Análisis de Ridge Racer 7 (PS3)

Con unas cuantas novedades, Namco lanza con PlayStation 3 esta nueva entrega de su saga de velocidad arcade.
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
7
NOTA
7.8
DIVERSIÓN
8
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión PS3.

Aunque Ridge Racer ha perdido durante estos últimos años su estatus de rey de la velocidad arcade para dejar paso a otros títulos, Namco cumple con la tradición que ha acompañado hasta ahora, y van cuatro, a todos los lanzamientos de consolas nuevas de Sony. El género de la velocidad arcade tiene otros títulos grandes, como Burnout o Flatout, y ha perdido algo de interés por parte del público, más inclinado a los simuladores recientemente, pero Ridge Racer sigue contando con una legión de fans ansiosos por recorrer a toda velocidad las fantasiosas ciudades ideadas por Namco al volante de los emblemáticos coches.

http://www.youtube.com/watch?v=DBU4XEZjKiM|Vídeo del juego

Ridge Racer 7 no es la primera entrega de nueva generación de esta saga de Namco. El año pasado los usuarios de Xbox 360 disfrutaron de la sexta parte, una acertada evolución de la saga hacia las nuevas tendencias en el género. Manteniendo su estilo, Ridge Racer 6 incluía los turbos, una novedad ya vista en la versión PSP, y un sistema de juego muy logrado que nos presentaba las pruebas en una retícula, unidas entre sí, dándonos gran libertad para elegir que desafíos afrontar, cuántos a la vez y en qué orden. En esta versión PS3 no se ha mantenido ese diseño sino que se ha optado por algo más clásico, la organización en campeonatos, que iremos superando para acceder a otros nuevos.

PUBLICIDAD

Esta séptima entrega no cuenta con demasiadas novedades respecto a la secta; de hecho, usa buena parte de los circuitos de la versión Xbox 360, por lo que los usuarios de esta última pueden sentirse algo decepcionados. Los que, sin embargo, no hayan jugado respecto a la quinta parte –título de lanzamiento de PS2-, notarán una gran cantidad de cambios, y no solo el soberbio apartado gráfico. Ridge Racer 7 mantiene la jugabilidad clásica, es decir, los derrapes, pero incluye opciones de modificación del coche, rebufos y turbos, que se van rellenando según vayamos haciendo derrapes.

El característico estilo de Ridge Racer no tiene términos medios. Los fans lo adoran, hay gente que lo detesta, y los nuevos jugadores no tardarán en hacerse con él. La conducción es tremendamente arcade, sin que sea necesario frenar demasiado en las curvas, y la forma ideal de jugar es derrapando, soltando el acelerador ligeramente y volviéndolo a presionar para realizar un movimiento de derrape medio asistido por el juego, en el que nuestra misión será mantener el coche más o menos estable para no perder el control al salir de la curva.

Este principio básico de la saga se mantiene intacto, con los diferentes tipos de coche que varían la capacidad y el riesgo del derrape, pero la inclusión de los turbos y los rebufos hace que las carreras tengan algo más de profundidad. Cuando estemos tras un rival podremos aprovechar la ventaja que tenemos en la resistencia contra el aire para ir más rápido. Al ser Ridge Racer un juego arcade, este efecto de rebufo está muy exagerado, notándolo aún cuando estemos a bastante distancia del coche rival, por lo que es importante alinearnos bien con él y ganarle metros mientras lo tenemos delante.

Luego es buena idea dejarlos atrás usando el nitro, una idea iniciada en Ridge Racer para PSP, introducida en consola doméstica por la sexta parte, y mantenida en esta séptima entrega para PS3. A medida que tomemos curvas derrapando la barra se irá llenando, y cuando uno de sus fragmentos esté lleno será el momento de usarlo. La barra tiene tres porciones, pudiendo usar dos o tres incluso para obtener un turbo todavía más potente y duradero. Si derrapamos en una curva cuando se nos está acabando el impulso del turbo, la barra se llenará velozmente, logrando que consigamos volver a tener un turbo disponible más rápido.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Sea of Solitude - Análisis
Sea of Solitude - Análisis
Análisis
2021-03-05 15:52:00
Una aventura bastante llamativa y notable con gran protagonismo argumental al fin llega a Switch.
The Climb 2 - Análisis
The Climb 2 - Análisis
Análisis
2021-03-04 15:05:00
La secuela del juego de escalada llega a Quest con una experiencia intensa y divertida, pero bastante mermada en lo visual.
Mail Mole - Análisis
Mail Mole - Análisis
Análisis
2021-03-03 17:08:00
Una curiosa aventura plataformera protagonizada por un topo que tiene por profesión la de ser cartero.
Evan's Remains - Análisis
Evan's Remains - Análisis
Análisis
2021-03-02 15:56:00
Una aventura curiosa que combina la narrativa con los puzles y las plataformas en 2D.
Maquette - Análisis
Maquette - Análisis
Análisis
2021-03-01 18:01:00
Un sorprendente juego de puzles que comienza fuerte, pero que no sabe mantener o aprovechar su inteligente propuesta.
Curse of the Dead Gods - Análisis
Curse of the Dead Gods - Análisis
Análisis
2021-02-28 17:12:08
El enésimo roguelike nos sumerge en un mundo maldito y engullido por la oscuridad.
Género/s: Carreras arcade / Coches
PEGI +3
Plataformas:
PS3

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
7.8
  • Fecha de lanzamiento: 23/3/2007
  • Desarrollo: Namco Bandai
  • Producción: Namco Bandai
  • Distribución: Sony
  • Precio: 59.95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Online: Juego Online
COMUNIDAD
7.53

PUNTÚA
Ridge Racer 7 para PlayStation 3

34 votos
Flecha subir