Análisis de The Legend of Zelda: Tri Force Heroes (Nintendo 3DS)

Link regresa por partida triple en una aventura imprescindible para disfrutar con amigos.
The Legend of Zelda: Tri Force Heroes
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8.5
SONIDO
9
NOTA
8.5
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8.5
Análisis de versión Nintendo 3DS.

Puede que The Legend of Zelda: Tri Force Heroes no fuera el Zelda que todos esperábamos ver durante la conferencia de Nintendo del E3 2015 y que la temática de vestir a Link con multitud de trajes distintos no sonara especialmente atractiva, pero esa apuesta por recuperar una vez más la vertiente multijugador de la saga que se inició con Four Swords y que, a fin de cuentas, un Zelda es un Zelda, consiguió llamar nuestra atención lo suficiente como para no querer perderle la pista.

Ahora, y con el producto final en nuestras manos, podemos confirmaros sin temor a equivocarnos de que nos encontramos con un juego divertidísimo, muy bien diseñado, sorprendentemente desafiante y que nos lo ha hecho pasar en grande avanzando por sus diferentes niveles en compañía de nuestros amigos. Eso sí, tened muy claro que contar con al menos dos conocidos dispuestos a aventurarse con vosotros en las tierras de Harapia es un requisito prácticamente imprescindible para disfrutarlo plenamente.

The Legend of Cursilinda

Cursilinda no puede quitarse esas mallas tan poco estilosas, ¿romperéis la maldición?
Cursilinda no puede quitarse esas mallas tan poco estilosas, ¿romperéis la maldición?

Si bien Zelda aparece en el nombre del juego, lo cierto es que aquí la princesa a rescatar no es ella, sino Cursilinda, la heredera al trono de Pasarelia, un reino obsesionado con la moda y cuyos habitantes son los más estilosos de lugar. Sin embargo, la malvada bruja Lady Degala, envidiosa del deslumbrante sentido de la moda de la futura monarca, le envía un terrible regalo para maldecirla con unas horribles mallas negras tan ajustadas y feas que Cursilinda se ve incapaz de deshacerse de ellas.

PUBLICIDAD

Muerta de vergüenza, la princesa decide encerrarse en su habitación para evitar que sus súbditos puedan verla en semejante estado, algo que empieza a afectar a la moral del reino, extendiendo un temor por la moda que empieza a poner en peligro la felicidad de sus habitantes. Por este motivo, el rey Rízor de Pasarelia decide comenzar a buscar a los héroes totémicos (para ser uno es imprescindible tener orejas puntiagudas, un peinado con raya a un lado y patillas abundantes) con el objetivo de que se adentren en los dominios de Harapia, derroten a la bruja y liberen a la pobre Cursilinda de su maldición.

Como podéis ver, el guion dista mucho de la palabra "apasionante" y de la épica habitual de la saga para pasar a convertirse en una simple excusa con la que invitarnos a superar niveles sin parar. De hecho, apenas hay vídeos o conversaciones que avancen la historia, por lo que si teníais pensado jugar esta aventura por su trama argumental (por llamarla de algún modo) quizás queráis replantearos su compra.

Pero pasemos a lo realmente importante de Tri Force Heroes: su jugabilidad. Decir que estamos ante una entrega con cámara aérea, muy del estilo de lo visto en las entregas de 8 y 16 bits, aunque su parecido visual más directo lo tenemos con The Legend of Zelda: A Link Between Worlds, del que se nota que hereda el mismo motor.

Os advertimos que este juego puede romper amistades con mucha más facilidad que un caparazón azul de Mario Kart.
Os advertimos que este juego puede romper amistades con mucha más facilidad que un caparazón azul de Mario Kart.

Sus controles son muy sencillos y si habéis jugado a algún Zelda con esta cámara sabréis cómo moveros desde el minuto uno. Tenemos el clásico espadazo (que podemos cargar para hacer un golpe circular), un botón para interactuar, otro para usar el objeto que llevemos equipado y una carrera a modo de carga. Esto es todo lo que se necesita para jugar a Tri Force Heroes, aunque tal y como era de esperar, hay una complejidad mucho mayor de lo que a primera vista podría parecer.

Para empezar, nos encontramos con que se trata de un juego completamente pensado para jugar en compañía, por lo que siempre habrá tres Links en pantalla, independientemente de si nos aventuramos solos o en multijugador. Esto permite que se puedan realizar ciertas acciones cooperativas, como la de crear un "tótem" cogiendo y alzando a nuestros compañeros sobre nuestros hombros para que pueda llegar a golpear a un enemigo que esté a una altura a la que no llegamos, aunque también podemos utilizar esta técnica para lanzarles hacia zonas elevadas o para que superen algún tipo de abismo.

El juego en equipo y la colaboración es fundamental en esta entrega, tanto que incluso la barra de vida (corazones) es compartida entre todo el equipo, de modo que si un amigo recibe daño también nos afectará a nosotros. Esto también se aplica a las rupias que recogemos, por lo que se ha eliminado ese toque competitivo que sí tenían los Four Swords para favorecer la cooperación por encima de cualquier otra cosa, aunque claro, no serán pocas las veces que por error alguien acabe cayendo al vacío o recibiendo golpes por culpa de un aliado...

A diferencia de la entregas principales de la serie, aquí no tendremos un mundo por el que movernos y explorar libremente, más bien al contrario. En total, tenemos 32 pantallas distintas y cada una se divide a su vez en cuatro pequeñas zonas en las que nuestro único objetivo será llegar hasta la señal de la Trifuerza con los tres integrantes de nuestro equipo (es decir, no basta con que llegue uno solo).

Eso sí, tal y como era de esperar, esto es mucho más fácil de decir que de hacer, ya que por el camino nos encontraremos con combates de todo tipo, jefes, minijefes y sobre todo, puzles, muchísimos puzles que nos requerirán cooperar de formas realmente imaginativas. Esto se consigue, además de por nuestras habilidades "totémicas", gracias a la presencia de los objetos.

Los combates contra los jefes ofrecen algunos de los mejores momentos del juego. Tienen varias fases, están muy bien diseñados y nos obligarán a colaborar constantemente.
Los combates contra los jefes ofrecen algunos de los mejores momentos del juego. Tienen varias fases, están muy bien diseñados y nos obligarán a colaborar constantemente.

En la primera zona de cada nivel nos encontraremos con tres artefactos distintos (uno para cada personaje) y estos, además de poderse utilizar como armas también nos permitirán superar ciertas situaciones al colaborar con nuestros compañeros. Por ejemplo, con el gancho podemos llegar hasta la posición de otro jugador o con el bumerán atraerlos hacia nosotros, mientras que con el jarrón de aire podemos mandarles a volar para que lleguen al otro lado de un río de lava.

Estos objetos están determinados por el nivel, de modo que si en uno os hacéis con las bombas, estas las perderéis en cuanto terminéis la pantalla (es decir, la cuarta zona de la fase), por lo que siempre hay que tener muy en cuenta quién tiene cada cosa, algo que suele ser determinante para resolver puzles y decidir la posición que cada uno ocupa en los tótems que creamos.

Gracias a todos estos elementos, Nintendo ha podido crear una enorme cantidad de desafíos variadísimos y realmente ingeniosos, de esos que consiguen sacar lo mejor de nosotros mismos y regalarnos una fantástica sensación de satisfacción cuando los superamos, evitando de paso caer en la repetitividad, ya que siempre estaremos enfrentando nuevas mecánicas de juego, enemigos y viviendo situaciones muy diferentes. Una filosofía muy presente en los mejores títulos de plataformas de la compañía, donde cada nivel suele representar una idea.

De hecho, el título nos invita constantemente a experimentar por nosotros mismos, prescindiendo para ello de tutoriales. Bueno, en realidad sí los hay, pero estos están tan bien camuflados que ni nos daremos cuenta de su presencia, ya que la primera zona de cada fase suele estar destinada a familiarizarnos con la mecánica con la que vamos a jugar (aunque sin señalarnos de forma explícita lo que tenéis que hacer ni cómo funcionan), complicando esta de multitud de formas distintas en las tres siguientes.

El diseño de los puzles y de los niveles es una auténtica genialidad.
El diseño de los puzles y de los niveles es una auténtica genialidad.

Al principio puede que parezca un juego fácil, pero ya os vamos avisando de que no tardaréis ni dos mundos en ver cómo la dificultad sube considerablemente, llegando hasta un punto en el que nos requerirán una coordinación casi milimétrica con nuestros compañeros, por lo que una buena comunicación se nos antoja como algo prácticamente imprescindible.

Esto provoca que jugar con desconocidos sea una auténtica tómbola, ya que lo máximo que podremos utilizar para comunicarnos con ellos son unos gestos de la pantalla táctil, que si bien no funcionan del todo mal y su uso nos suele traer momentos muy divertidos, para los puzles y situaciones más complejos, nos resultarán insuficientes. Pocas cosas más frustrantes hay que descubrir lo que hay que hacer, que nuestros aliados no se enteren y no poder explicarlo claramente. Y esto lo decimos refiriéndonos solo a las pantallas básicas, ya que si nos vamos a las misiones especiales vuestra consola puede acabar estrellada contra la pared como tengáis mala suerte con alguien que no sea demasiado hábil o simplemente quiera "trollear" (al menos podemos meterles en una lista negra para que no nos vuelvan a aparecer en futuras partidas).

Antes de cada misión podremos seleccionar el traje que queremos llevar.
Antes de cada misión podremos seleccionar el traje que queremos llevar.

Si os estáis preguntando qué son esas misiones especiales que acabamos de mencionar, os alegrará saber de que el título tiene mucha vida más allá de las 32 fases que os comentamos hace unos párrafos. Cada nivel tiene tres variantes extras adicionales que nos retarán a superarlos bajo unas condiciones concretas que incrementan notablemente la dificultad. Por ejemplo, pueden pedirnos que una pantalla la acabemos a contrarreloj, que la superemos solo con la mitad de corazones o que lleguemos hasta el final con todo a oscuras y casi sin poder ver nada. Si cada misión especial la contáramos como una fase individual, esto acaba ascendiendo la cifra de niveles disponibles hasta los 128, de modo que completar el título al 100%, os llevará una buena cantidad de horas de juego.

Otra de las características claves la tenemos en los trajes. El hecho de que en Pasarelia estén obsesionados con la moda no es casualidad, y si conseguimos reunir los materiales y las rupias necesarios, podremos crearnos hasta más de 30 vestimentas distintas, otorgándonos cada una de ellas una serie de características concretas, como que no resbalemos en el hielo, que hagamos más daño con la espada o que lancemos bombas gigantes, algo que os será especialmente útil para superar muchas de las misiones especiales y contrarrestar sus efectos.

Para conseguir los materiales, el método básico es superar niveles. Al final de cada uno tendremos tres cofres para abrir: dos nos darán un material común y el restante uno más raro y valioso, aunque ojo, porque solo podremos abrir uno de ellos y nunca sabremos dónde está cada cosa. Además, cada día podremos visitar una tienda donde nos venderán todo tipo de materiales (la mercancía va cambiando y las existencias se reponen cada 24 horas), así como participar en un pequeño minijuego en el que tenemos que intentar adivinar en qué cofre está el material raro. Todo esto le da un interesante valor rejugable a la aventura, ya que querremos repetir determinados niveles para intentar conseguir ese objeto que se nos resiste y que tanta falta nos hace para completar aquel traje tan útil, casi como si de un Monster Hunter se tratara.

El título juega a veces con el ángulo de la cámara de formas muy acertadas.
El título juega a veces con el ángulo de la cámara de formas muy acertadas.

En cuanto al funcionamiento de su modo multijugador, podemos optar por tres opciones bien distintas: online, local o descarga. La primera de ellas nos permitirá buscar jugadores desconocidos para jugar los niveles de un único mundo concreto. Si queremos cambiar de región, no nos quedará otra que disolver el grupo y volver a buscar partida, algo que se puede hacer bastante pesado, especialmente cuando damos con gente competente.

Por otra parte, si optamos por jugar con amigos (la forma de conectar unos con otros es muy sencilla e intuitiva) sí que tendremos la posibilidad de seleccionar mundo cada vez que vayamos a una misión. Si no tenemos dos amigos, siempre podemos hacer grupo con alguien y buscar a un tercer desconocido. Destacar que por lo general hemos jugado partidas en las que el lag era prácticamente inapreciable, más allá de algún que otro episodio muy aislado en la que la conexión sufrió durante unos segundos, por lo que nuestra experiencia online ha sido bastante buena. Decir que la selección del nivel siempre se hace por votación y a través de una ruleta, juguemos online, en local o por descarga.

En cuanto al juego local, no requiere de demasiadas explicaciones: tres Nintendo 3DS, tres cartuchos y tres amigos en el mismo lugar para jugar juntos. Lo mejor de todo es que gracias a su Modo Descarga podremos disfrutar la aventura en compañía con un único cartucho, una decisión que nos ha parecido todo un acierto y que dispara el atractivo del título. Además, quienes jueguen descargando datos contarán con su propio archivo de guardado, por lo que no perderán sus progresos ni avances y podrán utilizar estos en un futuro si deciden comprarse el producto final.

Para conseguir algunos trajes tendréis que jugar con otros jugadores de forma local o en descarga, como este de Power Ranger.
Para conseguir algunos trajes tendréis que jugar con otros jugadores de forma local o en descarga, como este de Power Ranger.

Si por el motivo que sea, no os apetece jugar con nadie (ojo, los grupos siempre tienen que ser de tres, por lo que no podremos empezar una partida si solo somos dos personas), también existe la posibilidad de superar la aventura en solitario (los avances se comparten entre ambas modalidades). Sin embargo, ya os avisamos que así el título pierde su razón de ser y casi toda la diversión que ofrece.

Esto se debe a que tenemos que controlar a los tres Link cambiando el control de uno a otro. Los que no manejemos en cada momento se convertirán en estatuas que no pueden ser dañadas (aunque perderán vida si caen al vacío) y sin ningún tipo de IA, obligándonos a realizar todas las acciones cooperativas por nosotros mismos, lo que puede llegar a resultar muy tedioso y confuso en determinadas situaciones. Además, jugado de esta manera nos ha parecido un título muchísimo más fácil y, sobre todo, bastante más aburrido y carente de chispa.

En cuanto a su apartado gráfico, tenemos un juego muy bien resuelto, con unos modelados muy sólidos, un buen efecto 3D (bastante útil para calcular mejor la altura de los enemigos), unas animaciones cuidadísimas, una robusta y fluida tasa de 60 imágenes por segundo (las únicas ralentizaciones que llegaréis a ver serán por lag, no por el rendimiento del programa) y unos efectos bastante buenos, especialmente en lo que se refiere a la iluminación.

Los textos flotantes suelen molestar más de lo que nos gustaría.
Los textos flotantes suelen molestar más de lo que nos gustaría.

En la parte negativa, el diseño de muchos de los trajes y de algunos personajes no nos ha terminado de convencer demasiado, aunque esto último ya es una pura cuestión de gustos y con tan solo ver las imágenes que acompañan a este texto podréis saber si son de vuestro agrado o no. Tampoco nos ha gustado la constante presencia de mensajes de texto en mitad de la pantalla indicando cuándo alguien recibe daño o consigue un objeto, un corazón o una rupia, lo que llega a resultar muy molesto, entorpece la visibilidad y nos distrae de lo realmente importante con información que no necesitamos y no nos aporta nada.

La banda sonora tampoco se queda atrás, con una selección de temas orquestales de gran calidad y tremendamente pegadizos. Además, todas las canciones son dinámicas y ganan diferentes coros cuando creamos tótems, llegando a variar incluso dependiendo de la posición en la que estemos situados. Destacar aquí el detallazo de que si jugamos en modo Descarga, quienes no tengan cartucho escucharán la misma música aunque en formato midi, como si se tratara de un título de 8 o 16 bits. Probablemente esto sea así para ahorrar datos a la descarga, aunque nos ha encantado oír la banda sonora de las dos maneras. Por su parte, los efectos cumplen bastante bien y suenan muy nítidos, mientras que las pocas voces que se han incluido no dejan de ser más que gritos y ruidos.

Conclusiones

The Legend of Zelda: Tri Force Heroes es el juego perfecto para disfrutar con nuestros amigos a una de las mejores sagas de videojuegos de la historia. Un genial diseño de niveles, puzles y combates muy bien planteados, una jugabilidad tan simple como llena de posibilidades, una gran cantidad de horas de juego y muchísima diversión es lo que encontraréis en la nueva aventura de Link... siempre y cuando tengáis al menos dos conocidos con quienes compartir esta odisea, ya que jugado con gente aleatoria o de forma individual la experiencia no es ni la mitad de buena.

Carlos Leiva
Redactor
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de Nintendo 3DS

Persona Q2: New Cinema Labyrinth - Análisis
Persona Q2: New Cinema Labyrinth - Análisis
Análisis
2019-06-04 17:53:00
Atlus vuelve a firmar otro gran spin-off de Persona con el que seguir disfrutando de la exploración de mazmorras con nuestros personajes favoritos.
Más Kirby en el reino de los hilos - Análisis
Más Kirby en el reino de los hilos - Análisis
Análisis
2019-03-04 15:28:00
La portátil de Nintendo recibe una versión con cambios sustanciales que transmiten sensaciones diferentes.
Etrian Odyssey Nexus - Análisis
Etrian Odyssey Nexus - Análisis
Análisis
2019-02-13 10:24:00
Etrian Odyssey regresa con una nueva entrega que busca convertirse en el homenaje definitivo a la saga y a sus fans.
Mario & Luigi: Viaje al centro de Bowser + Las peripecias de Bowsy - Análisis
Mario & Luigi: Viaje al centro de Bowser + Las peripecias de Bowsy - Análisis
Análisis
2019-01-21 10:22:00
Una nueva remasterización de un título clásico muy querido de DS llega a Nintendo 3DS.
Yo-Kai Watch 3 - Análisis
Yo-Kai Watch 3 - Análisis
Análisis
2018-12-05 17:10:00
Las criaturas de Level-5 se muestran más variadas que nunca en un juego en el que nunca para la acción ni la variedad.
Luigi's Mansion - Análisis
Luigi's Mansion - Análisis
Análisis
2018-10-19 17:30:00
Nintendo recupera uno de sus títulos más clásicos de GameCube y lo traslada de manera notable a su veterana portátil de doble pantalla.
PEGI +12
Plataformas:
Nintendo 3DS

Ficha técnica de la versión Nintendo 3DS

ANÁLISIS
8.5
  • Fecha de lanzamiento: 23/10/2015
  • Desarrollo: Nintendo
  • Producción: Nintendo
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 34,95 €
  • Jugadores: 1-3
  • Formato: Tarjeta
  • Textos: Español
  • Voces: No
  • Online: Sí
COMUNIDAD
6.94

PUNTÚA
The Legend of Zelda: Tri Force Heroes para Nintendo 3DS

33 votos
Flecha subir