Análisis Animal Crossing: New Horizons, un paraíso a tu medida (Switch)

Una de las sagas más queridas de Nintendo regresa con su entrega más completa, ambiciosa y fresca para hacer las delicias tanto de fans como de nuevos jugadores.
Animal Crossing: New Horizons
·
Actualizado: 16:09 16/3/2020
Análisis de versión Switch.

Animal Crossing es una de las sagas más particulares y peculiares que existen. No en vano, estamos hablando de una serie que va a contracorriente de lo que solemos entender por el concepto de videojuego y en la que nuestro único objetivo es vivir una segunda vida virtual en paralelo a nuestro día a día. Aquí no hay que derrotar a un gran villano, no hay que rescatar a nadie, no hay que subir de nivel ni tenemos que enfrentarnos a ningún tipo de reto. De hecho, ni siquiera es importante optimizar el tiempo, pues cuenta con un ritmo muy lento que nos invita a tomarnos las cosas con mucha calma y sin presiones de ningún tipo para que hagamos lo que queramos y cuando queramos. Tras haber arrasado en ventas con sus cuatro entregas principales y sus múltiples spin-off, ahora nos llega Animal Crossing: New Horizons para Nintendo Switch, el que es, sin duda alguna, el título más ambicioso, completo y grande de toda la serie.

Videoanálisis

Una nueva vida

Si bien su propuesta sigue siendo muy similar a lo visto en juegos anteriores, esta vez en Nintendo han querido ir un paso más allá y darle un interesantísimo giro a su planteamiento, pues no nos mudaremos a un pueblo ya establecido, sino que viajaremos a una lejana isla desierta que deberemos convertir en una gran aldea. Así pues, crearemos a nuestro personaje con un agradecido editor que viene a sustituir al clásico test para decidir nuestro aspecto, seleccionaremos la disposición de nuestra isla entre cuatro opciones distintas y el hemisferio en el que queremos que esté, y volaremos a ella junto a un par de vecinos para encontrarnos con que lo único establecido que hay es la tienda de operaciones del carismático Tom Nook, quien se ha encargado de organizar todo este plan de colonización.

Sí, nos volveremos a hipotecar con Tom Nook incluso en una isla desierta.
Sí, nos volveremos a hipotecar con Tom Nook incluso en una isla desierta.

A partir de aquí comienza un extenso y fantástico tutorial en el que de forma paulatina y progresiva nos irán enseñando todas las cosas que podemos hacer para convertir nuestro nuevo hogar en un paraíso hecho a nuestra medida. De hecho, una de las cosas que más nos han gustado del inicio es lo bien que se han equilibrado las primeras horas para que siempre tengamos algo que hacer y no lleguemos a esos incómodos bloqueos que se podían producir en entregas anteriores durante las primeras semanas.

PUBLICIDAD

Para gestionar esto, el juego nos encargará una serie de tareas cada día que si cumplimos nos permitirán avanzar en el progreso de la isla y desbloquear nuevas funciones, herramientas y mecánicas. Estos pequeños encargos son muy sencillos de realizar y nos ayudarán a hacernos a todas las posibilidades que el título esconde, ya que con ellos aprenderemos a recolectar materiales, a construir cosas, a usar ciertos ítems clave, a aumentar el nivel de popularidad de nuestra aldea, etcétera, aunque siempre nos dan cierta libertad para cumplirlos de la forma en la que queramos y cuando nos apetezca. Eso sí, cada vez que cumplamos uno de estos objetivos tendremos que esperar un día para que "la historia" avance y nos den el siguiente, así que os interesará realizarlos cuanto antes para llegar lo más pronto posible a ese punto en el que nos sueltan de la mano y podemos dar rienda suelta a nuestra imaginación.

Quizá no os haga mucha gracia que os obliguen a hacer estos pasos, pero podemos dar fe de que se hacen prácticamente sin querer y que resultan muy útiles, ya que cuando terminemos con ellos tras las primeras semanas dominaremos el juego con total soltura y nos habremos evitado que nos agobien, algo que seguramente habría ocurrido si nos hubiesen soltado toda la información de golpe. Además, resulta tremendamente satisfactorio ver cómo durante esos días lo que empezó con tres tiendas de campaña acaba convirtiéndose en toda una ciudad levantada desde cero por nosotros mismos.

Podréis visitar una serie de islas aleatorias y encontrar a posibles nuevos vecinos.
Podréis visitar una serie de islas aleatorias y encontrar a posibles nuevos vecinos.

Para aquellos que os aproximéis por primera vez a la saga, decir que estamos ante una especie de simulador social en el que tendremos que vivir nuestro día a día en un pueblo en que el tiempo transcurre de forma real, estemos jugando o no. Es decir, la vida en nuestra isla seguirá su curso con o sin nosotros, existen fechas con sus eventos especiales y las diferentes tiendas y comercios tienen sus propios horarios de apertura, un diseño que nos invitará a jugar todos los días aunque sea un ratito para ver qué se cuentan nuestros vecinos, recolectar los recursos naturales que se regeneran de forma diaria o participar en alguna actividad especial que pueda tener lugar.

 1

Como dijimos al principio, aquí no hay un objetivo final y nuestras metas nos las marcaremos nosotros mismos. Podemos intentar elevar el nivel de popularidad de nuestra isla al máximo, coleccionar todos los tipos de peces, insectos y fósiles que hay para completar el museo, ampliar nuestra casa a su máxima capacidad y decorarla de la manera que queramos, crear montones de diseños con los que darles un toque personal a nuestra ropa y a diferentes elementos, amasar ingentes cantidades de dinero para comprarnos todo lo que nos apetezca, etcétera, etcétera. Tú decides lo que quieres hacer y a qué quieres dedicar tu tiempo, y decidas lo que decidas, estará igual de bien, pues no hay una manera incorrecta de jugar ni nadie te va a juzgar por ello, convirtiendo la experiencia de juego en algo muy agradable, íntimo y personal que puede ayudarnos a evadirnos un ratito cada día con una segunda vida en la que únicamente existe el "buen rollo" (y el capitalismo puro y duro, pero ese es otro tema).

¡A construir!

Entre sus principales novedades, esta vez nos encontramos con un completísimo sistema de artesanía que nos permitirá crear todo tipo de cosas... siempre y cuando tengamos las recetas adecuadas y sus correspondientes materiales. Su funcionamiento es sencillísimo, ya que únicamente tendremos que acercarnos a un banco de bricolaje, escoger qué queremos fabricar y nuestro personaje se pondrá manos a la obra para construirlo en un instante. Además, a excepción de los diseños más raros y extravagantes, la mayoría de patrones apenas nos pedirán unos pocos recursos, por lo que resulta en una mecánica amena y con la que la mayoría de los objetos ganan en importancia, ya que tienen un mayor valor al poderlos utilizar de diferentes maneras.

No vais a parar de construir cosas en los bancos de bricolaje.
No vais a parar de construir cosas en los bancos de bricolaje.

Quizá la parte que se nos ha hecho más pesada de todo esto es lo rápido que llega a llenarse nuestra bolsa de objetos al principio, algo que resulta muy molesto y tedioso durante los primeros días, pero que luego se suaviza una vez conseguimos las dos mejoras de inventario que hay. En líneas generales, esto es algo que ha mejorado más de lo que parece, pues ahora podremos adquirir un menú de acceso rápido para las herramientas que agiliza todo de forma considerable y una vez aprendemos a gestionarnos rara vez nos encontraremos en la tesitura de quedarnos sin huecos libres en la mochila, lo que no quita que siga teniendo cierto margen de mejora para evitarnos dar más paseos de la cuenta a nuestra casa para coger y soltar cosas en el trastero.

La isla de tus sueños

Por supuesto, con toda una isla a nuestra disposición para desarrollar, uno de los principales atractivos que encontraremos en esta entrega lo tendremos en las gigantescas posibilidades que nos ofrece a la hora de alterar por completo el exterior, ya sea colocando todo tipo de adornos, muebles, estructuras y vallados o incluso modificando su orografía hasta las últimas consecuencias. Os podemos asegurar que hay tantísimos objetos y las herramientas de edición son tan flexibles que prácticamente se puede hacer cualquier cosa que se nos ocurra, desde construir caminos y carreteras "de forma oficial" hasta levantar montañas y cambiar el curso de los ríos. Esto es algo que puede llegar a abrumar y vamos a necesitar muchísimas horas para dejarlo todo tal y como queremos, un proceso que resulta increíblemente gratificante y satisfactorio, pues las herramientas de las que dispondremos son muy fáciles e intuitivas de usar.

Es más, la mayoría de ítems son completamente personalizables y podremos darles un toque especial cambiando su color y aplicándoles nuestros propios diseños, por lo que es prácticamente imposible llegar a ver dos islas iguales, algo que hemos podido comprobar con nuestros compañeros de otros medios, cuyas aldeas eran radicalmente distintas a las nuestras. Puede no parecerlo, pero el salto que se ha dado en cuanto a personalización respecto a sus predecesores es gigantesco y no hay prácticamente nada en todo el juego que no podamos adaptar a nuestros gustos. Evidentemente, esto lo extendemos también al aspecto de nuestro personaje, modificable en cualquier espejo, y a las vestimentas, pudiendo diseñar cualquier traje y conjunto que se nos pase por la mente con una completísima aplicación para crear diseños que nos ha permitido ver cosas muy sorprendentes.

Millas y más millas

Llegados a este punto nos toca hablar de las millas, probablemente uno de los elementos que más polémica y controversia ha levantado entre los fans. Las millas son un nuevo tipo de moneda con las que podremos comprar cosas de lo más atractivas, desde diseños para crear objetos tan chulos como un robot gigante hasta mejoras para nuestro personaje y tickets para visitar islas aleatorias. La cuestión está en que para obtenerlas tendremos que cumplir una serie de objetivos que el juego nos irá proponiendo, los cuales se dividen en lo que podríamos considerar como sus logros (pesca 100 peces, paga la hipoteca de tu casa, etcétera) y unas tareas repetibles muy sencillas y rápidas de realizar, como hablar con tres vecinos o talar un árbol.

Hay todo tipo de jugosos objetos para comprar con millas.
Hay todo tipo de jugosos objetos para comprar con millas.

Como muchos sabréis y como ya hemos explicado, gran parte del atractivo de Animal Crossing radica en la enorme libertad que brinda al jugador para que haga lo que quiera y para que consiga las cosas de la manera que vea conveniente, sin embargo, con este sistema se busca darnos pequeñas metas tanto a corto como a largo plazo que condicionen más o menos nuestra forma de jugar y orienten nuestros pasos. A fin de cuentas, si quieres pescar pero las tareas que hay disponibles implican hacer otras cosas, como cazar insectos, podrías sentirte como que no estás terminando de aprovechar tu tiempo, ya que el sistema te está diciendo que si haces una cosa distinta a la que te apetece, te dará una serie de recompensas.

Esto se vuelve un poco más grave cuando vemos que se han incluido recompensas por conectarnos todos los días de forma consecutiva, encadenando una racha que nos dé millas extras. Además, diariamente tendremos cinco pequeñas misiones que nos darán el doble e incluso el quíntuple de millas, por lo que resulta fácil caer en el error y en la trampa de obsesionarse con estas tareas, ya que hay un montón de cosas interesantes en la tienda que solo podremos conseguir con dicha moneda.

 2

No vamos a negar que fue justo lo que nos pasó a nosotros durante los primeros días, ya que el juego parece empeñado en recordarte que existen y en tentarte para que sigas jugando y echándole horas hasta conseguir todas las millas posibles y comprar esas recompensas tan atractivas y que tanto te llaman la atención. Por supuesto, no tardamos en cansarnos y en entrar en un bucle de realizar objetivos que, en grandes dosis, resultan tediosos y muy aburridos.

Las cinco primeras tareas de cada día nos recompensarán con más millas de lo habitual.
Las cinco primeras tareas de cada día nos recompensarán con más millas de lo habitual.

Sin embargo, cuando conseguimos superar esa barrera mental y empezamos a jugar a nuestra manera y sin ataduras es cuando descubrimos lo bien diseñadas que están, ya que cumpliremos muchas de ellas casi sin darnos cuenta y, poco a poco, nuestra cuenta de millas irá aumentando. Al final, todo depende de la prisa que tengas por conseguir según qué cosas, pero tratándose de un juego en el que nos da igual tener algo hoy que dentro de un mes, podemos disfrutar perfectamente de su propuesta jugando con calma y a nuestro ritmo sin que ningún sistema nos imponga nada. La parte positiva de todo esto es que gracias a las millas siempre tendremos algo que hacer, convirtiéndose en un recurso ideal para cuando nos apetece seguir jugando y no tenemos muy claro en qué invertir nuestro tiempo después de haber hecho todas las cosas que nos habíamos marcado para ese día, algo que se agradece bastante.

Eventos, actividades y multijugador

Por lo demás, podéis esperar una cantidad de contenidos altísima en forma de montones de posibles vecinos (todos ellos tan peculiares y simpáticos que siempre), infinidad de nuevos objetos, nuevas herramientas como la pértiga que facilitan nuestro desplazamiento por la isla, decenas de eventos que pueden aparecernos cada día para que nunca nos falten las sorpresas, etcétera. Eso sí, una de nuestras mayores pegas con el juego es la nula interactividad que tendremos con todos esos ítems que están a nuestra disposición, por lo que al final nuestra preciosa isla se acaba sintiendo como un simple decorado de cartón. Da igual que coloquéis máquinas expendedoras, construyáis una piscina, montéis una cocina perfectamente equipada u os compréis una bicicleta, pues no podréis usar ninguna de estas cosas, lo que es una auténtica lástima y le quita mucho atractivo.

Por supuesto, las rimas y los chistes malos vuelven a estar a la orden del día.
Por supuesto, las rimas y los chistes malos vuelven a estar a la orden del día.

Tampoco queremos olvidarnos de mencionar la cantidad de pequeñas y sutiles novedades que incluye por todas partes, como la posibilidad de comer la fruta que recojamos para ganar fuerza y derribar árboles y rocas con tan solo un golpe, entre otras cosas sorprendentemente útiles que dejaremos que descubráis por vosotros mismos. También hay nuevas posibilidades a la hora de configurar y personalizar aspectos muy concretos del juego, podremos cambiar entre la cámara clásica de la entrega original de GameCube y la que se usó en sus secuelas, dispondremos de un completísimo estudio fotográfico donde poder crear postales y fotos de todo tipo e incluso podremos viajar, a cambio de unos tickets que se compran con millas, a islas aleatorias para recoger recursos que no existan en la nuestra y conocer a posibles nuevos vecinos. Eso sí, esto último, a pesar de lo atractivo que suena, nos ha resultado ligeramente decepcionante, ya que se nos han repetido constantemente las mismas islas y no parece que haya demasiada variedad de ellas.

 3

Por supuesto, no se ha perdido la oportunidad de incluir multijugador tanto local como online, aunque se trata de una modalidad que deja que desear y sin mucho atractivo. Por un lado tenemos el cooperativo en una misma consola, donde la cámara solo sigue al jugador líder y el resto se ven obligados y forzados a seguirle sin poder usar muchas de las herramientas que hay, una forma de jugar que nos parece de todo menos divertida y entretenida.

En cambio, si usamos la comunicación local u online, podremos visitar las islas de otros usuarios sin la mencionada limitación de la cámara, ya sea por turismo o para intercambiar con ellos. Evidentemente, a menos que el anfitrión nos meta en su lista de "mejores amigos" no nos dejarán usar determinadas herramientas para evitar que le hagamos un destrozo a su hogar. No vamos a negar que jugado con amigos puede ser entretenido construir, modificar y diseñar cosas, aunque se echa de menos una propuesta algo más ambiciosa y completa.

El museo es una auténtica maravilla. Es tan bonito que invita por sí solo a que lo completemos.
El museo es una auténtica maravilla. Es tan bonito que invita por sí solo a que lo completemos.

Lo que sí que no tiene defensa posible es la forma que tiene el juego de gestionar las partidas en una misma consola, obligando a todos los usuarios a vivir en la misma isla. Es decir, si nuestra Nintendo Switch es usada también por nuestra pareja o nuestros familiares, nos obligarán a compartir nuestro paraíso y sus recursos diarios, algo que puede ser un gran problema, ya que cada persona querrá construir y diseñar las cosas a su manera. Podemos entender que se ha hecho para conseguir una experiencia más familiar y comunitaria, pero ya hemos podido comprobar que esto va a ser fruto de muchas frustraciones para algunos jugadores y no nos parece ni mínimamente normal que nos obliguen a ello, especialmente cuando se trata de un juego que suele ofrecer una experiencia muy íntima y personal.

 4

Un precioso horizonte

Donde no podemos poner ni una sola pega es en su apartado gráfico, una auténtica pasada se mire como se mire. Sí, sigue teniendo una línea artística muy sencilla, pero la atención al detalle que se ha prestado en todos los sentidos nos ha dejado con la boca abierta, demostrando un mimo y un cuidado que roza lo enfermizo, tal y como podréis comprobar si visitáis su espectacular museo o hacéis zoom con las opciones de sistema de la consola a ciertos objetos, como las granjas de hormigas. Además, tiene ciertos detalles gráficos sorprendentemente potentes, como su sistema de iluminación o las texturas que se usan (mucho ojo al "pelaje" de nuestros vecinos), y aunque los diseños no sean muy complejos, los modelados de personajes están bastante trabajados, tienen montones de animaciones y difícilmente podrían ser más expresivos.

El juego se ve y se mueve genial tanto en portátil como en sobremesa, aunque en el televisor luce especialmente bien.
El juego se ve y se mueve genial tanto en portátil como en sobremesa, aunque en el televisor luce especialmente bien.

Finalmente, del sonido solo tenemos alabanzas gracias a una banda sonora de calidad y tremendamente relajante que podemos estar escuchando durante horas mientras hacemos nuestros quehaceres diarios. Los efectos siguen la misma línea, siendo variados y de calidad, destacando especialmente la peculiar forma de hablar que tienen nuestros vecinos. Para terminar, nos gustaría aplaudir el impecable trabajo de traducción que se ha realizado, el principal culpable de muchas de las carcajadas que nos hemos echado al leer las cosas que nos decían nuestros vecinos.

Conclusiones

Animal Crossing: New Horizons es, sin duda alguna, la entrega más completa de toda la saga. El salto respecto a sus predecesores en cuanto a personalización y opciones es abrumador, está repleto de novedades y el giro que se le ha dado a su planteamiento nos ha parecido todo un acierto, dándole mucha frescura a la fórmula pero sin traicionar su esencia. O dicho de otro modo: preparad vuestras maletas, pues vuestra nueva y paradisíaca vida está a punto de empezar.

Hemos realizado este análisis gracias a un código de descarga que nos ha facilitado Nintendo.

Carlos Leiva
Colaborador

NOTA

9
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Las posibilidades de personalización son abrumadoras a todos los niveles.
La idea de colonizar y desarrollar una isla hace que la progresión sea muy satisfactoria.
Incluye montones de novedades y mejoras que harán nuestra vida más cómoda que nunca.

Puntos negativos

La obligación de compartir isla entre usuarios de una misma consola.
El multijugador se siente como una oportunidad perdida de hacer algo más ambicioso.
La gestión del inventario y algunas acciones todavía tiene margen de mejora.

En resumen

Animal Crossing regresa con su entrega más completa, fresca y ambiciosa.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de Switch

Star Wars Jedi Knight: Jedi Academy - Análisis
Análisis
2020-04-01 10:31:00
Regresamos al universo de Star Wars clásico con uno de los mejores títulos de aventura y acción de la saga galáctica en lo que supone una buena adaptación por parte de Aspyr en múltiples frentes.
One Piece: Pirate Warriors 4 - Análisis
Análisis
2020-03-31 17:16:00
Los piratas más famosos y queridos del manga y el anime regresan una vez más con un nuevo y entretenido musou que podría haber dado algo más de sí.
In Other Waters - Análisis
Análisis
2020-03-31 15:45:00
Una aventura narrativa relajante de ciencia ficción y la preservación del medio ambiente, todo ello rodeado de un apartado visual muy particular y un sonido increíble.
Good Job! - Análisis
Análisis
2020-03-31 10:14:00
Ahondando en los puzles y el ingenio más destructivo, Good Job se muestra como un firme candidato para los aficionados al género que busquen una experiencia directa y distinta en cada partida.
Panzer Dragoon: Remake - Análisis
Análisis
2020-03-30 11:18:00
Uno de los juegos más recordados de Saturn reaparece en Switch con un remake demasiado conservador.
Shinsekai: Into the Depths - Análisis
Análisis
2020-03-29 17:50:00
Una cautivadora aventura de estilo metroidvania ambientada en las profundidades del océano.
PEGI +3
Plataformas:
Switch

Ficha técnica de la versión Switch

ANÁLISIS
9
COMUNIDAD
9.12

PUNTÚA
Animal Crossing: New Horizons para Nintendo Switch

14 votos
Flecha subir