Análisis de Kirby Star Allies (Switch)

La entrañable bola rosa de Nintendo se estrena en Switch con una aventura a la que le ha faltado el punto de genialidad de sus mejores entregas, pero que sigue sabiendo cómo entretener y divertirnos.
Kirby Star Allies
·
Actualizado: 12:08 22/8/2019
Análisis de versión Switch.

Kirby ha demostrado a lo largo de los años que sus juegos de plataformas siempre son una apuesta segura. Los hay mejores y peores, pero, por lo general, siempre suelen mantener una calidad bastante alta y dar a sus fans justo lo que quieren: aventuras facilonas de completar pero con muchos secretos por descubrir, jugabilidad a prueba de bombas con multitud de habilidades que podemos adquirir tragándonos a nuestros enemigos, y grandes batallas contra jefes finales. Y todo ello aderezado con un gran diseño de niveles y con un apartado audiovisual y artístico a la altura.

Ahora, la adorable bola rosa de Nintendo se estrena en Switch con un título que busca seguir todas estas premisas, ofreciéndonos un juego muy divertido y especialmente recomendable para disfrutar en compañía, aunque, tal y como iremos viendo a lo largo de este análisis, esta vez le ha faltado el brillo de sus mejores entregas.

Kirby y sus amigos

Como siempre, volvemos a encontrarnos ante un título de plataformas bidimensional en el que tendremos que abrirnos camino a través de sus fases volando, aspirando y escupiendo tanto enemigos como objetos, copiando habilidades que nos permitan resolver puzles del entorno y luchar con mayor efectividad, encontrando secretos, y, en definitiva, haciendo lo mismo que siempre hemos hecho en juegos anteriores del personaje.

PUBLICIDAD

A todo esto tenemos que sumarle ahora un par de novedades muy destacables. La primera de ellas es la posibilidad de convertir a nuestros enemigos (siempre y cuando dispongan de una habilidad que podamos copiar) en nuestros aliados lanzándoles un corazón, un nuevo movimiento que podremos ejecutar siempre que queramos.

Si este proyectil impacta, nuestro rival pasará a convertirse en nuestro aliado, quien podrá ser controlado tanto por la IA como por otro jugador. Podremos disponer de hasta tres aliados, lo que suma un total de cuatro personajes simultáneos en pantalla.

Esto es algo que condiciona todo el desarrollo de la aventura, ya que podremos interactuar con nuestros aliados para crear diversas habilidades combinadas, las cuales tienen sus propios efectos y características únicas. Estas pueden ir desde lanzar violentamente a nuestros compañeros como si fuesen proyectiles hasta crear espadas de fuego, lanzas de viento o incluso piedras de curling.

Para combinar poderes, simplemente nos bastará con pulsar arriba y que usen una habilidad compatible con nosotros, o viceversa.
Para combinar poderes, simplemente nos bastará con pulsar arriba y que usen una habilidad compatible con nosotros, o viceversa.

Si bien al principio puede parecer que hay muchísima variedad y posibilidades casi infinitas, lo cierto es que este sistema acaba resultando muy básico y algo limitado, ya que las combinaciones que podemos realizar suelen seguir un mismo patrón (añadirle un elemento a algún poder de arma) y no son especialmente originales, por lo que se siente como una idea bastante desaprovechada, aunque hay que admitir que le añade algo más de profundidad al sistema de combate.

Lo malo de esto es que la mayoría de puzles que el juego nos plantea suelen requerir el uso de habilidades combinadas y, al ser un sistema tan básico, las soluciones siempre son extremadamente obvias, por lo que su resolución acaba por convertirse en una rutina de comprobar los poderes que necesitamos (los cuales suelen ofrecernos en las mismas salas donde están, lo que nos da todavía más pistas), cogerlos, combinarlos y adquirir los coleccionables de turno.

Esta falta de ganas a la hora de esconder los secretos es algo que se extiende al propio diseño de niveles: lineal, simplón como él solo y casi sin darnos margen para explorar, por lo que todo lo que debería de estar más o menos oculto siempre está muy a la vista y en mitad del camino principal, perdiendo de este modo uno de los principales puntos fuertes y placeres de la serie: la búsqueda de coleccionables para hacernos con el 100%.

Ya que hablamos de secretos, en esta ocasión podremos encontrar dos tipos diferentes: unos interruptores con los que desbloquearemos fases opcionales y unas piezas de puzle únicas que sirven para completar unas ilustraciones. Los primeros no se encuentran en todas las pantallas, aunque de las segundas siempre hay una por nivel.

Además de esto, en todas las fases podremos dar con varias piezas de puzle genéricas y aleatorias que nos ayudarán a terminar de completar las citadas imágenes. Encontrarlas no tiene ningún misterio y, de hecho, nos obligarán a "farmear" niveles y modos extras para recolectarlas todas, algo que puede hacerse muy aburrido y tedioso, lo que vuelve a demostrar el poco cuidado que se ha puesto en este aspecto de la aventura, apostando por incluir coleccionables "farmeables" en vez de un buen número de secretos únicos ingeniosamente escondidos.

Los jefes vuelven a ser lo mejor del juego. Mucho ojo con los secretos, los únicos capaces de ofrecer algo de reto.
Los jefes vuelven a ser lo mejor del juego. Mucho ojo con los secretos, los únicos capaces de ofrecer algo de reto.

De esta forma, las pantallas suelen centrarse en la acción, con multitud de combates contra todo tipo de enemigos, numerosas trampas y obstáculos que esquivar, y divertidísimos jefes y minijefes dispuestos a ponernos las cosas difíciles.

Lo cierto es que en este sentido el juego funciona muy bien, ya que los controles responden a la perfección y la acción suele desarrollarse a gran velocidad, casi sin darnos un solo segundo de respiro. Además, estas batallas suelen tener lugar en entornos muy diferentes y en diversas condiciones, lo que aporta variedad.

Todo esto alcanza su máximo esplendor en los enfrentamientos contra los jefes finales, quienes nos regalan los mejores momentos de todo el juego, con multitud de fases distintas, mecánicas y ataques únicos. Nuestra única pega en este sentido la tendríamos en la nula dificultad que entrañan (el hecho de que haya cuatro personajes golpeando y pudiendo resucitarse los unos a los otros facilita mucho las cosas) y en la tendencia que hay en la segunda mitad a repetirnos gran parte de los enfrentamientos de la primera, pero con nuevos trucos y artimañas.

Los minijuegos son muy divertidos y entretenidos para echar unas partidas rápidas con nuestros amigos.
Los minijuegos son muy divertidos y entretenidos para echar unas partidas rápidas con nuestros amigos.

Completar la aventura principal con todos los coleccionables únicos (algo que hemos hecho a la primera y casi sin proponérnoslo) es una tarea que nos llevará unas seis horas, aunque, como siempre, existen varios modos adicionales que le dan algo más de vida y que nos tendrán entretenidos durante unas horas más. Estos tampoco se salen de lo habitual, con una modalidad contrarreloj, un "Boss Rush" y dos minijuegos muy divertidos para jugar con nuestros amigos, consistentes en batear un gigantesco meteorito donde prima la precisión y en talar árboles, donde nuestra coordinación y reflejos lo serán todo.

Donde sí que no podemos poner prácticamente ninguna pega es en su apartado audiovisual. Estamos ante un juego precioso, repleto de colorido y con una dirección artística muy inspirada. Además, el título también destaca en lo técnico con unos personajes muy detallados y genialmente animados, por no hablar de la cantidad de efectos y elementos que llega a poner en pantalla en los combates más intensos. Aquí también tenemos que señalar que todas estas virtudes se aplican tanto a su modo sobremesa como su modo portátil.

En determinadas zonas podremos reclutar a personajes clásicos de la saga. Nintendo añadirá más mediante actualizaciones gratuitas que llegarán tras el lanzamiento del juego.
En determinadas zonas podremos reclutar a personajes clásicos de la saga. Nintendo añadirá más mediante actualizaciones gratuitas que llegarán tras el lanzamiento del juego.

El sonido vuelve a ser otro de los puntos fuertes del juego, con una banda sonora magistral y muy pegadiza que nos regala los oídos tanto con nuevos temas como con remezclas de algunas de las melodías más míticas de la serie, alternando composiciones relajadas y alegres con otras muy épicas e intensas que nos meten de lleno en el fragor de la batalla. Los efectos, mantienen la misma buena línea de siempre y son completamente reconocibles.

Conclusiones

Kirby Star Allies es un juego muy entretenido y ameno, especialmente cuando se juega en compañía, aunque le falta ese punto de genialidad y brillantez que sí han tenido otras entregas recientes, como Planet Robobot o Triple Deluxe, dejándonos con una aventura que resulta extremadamente fácil incluso para los estándares de la saga y con un diseño de niveles demasiado soso y simple que rara vez consigue dejarnos momentos realmente memorables o coleccionables bien escondidos. A pesar de ello, si sois fans de esta adorable bola rosa, estamos seguros de que pasaréis muy buenos ratos recorriendo nuevamente Dream Land (y mucho más) y desatando el caos junto a vuestros amigos.

Hemos realizado este análisis gracias a un código de descarga que nos ha facilitado Nintendo.

Carlos Leiva
Colaborador

NOTA

7.5
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

El uso de los poderes sigue siendo tan divertido y fluido como siempre.
Los combates contra los jefes finales.
Es un título muy recomendable para jugar con amigos.

Puntos negativos

El diseño de niveles es extremadamente básico y simplón.
Demasiado fácil hasta para tratarse de un Kirby. Los coleccionables no están nada escondidos.
No habría estado mal la opción de jugar en cooperativo online.

En resumen

Kirby debuta en Switch con una aventura divertida y entretenida, pero que se queda muy por debajo de sus mejores entregas.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de Switch

Xenoblade Chronicles: Definitive Edition - Análisis
Análisis
2020-05-27 15:47:00
Shulk celebra el décimo aniversario de su inolvidable aventura con una cuidada y ambiciosa remasterización de uno de los mejores JRPG de la última década.
The Wonderful 101: Remastered - Análisis
Análisis
2020-05-26 12:41:53
Una de las grandes joyas de PlatinumGames recibe su merecida segunda oportunidad con una remasterización que podría haber estado mucho más trabajada, pero que mantiene toda su diversión y épica intactas.
A Fold Apart - Análisis
Análisis
2020-05-26 08:55:00
Puzles bastante originales en un título muy peculiar que narra las vivencias de una relación a distancia.
Golf With Your Friends - Análisis
Análisis
2020-05-25 13:40:00
Lánzate a los circuitos más locos y compite contra amigos y extraños en este divertido título que también falla en algunas cosas muy básicas.
Minecraft Dungeons - Análisis
Análisis
2020-05-23 13:45:00
Mojang falla al intentar llevar el universo de Minecraft al género del rol de acción: ni conserva el espíritu del primero ni los atractivos sistemas del segundo.
Arcade Spirits - Análisis
Análisis
2020-05-18 13:49:00
Una novela visual perfecta para los amantes de los videojuegos.
PEGI +7
Plataformas:
Switch

Ficha técnica de la versión Switch

ANÁLISIS
7.5
COMUNIDAD
7.79

PUNTÚA
Kirby Star Allies para Nintendo Switch

23 votos
Flecha subir