Jugando a Xbox One

Con Xbox One ya en la calle, te mostramos vídeos de la interfaz de la consola y de sus juegos estrella.
Jugando a Xbox One
·

Killer Instinct

Un esperado retorno que muchos fans han seguido durante años, Killer Instinct es un gran juego de lucha, y todos los usuarios de Xbox One podrán comprobarlo, ya que bajárselo es gratuito… aunque solo incluye un personaje. El resto habrá que adquirirlos por 19,99 euros. Una experiencia de lucha rápida, vibrante y con un gran futuro por delante, que por ahora tiene muy poco contenido.

Crimson Dragon

El sucesor espiritual de Panzer Dragoon es tan complicado que no ganará ningún nuevo adepto para el género de los shooters sobre raíles, pero los jugadores que lo esperaban estarán contentos: un shooter lleno de profundidad y retos que mantiene el estilo de los originales y un marcado toque arcade, y que pronto sumará un modo multijugador cooperativo.

Assassin’s Creed IV: Black Flag

La misma aventura de Edward Kenway que muchos jugadores ya han disfrutado semanas atrás, pero dando un gran salto técnico en este estreno de nueva generación. Surca el Caribe en un Assassin’s Creed que mantiene elementos de la tercera parte como el parkour por árboles, pero muy optimizado, y resulta el mejor simulador de pirata nunca hecho.

PUBLICIDAD

FIFA 14

Ya os comentamos hace un par de días en nuestro análisis que el FIFA de nueva generación supone un salto muy pequeño respecto a lo que vimos hace unos meses en PlayStation 3 y Xbox 360, un juego muy conservador y que no ha querido hacer grandes cambios. 1080p y 60fps que hacen que luzca muy bien pero sin apenas novedades jugables ni grandes avances visuales, aunque sí se ha mejorado la ambientación de los partidos, con un público más vivo y detallado, o la bienvenida recreación del exterior de los estadios.

Call of Duty: Ghosts

Call of Duty es uno de los juegos intergeneracionales que al igual que FIFA no supone un salto significativo, y tanto la experiencia jugable como gráfica es prácticamente igual a lo que podemos encontrar en PlayStation 3 y Xbox 360. Con los 60fps por bandera, una de las señas de identidad de la saga, los 720p a los que se mueve en Xbox One, al igual que en Xbox 360, han generado mucha polémica.

PUBLICIDAD

Battlefield 4

Pese a ser uno de los juegos que se han lanzado en las dos generaciones, tanto en Xbox 360 y PlayStation 3 como en Xbox One y PlayStation 4, lo nuevo de DICE ejemplifica casi mejor que ningún otro la significativa diferencia técnica que hay entre ambas generaciones. Los 60fps a los que se mueve, las destructibilidad del entorno, la realista iluminación, el multijugador para 48 jugadores, le convierten en unos de los juegos que mejor demuestran lo que van a poder dar de sí las nuevas consolas. Os dejamos con varios vídeos del comienzo del juego.

Need for Speed Rivals

Al igual que Battlefield 4, el nuevo Need for Speed utilizar el motor gráfico Frostbite 3, un motor que le queda grande a las actuales -o ya viejas- consolas, pero que a Xbox One le sienta como un guante. A 1080p nativos y 30fps estables como una roca, la experiencia de juego en la nueva generación se ve enriquecida por unos entornos muy bellos llenos de detalles y partículas, una genial iluminación, y una experiencia nítida y sin ningún defecto gráfico, lo que acaba afectando positivamente a la jugabilidad. Os dejamos con estos dos vídeos, prestad atención a los minutos finales del primer vídeo, con un logrado entorno nevado o la espectacular iluminación del helicóptero que nos persigue, entre otros detalles.

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir