Análisis de Alone in the Dark: Inferno (PS3)

Edward Carnby intenta redimirse en PlayStation 3 con una versión del reciente Near Death Investigation.
Alone in the Dark: Inferno
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
7
NOTA
7
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
6
Análisis de versión PS3.

El padre del género regresa… pero no con fuerza arrolladora

Mucho antes del incidente en la mansión de Umbrella, el género de la aventura gráfica, terror y misterio se había entremezclado en 1992 gracias a Alone in the Dark, un título de Infogrames para PC que sentó las bases que posteriormente seguirían, entre otras compañías, Capcom. Fondos renderizados (la mejor forma de representar entornos realistas durante la década de los 90) con personajes y objetos poligonales, juegos de cámaras, criaturas monstruosas y opción de jugar con uno de los dos protagonistas (uno de ellos Edward Carnby) sin duda inspiraron a Resident Evil.

Pero la evolución de Alone in the Dark no ha sido todo lo prestigiosa que podría haber sido; tras tres entregas clásicas la saga ha pasado a un segundo o tercer plano del survival horror contando con una única entrega en la pasada generación, The New Nightmare. Alone in the Dark: Near Death Investigation, última entrega hasta el momento, prometía un retorno por todo lo alto de estas aventuras gracias a la ambientación espectacular que la generación actual promete (PlayStation 3, Xbox 360 y PC) sin por ello olvidar la existencia de versiones para Wii y PlayStation 2. Sin embargo, Near Death Investigation, cuya salida para los sistemas PC y Xbox 360 se realizó en junio, no contentó ni a prensa ni a la mayoría de jugadores, pues sufrió uno de los defectos que plagan muchos lanzamientos, como es el de prestar poca atención al control y desarrollo de la acción en favor de un apartado técnico puntero (que finalmente tampoco alcanzó el nivel esperado). Todos estos meses de diferencia han servido para que sus creadores, Eden Software, puedan pulir una versión para PlayStation 3 bautizada como Alone in the Dark: Inferno, misma aventura con pequeños ajustes que hacen algo más asequible esta entrega de terror pero que no justifican la compra si ya se dispone del original.

La historia se mantiene intacta (a excepción de alguna secuencia nueva sin mucha importancia), y nos pone en la situación de un Edward Carnby mareado que se despierta sin conocer bien su situación junto con un grupo de personas que hablan sobre un misterioso poder. Poco después somos conducidos hacia nuestro fatal destino (sin comprender aún que sucede), pero unas sorprendentes grietas que rasgan paredes nos libran de la muerte segura. A partir de aquí nuestros objetivos consistirán en recordar el pasado, resolver el misterio en torno al emblemático Central Park y por supuesto, sobrevivir.

PUBLICIDAD

Una historia que combina los elementos típicos (y casi necesarios) para una trama contada, y esta es la novedad, en forma de capítulos. Pausando el juego, si nos encontramos bloqueados, podemos avanzar durante el mismo hasta una nueva posición, alterando el orden a gusto del jugador. Facilita que al primer obstáculo del juego podamos avanzar, lo cual rompe con uno de los principales intereses de toda aventura, superar retos, pero al fin y al cabo es una medida completamente opcional. Los diálogos también se inclinan por ese tono de serie pero en este caso no en el buen sentido, pues muchas conversaciones son bastante increíbles; dos personajes se encuentran en un ascensor dentro de un edificio a punto de derruirse y la mayor información que sacamos de la secuencia son diez palabras malsonantes introducidas con calzador, que más que dar apariencia de trama adulta crean sensación de producción americana dirigida a un público juvenil.

Una de las primeras cosas que llama la atención es el camino tomado por Alone in the Dark en cuanto a afrontar el género del survival horror. Actualmente existen varios títulos que van desde el terror más puro, insinuante, en el que el jugador se encuentra muy indefenso, entornos angostos y oscuros, y juegos enfocados a la acción violenta, casi gore y explícita. Alone in the Dark Inferno se encuentra a medio camino, pues el repertorio de armas es bastante básico (una pistola y diversas armas improvisadas como cócteles molotov, lanzallamas compuestos por mechero y spray, objetos del escenario) pero busca la espectacularidad más televisiva y ruidosa. El resultado es una mezcla extraña no del todo afortunada, que rebaja mucho el valor de una segunda partida dada la gran linealidad de los acontecimientos.

Como en la versión original Near Death Investigation, Inferno continúa siendo un juego principalmente en tercera persona, esta vez con cámara libre 360º y un punto de vista algo más alejado. Un detalle tan simple como este, junto con el control mejorado en acciones tan simples como correr liman algunos de los problemas básicos de las primeras versiones en los que la exploración de una habitación era muy incómoda. Pero hay defectos como el poco intuitivo control que se mantienen, y tareas tan sencillas como utilizar un objeto para golpes físicos se convierte en algo casi impreciso. Si además utilizamos la pistola, un extintor o un spray, pasamos de tercera a primera persona, lo que en medio de un combate contra varias criaturas llega a marear.

 1

Es de agradecer un mayor número de ayudas en esta revisión, tanto en pantalla como sonoras. Una de ellas la encontramos durante los tramos de conducción, en una Nueva York presa del caos, con grietas en el suelo y edificios en destrucción. La idea, como muchas otras del juego, es bastante interesante y promete hacernos conducir un vehículo por calles de la emblemática ciudad mientras somos testigos de un espectáculo propio de la mejor película de catástrofes naturales; pero en la práctica, el juego necesita que seamos excesivamente precisos en nuestro recorrido, sin demasiadas señales visuales de la dirección a tomar (algunas grietas aparecen prácticamente a pocos metros del coche), así que poco importa ser un experto conductor o no, si no lo bien que puedas recordar el evento predefinido que toca en cada momento. Pues bien, la mejora incluida es tan sencilla como avisar de la dirección que tomar gracias a los comentarios de nuestra copiloto, algo que reduce el número de partidas de ensayo y error, aunque no las elimina. Una pena que el control no sea perfecto, pues la mecánica de conseguir los vehículos (encendiendo luces, buscando llaves en la guantera u otros escondites habituales, realizando puentes) está bien recreada, todo ello en tiempo real mientras los monstruos que pueden rodear el vehículo no dudarán en sacarnos por la fuerza si tardamos en arrancar.

La efectividad de nuestros ataques es limitada, y todo gira en torno al fuego, siendo la mejor forma de acabar con los enemigos de una vez por todas. Esto reduce a un segundo plano la propia pistola, al menos, hasta que utilicemos balas inflamables, pues objetos del mobiliario ardiendo van a ser nuestros mejores aliados. Muchos puzzles también giran en torno a las llamas, tanto en nuestro beneficio (como crear regueros explosivos) o en forma de obstáculos que debemos sofocar con extintores. La recreación del efecto no es mala, el fuego se extiende (por lugares predefinidos, eso si), y si sostenemos una silla ardiendo nos servirá de improvisada antorcha.

 2

La inteligencia artificial de los monstruos es limitada, algo tampoco extraño en un survival horror. La mayoría se lanzará a nosotros sin ningún temor, les apuntemos con un arma, empuñemos un objeto contundente o huyamos en dirección contraria. El ataque cuerpo a cuerpo se realiza en tercera persona, y con el stick derecho se realiza nuestro improvisado ataque, con un control que además de impreciso es muy limitado, similar a otras sagas como Silent Hill pero con un inconveniente, aquí los enemigos si pueden ser ágiles. Esto deriva en combates algo frustrantes y desigualados. El menú de ítems tampoco ayuda mucho; se ha optado por una forma más realista de mostrar los habituales limitados bolsillos del personaje, pero la navegación sigue sin ser sencilla, y es necesario acceder a esta opción en numerosas ocasiones.

En definitiva, Inferno es una versión que reduce algunos de los fallos que nunca debieron estar presentes en el original, pero tampoco es una revolución. Algunos de los bugs continúan existiendo y ya en los primeros minutos de juego podemos "entrar" en un edificio (atravesando una pared) mientras nos descolgamos de un cable, una situación que inevitablemente nos lleva a cargar la partida. El juego mezcla diversas situaciones intentando imitar lo que sería una película o serie, en la que debemos resolver pequeños puzzles (quizás simplemente romper una puerta a base de golpes o con gasolina), después alguna situación de plataformas (pequeños saltos o caminar cerca de un abismo), combates y secciones de disparos en primera persona, para pasar a fases de conducción. Da un resultado extraño que no gustará a la mayoría de seguidores del género, y que no encaja bien en la definición más clásica de survival horror ni llega a ser un título destacado de acción, culpa de un control imperfecto.

 3

Gráficamente en un primer vistazo podemos sentir estar frente a una superproducción. Algunos temas de la banda sonora, efectos como la quiebra de paredes y unos modelados aceptables son buenas cartas de presentación. Pero aún así, incluso en este apartado encontramos detalles que demuestran las prisas del lanzamiento, y que no han sido corregidos en esta última versión. En el lado positivo, encontramos buenas físicas y destrucción de objetos, pero por el contrario, el motor gráfico da constante sensación de estar forzado, es poco fluido y en algunos momentos sufre de falta de sincronización vertical (los cortes de imagen en pantalla). Algunos de estos fallos pueden pasarse por alto en los escenarios más amplios de la ciudad al aire libre, pero siguen presentes incluso en pequeñas habitaciones, no es algo puntual. No resulta positiva tampoco la oscuridad extrema de algunos lugares, en los que la linterna apenas alumbra y cuesta ver el camino, no ya sólo encontrar ítems de ayuda u objetos para avanzar.

Las secuencias generadas por el motor muestran luces y sombras, pues por una parte algunas situaciones están creadas para sorprender, y lo consiguen (a pesar de usar cámaras y trucos bastante típicos) pero las animaciones son casi tan rígidas como las que muestra Carnby durante todo el juego. Las caras apenas muestran gestos o emociones, muy asépticas ante cualquier situación, aún frente a algo extremadamente desagradable como encontrarse con un hombre de cara cuarteada hablando de un misterioso poder y el fin del mundo. El doblaje no destaca demasiado, los actores no parecen estar realmente en la situación, dan sensación de leer un texto como otro cualquiera, aunque también es cierto que el mero hecho de incluir voces en nuestro idioma, a diferencia de la mayoría de otros survival horror, ya es un punto a tener en cuenta.

Conclusiones

El tiempo extra de desarrollo mejora pero muy levemente el concepto original. Con poco valor para una segunda partida y una gran competencia actual en PlayStation 3 (Siren, (Dead Space, y los próximos lanzamientos de (Resident Evil y Silent Hill) deja el listón muy alto. Alone in the Dark ofrece algunos momentos con buena ambientación, algunos puzzles ingeniosos en torno al fuego, pero también fallos importantes en el control. Dispone ya de sistema de trofeos, los cuales la mayoría son bastante simples, pero quizás suponga un incentivo para algunos jugadores.

 4

Alone in the Dark con esta nueva entrega sigue sin suponer el retorno definitivo de la saga a la primera línea del género, aunque no todo es malo ni desaprovechable. Una posible nueva entrega podría corregir problemas de fondo que esta versión para PlayStation 3 no ha conseguido erradicar del todo.

Ramón Varela
PUBLICIDAD

Últimos análisis

The Ascent - Análisis
The Ascent - Análisis
Análisis
2021-07-30 13:01:00
Crítica al nuevo shooter con toques RPG para XSX/S, Xbox One y PC con un espectacular acabado artístico y varias cosas por pulir a nivel jugable.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Eldest Souls - Análisis
Eldest Souls - Análisis
Análisis
2021-07-29 18:19:00
Los italianos Fallen Flag Studio firman su primer juego con este soulslike que nos hará sudar sangre.
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Blaster Master Zero 3 - Análisis
Análisis
2021-07-29 14:19:00
Ya está aquí una nueva entrega de la saga espacial de aventuras al más puro estilo Metroid pero con ciertas permutas.
Chernobylite - Análisis
Chernobylite - Análisis
Análisis
2021-07-28 19:03:00
Analizamos la última aventura en el mundo de los videojuegos inspirada en la catástrofe de Chernóbil que en esta ocasión nos trae un título muy interesante con algunas cosas por pulir.
Samurai Warriors 5 - Análisis
Samurai Warriors 5 - Análisis
Análisis
2021-07-27 15:22:00
Un musou con mejoras jugables y gráficos renovados para contar como nunca la épica historia Nobunaga Oda y Mitsuhide Akechi.
PEGI +18
Plataformas:
PS3

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
7
  • Fecha de lanzamiento: 14/11/2008
  • Desarrollo: Eden Studios
  • Producción: Atari
  • Distribución: Atari
  • Precio: 69.95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Español
COMUNIDAD
6.44

PUNTÚA
Alone in the Dark: Inferno para PlayStation 3

11 votos
Flecha subir