Vandal

Análisis Call of Duty: Modern Warfare (2019), diamante en bruto (PS4, Xbox One, PC)

Call of Duty: Modern Warfare regresa con un reinicio que le da nuevas herramientas a nivel jugable acompañadas de ciertos fallos en sus modos de juego, que afean un diamante en bruto que puede dar mucho de sí.
·
Actualizado: 17:11 29/10/2019
Análisis de versiones PS4, Xbox One y PC.

Call of Duty regresa un año más en esta ocasión de la mano de Infinity Ward que ha decidido realizar un atrevido reinicio a Modern Warfare, la subsaga más famosa de la licencia que tantos buenos momentos ha dado a los amantes de este FPS. Se trata de un regreso cargado de buenas ideas, con un tono más táctico y profundo, acompañado de algunos fallos de un diamante en bruto que aún puede pulirse y que coger forma, pero que es divertidísimo.

Videoanálisis

Un Call of Duty más real, más táctico

Cuando probamos por primera vez Call of Duty: Modern Warfare durante su presentación en Los Ángeles ya os dijimos que estábamos ante un juego más táctico y pausado que sus predecesores, con distintos cambios jugables que afectarán tanto a la campaña como, sobre todo, a la hora de afrontar nuestras partidas multijugador. Quizás lo más importante lo encontremos en el nuevo sistema de "coberturas" que nos permite apoyar el arma en superficies como esquinas o barandillas para asomarnos levemente por ellas, apuntando con nuestra mira para intentar abatir al enemigo a la par que estamos más protegidos de sus disparos. Utilizarlas será fundamental en todas las vertientes del juego, aunque también son un arma de doble filo si nos quedamos demasiado tiempo mirando en ellas, ya que un enemigo podría aparecer por detrás o por los lados y acabar con nuestra miserable vida de forma relativamente sencilla.

El nuevo sistema de coberturas será uno de los puntos que tendremos que dominar cuanto antes para aprovechar al máximo el juego.
El nuevo sistema de coberturas será uno de los puntos que tendremos que dominar cuanto antes para aprovechar al máximo el juego.

Más allá de este cambio, nos ha gustado el comportamiento de las armas, con una caída de bala muy realista y un retroceso que también requerirá de habilidad para controlarlo, aunque, con las modificaciones que podremos realizar a las distintas armas, este retroceso o "recoil" quizás pueda reducirse demasiado a costa de perder poder de fuego, claro.

PUBLICIDAD

Otro detalle interesante lo encontramos en los dos tipos de carrera que encontraremos en el juego. El primero es mucho más rápido, apoyando el arma en vertical sobre nuestro hombro para correr de forma apresurada, moviéndonos con más agilidad, pero siendo también más difícil apuntar al enemigo si nos pilla a mitad de la carrera. La segunda forma de correr es la clásica, algo más lenta pero más segura si hacemos contacto con un rival durante la carrera.

Además de todo esto también tenemos algunos nuevos detalles a nivel jugable como las diferentes formas de abrir las puertas o un nuevo sistema para recargar las armas que nos permitirá poner un nuevo cargador sin necesidad de apartar la vista de la mirilla.

Una campaña dura y cruda que refleja la realidad de la guerra… y que hace algo de propaganda

Hablemos de la campaña, la gran ausente en lack Ops 4 que regresa en este nuevo Modern Warfare ofreciéndonos una historia dura, con momentos bastante crudos que representan de forma fiel los conflictos bélicos y las decisiones morales que hay que tomar durante ellos. ¿Dónde está la línea moral que no se puede cruzar ante una gran amenaza o durante un conflicto bélico? Cada soldado la marca y nosotros lo haremos en esta entrega del juego.

A nivel jugable nos encontramos con una campaña de duración estándar en Call of Duty, ofreciéndonos una duración de 6 a 8 horas dependiendo de la habilidad y del nivel de dificultad que queramos poner a la misma. Eso sí, desde la primera misión ya nos daremos cuenta de que esta vez el juego es mucho más pausado y táctico, teniendo que hacer gala de todos sus nuevos elementos jugables para afrontar los diferentes desafíos que tendremos que afrontar en la misma.

Nos encontraremos con una campaña muy divertida y con una duración estándar de 6 a 8 horas.
Nos encontraremos con una campaña muy divertida y con una duración estándar de 6 a 8 horas.

En la campaña también tendremos una leve destrucción de escenarios, pudiendo reventar puertas u otros objetos para nuestro beneficio, además de tener una buena variedad de misiones en las que podremos utilizar todo tipo de armamento e incluso ciertos vehículos de combate. Vamos a dejarlo aquí para no soltar ningún spoiler y aguaros la fiesta.

Simplemente deciros que la campaña nos ha parecido muy divertida, ofreciéndonos momentos a nivel jugable y de guión que recrean de forma fidedigna la guerra con algún altibajo en la trama, sobre todo en la parte final de la misma y con un exasperante olor patriótico estadounidense que no es ajeno a Call of Duty (¿quién recuerda el final del primer Black Ops con el montón de banderas americanas ondeando?) y que en esta ocasión ha provocado una lluvia de críticas desde Rusia (podéis leer más información sobre esto en nuestra noticia).

Pese a esto, se trata de nuestra campaña favorita de los últimos años siendo además la antesala perfecta para acostumbrarnos a los nuevos componentes tácticos del juego de cara a realizar una mejor actuación en el modo multijugador.

Pese a su exasperante aire patriótico estadounidense estamos ante una de las mejores campañas de los últimos años en 'Call of Duty'.
Pese a su exasperante aire patriótico estadounidense estamos ante una de las mejores campañas de los últimos años en 'Call of Duty'.

El multijugador más divertido de la saga

El multijugador de este Call of Duty: Modern Warfare es, al menos para el que os escribe, el más divertido de los últimos años, con una riqueza extra gracias a las nuevas mecánicas jugables que convierten al título en un juego mucho más profundo y un punto más pausado, que ya está levantando tantas alabanzas como críticas por los más puristas que sigan queriendo un título más desenfrenado.

Que sea más táctico no quiere decir que no podamos movernos con total libertad por el mapa, simplemente que se acabó eso de correr de acá para allá matando a todo lo que se nos ponga por delante. En este Call of Duty tendremos que saber decidir cuándo es un buen momento para correr por el mapa y en qué situaciones es mejor pararse unos segundos y "tramear" (hacer alguna pillería al enemigo) para rodearlo o proteger una posición y ganarnos unas cuantas bajas.

El multijugador, junto a los nuevos elementos jugables de esta entrega, es el más divertido de la saga.
El multijugador, junto a los nuevos elementos jugables de esta entrega, es el más divertido de la saga.

Nosotros nos lo hemos pasado en grande durante todas las horas que hemos disfrutado del "multi", acostumbrándonos de forma bastante rápida a esta nueva forma de jugar y aprendiendo a utilizar, poco a poco, las nuevas mecánicas de este nuevo CoD para nuestro beneficio en los distintos y divertidos modos que el juego nos ofrece, que van desde clásicos como Dominio, Buscar y Destruir o Duelo por Equipos a otros modos más nuevos o con algunos retoques interesantes de los que vamos a hablaros en el siguiente punto.

Tiroteo, Guerra Terrestre y Reglas Tácticas, los reyes de este nuevo Call of Duty

Más allá de los modos de juego más clásicos de la saga, en este Call of Duty: Modern Warfare hay distintas vertientes multijugador que destacan por encima del resto sobre todo por el buen uso que podemos dar en ellas a las nuevas mecánicas jugables del título, pudiendo sacar el máximo partido de las mismas y permitiendo al juego lucirse de lo lindo.

Tiroteo es el modo del que más se ha hablado antes del lanzamiento del juego. Se trata de un combate a muerte de equipos de dos jugadores en mapas pequeños y con armamento que va cambiando cada dos rondas, teniendo que hacer un buen uso de las coberturas y dominar todo tipo de armas si queremos ganar la partida. Estamos ante un modo que nos ofrece una tensión continua, que engancha, resulta bastante interesante y que incluso puede servirnos de "calentamiento inicial" antes de pasar a otras vertientes del multijugador.

Guerra Terrestre por su parte es un Dominio a gran escala, enfrentando a equipos de 20 jugadores en mapas mucho más grandes de lo que habíamos visto hasta ahora en Call of Duty (a excepción del modo Battle Royale del año pasado) en los que tendremos que ir dominando ciertas zonas para acumular puntos para nuestro equipo y en los que podremos usar vehículos para dominar el mapa. Este es un modo que recuerda mucho a Battlefield y que encantará a los amantes del FPS de EA y DICE. A nosotros nos ha parecido muy satisfactorio, aunque quizás no case demasiado con la esencia de Call of Duty y peque de falta de personalidad.

Por último nos encontramos con Reglas Tácticas, el modo que saca lo mejor de Modern Warfare, quitando todos los elementos de la interfaz para ofrecer una experiencia mucho más realista e inmersiva, teniendo que jugar, de esta forma, a Dominio o Duelo por Equipos de una forma más pausada y sincronizada. Este Reglas Tácticas nos ha encantado y nos ha ofrecido unas dosis de satisfacción por cada baja, de adrenalina y de coordinación con otros compañeros que difícilmente podemos encontrar en otros modos.

Mapas correctos… que a veces no casan con todos los modos de juego

Si hablamos de los distintos mapas de Call of Duty: Modern Warfare nos encontramos con todo tipo de escenarios, en general correctos aunque un tanto sosos a nivel visual además de, a nuestros ojos, un punto por debajo de la calidad y del equilibrio que pudimos ver el año pasado. Siguen siendo buenos mapas, pero creemos que los de la entrega anterior eran más acertados.

Los mapas en general son correctos aunque están un punto por debajo de los vistos en la entrega del año pasado.
Los mapas en general son correctos aunque están un punto por debajo de los vistos en la entrega del año pasado.

El principal problema de Call of Duty: Modern Warfare es que algunos de estos mapas no casan demasiado bien con ciertos modos de juego y, por ejemplo, tener que jugar un Duelo por Equipos o un Cuartel General en Aniyah Palace(uno de los mapas más grandes del juego) puede ser todo algo aburrido. Por suerte, el remedio a esto es tan sencillo como que Activision e Infinity Ward vayan ajustando la lista de mapas dependiendo de los modos de juego de una forma más acorde y que pueda ofrecer una mejor experiencia para los jugadores, algo que les debería resultar bastante sencillo.

Un detalle que no nos ha gustado es la ausencia de la lista de mapas nocturnos durante los primeros días tras el lanzamiento del juego. Infinity Ward decidió eliminarlos de la lista normal de la Partida Rápida del multijugador tras las quejas de algunos usuarios. Pese a que entendemos el movimiento y alabamos que el estudio escuche a la comunidad, no entendemos la demora en añadir una nueva lista para poder disfrutar de estos mapas nocturnos que, cuando probamos en Los Ángeles, nos encantaron sobre todo junto a Reglas Tácticas.

La ausencia de la lista de mapas nocturnos durante los primeros días tras el lanzamiento del juego es un detalle que no nos ha gustado.
La ausencia de la lista de mapas nocturnos durante los primeros días tras el lanzamiento del juego es un detalle que no nos ha gustado.

Una armería muy completa para seleccionar nuestro equipo de combate al gusto

Infinity Ward ha querido darnos un gran abanico de opciones en este Modern Warfare para equipar y personalizar a nuestro alter ego virtual como queramos, ofreciéndonos una gran cantidad de armas y ventajas de todo tipo para crear a nuestro soldado de élite adaptando todos sus elementos a nuestros distintos estilos de juego.

Para desbloquear las distintas armas tendremos que ir jugando al juego y subiendo de rango. Una vez obtengamos el arma que queramos podremos subirla de nivel utilizándola y, a medida que suba se irán desbloqueando distintos accesorios para la misma que podremos seleccionar a gusto desde el armero, pudiendo escoger un máximo de cinco accesorios o modificaciones por cada arma, seleccionando entre bocacha, cañón, laser, mira, culata, acople, munición, empuñadura trasera y ventaja.

Los diferentes ajustes y accesorios que utilicemos en cada una de ellas se reflejaran en las mismas tanto a nivel estético como a nivel jugable, variando de forma evidente su comportamiento, pudiendo amplificar su daño o mejorar su retroceso, que se puede reducir quizás demasiado en algunos fusiles de asalto. Todo lo relacionado con la armería, la subida de rangos y de nivel de las armas y la personalización nos han encantado, siendo el mejor sistema de "especialistas" que ha incorporado Call of Duty hasta la fecha, al menos ante nuestros ojos.

Spec Ops… poco contenido… y solo apto para jugar con amigos

Pasemos ahora a hablar de Spec Ops u Operaciones, uno de los modos que más expectación levantó entre los seguidores del juego que llega algo falto de contenido y solo disfrutable en compañía de otros amigos.

En Spec Ops será tremendamente importante infiltrarse sin hacer ruido en los diferentes mapas que el juego nos propone, recordando que somos un grupo de élite de corte táctico y no soldados de ficción como Rambo capaces de poner punto y final a la vida de cientos de enemigos. Si jugamos con amigos o con otros compañeros de internet que sean consciente de esto, el modo es bastante interesante aunque un tanto monótono y con muy poco contenido durante el lanzamiento del juego, algo que la propia Activision ya ha reconocido.

El principal problema es que cuando hacemos ruido, cuando abandonamos esa corriente táctica y somos descubiertos (algo que nos ha ocurrido con demasiada frecuencia jugando con desconocidos a través de internet), es que el juego comienza a bombardearnos con oleadas y oleadas de enemigos que serán prácticamente imposibles de superar incluso por los grupos más aguerridos. El problema no está en el castigo en sí sino en la forma de ejecutarlo, con un pésimo sistema de reaparición de estos enemigos, que aparecen delante de nuestras narices en lugares con muy poco sentido en un fallo de diseño bastante obvio por parte de Infinity Ward.

Crossplay eficiente

Otro punto capital de este nuevo Call of Duty es el crossplay o juego cruzado entre plataformas. Durante nuestro análisis hemos podido disfrutar sin ningún tipo de problemas de partidas multijugador con jugadores tanto de PC como de PS4 y Xbox One, siendo el único pero el lag de alguna de las partidas, de más de 70 milisegundos con fibra óptica aunque, por suerte, no hemos sufrido ningún tipo de ralentización durante las partidas al multijugador.

Gracias al 'crossplay' podremos disfrutar de partidas con jugadores del resto de plataformas.
Gracias al 'crossplay' podremos disfrutar de partidas con jugadores del resto de plataformas.

Con mapas gratuitos y Pase de Batalla

Para el futuro, Activision e Infinity Ward planean traer nuevos mapas de forma completamente gratuita, renunciando al Season Pass y lanzándolos a la vez en todas las plataformas para no segregar a la comunidad, una decisión de lo más acertada que recibimos con regocijo en Vandal.

Para seguir ingresando dinero por el juego, el modelo de negocio de Call of Duty Modern Warfare pasará al ser el del Pase de Batalla siguiendo la estela de otros títulos como Fortnite o Apex Legends contando con un Pase de Batalla gratuito y otro de pago que, según Infinity Ward, no tendrá ningún tipo de "contenido funcional que tenga un impacto en el equilibrio del juego como armas o accesorios". Por el momento no hay detalles más concretos de este Pase de Batalla y simplemente sabemos que llegará más adelante al FPS.

'Call of Duty: Modern Warfare' da un paso adelante a nivel gráfico.
'Call of Duty: Modern Warfare' da un paso adelante a nivel gráfico.

Un paso adelante a nivel gráfico… con algunos errores sobre todo en campaña

Call of Duty: Modern Warfare es, sin duda, un paso adelante de la saga a nivel gráfico, con un nuevo motor que han logrado aprovechar muy bien para ofrecernos un aspecto muy atractivo visualmente, con multitud de detalles bastante bonitos como el humo que sale de la bocacha de las armas cuando realizamos una ráfaga de disparos muy larga o efectos como el fuego o las explosiones, más realistas que nunca.

Otro punto a tener en cuenta es el ray tracing o trazado de rayos en tiempo real que hemos podido probar ya que hemos analizado el juego en PC y que nos ofrece mejoras evidentes en la iluminación del juego, sobre todo en las zonas más sombrías en las que las pequeñas luces pueden jugar un papel fundamental ofreciéndonos una experiencia más realista.

En cuanto al rendimiento, con un ordenador con una gráfica NVIDIA GeForce RTX 2070 Super, un procesador Intel Core i7-7700k, 16 GB de RAM DDR4 y el juego instalado en una unidad SSD hemos podido disfrutar del título a 60 fps sólidos como una roca con la sincronización vertical activada. Sin ella, el juego ha podido correr sin problema a 120/144 fps todo ello con resolución 1080p, gráficos en Ultra y el Ray Tracing activado.

Este buen rendimiento no quiere decir que el juego no tenga fallos a nivel técnico, como algo de popping que es evidente sobre todo en su campaña, además de unas ralentizaciones muy molestas durante algunas cinemáticas de la misma, congelando el juego durante unos segundos y estropeando parte de la experiencia.

Un trabajo ¿sobresaliente? en el sonido

En el sonido, el trabajo que ha realizado Infinity Ward es, sencillamente, sobresaliente, con una calidad en el audio de las armas, las explosiones, los sonidos de recarga, las pisadas y todo tipo de audio que hacen que el juego nos sumerja totalmente en el conflicto bélico, dándonos una sensación total de guerra. El sonido juega un papel fundamental en todos los apartados del juego incluido el multijugador, en el que será básico estar atentos a las pisadas de los rivales para detectar por donde se están moviendo e intentar sacar ventaja de ello durante el combate.

El problema con el audio lo hemos encontrado con algunos detalles que no están a la altura de un trabajo tan magnífico en otros aspectos y que tienen que ver, principalmente, con el doblaje en el que tenemos que decir, sin duda alguna, que la caracterización de Laswell, una de las protagonistas de la campaña, es muy mejorable, estando a un nivel claramente inferior al del resto del juego. Además, también nos hemos encontrado con varios problemas de sincronización labial que, probablemente, sean provocados por las extrañas ralentizaciones en las cinemáticas de las que os hablamos en el apartado gráfico.

Por último nos hemos topado con algo muy extraño, y es un problema del juego con Team Speak 3, el popular programa de comunicación. Al entrar en una partida, Call of Duty: Modern Warfare y TS3 parecen cortocircuitar entre sí, haciendo que o bien no escuchemos a nuestros compañeros en el TS, o que no nos escuchen o que quede su micrófono abierto durante toda la partida, un error bastante extraño que nos ha resultado particularmente molesto.

Conclusiones

Call of Duty: Modern Warfare es un reinicio atrevido de la saga que cuenta con varias novedades a nivel jugable que ofrecen una experiencia más realista, acercándole un punto a la simulación y alejándole de otras vertientes más arcades que habíamos visto en los últimos años con jetpacks, poderes y otros elementos.

Este 'Moder Warfare' es el 'CoD' que más hemos disfrutado durante los últimos años, un diamante en bruto con algunos detalles que pulir, pero con una base jugable solida y atractiva que sería ideal para convertirlo en un juego como servicio.
Este 'Moder Warfare' es el 'CoD' que más hemos disfrutado durante los últimos años, un diamante en bruto con algunos detalles que pulir, pero con una base jugable solida y atractiva que sería ideal para convertirlo en un juego como servicio.

A nosotros es un juego que nos ha encantado y, de hecho, es el CoD que más hemos disfrutado durante los últimos años, siendo un diamante en bruto que tiene que pulir ciertos aspectos, como los mapas que no casan con ciertos modos de juego o Guerra Terrestre que pese a que nos ha gustado, no tiene demasiada personalidad y no creemos que case con la experiencia Call of Duty, algo que hace mucho mejor Reglas Tácticas, un modo en el que las nuevas mecánicas del juego cobran especial protagonismo y que hemos disfrutado como auténticos críos.

Otros puntos negativos de este Modern Warfare son sus Operaciones, escasas de contenido en su lanzamiento (aunque Infinity Ward tiene planes de sacar más durante los próximos meses), la ausencia inexplicable de la lista de los mapas nocturnos y algunos errores técnicos en la campaña.

Para nosotros, Call of Duty: Modern Warfare es un gran FPS que sería un punto de partida ideal para que Activision fuese valiente y decidiese que este fuera un CoD de juego como servicio, ya que cuenta con una base jugable muy atractiva y solida que, con contenido periódico y algunos pequeños retoques podría darnos Call of Duty para muchos años. Por desgracia no será así y el año que viene tendremos otra entrega más de Call of Duty que puede ser mejor o peor que esta, pero que no va a dejar que el juego tenga un recorrido a largo plazo como el que podría tener esta entrega.

Hemos realizado este análisis con un código para PC proporcionado por Activision.

Saúl González
Los videojuegos marcaron la vida de Saúl desde que se puso por primera vez delante de la pantalla de un 486 para forjar su afición con Warcraft, Heretic para posteriormente sumergirse en las consolas con la primera PlayStation y Xbox. Además de los videojuegos, sus otras grandes pasiones son la música, las series y el rol de dados, lápiz y papel.

NOTA

8.6
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Las nuevas mecánicas de coberturas, sprint, recarga…
Las posibilidades de modificación de nuestro armamento y su impacto a nivel jugable.
El modo Reglas Tácticas es una delicia.

Puntos negativos

Operaciones llega con poco contenido y fallos en su diseño.
Guerra Terrestre está falto de personalidad.
El trabajo de doblaje de Laswell es nefasto.

En resumen

Un juego más táctico y profundo que los anteriores Call of Duty, con una base jugable que podría darnos años de diversión y que es un paso adelante en la fórmula.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS4, Xbox One y PC

Narcos: Rise of the Cartels - Análisis
Análisis
2019-11-20 11:00:00
La serie de Netflix se hace videojuego en un básico título de rol táctico con énfasis en la acción que nos permite seguir el auge y caída de Pablo Escobar y su imperio de la droga.
Blacksad: Under the Skin - Análisis
Análisis
2019-11-19 10:18:46
Pendulo Studios regresa con una interesante aventura basada en un prestigioso cómic que cuenta con muchas virtudes narrativas, pero que comete unas cuantas torpezas, tanto técnicas como jugables.
Superliminal - Análisis
Análisis
2019-11-18 09:29:00
Manipula el entorno como nunca antes en este juego que gira en torno a un concepto fantástico, pero que no termina de brillar en su diseño.
Terminator: Resistance - Análisis
Análisis
2019-11-16 17:02:00
Terminator vuelve al cine y los videojuegos con una aventura de acción y sigilo que quizás sorprenda a los fans.
PEGI +18
Plataformas:
PS4 Xbox One PC
Ficha técnica de la versión PS4
ANÁLISIS
8.6
Desarrollo: Infinity Ward
Producción: Activision
Distribución: Activision
Precio: 69,99 €
Jugadores: 1
Formato: Blu-ray
Textos: Español
Voces: Español
Online: Sí
COMUNIDAD
8.03

PUNTÚA
Call of Duty: Modern Warfare (2019) para PlayStation 4

14 votos
Ficha técnica de la versión Xbox One
ANÁLISIS
8.6
Desarrollo: Infinity Ward
Producción: Activision
Distribución: Activision
Precio: 69,99 €
Jugadores: 1
Formato: Blu-ray
Textos: Español
Voces: Español
Online: Sí
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Call of Duty: Modern Warfare (2019) para Xbox One

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión PC
ANÁLISIS
8.6
Desarrollo: Infinity Ward
Producción: Activision
Distribución: Battle.net
Precio: 59,99 €
Jugadores: 1
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: Español
Online: Sí
COMUNIDAD
8.9

PUNTÚA
Call of Duty: Modern Warfare (2019) para Ordenador

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir