Análisis de Game & Wario (Wii U)

Wario y sus alocados colegas vuelven para demostrar de lo que es capaz Wii U con 16 juegos más elaborados y complejos que en anteriores entregas pero perdiendo por el camino su frescura y frenesí.
Game & Wario
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
6.5
NOTA
7
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
6.5
Análisis de versión Wii U.

Lo primero que tenemos que dejar claro es que Game & Wario no es un WarioWare, aunque se le parezca mucho y este desarrollado por los mismos creadores. La serie WarioWare, que este año cumple su décimo aniversario, nos ha divertido en Game Boy Advance, GameCube, Nintendo DS y Wii con alocadas recopilaciones de microjuegos, que debían resolverse en apenas unos segundos, sin apenas tiempo para pensar, teniendo que actuar rápido e instintivamente, puro frenetismo y diversión. Además siempre han sido un laboratorio de ideas donde Intelligent Systems y la propia Nintendo han dado rienda suelta a su imaginación con las ideas más locas y gamberras, tanto visuales como jugables.

Si en su estreno en Nintendo DS WarioWare: Touched! demostró de lo que era capaz esta consola portátil, sacando el máximo partido a su doble pantalla, la pantalla táctil, e incluso el micrófono, en Wii consiguió lo mismo, demostrando lo que podía dar de sí el control por movimiento, con pruebas tan divertidas como sorprendentes. Ahora en el primero año de Wii U, Wario llega también para demostrar de lo que es capaz esta consola, cuya característica distintiva es su mando con pantalla, al que Game & Wario da todo tipo de usos.

Pero la apuesta en esta ocasión es bien diferente, en vez de apostar por un montón de microjuegos de apenas unos segundos de duración, incluye 16 juegos, que son tan elaborados y complejos que sus responsables no han querido llamarles minijuegos. Esto hace que aunque repitan los personajes clásicos de la saga WarioWare, cuente con su peculiar diseño artístico en el que todo es posible, y siga con su humor absurdo y sorprendente, se siente muy diferente, y quienes busquen un WarioWare se sentirán decepcionados.

PUBLICIDAD

Como sus creadores han reconocido, Game & Wario en un principio iba a ser un juego preinstalado en todas las Wii U, que demostrara las capacidades del GamePad, y que fuera sencillo y accesible para todo tipo de público, por lo que no se pudieron permitir las licencias creativas de anteriores WarioWare. El producto fue creciendo tanto, que finalmente decidieron lanzarlo como un juego aparte, que se asemeja mucho a Nintendo Land, pero con un tono mucho más desenfadado y gamberro, y más orientado a la experiencia para un solo jugador. Aunque también incluye pruebas multijugador, pero por turnos, usando solo el GamePad.

La anecdótica historia nos cuenta cómo con la salida de una revolucionaria consola que tiene un mando con pantalla, Wario decide ponerse a hacer juegos, con el objetivo de hacerse rico. A partir del primer juego protagonizado por el orondo álter ego de Mario, iremos desbloqueando cada juego de uno en uno, siempre y cuando superemos la primera fase, dificultad o prueba de cada uno, así hasta tener los 16 disponibles, de los cuales 12 son para un jugador (aunque dos de ellos se pueden jugar a dobles), y 4 multijugador, de 2 a 5 jugadores

El primero de todos es Arrow. En este tenemos que sujetar el GamePad verticalmente, tensar hacia atrás la cuerda del arco en la pantalla táctil, apuntar y soltar para disparar una flecha, teniendo que acabar con los robots que aparecen en la tele. Contamos con cuatro vidas en forma de fresas, y tenemos que evitar que nos las roben. Si nos alcanza un robot volando nos quita una vida inmediatamente, y si es por el suelo tenemos una segunda oportunidad, ya que pasan a la pantalla del GamePad, donde les vemos intentando robar una de las fresas, y podemos aplastarles tocándolos con los dedos. Hay una ayuda en forma de frasco de pimienta, y si tocamos un par de veces la nariz de Wario la activaremos, consiguiendo un potente disparo que nos permite eliminar a un gran grupo de enemigos.

Aparecen minas en los escenarios, que causan una enorme explosión si las acertamos, unos enemigos que nos lanzan una bola de acero, teniendo que poner el mando en vertical y mirando a la pantalla para poder pararla, como si fuera un escudo, y al final de cada fase hay un jefe final, al que tenemos que eliminar acertando en diferentes puntos de su estructura. Tenemos cuatro niveles (primavera, verano, otoño e invierno), y la dificultad va aumentando sobre todo por la inclusión del cada vez más determinante viento, que desvía las flechas y que tenemos que tener en cuenta a la hora de apuntar. Arrow es entretenido, aunque no nos ha parecido ni demasiado original, ni muy precioso, a veces es un pelín frustrante, aunque te terminas acostumbrando.

El siguiente es Camera, más original y fresco, y con un uso más ingenioso del GamePad y del tan promocionado juego asimétrico. Protagonizado por Mona, convirtiendo al GamePad en una cámara de fotos tenemos que encontrar en cada escena a los cinco sospechosos que nos indican mediante una foto. Para ello habrá que mirar al televisor, para tener una vista general, y una vez los hayamos localizado mirar en el GamePad, enfocarle haciendo zoom, y sacar la mejor foto posible. Que este cuadrado, enfocado, mirando a la cámara y no demasiado lejos, para conseguir la mayor cantidad de puntos.

 1

Hay un escurridizo invitado en cada escena, al que si fotografiamos nos dan unos suculentos puntos extra, y contamos en total con cinco niveles, aunque solo en tres escenarios distintos. Un bloque de apartamentos, el escenario de un teatro durante un musical, y una amplia localización en la que nos vamos moviendo. Es uno de los mejores juegos de todo el recopilatorio, aunque echamos de menos una modalidad extra que nos hiciera buscar en los escenarios otras cosas que no fueran los cinco sospechosos, como pasaba en los libros de ¿Dónde está Wally?, lo que hubiera estado muy bien y hubiera alargado la vida de este juego.

En Ski la cosa flojea un poco, no porque esté mal, es entretenido, pero no aprovecha en ningún sentido las posibilidades de Wii U, se centra en el uso de los giroscopios del mando, algo que cualquier juego de teléfono móvil puede hacer, y se ha hecho cientos de veces. Protagonizado por Jimmy T, tenemos que sostener el GamePad verticalmente, e inclinarlo hacia izquierda y derecha para guiar a Jimmy hasta la meta, por una pista de esquí con obstáculos y saltos.

 2

Contamos con dos modalidades, Contrarreloj, con cinco niveles en los que tenemos que batir los tiempos para conseguir una medalla de bronce, plata u oro, y Pistas para artistas, un modo "infinito", en el que durante el descenso tenemos que intentar recoger a tantas esquiadoras como puedas, que se unen a Jimmy. Cada vez que llegamos a una meta allí se quedan otorgándonos una gran cantidad de puntos, y podemos seguir descendiendo hasta que nos caigamos a algún foso, no hay límite de tiempo. Aunque en la pantalla de la tele tendremos una atractiva perspectiva en tres dimensiones, estaremos todo el rato mirando la pantalla del GamePad y su perspectiva cenital, desaprovechando el uso de las dos pantallas y las posibilidades del juego asimétrico.

Patchwork es posiblemente el peor juego de todos los que incluye Game & Wario, o al menos el más insulso y que no aprovecha para nada Wii U ni su GamePad. Se juega solo en la pantalla táctil del mando, y tenemos que ir cogiendo una serie de piezas o retales de fieltro y arrastrarlos sobre unas marcas para crear una figura. No hay límite de tiempo, aunque se supone que el pique está en hacerlo lo más rápido posible, y por ejemplo pedir una ayuda, que nos dice la zona por donde va colocada esa pieza, nos penaliza con unos segundos, pero da igual, ya que tenemos todo el tiempo del mundo para terminar.

 3

Hay tres dificultades, con 30 puzles cada uno, y a partir del modo normal se incluye un factor que complica mucho las cosas, el hecho de que podemos colocar un mismo retal en diferentes posiciones, por lo que podemos equivocarnos y tener que recolocar las piezas para conseguir hacer la figura. Si acabamos todos los puzles desbloqueamos el modo Desafío, en el que sí importa el tiempo, pero que debería estar desbloqueado antes, es un tanto tedioso tener que jugar antes todos los puzles sin límite de tiempo. En definitiva un juego que perfectamente podría haber aparecido en Nintendo DS o cualquier teléfono móvil, y que no demuestra de ninguna manera las posibilidades de Wii U, simplemente nos hace ver que el GamePad tiene una pantalla táctil, una tecnología a la que ya todos estamos acostumbrados desde hace años.

Kung Fu sí es un buen ejemplo del juego asimétrico en Wii U. Tenemos que sostener el GamePad plano e inclinarlo hacia delante, hacia atrás o de lado a lado para guiar a Cricket por el escenario, que da unos enormes saltos automáticamente. Por el camino, además de evitar los obstáculos, tenemos que ir recogiendo unos bollos para que no se le acabe la energía, y si podemos recoger tres pergaminos para conseguir la mejor puntuación posible.

 4

La gracia es que en la pantalla del GamePad tenemos una perspectiva cenital, y en la tele en tercera persona desde la espalda del personaje, por lo que dependiendo de la situación y del diseño del escenario, a veces será mejor mirar al mando, y otras a la TV. Algo que se pone de manifiesto y se vuelve necesario en la quinta prueba, en la que unas columnas de fuego que avanzan hacia nosotros solo las podemos ver venir en el televisor. Al completar las cinco fases desbloqueamos un segundo modo, Bollos a discreción, que se basa en recoger estos objetos. Un juego que simplemente está bien, pero que tampoco es nada del otro mundo, aunque al menos se controla perfectamente y es un buen ejemplo del juego asimétrico.

Y llegamos a el mejor juego de todo Game & Wario, Gamer, una auténtica pasada, el más fresco y original con diferencia, y que nos sacará más de una carcajada, curiosamente también el que más recuerda a los WarioWare, por diferentes motivos. Este juego está protagonizado por 9-Volt, todo un jugón, pero a su madre no le hace mucha gracia que esté hasta las tantas de la noche dándole a la maquinita, una especie de Game Boy con el juego Balloon Fighter.

 5

La habitación de 9-Volt se ve en la pantalla de la televisión, mientras que lo que está jugando lo vemos, y jugamos, en el GamePad. Tenemos que ir superando sucesivos microjuegos extraídos de anteriores WarioWario –un total de 22 distintos-, mientras estamos con un ojo puesto en lo que ocurre en la habitación, para que nuestra madre no nos pille. Esta aparece de diferentes maneras, ya sea por la puerta, por las ventanas de atrás, o incluso por la tele en forma de poltergeist, y antes de que nos pille tenemos que pulsar rápidamente los gatillos del GamePad para escondernos debajo de las sábanas. Pero ojo, no podemos abusar de esta acción, ya que tenemos una barra de sueño o cansancio, que se gasta mientras estamos escondidos, y si la agotamos, 9-Volt se dormirá y perderá la partida. Para superar los microjuegos de WarioWare contamos con cuatro vidas, pero si nos pilla la madre, acabará la partida al instante.

Además de ser un ejemplo perfecto y genial del juego asimétrico, teniendo que estar pendientes en el GamePad de los frenéticos microjuegos, y en la tele de que no nos pille la madre, lo más divertido de Gamer es el humor que lo impregna todo. Se ha enfocado casi como si fuera un juego de terror, por la música y los sonidos, y jugaremos acongojados, son cuanto menos inquietantes las apariciones de la madre por el televisor, o cuando abre de repente la puerta. A partir del segundo nivel se incluyen factores extra, como que quien abra la puerta posiblemente no sea la madre, sino el gato, que la tele se encienda porque sí, enseñando distintos canales, o que la persona que pasea detrás de la ventana sea un hombre calvo con peluca en lugar de la madre, algo de lo que nos tendremos que percatar por el movimiento del peluquín.

 6

Es demencial un momento que se produce a partir del tercer nivel, ya que a veces la madre no conforme con aparecer en la pantalla del televisor, sale de este, como en The Ring, y se sienta en el suelo de la habitación a ver la tele, por lo que estaremos jugando en un estado de inquietud constante. Es divertido, gracioso, fresco, demuestra las posibilidades de Wii U, y es puro WarioWare, un juego muy superior a todos los demás, y que incluso consigue que veamos al resto con peores ojos.

Design es bastante curioso, tenemos que dibujar en la pantalla táctil las líneas y formas que nos piden, y cuanto más fieles sean a lo que nos han pedido, más puntos obtendremos. "Haz una recta de 3 cm", "haz un círculo de 5 cm de diámetro", "haz un triángulo con lados de 4 cm", "haz un ángulo de 35 grados", "haz una línea como quieras de 35 cm", todo eso sin ningún tipo de guía, a ojo y mano alzada, valiéndonos de nuestra intuición. Pica bastante, y no es fácil, ya que no solo se valora la longitud de las líneas, sino también la nitidez de las formas.

 7

Podemos conseguir copa de bronce, plata y oro dependiendo de la puntuación, y además de desbloquear un modo para dos jugadores, en el que compiten por hacer las formas de la manera más precisa, también desbloqueamos un modo en el que tenemos que hacer las formas de un solo trazo y en menos de 5 segundos, lo que no es sencillo. Un juego bastante ingenioso, pero que tampoco demuestra demasiado las posibilidades de Wii U.

En Ashley controlamos a la brujita del mismo nombre, a la que debemos guiar a través de un nivel en dos dimensiones. Para ello tenemos que inclinar el GamePad hacia los lados para que suba o baje con su escoba, ya que el avance es automático. Con el gatillo izquierdo y derecho podemos dar un giro hacia arriba o hacia abajo, y por el camino tenemos que recoger la mayor cantidad de esferas, que son a la vez puntos y la vida que vamos consumiendo al chocarnos con las paredes o impactar con los enemigos.

 8

Lo único curioso que tiene es que si tropezamos demasiado con las paredes o damos demasiadas volteretas, Ashley se enfada, y tenemos que calmarla acariciándola la cabeza en la pantalla táctil. Es uno de los juegos más sosos del recopilatorio y que tampoco demuestra mucho de Wii U, y aunque se controla y se juega bien, tiene muy corto recorrido.

En Taxi Dribble y Spitz tienen que atacar con su bazuca a los alienígenas invasores, que están intentando abducir a sus clientes. En la televisión tenemos un plano general del escenario, que nos sirve para ver dónde están los ovnis, y en la pantalla del GamePad una perspectiva en primera persona del taxi, que sirve para conducir mejor y disparar y acertar a los aliens. Cuando derribamos una nave, liberamos a un cliente, y podemos llevar en el taxi hasta un máximo de tres, teniendo que aligerar carga en el destino, para además sumar los puntos.

 9

Hay tres escenarios completamente diferentes entre sí, con diferentes diseños, clientes, trampas y alturas, varios tesoros ocultos para sumar más puntos, y al final siempre llega un jefe final al que debemos derribar disparando en sus diferentes puntos débiles. Otro ejemplo más de juego asimétrico que nos hace estar mirando alternativamente al mando y al televisor, y que nos ha parecido simplemente entretenido, en la media del recopilatorio.

Pirates es el primer juego con el que se presentó Game & Wario, y nos ha dejado un tanto fríos. Como si se tratara de un juego musical, tenemos que estar atentos a las órdenes del Capi Wario –con voces en castellano-, quien nos indica de dónde van a venir las flechas que tenemos que atrapar. Tenemos que colocar el GamePad enfrente al televisor, y utilizarlo como si fuera un escudo, apuntando al frente, a la izquierda, a la derecha o arriba, para parar las flechas y luego mover el mando abajo para despegarlas del escudo.

 10

Es bastante simpático, por la música, las voces, y artísticamente es bastante bonito, pero nos ha parecido demasiado sencillo y limitado, a pesar de contar con cinco niveles distintos, en los que tenemos que conseguir la mejor valoración posible, como si de un juego de baile se tratara. Para ser uno de los juegos más protagonistas del recopilatorio, esperábamos mucho más.

Aquí daríamos por terminado el modo historia, aunque todavía se desbloquean dos juegos más para un jugador. Bowling, que como su nombre indica es un clásico juego de bolos, en el que tenemos que situar el mando en vertical y deslizar el dedo sobre la pantalla táctil para lanzar la bola, y si lo inclinamos cambiamos su trayectoria. Y Bird, el clásico juego de Pyoro que ya vimos en WarioWare, Inc.: Mega Microgames! hace 10 años, y que en el GamePad se muestra con una nostálgica imitación de las máquinas Game & Watch, y en la tele con unos bonitos gráficos que recuerdan a Yoshi's Island.

 11

En los juegos multijugador hay que dejar claro que son todos por turnos, ya que solo se utiliza el GamePad, no hacen falta mandos de Wii. Tenemos Artwork, nada más y nada menos que un Pictionary, al que podríamos jugar con papel y lápiz, pero aquí lo hacemos usando la pantalla táctil del mando. Muy divertido con unos amigos, pero tanto como lo era el juego tradicional de mesa. En Fruit, que nos recuerda mucho a algunas de las pruebas de Nintendo Land, el jugador que tiene el mando encarna a un ladrón que tiene que robar fruta mezclándose con la multitud, mientras el resto de jugadores mirando el televisor tienen que adivinar quién es el ladrón, algo que se decide al final, como en una rueda de reconocimiento.

 12

En Islands los jugadores se tienen que turnar para lanzar Fronks, unas criaturas de colores, a las islas, que están divididas por casillas de diferentes puntuaciones. Al igual que las flechas en Arrow, lanzamos como con una especie de tirachinas a un grupo Fronks, que dependiendo de dónde caigan conseguiremos más o menos puntos. Lo divertido es que las tiradas de los otros jugadores pueden mover a nuestros Fronks y quitarnos –o sumar- puntos, así como otros factores, como una gaviota que aparece de vez en cuando y a discreción se lleva a una de estas criaturas. Es bastante entretenido la verdad. Por último tenemos Disco, en el que dos jugadores se enfrentan entre sí en lados opuestos del GamePad. Uno marca un ritmo, a lo Guitar Hero, y el otro tiene que intentar replicarlo, siempre por turnos, ya que como sabéis el GamePad no es multitáctil, y no detecta varias pulsaciones a la vez.

 13

El único modo online es Miiverse Artwork, en el que tenemos que hacer un dibujo con una única palabra como referencia en menos de 60 segundos. Una vez terminado el dibujo, este se publicará en Miiverse, creándose un enorme archivo, pudiendo ver cómo otros jugadores han dibujado la misma palabra que tú. Un modo que no tendrá fin, ya que cualquier jugador podrá proponer palabras que se publicarán en Miiverse. El hecho de que tengas un tiempo límite, y la creatividad y originalidad de la gente, puede dar lugar a cosas muy divertidas.

 14

Que sea este el único modo online es cuanto menos extraño, y al igual que la inexplicable ausencia de modos online en títulos de lanzamiento como Nintendo Land y New Super Mario Bros. U, algo parecido se repite en este Game & Wario, en el que no entendemos por qué no hay marcadores en línea. En un juego tan basado en las puntuaciones, en rejugar las pruebas una y otra vez, no tiene sentido no apostar por esta característica, y solo puedes comparar tus puntuaciones con quienes jueguen en tu misma consola, vamos, otros miembros del hogar. Uno de los síntomas que dejan claro que Nintendo "va a su bola", y pese a su promesa de apostar por las características online en Wii U, no lo están demostrando, no incluyendo algo que es completamente normal en otras consolas desde hace más de 6 años.

Lo que sí está muy bien es Chick-n-Win, una sección donde desbloqueamos y disfrutamos de todos los extras y locuras que incluye este Game & Wario, que no son pocos, y donde se recupera totalmente el espíritu WarioWare. Según vayamos avanzando y logrando hitos en las distintas pruebas, conseguimos fichas, que podemos utilizar en la Dispensacápsulas, una gallina mecánica que expulsa cápsulas con sorpresas dentro. Todo un laboratorio de ideas, donde desbloqueamos desde trucos y consejos para los distintos juegos, a fichas de los personajes, los microjuegos de Gamer provenientes de los WarioWare, y lo más desconcertante, una serie de pantallas o pruebas interactivas a cada cual más loca y surrealista, muchas difíciles de explicar con palabras.

 15

Un perro al que le tenemos que decir algo a la oreja mediante el micrófono del mando y que luego él repite con ladridos, una sesión de fotos a nuestra cara que luego nos coloca en portadas de revistas de las maneras más ridículas, un proyector de sombras chinescas que utiliza la cámara, un cuaderno en el que escribimos el lugar al que queremos ir y al mostrárselo a los coches que pasan por la tele nos llevan hasta allí, y un larguísimo etcétera de cosas extravagantes y alocadas. En total 100 más de estos experimentos, con 240 coleccionables en total, que si conseguimos al completo desbloquean una gran sorpresa, aunque ya os decimos, no es tarea fácil. La parte del juego donde se nota que sus creadores han sido totalmente libres para hacer lo que han querido, y donde utilizan más cosas como la cámara del mando o el micrófono, una pena que esta enorme creatividad no se haya plasmado de igual manera en los propios juegos.

 16

Los gráficos de los WarioWare siempre han tenido como punto fuerte la mezcla de diferentes estilos artísticos, algo que se repite en esta ocasión hasta límites insospechados, y que luce mejor que nunca gracias a la alta definición. A destacar las geniales portadas que vemos al iniciar cada juego, que se inspiran en aquellos títulos de 8 bits en los que la carátula tenía muy poco que ver con el propio contenido. Game & Wario evidentemente no aprovecha la potencia técnica de Wii U, pero que no deja de sorprenderte a cada momento con sus arriesgadas apuestas visuales.

Contenidos para dar y tomar

Lo mejor que se puede decir de Game & Wario es que tiene una enorme cantidad de contenidos, y que os tendrá enganchados durante un número razonable de horas. Es una pena lo irregular de sus juegos, desde el sublime Gamer, tan divertido como fresco, muy por encima del resto -que casi justifica la adquisición del producto por sí solo-, pasando a otros curiosos, otros simplemente correctos, y unos cuantos bastante sosos y flojos. Y tampoco ayuda que un juego tan orientado a las puntuaciones, prescinda de los marcadores en línea y casi cualquier modo online.

 17

Si te llama la atención su variada propuesta, y te apetece algo similar a Nintendo Land, pero más orientado a un solo jugador, Game & Wario no te va a decepcionar. Si en cambio buscas un WarioWare para Wii U, aquí no lo vas a encontrar, aunque cuente con destellos puntuales que recuerdan a aquella genial saga, que esperemos de algún modo u otro acabe llegando a la nueva sobremesa de Nintendo. Nos gustan más los tradicionales WarioWare que lo conseguido en este Game & Wario, que si bien no es malo, no alcanza tanta diversión y frescura como cabría esperar.

Jorge Cano
Redactor jefe
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Cotton Reboot - Análisis
Cotton Reboot - Análisis
Análisis
2021-07-24 08:21:00
Disparos clásicos en plan shooter old school tan simpáticos como visualmente llamativos.
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Análisis
2021-07-22 11:32:00
El primer Akiba's Trip se remasterizan en plataformas actuales y rescata una aventura de PSP que no llegó a Occidente.
Last Stop - Análisis
Last Stop - Análisis
Análisis
2021-07-21 18:21:00
Los creadores de Virginia, Variable State, vuelven con tres historias paralelas muy cinematográficas que mezclan el costumbrismo con la fantasía.
Cris Tales - Análisis
Cris Tales - Análisis
Análisis
2021-07-21 11:25:00
Precioso rol con sabor clásico que no pierde la oportunidad de aportar nuevas ideas, aunque no siempre destape todo su potencial.
Death's Door - Análisis
Death's Door - Análisis
Análisis
2021-07-20 15:36:00
Una entretenida y amena aventura al más puro estilo Zelda a la que le ha faltado un punto de brillantez para terminar de alzar el vuelo.
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Análisis
2021-07-20 11:17:00
Plataformas clásicas con mucha gracia y personalidad se asoman a Switch y PC con esta versión mejorada y definitiva de un simpático plataformas.
Género/s: Minijuegos / Otros
PEGI +7
Plataformas:
Wii U

Ficha técnica de la versión Wii U

ANÁLISIS
7
  • Fecha de lanzamiento: 28/6/2013
  • Desarrollo: Intelligent Systems
  • Producción: Nintendo
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 41,99 €
  • Jugadores: 1-5
  • Formato: Wii U Optical Disc
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: No
COMUNIDAD
6.29

PUNTÚA
Game & Wario para Wii U

24 votos
#98 en el ranking de Wii U.
Flecha subir