Análisis de Trillion: God of Destruction (PSVITA, PC)

Rol, estrategia y novela visual contra un enemigo casi invencible. ¿Podrás frenar el avance del temible Dios de la destrucción?
Trillion: God of Destruction
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6
SONIDO
7
NOTA
6.5
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
6
Análisis de versiones PSVITA y PC.

El Underworld, un mundo de demonios que actualmente está regido por el tercer Great Overlord, Zeabolos. Se encuentra en eterna lucha contra los Cielos, pero por lo demás es un lugar tranquilo para las criaturas que viven aquí. Hasta que reaparece la temible criatura que todos temen, Trillion el Dios de la destrucción, un devorador de mundos que fue derrotado por Satán. ¿Podrá Zeabolos detener a este enorme monstruo?

Esta introducción bien podría ser el inicio de un Disgaea, la serie más conocida de Nippon Ichi Software y lo cierto es que durante los primeros compases es imposible no tener en mente esa saga de rol estratégico. No es por casualidad, Trillion: God of Destruction está dirigido por Masahiro Yamamoto, director del sobresaliente Disgaea 4, y en la música participa Tenpei Sato, quien trabajó en Disgaea: Hour of Darkness o Phantom Brave. Los diseños corren a cargo de Kei Nanameda de los Mugen Souls, un estilo no idéntico al de Disgaea pero que recuerda lejanamente.

Decíamos que Zeabolos se lanza al combate para detener a Trillion cuando éste aparece a las puertas del Underworld. El resultado era más que previsible y el Great Overlord está a punto de morir cuando aparece Faust y ofrece un trato: dar su alma a cambio de vivir y consumar su venganza. Lamentablemente su cuerpo ha quedado debilitado y necesitará la ayuda del resto de Overlords. Nadie tiene ni por asomo suficiente fuerza para derrotar a Trillion, así que la primera tarea es entrenar hasta que llegue la hora de la verdad.

PUBLICIDAD
Este es tu enemigo, y esa su barra de salud. Ármate de mucha paciencia.
Este es tu enemigo, y esa su barra de salud. Ármate de mucha paciencia.

Se podría pensar que Trillion: God of Destruction es un sucedáneo de Disgaea para Idea Factory, pero fuera de esa primera impresión por la historia y personajes tiene muy poco que ver pese a sus elementos de rol y de combates por turnos sobre cuadrícula. ¿Dónde está la diferencia entonces? Trillion: God of Destruction es una mezcla de RPG roguelike, novela visual y gestión del tiempo con un desarrollo muy peculiar que es tanto su aspecto más distintivo como también su punto débil.

Lo primero es lo primero. Trillion tiene una salud de 1.000.000.000.000 puntos de vida. No es sólo una frase promocional, la primera vez que aparece su barra de vida y el contador es fácil pensar que se trata de una broma, pero no. La mecánica consiste en dañar a este Dios de la destrucción todo aquello que podamos antes de que cruce una línea del escenario o que nuestra Overlord sea derrotada. Al principio el daño que causamos es pequeño, luego pasar a cientos de miles de puntos y millones. La escala va aumentando según se progresa en el juego y esa cifra que parecía imposible se convierte en algo más asequible mediante el adiestramiento.

Tus Overlords necesitan entrenar para tener opciones contra Trillion.
Tus Overlords necesitan entrenar para tener opciones contra Trillion.

El juego se divide en dos fases: el combate contra Trillion y el tiempo de entrenamiento, que es un periodo de varias semanas donde nos limitamos a mejorar nuestros parámetros. Antes de enfrentarse al jefe hay que aprovechar cada día en alguna de las opciones disponibles que irán subiendo nuestros valores –más del aspecto específico de ese ejercicio y un poco del resto-. No hay que participar en ningún minijuego, es automático. Ocasionalmente también aparecerá después un enfrentamiento contra otra Overlord, duelos bastante sencillos que multiplican la recompensa de puntos y dinero.

PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Haven - Análisis
Haven - Análisis
Análisis
2020-12-03 15:35:00
Una aventura diferente y destinada a un público muy particular donde la relación de pareja es su principal motor.
Fire Emblem: Shadow Dragon & the Blade of Light - Análisis
Fire Emblem: Shadow Dragon & the Blade of Light - Análisis
Análisis
2020-12-02 17:09:00
La aventura que lo inició todo hace 30 años llega finalmente a Occidente para permitirnos descubrir los orígenes de una de las sagas más queridas de Nintendo y de un gran género.
Fitness Boxing 2: Rhythm & Exercise - Análisis
Fitness Boxing 2: Rhythm & Exercise - Análisis
Análisis
2020-12-02 16:00:00
Quema esos polvorones con esta secuela que apena introduce novedades importantes, pero que sigue ayudándonos a ponernos en forma.
Twin Mirror - Análisis
Twin Mirror - Análisis
Análisis
2020-12-01 18:00:00
Dontnod vuelve a la carga con un juego entretenido pero falto de ideas.
Dragon Quest XI S: Echoes of an Elusive Age - Definitive Edition - Análisis
Dragon Quest XI S: Echoes of an Elusive Age - Definitive Edition - Análisis
Análisis
2020-12-01 15:55:42
La versión más completa de uno de los mejores JRPG de la generación se estrena en PS4, Xbox One y PC con una conversión que, a pesar de arrastrar algunos sacrificios gráficos, se sigue viendo y jugando de lujo.
Empire of Sin - Análisis
Empire of Sin - Análisis
Análisis
2020-11-30 16:47:00
Romero Games nos sorprende con un tycoon de mafias donde es igual de importante apretar el gatillo que gestionar los negocios ilegales.
Género/s: JRPG / Tactical RPG
PEGI +16
Plataformas:
PSVITA PC

Ficha técnica de la versión PSVITA

ANÁLISIS
6.5
COMUNIDAD
7.38

PUNTÚA
Trillion: God of Destruction para PSVITA

4 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

  • Fecha de lanzamiento: 7/11/2016
  • Desarrollo: Compile Heart
  • Producción: Idea Factory
  • Distribución: Steam
  • Precio: 27,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Inglés
  • Voces: Inglés
  • Online: No
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Trillion: God of Destruction para Ordenador

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir