Horizon Zero Dawn resumen de la historia; Lo que debes saber para jugar la secuela

Este viernes se pone a la venta Horizon Forbidden West, la secuela de Zero Dawn, y para que estés preparado para disfrutar de su historia resumimos todo lo ocurrido en el primer juego.
·

Ya han pasado casi cinco años desde que Horizon: Zero Dawn se puso a la venta y con la inminente llegada de su secuela, Horizon Forbidden West, probablemente muchos estéis interesados en refrescar la historia de su primera parte antes de adentraros en esta nueva entrega, la cual continúa el viaje de Aloy justo donde lo dejó el original.

Si bien se ha incluido un breve resumen que podéis ver al iniciar el juego, en Vandal queremos ayudaros a recordar cuáles fueron los acontecimientos principales de la aventura de Aloy en Zero Dawn que os convendría tener frescos de cara a jugar esta nueva odisea. Como podréis suponer, este artículo está repleto de spoilers, así que si nunca jugasteis a la primera entrega y tenéis pensado hacerlo en algún momento, os recomendamos que dejéis de leer en este mismo instante para no arruinaros ninguna sorpresa. Y una vez dicho esto, ¡empezamos nuestro repaso!

El inicio de la aventura

Lo primero que hay que señalar es que Horizon: Zero Dawn se ambienta en un futuro muy distante al nuestro, en una Tierra postapocalíptica en la que, por cierto motivo, la humanidad ha perdido toda su tecnología, vuelve a vivir en tribus e interpreta de forma sesgada e incluso religiosa las ruinas de nuestro presente. Y por si eso no fuese suficiente, el planeta ahora también está plagado de peligrosas máquinas con formas de bestias y dinosaurios a las que los guerreros más expertos dan caza para usar sus piezas.

La historia del juego comienza al este de lo que una vez fue Estados Unidos, presentándonos a Rost, un paria de la tribu de los Nora que acoge a Aloy cuando siendo tan solo una bebé huérfana fue desterrada por las matriarcas. A medida que nuestra heroína crece, su interés por conocer a su madre va en aumento, al igual que su curiosidad por descubrir más sobre el antiguo mundo, algo que la lleva en un punto de su infancia a encontrar un Foco, un pequeño dispositivo de alta tecnología que le permite ver cosas que otros no, como mensajes, registros del pasado, interruptores o incluso los puntos débiles de las máquinas.

Un día, Rost por fin decide comentarle que solo las Matriarcas de los Nora conocen la verdad sobre su nacimiento, aunque para que se dignen a contársela tendrá que demostrar que merece ser una auténtica Nora y no una paria repudiada por todos. ¿La única forma de conseguirlo? Superar y ganar una prueba en la que los jóvenes de la tribu compiten para convertirse en Valientes Nora, lo que a su vez daría a Aloy el derecho a pedir cualquier cosa a las matriarcas.

Bajo la tutela de Rost, nuestra protagonista comienza un duro entrenamiento hasta cumplir los 19 años, cuando por fin se le permite a Aloy participar en la prueba. Como era de esperar y a pesar de la desconfianza de los habitantes de la aldea, acaba por alzarse con la victoria, pero justo antes de que pudiese siquiera celebrarlo aparece un grupo de enmascarados y atacan a todos los aspirantes a Valiente, lo que acaba saldándose con el sacrificio del padre adoptivo de la joven para así salvarla de Helis, el líder del grupo, quien además cuenta también con un Foco como el de Aloy.

Tras estos traumáticos acontecimientos, la matriarca Teersa le cuenta a Aloy que fue encontrada frente a una puerta del interior de la montaña sagrada de los Nora cuando era una recién nacida, aunque, por desgracia, esta no se volvió a abrir, impidiendo a la chica conocer más sobre sus orígenes.

El viaje de Aloy

Sin embargo, esto no iba a evitar que saliera de viaje tanto para perseguir a los enmascarados como para encontrar respuestas, así que las matriarcas acaban por nombrarla Buscadora, un título que le permitiría salir de la tierra sagrada de la tribu sin volver a convertirse por ello en una paria. Su primer objetivo fue encontrar a Olin, un miembro de la tribu de los Oseram a quien conoció antes de la prueba gracias al Foco que también llevaba, quien le explica que los atacantes pertenecen a una facción secreta de los Carja conocida como los Eclipse que le estaban obligando a trabajar para ellos a cambio de la seguridad de su familia.

Lo más interesante es que Olin comenta que estos enmascarados fijaron como objetivo a Aloy por su parecido con la doctora Elisabet Sobeck, una misteriosa científica del antiguo mundo. ¿Y cómo descubrieron la existencia de nuestra protagonista? Pues a través del Foco que porta desde pequeña.

Con estas pistas, Aloy acaba llegando hasta las ruinas de una antigua corporación donde acaba descubriendo que el antiguo mundo fue destruido hace casi 1.000 años debido a que Ted Faro, el fundador de la empresa de robótica más exitosa del pasado, creó una serie de robots con fines militares capaces de aprender, reproducirse por sí mismos y mantenerse con vida convirtiendo material orgánico en combustible. Como muchos recordaréis, no tardó en llegar el día en el que este ambicioso empresario perdió el control de su creación, desatando el fin del mundo, pues las máquinas comenzaron a consumir toda forma de vida conocida sobre la Tierra sin que nadie fuese capaz de frenarlas o impedir que sus números siguiesen creciendo.

Siendo muy consciente de la situación, Faro contactó con Elisabet Sobeck, una de sus antiguas trabajadoras, quien pone en marcha el proyecto Zero Dawn, un desesperado intento por crear un sistema de terraformación automatizado cuyo objetivo era desactivar a los robots y devolver a la Tierra su antigua forma al mismo tiempo que la especie humana era restaurada.

Tras vivir algunas aventuras más, la heroína de la función acaba por descubrir que los últimos informes sobre Sobeck apuntaban a que se dirigió a una base de lanzamiento orbital para poder terminar Zero Dawn antes del fin del mundo. Gracias a Sylens, un misterioso personaje que, al igual que Aloy, recorre el mundo buscando respuestas sobre los Antiguos, la joven acaba por descubrir la localización de la base a la que fue Sobeck. ¿El problema? Esta se encuentra justo debajo de la ciudadela de los Eclipse.

Como no podía ser de otro modo, Aloy acaba salvando este inconveniente y llegando hasta el complejo subterráneo, donde termina de descubrir toda la verdad sobre Zero Dawn: se trataba de un sistema automatizado completamente gestionado por GAIA, una Inteligencia Artificial que tenía la misión de emitir una señal para desactivar a todos los robots de Faro cuando la vida del planeta se hubiese extinguido.

Gracias a los centros de clonación y a las muestras de ADN que se habían guardado en ellas, además de las máquinas de construcción y terraformación con las que contaba, GAIA pudo restaurar el planeta, recuperar numerosas especies de animales y, por supuesto, revivir a la humanidad, un proceso que duró cientos de años. Lamentablemente, una de sus funciones, APOLO, que contenía todo el conocimiento que la humanidad había acumulado antes de su extinción, fue saboteada por Faro, perdiéndose para siempre nuestra cultura y sociedad, además de impedir que GAIA pudiese educar a los nuevos humanos para que no tuviesen que empezar de cero y así no volviesen a repetir los errores de sus ancestros.

Las cosas van a peor cuando Aloy y Sylens descubren que los Eclipse están siendo controlados desde las sombras por HADES, uno de los subsistemas de GAIA encargado de llevar a cabo extinciones controladas en el caso de que los resultados obtenidos por Zero Dawn no fuesen los adecuados, lo que permitiría reiniciar el proyecto una y otra vez hasta lograr su objetivo. Por suerte, entre tantas malas noticias la protagonista consigue encontrar un registro en el despacho de Sobeck que le permitiría abrir la puerta de la montaña de los Nora, aunque justo en ese momento es capturada por Helis y sentenciada a muerte, lo que deriva en una intensa batalla en la ciudadela de los Eclipse que, como es lógico, concluye con la huida de Aloy con su regreso al poblado Nora, donde se encuentra a las fuerzas enemigas asediando la aldea.

Revelaciones y recta final de la aventura

Tras repeler al invasor, la joven por fin consigue abrir la puerta de la montaña, donde descubre gracias a un antiguo registro de GAIA que una señal de origen desconocido había corrompido la programación de HADES, desembocando en que esta subfunción adquiriera conciencia propia e intentase hacerse con el control de GAIA, quien acaba por autodestruirse para evitarlo, lo que a su vez derivó en que el proceso de restauración de la Tierra quedase incompleto. En un último intento desesperado, la IA creó un clon de Sobeck con la esperanza de que algún día descubriese el mensaje de GAIA, destruyese a HADES y ayudase a completar lo que empezó. Evidentemente, ese clon era Aloy.

Sin tiempo apenas para procesar la verdad sobre sus orígenes, la protagonista obtiene el programa necesario para sabotear a HADES y acabar con él, aunque antes de emprender su marcha hacia la batalla final, Sylens le confiesa a Aloy que él fue quien fundó el Eclipse y quien despertó a HADES de su letargo, motivo por el cual intenta ayudar para compensar sus errores del pasado.

El enfrentamiento decisivo contra HADES y los Eclipse tendrá lugar en Meridian, la capital principal de los Carja, donde el enemigo intentaría utilizar la Aguja, una extraña estructura situada en la ciudad, para volver a despertar a las máquinas de guerra de Faro y aniquilar nuevamente a la humanidad. Todo esto acaba desembocando en una épica batalla a gran escala en la que Aloy acaba por dar muerte a Helis, lucha contra innumerables máquinas y, por supuesto, remata a HADES clavándole una lanza que había sido modificada por Sylens con el programa de sabotaje necesario para destruirlo.

Eso sí, que la guerra finalizara no quiere decir que el viaje por salvar al mundo haya terminado, tal y como nos dejaron caer en su escena poscréditos, donde se nos muestra a Sylens despertando a un incapacitado HADES para obtener la respuesta a una pregunta clave que nunca se llegó a resolver: ¿Quién envió la señal que hizo enloquecer a HADES?

La historia continúa este viernes 18 de febrero

Este viernes llega Horizon Forbidden West para PS4 y PS5, el juego que continúa las aventuras de Aloy justo donde lo dejó la primera entrega. En Vandal ya hemos publicado su análisis en el que os contamos lo mucho que nos ha gustado.

Carlos Leiva
Redactor

Imágenes:

Juegos Relacionados:

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir