Vandal

Análisis de Devil May Cry 2 (PS2)

Capcom nos trae la segunda parte de su famoso juego Devil May Cry, haciendo honor a eso de que las segundas partes nunca fueron buenas... en este caso, tan buenas.
·
GRÁFICOS
9
SONIDO
7.8
NOTA
7.8
DIVERSIÓN
7.5
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versión PS2.
Segundas partes...
Existe una ley no escrita, pero que inexorablemente se cumple siempre que hablamos de este mundillo de los videojuegos: cuando un título nuevo que sale al mercado tiene relativo éxito, debe tener una secuela que aproveche la estela dejada por el primero, hecho que puede-suele prolongarse incluso indefinidamente (si no que se lo pregunten a sagas ya ampliamente consolidadas como FIFA, Tomb Raider o Tekken por nombrar algunos ejemplos significativos). Este axioma que acabo de describir es siempre motivo de satisfacción para nosotros, los usuarios, que al fin y al cabo somos los que disfrutamos los juegos (y demandamos nuevas secuelas). Basta con imaginar que si el primer Mario no hubiera tenido éxito, tal vez no hubiéramos podido disfrutar del genial Mario 64 –con el histórico paso a las 3D que supuso- o más recientemente el soberbio Gran Turismo 3, aplicando lo mismo al primer capítulo que debutó en la 32 bits de Sony. Y así podríamos estar citando cientos de ejemplos durante varias horas. Del mismo modo, y complementando esta ley hay un conocidísimo dicho que como bien sabéis, reza: "Segundas partes nunca fueron buenas", cosa que como ya hemos podido comprobar a lo largo del tiempo –algunos mas que otros, claro está- que uno lleva en esto, muchas veces no se cumple... pero hay otras que sí, desgraciadamente.
Devil May Cry, un juego soberbio
Todo esta parrafada que servidor acaba de soltar viene a cuento por el juego que nos ocupa: Devil May Cry 2, secuela de uno de los juegos más sorprendentes que ha albergado Playstation2 desde que vio la luz. No me importa declarar a estas alturas que soy un fan incondicional de la primera parte (versión NTSC, claro está) título que junto al inconmensurable ICO, constituyen en mi modesta opinión el más claro ejemplo de lo que la máquina de Sony puede llegar a hacer y sobretodo, dos de los exponentes mas significativos de lo que debe ser un juego de esta generación, marcando realmente las distancias respecto a la era 32/64 bits. Y es que, centrándonos en el juego de Capcom, Devil May Cry por obra y gracia de Shinji Mikami y su equipo supuso la readaptación de los arcades de toda la vida a las 3D. Esto ya se había intentando antes, sí, pero con la salvedad de que hasta ahora nadie había conseguido imprimirle a los "fríos polígonos" de las consolas con capacidades 3D las enormes dosis de espectacularidad, dinamismo, espíritu y sobretodo jugabilidad que destilaban los clásicos arcades 2D de toda la vida. A decir verdad, DMC no innovó en absoluto –de hecho toma la ambientación y barroquismo de la mítica saga Castlevania- pero sí supo plasmar en un entorno poligonal todo el encanto de los mencionados arcades de toda la vida. Eso unido a pequeñas dosis de exploración y sencillos puzzles a resolver al estilo Resident Evil (entre tanto Final Boss y combate desenfrenado) conformó un juego verdaderamente impresionante a todos los niveles que tan sólo se vio enturbiado por una pésima conversión a nuestro sistema PAL -quizás la peor de PS2 que se recuerda- cortesía de Capcom Europa, aunque bueno, esa polémica historia es aún muy reciente como para tener que recordarla y nos la sabemos todos de memoria, ¿verdad?. En cuestión de meses la compañía nipona anunció oficialmente la esperada secuela del original, la cual ya hizo acto de presencia en el E3 del año pasado. Las primeras imágenes y trailers prometían, mostrando un entorno 3D mucho más amplio y grande... se había pasado de un misterioso castillo-fortaleza a una vasta y oscura ciudad con enormes edificios incluidos. Sólo había un "pequeño" inconveniente que empañaba todo el asunto, Mikami ya no estaba al frente de la segunda parte al haberse embarcado en varios proyectos para la nueva máquina de Nintendo. Bueno, eso y que como todos sabemos, tras el duro trabajo de programación que supuso DMC, Mikami prácticamente renegó de la máquina (cosa que ya ha declarado él mismo varias veces por activa y por pasiva). ¿Resultado de todo esto? DMC pasó a otro grupo interno de Capcom que ha hecho que la secuela no le llegue ni a la suela de los zapatos a su predecesor. Se puede decir más alto pero no más claro. Pero empecemos por el principio... que hay tela que cortar.
Una historia sin demasiadas complicaciones
La historia, es incluso más sencilla que la primera parte y lleva a Dante hasta un misterioso pueblecito costero típicamente Mediterráneo llamado Vie de Marli, en donde reside un clan que ha estado luchando junto al legendario Sparda durante largo tiempo contra las hordas demoníacas. Allí nuestro protagonista se encontrará con la anciana Matier y su hija, la bella Lucia –la otra protagonista de DMC2- guardianes de esa tierra. Matier le encarga a Dante la misión de acabar con Arius, el presidente de una poderosa corporación internacional. Y es que bajo esa máscara se esconde un poderoso demonio que trata de apoderarse de las Arcanas, una serie de objetos (un bastón, una daga, un cáliz y una moneda especial) que le conferirán el poder absoluto y la inmortalidad de un Dios. Este hilo argumental se nos irá narrando a lo largo del juego mediante el uso de secuencias cinemáticas –unas generadas por el propio motor del juego, otras CG- al igual que en la primera entrega, aunque en DMC2 serán mucho menos numerosas. Aquí es donde ya viene la primera sorpresa, al romper la secuela todo nexo de unión con el original, pues salvo escasas referencias a Sparda esta nueva y simplista historia no tiene nada que ver. Está claro que no había muchas ganas de estrujarse el cerebro.
Mas acción, menos puzzles
El esquema básico de juego permanece prácticamente inalterable aunque DMC2 presenta alguna que otra novedad que afecta en sobremanera a la jugabilidad. De nuevo tenemos un determinado número de fases (18 fases jugando con Dante y 13 en el caso de Lucia) en el que deberemos dar buena cuenta de los enemigos que nos salgan al paso así como de los consabidos Final Bosses desperdigados por los escenarios. Pero mientras en DMC el componente de exploración y puzzle era más acusado, aquí prácticamente se puede decir que ha sido anulado por completo a favor de los combates. Hay puzzles si –por llamarlos de alguna manera-, pero de una sencillez extrema y la mayoría de ellos consistirán en golpear o buscar unas esferas rodeadas de cubos más pequeños (o unas extrañas estatuas), retos contra el cronómetro, acabar con todos los enemigos de una estancia para recoger una llave (o romper el sello de una puerta)... y poco más. Tal es la carencia de puzzles que sinceramente, en este momento, no recuerdo ninguno digno de mención. Esto tiene como consecuencia más clara una exagerada linealidad en todo el desarrollo del juego. Y no es que los puzzles del primer juego fuesen todo un prodigio, aparte de ser también algo lineal, pero sí introducía ciertas dosis de aventura que encajaban perfectamente entre tanto combate. El sistema de Power-Ups ha sido mejorado en base a una serie de amuletos que iremos consiguiendo (siendo algunos mas fáciles de obtener que otros) por las diversas fases y que serán fundamentales a la hora de usar el ya clásico devil trigger/disparador demoníaco, añadiendo éstos nuevos poderes a Dante como la capacidad de volar, ataques elementales de fuego o recuperar energía. De igual modo hay dispersas y generalmente escondidas en habitaciones tanto nuevas armas de fuego (la recortada, lanzamisiles..,) como espadas –partimos, en el caso de Dante con las pistolas Ebony e Ivory y con la ligera espada Rebellion- que podrán ser subidas de nivel en base a la recolección de orbes rojos (que siguen siendo realmente las "monedas" de la saga). El resto de ítems se han mantenido y siguen estando disponibles para comprar en los puntos donde hallemos la típica "item-shop" de la estatua sosteniendo el reloj de arena. Lucia preferirá las armas blancas como pequeñas cuchillas alargadas, dardos o dagas a las armas de fuego.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-08-19 11:21:00
Switch también se adentra en el fantástico y vasto mundo virtual de Gun Gale Online.
Análisis
2019-08-18 18:12:00
Una gran saga de matamarcianos llega por fin a Occidente con un genial recopilatorio que incluye los dos títulos originales así como una nueva propuesta.
Análisis
2019-08-17 16:08:00
Double Fine nos trae un interesante roguelike que destaca por las habilidades mutantes de su protagonista.
Análisis
2019-08-16 17:15:00
Una aventura de acción y rol con mucho encanto y repleta de sorpresas que nos lleva de regreso a los primeros pasos de los gráficos poligonales.
Análisis
2019-08-16 10:41:00
Triumph Studios lleva Age of Wonders a la ciencia ficción con un genial exponente del género 4X.
Análisis
2019-08-15 10:53:00
3D Realms vuelve a la acción con un FPS de corte tan clásico que utiliza el mismo motor gráfico que Duke Nukem 3D, y también buena parte de su propuesta jugable.
Género/s: Acción / Hack and Slash
PEGI +18
Plataformas:
PS2
Ficha técnica de la versión PS2
ANÁLISIS
Desarrollo: Capcom
Producción: Capcom
Distribución: Electronic Arts
Precio: 65.95 €
Jugadores: 1
Formato: 2 DVDs
Textos: Español
Voces: Inglés
COMUNIDAD

PUNTÚA
Devil May Cry 2 para PlayStation 2

Flecha subir