haciendo que recurramos menos al Lancer.

Las que más usaremos, por una cuestión de munición, son el Hammerburst (un rifle ligero) y, sobre todo, el Retro Lancer. Ésta es una versión modificada del Lancer con menos munición, algo más imprecisa a la hora de disparar, pero que hace más daño a los enemigos. En vez de contar con una sierra mecánica para los ataques cuerpo a cuerpo, cuenta con un cuchillo... y manteniendo pulsado el botón de ataque cuerpo a cuerpo, realizaremos una carga hacia adelante que ensartará a los enemigos, transmitiendo una sensación de satisfacción que recuerda a la primera vez que matamos a un enemigo con la motosierra en el primer Gears of War. Esta carga puede romper en muchas ocasiones las posiciones enemigas, haciendo que nuestro tres compañeros desbaraten a los enemigos que hemos hecho salir de sus coberturas.

 1

La mecánica de "recarga con habilidad" sigue presente, pudiendo recargar más rápido, y obtener bonificaciones, si le damos al botón RB en el momento justo. Además, podremos ordenar a nuestros compañeros que concentren el fuego en un enemigo en concreto, y ayudándonos de este rudimentario pero útil sistema táctico nos será más fácil dividirnos el trabajo y flanquear a los enemigos. También se ha incluido una especie de "modo detective", haciendo que pulsando LB se nos resalten objetos del escenario, y el punto hacia donde tenemos que ir. Lo único que no nos ha convencido del todo son los ataques cuerpo a cuerpo normales y corrientes, que pueden resultar un poco caóticos. En definitiva, el combate es tan divertido como siempre y el repertorio de armas tiene algunas novedades muy divertidas. Hasta contamos hasta con una ametralladora cooperativa, disparándola uno y sosteniendo el otro la caja de las balas, y con partes en las que manejaremos mechas.

Luego está, claro, lo que no podemos mencionar ni contar para no destripar el juego, pero en definitiva la campaña, de unas diez horas de duración, tiene muchas sorpresas y una historia que nos engancha para terminar de una vez esta guerra desesperada de la humanidad contra los Locust. Puede jugarse, además, en cooperativo hasta con cuatro jugadores. El único defecto que le hemos visto es que a veces las secuencias cinemáticas comienzan abruptamente, sin conectar bien del todo con el juego.

 2

El cooperativo y el multijugador

La campaña es muy completa, pero el multijugador da un paso más incluyendo los habituales modos competitivos, una versión completamente renovada del modo Horda, y el nuevo modo Bestia. Los modos multijugador competitivos funcionan muy bien, con modos sencillos como "Zona de Guerra" o "Por equipos" hasta modalidades con más miga como "Ejecución" o "Captura al líder". El "modo detective" que comentábamos antes puede usarse en el multijugador para identificar ítems en el escenario, que nos mostrarán primero en un mapa del nivel desde arriba, antes de comenzar. Esto hace que algunas rondas de los modos Zona de Guerra o Deathmatch por equipos comiencen como una carrera de algunos jugadores para llegar antes a donde se encuentra el arma potente del nivel, como el mortero, el one-shot kill, el lanzagranadas o incluso el Martillo del Alba (cambia en cada ronda). Esto puede resultar frustrante para algunos jugadores al principio, que verán cómo de repente les cae una lluvia de misiles de mortero porque un enemigo se ha hecho con el arma, pero al cabo de unas partidas esto le da un nuevo componente táctico a las rondas. Siempre habrá enfrentamientos en esa zona en los primeros segundos de partida, como una carrera para ver quién coge el arma primero; en ocasiones, incluso nos encontraremos de frente con el jugador rival que también va a por el arma, resultando en unos tiroteos a quemarropa.

Las novedades del modo Horda han sido muy promocionadas en los últimos meses, ya que el original de Gears of War 2 fue una novedad muy bienvenida y copiada por los demás juegos de acción. En el Horda 2.0, no solo tendremos que acabar con oleadas de enemigos de mayor potencia, sino ir fortificando nuestra base con el dinero que iremos ganando. Esto le da un componente táctico mucho mayor, y obliga a que los cinco jugadores no solo se cubran las espaldas a la hora de combatir, sino que se organicen para fortificar bien la base. La mecánica del modo Horda sigue siendo tan divertida y se refresca con este añadido de las fortificaciones.

Menos se ha hablado del modo Bestia, que es una especie de Horda a la inversa en el que nosotros, junto con otros cuatro jugadores, asumimos el papel de los Locust con la misión de acabar con grupos de supervivientes humanos que van creciendo en número y fuerza. Ser el bando atacante es divertido, y más si tenemos en cuenta que podemos elegir ser una serie de enemigos Locust (incluyendo el Berserker), ganando dinero que podremos gastar ronda tras ronda. Un nuevo modo interesante y muy divertido.

Además, todos los modos multijugador se benefician de un sistema de encontrar partidas o "matchmaking" mucho más eficiente que el del juego anterior, y muy bien integrado en el menú principal del juego. Podremos saltar a una partida en apenas unos segundos, o bien elegir fácilmente opciones de configuración a nuestro gusto.

Gráficamente muy colorista

Aparte de marcar el estereotipo de los marines hipermusculados de esta generación, Gears of War también es el ejemplo por antonomasia de la paleta de colores grisácea y oscura que hemos visto en muchos juegos durante estos últimos años.Esta tercera parte tiene más colorido que nunca, y en la mayor parte del juego lucharemos en plena luz del sol, en escenarios muy variados, visitando diversas partes del mundo de Sera, ciudades de diferentes tipos, yermos poblados por los Locust y alguna que otra sorpresa. La variedad de escenarios es mayor que nunca y eso se agradece, y el juego está lleno de momentos espectaculares donde veremos criaturas gigantescas, tallos de los Lambent que alteran el escenario en tiempo real y escenarios que nos sorprenderán por su exhuberante cantidad de detalles.

 3

Se marca un nuevo hito gráfico en Xbox 360, demostrando el buen hacer de Epic Games a la hora de exprimir las posibilidades de la consola, y solo se ve empañado por ciertos momentos en los que la cantidad de enemigos, explosiones y acción en el escenario hacen que la fluidez del juego se resienta.

El apartado sonoro sigue siendo excelente, contando con un repertorio de efectos de sonido tremendamente variado e impactante, y una banda sonora que cuenta con momentos realmente épicos. El doblaje es muy bueno, aunque algunos personajes quizás sobreactúen un poco, pero en muchas ocasiones son las voces las que hacen que los momentos clave de la historia resulten memorables.

 4

Mejorado y muy completo

Gears of War 3 cierra la trilogía de Marcus Fénix de forma sublime. Cuenta, quizás, con la mejor campaña de toda la saga, y con una cantidad y variedad de modos multijugador que asegura días y semanas de diversión online, incitándonos a seguir jugando para subir de nivel y conseguir más insignias y medallas, gracias al completísimo sistema de estadísticas que incluye. La campaña es muy rejugable, sobre todo si tenemos en cuenta que soporta cooperativo para hasta cuatro jugadores y cuenta con un modo arcade, y los tres modos multijugador principales son tremendamente adictivos. La mecánica del juego se ha cambiado para hacerla más dinámica y obligar a todos los jugadores a salir de su escondite, ya sea online o en el modo campaña, aunque que nadie espere un cambio radical: sigue siendo Gears of War, y si no te gustaron los anteriores, difícilmente te convencerá éste. En cambio, si disfrutaste con las dos primeras entregas, esta tercera parte te encantará.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Spider-Man: Miles Morales - Análisis
Spider-Man: Miles Morales - Análisis
Análisis
2022-11-23 16:02:00
Analizamos la versión para PC de Spider-Man: Miles Morales, un port que llega más pulido que el de Spider-Man Remastered y que también cuenta con mejor adaptación a tecnologías como DLSS.
Gungrave G.O.R.E. - Análisis
Gungrave G.O.R.E. - Análisis
Análisis
2022-11-22 11:28:00
Grave vuelve para descargar plomo en un juego de acción fiel a sus orígenes que no pierde su personalidad.
Evil West - Análisis
Evil West - Análisis
Análisis
2022-11-21 20:05:20
Analizamos la última obra de Flying Wild Hog, un juego que combina el hack & slash al estilo God of War con la ambientación del Oeste de Red Dead Redemption aderezada con vampiros.
Goat Simulator 3 - Análisis
Goat Simulator 3 - Análisis
Análisis
2022-11-18 17:48:00
El juego de la cabra con físicas alocadas vuelve con muchas sorpresas en mecánicas y estructura, y sobre todo, con mucho humor de todo tipo.
The Devil in Me - Análisis
The Devil in Me - Análisis
Análisis
2022-11-17 18:44:00
Supermassive se pasa ahora al terror de ‘Saw’ con un juego entretenido donde, una vez más, las decisiones importan, pero con una historia olvidable y novedades que no terminan de ofrecer nada de valor.
Pokémon Escarlata y Púrpura - Análisis
Pokémon Escarlata y Púrpura - Análisis
Análisis
2022-11-17 10:00:00
Paldea, la región inspirada en España, es el recipiente de una mejora de la fórmula clásica con una renovada estructura que nos permite vivir nuestra propia aventura.
PEGI +18
Plataformas:
Xbox 360

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
9.5
  • Fecha de lanzamiento: 20/9/2011
  • Desarrollo: Epic Games
  • Producción: Microsoft
  • Distribución: Microsoft
  • Precio: 64,95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: hasta 10 jugadores
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
8.83

PUNTÚA
Gears of War 3 para Xbox 360

697 votos
Flecha subir