Análisis de Gran Turismo 6 (PS3)

Polyphony Digital se despide de PlayStation 3 mejorando su simulador y llenándolo de nuevo contenido.
Gran Turismo 6
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9
SONIDO
8.5
NOTA
9
DIVERSIÓN
9.5
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión PS3.

Al equipo de Polyphony Digital se le puede acusar de muchos defectos; no siempre han ofrecido lo que prometían postergándolo a sucesivas secuelas, retrasos en los lanzamiento que se cuentan por años o poca transparencia con los seguidores a la hora de explicar decisiones del desarrollo –ausencia de daños durante un tiempo o los avances de Gran Turismo en PSP, desaparecido casi un lustro-. Pero Kazunori Yamauchi adora los vehículos y eso se nota con cada Gran Turismo. GT 6 no es una excepción; sólo así se podría explicar cómo en esta ocasión se ha intentado reflejar hasta detalles aparentemente tan gratuitos como el mapa celestial de cada circuito, siempre con la intención de hacer que el lema "el simulador de conducción real" tenga cada vez más sentido.

Gran Turismo 6 es básicamente una revisión de Gran Turismo 5, mucho más completo y mejor del anterior juego, que pierde el factor sorpresa de las entregas que debutan en cada generación, similar al salto de GT 2 respecto al original. Eliminado ese impacto de ver unos gráficos completamente rompedores, lo que queda es pulir la base y ampliar el contenido: vehículos, circuitos, modificar aquello que fue criticado y empezar con buen pie en el apartado en red, en el que Polyphony Digital pagó la novatada con GT 5 y tuvo que corregir con el tiempo y sucesivas actualizaciones. En estos tres años de diferencia los desarrolladores han destinado recursos a hacer el juego más divertido, realista y completo, sin destinar tanto su esfuerzo a recrear nuevamente parte del trabajo realizado. Es un Gran Turismo más preparado para gustar a los fans exigentes que a quienes esperen ver novedades drásticas.

La primera impresión ya es muy positiva, sobre todo para aquellos que recuerden GT 5 en su lanzamiento con su aparatosa interfaz –cargas al pasar por menús y para entrar en carrera, disposición de elementos elegantes pero muy recargados- que si bien no eran un gran punto negativo formaban parte de esos fallos que salen a la luz tras decenas de horas en el modo simulación, que es, como siempre, el corazón del juego. Tanto que en esta ocasión devora al modo arcade, ahora incluido en un acceso desde la pantalla principal; de él apenas decir que su principal interés está en el modo para dos jugadores a pantalla partida, el resto son las habituales carreras en el circuito que elijas con una reducida selección de vehículos –o los tuyos adquiridos- cuyo interés está en practicar y aprender las pistas de manera rápida.

PUBLICIDAD

Con el nuevo diseño, más ligero y minimalista –esta vez no hay bonitos fondos para cada sección- se mejora enormemente el rendimiento, que no es un tema intrascendente teniendo en cuenta que si no estamos en carrera estamos gestionando vehículos o saltando entre torneos. La disposición ahora es muy similar a todas esas interfaces táctiles tipo Windows 8 o PlayStation Store; con los gatillos pasamos las diferentes páginas y seleccionamos los iconos, distribuidos ordenadamente. Un avance muy de agradecer, al igual que los tiempos de carga, aparentemente reducidos o por lo menos más disimulados mediante animaciones previas.

La evolución en el juego desde una posición modesta económicamente es en esencia la habitual en la serie, pero con pequeños cambios. Se cae el sistema de experiencia de GT 5 y una vez más el dinero y las licencias serán nuestro único límite para mejorar en la competición. Según ganamos carreras obtenemos –junto con las recompensas económicas o de vehículos- una calificación de hasta tres estrellas. Obtenida una cantidad de estrellas para cada etapa se activa el test de licencias para desbloquear competiciones más duras, que da acceso a nuevas categorías de competiciones de mayor velocidad, trazados más complejos –al inicio toca chupar mucho asfalto en Autumn Ring Mini y Tsukuba- y más oponentes en carrera.

Los exámenes de conducir regresan con sus pruebas habituales: toma de curvas, frenado, etc. dentro de un tiempo límite concreto y sin cometer errores. Sea por lo acostumbrado que estemas a estos retos con cada juego o porque se ha bajado la dificultad, hemos notado que los tiempos para conseguir el oro no son descabellados, y creemos que cualquier novato podrá superar sin problemas el bronce. De hecho, en lugar de frustrarnos como en los primeros GT, nos han gustado lo suficiente como para repetirlos por placer y para mejorar los récords. Son también menos pruebas –seis- que en otros GT por cada carnet, así que dejarán de ser un trámite traumático para unos o la enésima repetición para otros. Con el fin de mantener el pique, el juego guarda los resultados de nuestros amigos de PlayStation Network y los pone a mano para estar tentados a no quedar mal en el grupo. A nadie le gusta aparecer en última posición.

En las restricciones de competición, esas que impiden que utilices un costoso deportivo contra utilitarios modestos, encontramos menciones a un tipo concreto de tracción, modelo y una nota llamada puntos de rendimiento que va asociada cada coche según sus parámetros –a más potente, más valoración-. Esta calificación parece una simplificación superficial para que los novatos no se asusten ya de entrada con los términos técnicos y, a la hora de adquirir o mejorar uno de los más de 1200 vehículos, sepan que no debe superar la cifra del torneo actual. Ahora, por cierto, se prescinde del concesionario de segunda mano, y encontramos todos ubicados en la marca de su fabricante o en una categoría de recomendados para cada clase o por gama –rally, NASCAR, Super GT, LeMans, históricos…-. Como regalo del aniversario, Vision GT nos recompensa gratuitamente con prototipos ficticios diseñados por las principales marcas, siendo el primero un espectacular Mercedes-Benz Vision GT que querrás fotografiar en el modo correspondiente y en las nuevas localizaciones –Ronda, Ciudad de las Artes y las Ciencias, Gemasolar…-.

Aunque Gran Turismo 6 sigue pensado para los jugones del género de la simulación, se nota que Polyphony Digital ha pensado mucho en hacer el juego más accesible o intuitivo. No todas las opciones están disponibles desde un principio, y así por ejemplo tardaremos unas horas en entrar al multijugador, y para entonces, ya tendremos al menos dos licencias superadas y rodaje por los primeros torneos. El juego también comienza con abundantes mensajes en la interfaz para guiar al usuario la primera vez que abre un nuevo modo, o durante la carrera, donde aparece una nueva indicación que nos avisa de la proximidad de rivales cerca del vehículo.

 1

Son detalles que para los jugadores con 15 años en Gran Turismo pasarán inadvertidos, pero que los nuevos usuarios van a apreciar. Igualmente, la pantalla de mejoras de componentes, la apariencia del piloto, cambio de pintura, la puesta a punto –reparar daños, cambiar aceite, etc.- es limpia y comprensible. Afinar con los parámetros técnicos de la suspensión o distribución de peso ya es materia para entendidos, pero no hace falta entrar en este nivel a menos que quieras explotar todo el potencial del coche y sepas lo que estas tocando.

En la categoría de facilidades podríamos meter las polémicas microtransacciones para adquirir créditos del juego mediante dinero real. Vaya por delante que esto, además de ser –en nuestra opinión- una forma de pagar por hacer trampas, se carga la que es uno de los dos pilares de la diversión, el ser empujado para mejorar tiempos y conseguir más premios. Gran Turismo 6 no está diseñado para sacar euros de los jugadores de manera maquiavélica o al menos no es la sensación que da; el dinero del que disponemos y el precio los vehículos está en línea con anteriores GT. Eso supone que, como ha sido siempre necesario, tocará repetir algunas carreras si queremos comprar un modelo por encima de nuestras posibilidades o vender coches sobrantes. De todas formas, sacar la Visa tampoco servirá para romper la jugabilidad del modo en solitario en los torneos inferiores o de las carreras online debido a los límites con los que suelen contar. Si adquieres una máquina de 600 CV no te servirá más que para la recta final del juego.

 2

Junto a las competiciones principales encontramos una serie de minijuegos bastante entretenidos, completamente opcionales y sin la presión de los test de conducción. En los llamados Pausa para el café hay pruebas para derribar conos en circuitos cerrados, desafíos de derrape, ver hasta dónde llegas en Nürburgring con una cantidad de combustible muy reducida o los paseos lunares sobre el satélite -¿qué se tomó Yamauchi para pensar en esto?-, con el cambio de gravedad que eso implica. Tenemos asimismo las misiones, consistentes en superar a un rival que parte con ventaja dentro de un plazo de tiempo, sin salir del recorrido ni jugar sucio –echar fuera al oponente- y los desafíos monomarca para un tipo de vehículo concreto, lo que nos recuerda a las competiciones de fabricantes de GT 2. Ninguna de estas pruebas son revolucionarias para la serie, la mayoría habían aparecido anteriormente como parte de los exámenes de licencias, la diferencia es que ahora lo hacen de manera independiente a modo de extra. Vienen bien dependiendo de nuestro ánimo o tiempo de juego, a veces te puedes permitir 3 horas continuadas de competición, en otros momentos sólo te interesan pequeñas partidas de pocos minutos.

 3

Una de las novedades que más nos ha encantado en la clase de eventos especiales es el Goodwood Speed Festival, un evento deportivo real en una colina británica de reducido ancho en la que periódicamente nos irán invitando a realizar contrarrelojes con vehículos de diferente potencia, control y época. ¿Recuerdas las carreras de Citta di Aria en GT 4? Esto es algo así, cualquier fallo es definitivo, no puedes rozar paredes ni salir del asfalto, se necesita mucha técnica, nervios templados y memorizar el recorrido a la perfección, por no hablar de que gráficamente es uno de los circuitos más trabajados del juego. Cuando te ofrezcan los vehículos más rápidos –y por tanto, se necesiten más reflejos- empezarás a notar que la dificultad sube muchos puntos. Es una de las carreras más adictivas de todo GT 6.

Si más circuitos, vehículos y torneos son más horas de juego, Gran Turismo 6 es fácilmente uno de los lanzamientos que más te mantendrán ocupado frente a la pantalla a nada que te guste completar tu garaje virtual. Y eso hablando sólo del modo en solitario. El modo online comienza mejor que en GT 5, con una generosa cantidad de filtros para buscar salas por circuito, tipo de carrera, región, partidas donde se encuentren amigos o por el número de identificación. La creación de carreras es muy completa, pudiendo configurar casi lo que se nos ocurra, desde parrilla con salidas en falso, la activación de daños visibles y mecánicos o el clima y hora de la pista –si es modificable-. Podremos guardar estos ajustes para cargarlos otro día sin pasar por todos los menús de personalización. Además, regresan los eventos de temporada, unas competiciones online que cambian periódicamente que amplían las pruebas más allá de los torneos predefinidos.

 4

El juego es muy ambicioso, y a veces da la sensación de escaparse de las manos de sus creadores. Como se hizo con GT 5, con el tiempo se irá actualizando para añadir opciones que no encontramos a día de hoy, por ejemplo, el prometido nuevo editor de circuitos, no hay B-Spec –funcionará parecido a GT 4, sin división de competiciones-, apartado para comunidades online o la compatibilidad con el 3D estereoscópico, cuya disponibilidad está prevista para el próximo mes. Tampoco encontramos daños mecánicos para el modo de un jugador, algo que hace muy permisivos los errores o adaptar esas prácticas de dudosa ética –tomar curvas apoyado en rivales-, que probablemente se corrija mediante parches. Ya sea por las prisas para un lanzamiento antes de fin de año o para dedicar el tiempo necesario a estos apartados –y no dejarlos a medio terminar, que daría una peor imagen-, Polyphony Digital las ha dejado en la cola de prioridades. Al menos el juego se lanza con lo esencial muy bien asentado: la jugabilidad.

En Gran Turismo 6 el control de los vehículos vuelve a ser mejorado y es, simplemente, el GT más divertido de todos. El nuevo ritmo en la competición, más rápido para crecer como piloto y entrar antes en las competiciones duras hace que en menos tiempo podamos avanzar hacia los torneos más duros y también los más entretenidos sin necesidad de haber superado todas las copas anteriores. La inteligencia artificial se ha mejorado –esta vez se nota-, y aunque el mayor reto siempre lo encontraremos en el multijugador, la competencia en las carreras en solitario es más imprevisible. Podremos criticar muchos flecos de GT 6, pero a la hora de la verdad, da la talla en lo más importante.

 5

Aparecen nuevas pistas para la serie: Silverstone, Brands Hatch, Willow Springs, Ascari, el regreso de Apricot Raceway, los que se lanzaron como descargable de GT 5 –Spa, Twin Ring Motegi-, un estadio específico para pruebas GT Arena y nuestros favoritos de las incorporaciones: Monte Panorama, Matterhorn y el citado Goodwood Hillclimb. La mayoría de las novedades ya traen cambios climáticos y de tiempo, así que nuestra única queja es la ausencia de nuevos circuitos urbanos –se mantienen los siete de GT 5- o de rally, que siempre son los más vistosos. Las carreras de karts no se han perdido, y volverán a ofrecer se control mucho más delicado que los turismos. Con tanto contenido, 71 pistas diferentes en el disco más las que lleguen en un futuro, es complicado aburrirse pronto.

Polyphony Digital ha mejorado el motor gráfico respecto a GT 5, no obstante se nota la limitación de la máquina y el salto no es enorme, parte de la sorpresa se ha perdido. El juego es más sólido que antes en cuanto a fluidez –sin que desaparezcan pequeños tirones- y se han utilizado varios trucos para hacer que las sombras de objetos del decorado o el coche sean más suaves o por lo menos no muestren bloques dentados por una baja definición, lo que no impide que tengan extrañas deformaciones cuando la cámara hace zoom; esto último es consecuencia de hacer una iluminación variable en lugar de trucos como tostar las sombras en el escenario, todo tiene sus pros y sus contras. Los viejos circuitos son prácticamente los mismos que en GT 5, comparando directamente encontramos algo más de vegetación, vallas o publicidad modificada, pero nada radical. El nuevo espectro de la iluminación dinámica hace el juego en algunos momentos tenga un mayor contraste –a veces más oscuro- y efectos climáticos como la lluvia han ganado en realismo pero pierden en espectacularidad.

 6

Por otro lado, hay un poco de inconsistencia en la calidad del material, ya sea en coches –premium y los estándar no retocados, que cada vez son menos- y las geniales pistas urbanas frente a los circuitos reales, un poco fríos y desangelados –si bien están respetando su diseño-. En ciertos momentos podría colar por un juego de primera hornada de nueva generación, en otros –cuando se abusa del material reciclado-, recuerda a un Gran Turismo 4 en alta definición. A decir verdad, Gran Turismo 6 no es el juego que más nos ha impactado este año en la consola, pero es difícil reprochar defectos gráficos –que los tiene- cuando corre a 60 imágenes por segundo y a una resolución superior a la mayoría de lanzamientos de la ya pasada generación. Sencillamente, no se puede exprimir más a las viejas máquinas y la serie pide cambio generacional para volver a impactar en este aspecto.

En cuanto al sonido, hay mejoras en los efectos de motores, aunque pequeñas y no dejará a todos completamente satisfechos. La banda sonora vuelve a incluir principalmente estilos de rock y electrónica para la carrera, música más relajada para los menús –aunque menos jazz que en pasadas ocasiones- y algunos sonidos en plan homenaje a los 15 años de la serie con habituales guitarreos japoneses de Daiki Kasho, Makoto o Satoshi Bando, entre otros. Encontramos grupos licenciados y de renombre: Underworld, Boys Noize, Depeche Mode, The Kills, Nine Inch Nails y muchos otros que no por menos conocidos son peores. ¿No te gusta esta selección? Ningún problema, Gran Turismo 6 soporta listas de música de nuestro disco duro.

Conclusiones

Gran Turismo 6 parte desde una posición más ventajosa que GT 5. Todo en él funciona mejor que en anteriores ediciones y demuestra que se han aprendido de algunos errores cometidos hace tres años. Pero como cualquier juego que puedas encontrar, dista de ser perfecto. Aún hay margen de mejora, y tenemos la impresión de que la veremos a lo largo de los próximos meses en forma de actualizaciones; hay características anunciadas que aún no están listas, y otras que esperamos sean añadidas en respuesta a las reacciones de la amplia comunidad. Sigue arrastrando algunas carecías históricas en las que incluso en eso notamos que es un GT.

 7

La buena noticia es que por encima de ellas encontramos esa jugabilidad adictiva que mejora cuantas más horas dedicamos a conocer nuestros vehículos favoritos, a reducir tiempos y superar a los rivales, virtuales o humanos. Polyphony Digital mantiene intactos los puntos fuertes de la serie, reduce quejas del anterior juego, amplía contenido, lo hace más accesible y no pierde nada de profundidad. ¿La nueva generación? Puede esperar. No encontrarás nada ahí fuera que te mantenga pegado a tu vieja PlayStation 3 durante tanto tiempo como Gran Turismo 6.

Ramón Varela
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

The Ascent - Análisis
The Ascent - Análisis
Análisis
2021-07-30 13:01:00
Crítica al nuevo shooter con toques RPG para XSX/S, Xbox One y PC con un espectacular acabado artístico y varias cosas por pulir a nivel jugable.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Análisis
2021-07-29 14:19:00
Ya está aquí una nueva entrega de la saga espacial de aventuras al más puro estilo Metroid pero con ciertas permutas.
Chernobylite - Análisis
Chernobylite - Análisis
Análisis
2021-07-28 19:03:00
Analizamos la última aventura en el mundo de los videojuegos inspirada en la catástrofe de Chernóbil que en esta ocasión nos trae un título muy interesante con algunas cosas por pulir.
Samurai Warriors 5 - Análisis
Samurai Warriors 5 - Análisis
Análisis
2021-07-27 15:22:00
Un musou con mejoras jugables y gráficos renovados para contar como nunca la épica historia Nobunaga Oda y Mitsuhide Akechi.
PEGI +3
Plataformas:
PS3

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
9
  • Fecha de lanzamiento: 6/12/2013
  • Desarrollo: Polyphony Digital
  • Producción: Sony
  • Distribución: Sony
  • Precio: 69,95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Español
  • Online: Sí
COMUNIDAD
8.08

PUNTÚA
Gran Turismo 6 para PlayStation 3

108 votos
Flecha subir