Ana Oliveras, de jugadora de CSGO a dirigir un centro de formación para esports

Tras varios años compitiendo, aNouC ha coordinado las competiciones europeas de ESL y hace unos meses dirigió la academia en Top Gamers Academy.
·
Actualizado: 9:09 31/5/2021

Para triunfar en las competiciones de esports es importante ser bueno en el juego, para mantenerse en el mundo de los deportes electrónicos se necesita tener cabeza, temple y amor por los videojuegos competitivos. Ana aNouC Oliveras reúne todas estas características. Empezó compitiendo, primero en Quak ey después en Counter Strike como la jugadora española que más lejos ha llegado en esos juegos y dinamizando toda la escena competitiva femenina en España y cuando terminó esa etapa comenzó otra también muy fructífera al frente de diversos proyectos. Actualmente es CEO de Squarebox, un centro de formación para esports, videojuegos y entretenimiento digital con sede en Málaga.

El deporte electrónico es un terreno volátil en el que Oliveras pisa con la seguridad que da ser una de las personas que ha recorrido el camino desde sus inicios prácticamente. Al preguntarle en una entrevista realizada por Zoom por el estallido que han experimentado los esports los últimos años responde rápido: "¿Cuándo han estallado? ¿Han estallado ya? Porque esto no para, y cuando parece que se van a morir, como en 2009, llega League of Legends y marca la diferencia, o llega Justin.tv, que luego fue Twitch, y es o es la bomba, las redes sociales empiezan a impulsar muchísimo el sector y dices ‘espérate, que esto no ha acabado’. Igual todavía está por explotar más el sector, quién sabe".

Gusto por los shooters desde el principio

Oliveras nos cuenta que fue su padre quien le puso en contacto con los videojuegos y la animó a competir. Empezó "con un Spectrum y Manic Miner que tenías que cargar poniendo Load"" y a veces no funcionaba y tenías que volver a hacerlo y después ya fue cosa mía. Él sigue jugando, pero a juegos de estrategia, y yo me fui más para el campo esports, shooters…". En aquellos momentos, mediados de los 90, no se podía contemplar la opción de competir online porque la conexión en las casas era con módems de 56K que realizaban una llamada de teléfono y, si alguien llamaba en esos momentos se cortaba internet, de modo que Oliveras se limitaba a jugar a Doom en casa. Poco más tarde los aficionados a los disparos se organizaban a través de chats como IRC y Oliveras quedó para ir a jugar a un cibercafé de Barcelona: "y fue entrar y ver todos aquellos PC tochos con las pantallas tochas y gente jugando en línea me llamó muchísimo la atención. Los trenes a Terrasa terminaban a las 11 o 12 y tenía que apurar a ver cómo jugaban y luego volver a mi casa, a mi vida y al instituto", recuerda.

Ana Oliveras con su padre.
Ana Oliveras con su padre.

Aquella fue la primera vez que vio jugar a Quake y se despertó su espíritu competitivo por ser la mejor jugadora: "lo que me atraía era poder jugar con otra gente y ver en pantalla ‘no sé quién ha matado a no sé quién’, esa competición me motivaba, no jugar contra el ordenador". Las conexiones a internet fueron mejorando, cuando Menta (más tarde absorbida por Ono) ofertó la fibra Oliveras la solicitó y cuando le dijeron que para instalarla necesitaba el consentimiento de todos los vecinos recorrió todo el portal puerta por puerta hasta conseguir la firma de todos para tener fibra en casa, cuando todavía estaba en el instituto. Según nos cuenta, "tiraron el cable por el patio de luces hasta mi casa y con ello ya pude competir con gente de España y empezar a mejorar. Pero lo primero que hice fue meterme en un clan, porque todo el mundo estaba en un clan. Me metí en Gore Quake Clan y me pusieron de secretaria porque no sabía jugar, y cuando uno faltaba yo entraba, siempre estaba pendiente de si estaban todos, hasta que ya pasé a ser jugadora". La competición de videojuegos absorbía buena parte de su tiempo entrenando y recuerda que perdió algunas amigas por quedarse en casa jugando en lugar de salir, "y mi padre fue un visionario porque fue el primero que dijo que ya que me gustaba esto, me dedicase a ello", dice.

Estudios de Comunicación Audiovisual y Filología Alemana

La década siguiente fue una vorágine de actividad. Su otra afición ya por entonces era la comunicación; desde los 14 años trabajaba en una emisora de radiofórmula. Durante unos cuantos años compaginaba este trabajo con los entrenamientos diarios y los estudios y los estudios de Comunicación Audiovisual en EMIC, que duraban dos años y eran más prácticos que teóricos. Al mismo tiempo empezó una carrera más tradicional, Geografía, pero pronto se dio cuenta de que no le gustaba, así que cambió a Filología Alemana. Por entonces ni siquiera existía el concepto de e-sport y aNouC recuerda que a los jugadores se les llamaba ciberatletas por la Cyberathlete Professional League (CPL).

"Me dieron un sobre con dinerillo, el billete y dos camisetas que ponía ‘hastajuego.com’. Con eso me fui a Francia y me fichó SK"

De Gore Quake Clan pasó a Schroet Kommando (actual SK Gaming) el año 2000, "porque schroet era para los alemanes el ruido que hace el arma cuando la recargas", explica Oliveras. "Era la única española que saltó a un equipo de fuera. Había visto que había equipos de chicas fuera y lo quería. También intenté juntar a las chicas de aquí, creé Bad Girls Clan primero con Quake y luego añadí Counter, luego Unreal Tournament y luego cerramos y en 2008 lo volví a recuperar siendo ya más profesionales".

En SK participaban en ligas no exclusivamente femeninas, "de hecho, fuimos el único equipo femenino que jugó una CPL, en Colonia", especifica. "Ahí entendí que me gustaba mucho Alemania, no entendía a nadie pero es estaba muy guay".

Oliveras con la camiseta de 'Hastajuego.com' en el evento en el que fichó por SK.
Oliveras con la camiseta de 'Hastajuego.com' en el evento en el que fichó por SK.

Ella competía desde España pero para ficharla en SK le hicieron ir a un evento a Francia para comprobar que era una chica de verdad "porque entonces nadie tenía una webcam y el equipo era de chicas, y para conocerme y ver que era yo la que jugaba. Fui a una empresa que se llamaba hastajuegos.com. Era una empresa francesa que se había instalado en España para hacer funcionar su plataforma, en la que podías jugar a videojuegos con otra gente y ver jugar a otros, como un Twitch antiguo. Les dije quien era, que me habían fichado y les convencí para que esponsorizaran el viaje. Me dieron un sobre con dinerillo, el billete y dos camisetas que ponía ‘hastajuego.com’. Con eso me fui a Francia y me fichó SK".

Campeona del mundo con SK Gaming

El equipo era lo más profesional que había por entonces, aunque no llegaba a pagar un sueldo a las jugadoras "pero eso era lo máximo que podías conseguir en aquel momento", apostilla.

Oliveras pasó de jugar Quake a Counter Strike porque aquel perdió muchos jugadores, "al principio no me gustaba, decía: ‘este juego es superlento’, en Quake había muchos kill, toma de decisiones muy rápida, y veía el Counter y decía: ‘pff, esta gente ¡qué sabrá de shooters’, pero cuando Quake decayó decidió darle una oportunidad y acabó proponiendo a SK crear un equipo de Counter Strike femenino, y organizó una liga, League of Extraordinary Women (Loew), "como no había casi torneos online se presentaron todos los equipos. Yo no jugaba, estaba de Admin, mirando. Luego vi las que más habían matado, ‘esta noruega, esta danesa, esta…’ y las fiché para hacer un equipo para SK y en los eventos barrían, y yo aprendí de ellas. Me ponía detrás en los eventos mirando y hubo un momento en que empecé a meterme en la partida porque antes el coach se podía meter en la partida, esto hay ido cambiando, y ahí me empecé a animar a jugar. En 2004 hubo una World Cyber Games en Francia y les dije a las españolas ‘vamos a apuntarnos, que me han invitado’. Nos juntamos y fuimos. Yo fui un desastre, malísima".

Oliveras sujeta una foto en la que está con 'AurorA', miembro del equipo con el que fue campeona del mundo en 2003.
Oliveras sujeta una foto en la que está con 'AurorA', miembro del equipo con el que fue campeona del mundo en 2003.

Con el equipo que había fichado para SK Ladies aNouC fue campeona del mundo en la Electronic Sports World Cup (ESWorld Cup). Tuvo que sustituir a una de las jugadoras en un partido, "ese premio lo siento mío porque el equipo lo hice yo, estuve, tal pero quería llegar siendo yo buena, y nunca más he ganado una ESWorld Cup, que era el torneo máximo. Ahora no es lo mismo, ni hay torneo femenino ni nada". En aquel equipo estaban aNouC, la noruega Lina Marie MissHyper Haug, la danesa Louise AurorA Thomsen, y las francesas Amanda ivY Charbonnel y Maï Atalante Martin.

De allí se fue para participar en el nacimiento de un nuevo equipo, Fnatic, "éramos cuatro ‘mataos’ aunque al final la única ‘matá’ he sido yo, los otros fundaron un pedazo de club. De hecho, mi equipo fue el primer equipo de Counter que tuvo Fnatic, fuimos a jugar la ESWorld Cup y fue un desastre. Fnatic tuvo la idea de hacer una mascota, que no tenía ningún club, e hicimos un león que lo tengo yo en mi casa, ¡yo qué sabía que ese club iba a ser una megaempresa!". Oliveras era amiga de Sam Mathews, el cofundador del club, "que era un jugador, como yo, pero él sí tenía esa idea profesional, su madre es abogada, y una vez que fundó el club no ha parado de crecer", cuenta aNouC

Ana Oliveras, de jugadora de CSGO a dirigir un centro de formación para esports Imagen 2

En este momento ya había mejorado mucho como jugadora y empezaron a pedirle que dirigiera ella la acción. casi siempre ha jugado de IGL (in-game leader, quien dicta las tácticas y las posiciones del equipo). Ella no solo se encargaba de coordinar todo en las partidas, también en el mundo real: "la gente se acomoda cuando hay alguien que lleva el peso", afirma. "Ahora lo pienso y digo ‘yo llevaba mucha responsabilidad sola’ y eso repercutía en mi forma de jugar. Me cogía la posición de support, de yo no tengo que ser la primera y tener la mejor puntería, tengo que estar detrás leyendo el juego y tirar la flash para que tú mates, cogía una posición más defensiva pero aun así estás muy pendiente de todo el juego y fuera del juego estás pendiente de que no se peguen entre ellas. Acabas siendo mamá de todos todo el tiempo".

Ana Oliveras, de jugadora de CSGO a dirigir un centro de formación para esports Imagen 3

Una oferta de X6tence

Un año después, antes de la ESWorld Cup, llegó la oferta del club español x6tence para que formase el equipo femenino x6tence Female y representar a España en la competición. Oliveras y otras dos jugadoras españolas que estaban en Fnatic decidieron crear un quinteto solo de españolas para comunicarse más fácilmente "y con unos pocos meses de entreno quedamos terceras del mundo, fuimos los underdogs, nadie esperaba que ganásemos a las francesas ni a las danesas, y sucedió". Aquel equipo, del que la entrevistada guarda el mejor recuerdo, lo integraban aNouC, Silena Lena Urquiza, Irene iReNuKa Sánchez, Elisabet Bady Jubero y MiriaM, que fue más tarde sustituida por Rocío Xio Pinera.

A finales de 2006 el equipo rompió con el club "por diferencias absurdas", describe Oliveras. El equipo quería ir a un torneo a Suecia y el club no se lo quería pagar, "en aquella época era muy típico que si venía otro club y te decía ‘te lo pago’, te ibas. Creo que pecamos un poco de ansias por ir a competir, ir a jugar con gente fuera de España, ir a eventos, que te dan la adrenalina de competir, es lo que más te motiva", dice. Se fueron con otro club con el que la relación duró solo ese evento.

En ese momento aNouC seguía yendo a la universidad por la mañana, por la tarde trabajaba en la radio y por la noche entrenaba "entre semana hacíamos menos horas pero las aprovechábamos muy bien y el fin de semana nos hacíamos intensivos, el viernes por la noche empezábamos a jugar, dormíamos, el sábado jugábamos todo el día, dormíamos y el domingo jugábamos todo el día".

Actualmente hay especialistas que asesoran a los jugadores y aplicaciones que proporcionan todo tipo de datos para cada partido concreto, pero entonces no había ni entrenador, así que las integrantes del equipo establecían sus estrategias. "Decidimos que cada una se preparaba un mapa y lo compartía con las demás. Copiábamos estrategias de otros y practicábamos o una se encargaba de las tácticas y solo hubo una época pequeña que nos ayudaba algún ex jugador, sobre todo en los bootcamp, alguien que nos miraba y nos decía. Pero a los eventos íbamos solas", explica aNouC.

De izquierda a derecha: 'Lena', 'MiriaM', 'aNouK', 'iReNuKa' y 'Bady'.
De izquierda a derecha: 'Lena', 'MiriaM', 'aNouK', 'iReNuKa' y 'Bady'.

Aplicaciones para saber cómo tirar la flash perfecta

La preparación de los equipos ha cambiado en los últimos años, "ahora hay aplicaciones para saber desde qué punto exacto tirar la flash perfecta, pero antes eran horas de server mirando desde dónde la tirabas", dice Oliveras, "pero esos datos los tienen todos los equipos, con lo cual también tiene que ser mejor". También apunta que el Counter Strike 1.6 que se jugaba entonces requería tener más puntería que Counter Strike: Global Offensive, "no tengo datos, es mi percepción, que lo han hecho más jugable, más accesible a todo el mundo. Ahora tienes que pensar menos porque te lo da hecho una herramienta y antes tenías que pasarte muchas horas planificando y el estilo de juego variaba mucho de cada país. Recuerdo una ESWorld Cup, que es el único sitio en el que nos encontrábamos con las latinas, las americanas y las asiáticas y los equipos jugaban diferente. De hecho, las chinas nos sorprendieron un año porque cuando estaban de contraterroristas nos atacaban, nos pillaron por sorpresa y cuando atacaban tardaban muchísimo, te descolocaban. Ahora ya sabes de sobra cómo juega la gente y antes de lo encontrabas en el evento, o los veías fuera entrenando. Recuerdo que las chinas entrenaban jugando a la gallinita ciega para confiar entre ellas".

Desde que se retiró 'aNouC' solo ha competido en 2017, en la competición china WESG, representando a España en equipo con 'iReNuKa', 'fue el único reencuentro con mi compi y amiga', dice.
Desde que se retiró 'aNouC' solo ha competido en 2017, en la competición china WESG, representando a España en equipo con 'iReNuKa', 'fue el único reencuentro con mi compi y amiga', dice.

Las competiciones y los equipos femeninos decayeron con el paso del tiempo. "En España llegamos a tener 12 equipos. Yo tenía la lista con los nombres de todas porque yo era muy friqui de la comunidad. Me acuerdo que hablaba con iReNuKa y me preguntaba por una y le decía ‘esta viene de este clan y ahora está nosedónde’. Hasta escribía noticias en una revista que se llamaba Femina gaming, era como llevar la Liquipedia en mi cabeza. Ya no lo hago, ja, ja, ja", dice aNouC. La idea que había tras las ligas y equipos femeninos es que se pasara a equipos mixtos o que, afirma, "al menos hubiera más presencia femenina, y no ha pasado. No creo que sea un tema de los esports, es de educación, de cultura, de que todavía al niño se le regala una consola y a la niña una cocinita y eso nos sigue arrastrando de alguna manera porque te hacen creer que el de los videojuegos no es nuestro campo, cuando sí lo es", sostiene Oliveras. "Cuando me preguntan cómo me siento en un mundo de hombres pienso que si yo soy pionera en este sector no es un mundo de hombres", añade.

"Me sentía culpable porque había entrenado tantísimo y en el evento no hubo manera. Fue mi padre el que me dijo ‘si tú no te lo pasas bien, no vas a conseguir nada’"

También recuerda que en aquellos primeros a ños de Counter Strike le preguntaban si se sentía más agresiva por jugar a un shooter "o si me gustaba mucho la guerra, y les decía que no pensaba en la guerra cuando jugaba al Counter, que es un videojuego. Pasa lo mismo con la lectura, ¿también te incita a la violencia? ¿O una película? Ahora, si tienes una patología es posible que te la agrave, pero no va relacionado", considera. "Luego, años después, la pregunta era sobre ser mujer. Estuve más de un año sin dar ninguna entrevista porque era una pesadilla".

Tras irse de X6tence y no cuajar en el siguiente clan, el equipo se quedó solo y recuperaron el nombre de BadGirls Spain, "tenía una página hecha en HTML con todos los equipos, poniendo las que estaban activas o inactivas.. y empecé a mandar mails a espónsors a ver si tenía suerte y me contestó Razer internacional, que tenían tres niveles de patrocinios y uno era naming, así que pasamos a ser Razer Badgirls. Nos llevaba una agencia de Bélgica y fuimos allí a entrenar, luego a Suiza diez días a concentrarnos… una pasada", recuerda Oliveras.

Ana Oliveras, de jugadora de CSGO a dirigir un centro de formación para esports Imagen 4

El quinteto mejor para aNouC

Ese año la ESWorld Cup organizó unas previas en París y la final en San José (California, Estados Unidos) y el equipo se puso como meta llegar a esa fase final. Recuerda que para motivarse llegaron a dibujar un mapa del juego con cinta en el suelo para calcular al máximo el movimiento y los tiempos. El equipo que se presentó a la competición estaba compuesto por las españolas aNouC, iReNuKa, Lena, Bady, y la francesa Axellle iZee Marie, "y dirigía la francesa, porque sabía más que yo. En París yo jugué bastante mal, pero nos clasificamos. Me sentía culpable porque había entrenado tantísimo y en el evento no hubo manera. Fue mi padre el que me dijo ‘si tú no te lo pasas bien, no vas a conseguir nada’, te pones tanta presión que no lo pasas bien. Ese consejo me lo apliqué en Estados Unidos y allí jugué superbien, concentrada", pero lo que parecía una victoria sencilla contra las campeonas del mundo, americanas, en el que iban 14-1 terminó en un 14-16, "yo estaba mentalmente muy fuerte pero había dos del equipo derrumbadas, una llorando y otra bloqueada. Creo que quedamos quintas. Es una pena porque había conseguido mi mejor nivel en el juego, pero no juegas solo, es un juego de equipo. Eso sí, el viaje fue una pasada", afirma Oliveras.

Ana Oliveras, de jugadora de CSGO a dirigir un centro de formación para esports Imagen 5

Al volver a España se sintieron un poco frustradas porque llevaban una temporada en la que siempre quedaban en quinta posición. El equipo se deshizo, y se quedaron tres que decidieron volver a intentarlo con nuevas integrantes, "esto de volver a empezar lo hemos hecho un millón de veces, fichar a una cuarta o una quinta. Hicimos una prueba en los World Cyber Games en Madrid a dos chicas y ellas encantadas porque había muchos equipos femeninos y el nuestro siempre quedaba de los primeros", dice Oliveras. La ESWorld Cup de 2009 estaba al alcance, pero aNouC tenía un compromiso familiar y no podía ir. "Yo estaba cabreadísima… y ese año ESWorld Cup cancela el evento. Fue un año de caída en los esports, todos los espónsors abajo por la crisis, porque no veían cómo monetizar los esports…", explica. Y cuando se acercaba la edición de 2010 de las tres integrantes que eran el núcleo Lena se retiró e iReNuKa propuso continuar por caminos diferentes.

Oliveras siguió con su propósito de conseguir por su cuenta un equipo español, pero no lo logró "y luego Valve dijo que se acabó el Counter Strike 1.6 y todo el mundo al CS:GO y a mí no me gustaba. Valve había tenido un intento previo de hacer otro Counter y fue la comunidad la que se negó y aquel juego lo apartaron muy rápido pero esta vez en los eventos cancelaron todo lo que fuera 1.6 y todo era CS:GO, si querías competir, tenía que ser CS:GO", dice la entrevistada, que estuvo unos meses reacia al cambio. En lugar de montar un equipo, en esta ocasión un grupo que ya existía le propuso unirse, pero duró muy poco. Hubo más intentos de formar otros equipos con jugadoras nuevas "pero en los eventos no rendían o rendían pero no jugaban en equipo", sostiene aNouC.

Ana Oliveras, de jugadora de CSGO a dirigir un centro de formación para esports Imagen 6

Un bache en los esports, una puerta abierta en Nintendo

La crisis de 2009 que supuso un bache en las competiciones de esports trajo nuevas oportunidades para la entrevistada, que fue a ver a unos amigos a Alemania en Semana Santa de ese año y una persona que había conocido compitiendo en Quake le escribió "por Messenger diciéndome que había visto que estaba en Frankfurt y me preguntó si me gustaría trabajar en localización de videojuegos porque en Nintendo estaban buscando tester. A mí me dio pereza, además, en esa época había dejado la radio y estaba trabajando de profe de inglés y alemán en colegios, pero solo por la experiencia de entrar en Nintendo fui a la entrevista. Era un sitio muy alemán, tenía su punto guay pero también su punto raro. En la entrevista había dos coordinadores -uno de ellos hablaba en español- y un tester. Acabamos, me dan un folio para corregir y yo la ortografia la llevaba bien pero no perfecta. Después de ser tester soy Dios, soy la RAE. Me dijeron ese mismo día que había tenido algún fallo pero les había gustado mi forma de ser y me querían contratar".

Oliveras no lo tenía muy claro y pidió estar hasta junio en el colegio donde trabajaba para terminar el curso, "me fui a mi casa dándole vueltas y al final dije, ‘venga, lo hago, trabajo en verano, gano un dinerillo y me voy… Empece en julio de 2009, me fui con el coche con el carnet recién sacado. Aprendes la burocracia alemana, que tiene tela, y nadie hablaba inglés en ningún sitio. A los tres meses no solo no había ganado dinero sino que tenía que pagar todavía el viaje, porque el sueldo era bastante normalito y vivir es carete, no tan caro como la gente se cree, como aquí más o menos", dice.

(Foto: ESL- Kirill Bashkirov)
(Foto: ESL- Kirill Bashkirov)

Pasado el plazo que se había puesto decidió quedarse, apunta que porque se acomodó al trabajo y la empresa, "estuve demasiado tiempo, seis años, pero es un trabajo en el que no te llevas nada a casa, no tienes ninguna responsabilidad y esa comodidad engancha un poco", también se sentía a gusto en Alemania, se integró bien "y a mi me gusta el mal tiempo", afirma.

Creación de Atlantis y fusión con Baskonia

Un día contactaron con ella a través de Facebook para proponerle un nuevo proyecto de esports en Vitoria y aNouC pensó que era el momento de moverse en una nueva dirección. Fue a la ciudad alavesa a hablar con los responsables de la empresa quienes le ofrecieron crear un club de esports desde cero a su gusto. Oliveras decidió desde el nombre, Atlantis, hasta la ropa y los integrantes. "En mi vida hubiera pensado vivir en Vitoria y luego es uno de los sitios donde más me ha gustado vivir, con su comida genial y sus nubes, sus lluvias", dice. La empresa quería entrar en esports y dejaron en sus manos los pasos necesarios. Se creó un club, una marca de periféricos "ahí fue por primera vez freelance, trabajaba desde mi casa, una diferencia con Nintendo", recuerda.

La empresa que sustentaba el club le planteó que si optaba por jugar no podía encargarse de la gestión del proyecto, así que tuvo que elegir. "Dicen que a partir de una edad pierdes reflejos y hay que dejarlo, pero no es una cuestión de edad, pierdes antes la motivación y piensas que si no hay eventos y no encuentras tu equipo a lo mejor esta es la manera de que deje de querer competir tanto y aporte cosas de lo que ha aprendido ya", sostiene. Tomó las riendas del club como CEO y, poco después, Atlantis se fusionó con Baskonia y pasó a llamarse Baskonia Esports y aNouC se retiró, aunque reconoce que sigue echando de menos la competición: "si no tuviera que comer, si a mí me dieras comida y un baño, me pondría a jugar", afirma.

En un año Baskonia Esports estaba ya jugando la Liga de Videojuegos Profesional (LVP), ESL, era un club conocido y pasó a ser ya no un proyecto en el que las decisiones las tomaba Oliveras sino Baskonia mientras ella gestionaba la presencia de la marca que patrocinaba al club. Después dejó el proyecto y se marchó a Madrid, donde recibió una oferta de ESL. Oliveras tenía alguna experiencia organizando ligas de cuando jugaba a Quake con SK. Uno de los fundadores del club, Ralf Griff Reichert, se encargaba de CPL Europa y le propuso a ella participar en la organización. Más adelante le pidió que buscase a los socios para los torneos de los clasificatorios de CPL en España.

Tras dejar Vitoria e irse a Madrid decidió estar un tiempo en la gestión de ligas y estuvo algo menos de dos años trabajando en ESL Masters, definiendo la marca y posicionándola (recuerda, por ejemplo, que estaba obsesionada con que en el escenario hubiera neones, algo que luego llamó mucho la atención). "Estuvo muy guay", dice, "a mí se me ocurrieron cosas, porque yo tenía esa inquietud de que tú juegas una liga nacional ¿y qué? Al año que viene la vuelves a jugar… no, tiene que haber una conexión con algo más. Esto es aspiracional, no todos van a ser Faker, ¿a qué aspiro cuando haya ganado la liga nacional? Porque llegar a las ligas internacionales es muy complicado y muchas van por invitación, así que propuse hacer entre las ligas nacionales lo que se llamó el Clash of Nations, para que compitiera el mejor de cada país. Me dijeron que adelante e hicimos la prueba en España. Ese año montamos dos escenarios, uno para League of Legends y otro para Counter Strike. Gustó tanto en central que dijeron ‘vamos a seguir haciendo esto, y se le cambió el nombre a ESL Pro European Championship (EPEC)".

(Foto: ESL- Kirill Bashkirov)
(Foto: ESL- Kirill Bashkirov)

Unión de las ligas nacionales de ESL

Propusieron a Oliveras irse a trabajar a la central de ESL, en Colonia (Alemania), pasando de la gestión de eventos a la de estructurar la competición. Como jefa de ESL National Championships tenía la función "unirlos y procurar que funcione cada uno con sus cositas locales, porque cada país es un mundo a nivel de juegos, de audiencia e incluso de plataformas, y hacer esa unión entre todos en el EPEC final. Mi cabeza ya iba más allá, ver cómo saltar del EPEC a una IEM Katowicze, pero la primera reacción que tuvieron, lógica, fue decir que estos equipos no tenían nivel porque ninguno había jugado un torneo tan grande, había un gap, y yo decía que nunca iban a tenerlo si no se podían medir con ellos [los equipos grandes]. Poco a poco conseguí haceme huecos para que el que ganase no participase en el evento pero que fuese al país, y le harán un 16-0 y se irá a su casa a llorar pero el año que viene a lo mejor es mucho mejor. Y los 10-12 equipos top del mundo en algún momento se van a retirar, ¿con quién los vas a suplir? Si no dejas a los demás que sean mejores los que estén por debajo van a ser mucho peores". Con el tiempo se fueron tendiendo alguno de estos puentes aunque, dice aNouC, en las empresas grandes todo es más lento porque hay que contar con la aprobación de mucha gente y mantener muchas reuniones.

El año pasado, en plena pandemia, Oliveras cambió otra vez de trabajo, ciudad y país, para trabajar en dos ofertas que le hicieron de forma casi simultánea. El primero fue ser directora de la academia en Top Gamers Academy (TGA), un concurso de talentos protagonizado por jóvenes que querían dedicarse al mundo del gaming y que tendrían como mentores a youtubers famosos como El Rubius, TheGrefg o Willyrex. "Me llamaron a principios de año y me dijeron que iba a ser un programa como OT pero en gaming y pregunté qué iba a hacer yo me dijeron ‘¿sabes Naomí Galera?, pues lo mismo pero siendo tú’. En ESL me dijeron que me podía ir esos dos meses, me bajaban la jornada". El programa iba a ser inicialmente en abril pero por la pandemia se trasladó a septiembre.

En la rueda de prensa de Top Gamers Academy (Foto: José Irún).
En la rueda de prensa de Top Gamers Academy (Foto: José Irún).

Hacia junio contactó con ella otra empresa que trabajaba en el sector de la formación que querían empezar un proyecto centrado en esports y querían contar con ella para conocer las necesidades actuales y la tendencia de futuro. "Me pareció muy buena la idea porque sí es cierto que hay máster en esports pero suelen ser muy genéricos , te enseñan un 360 del sector y la idea era bajar esa formación a algo más específico", afirma. "En un principio me sentía como una consultora, pero me mandaron una oferta y me planteé si me quería mover otra vez". Oliveras asegura que estaba muy bien en ESL y en Alemania "con una casa estupenda, amigos..", dice, pero que pensaba que el nuevo proyecto podía ser muy útil para la difusión de los esports y porque le hacía ilusión trabajar en televisión. "Yo no soy empresaria, soy soñadora, quiero hacer cosas, que todo el mundo sea feliz. Si hay más profesionales, hay más empresas, más clubes, y el sector crece más rápido", afirma. Pidió teletrabajar, aunque está en Malaga porque la empresa le pidió que estuviese allí el primer año hasta organizar todo, "este sector no puede ser físico, tiene que ser digital. También con la pandemia pensé que mis padres se están haciendo mayores, que debería estar más cerca".

Ana Oliveras, de jugadora de CSGO a dirigir un centro de formación para esports Imagen 7

TGA dio a conocer a aNouC a los más jóvenes y le sirvió a ella para vivir una experiencia única y diferente a todo lo que había hecho porque tenía un formato de programa de televisión. "Conocí a Noemí y le dije ‘dame tips, dime algo’ y me dijo ‘Ana, sentido común, cuando tengas que tomar una decisión será por sentido común y cuando tengas que enfadarte, es por algo. Te van a comparar conmigo igual que a mí me compararon con Nina, pero eso durará un par de días. Y fue así realmente", explica Oliveras antes de contar que el primer día estaba nerviosa y cuando lo ve ahora se nota muy rígida y hablando muy rápido "y luego me di cuenta de que daba igual si tardaba cinco minutos en decir algo porque no tenía una escaleta como un programa de televisión. La primera semana estaba reventada porque estás todo el día ahí pero la experiencia fue brutal, la gente que hay detrás es increíble, me quedé encantada de todo… y el catering fue muy bueno".

Como directora de la academia, Oliveras tenía que tratar con los participantes y con los youtubers que ejercían de jefes de equipo, "de entrada, me dio la sensación de que eran tímidos", apunta al preguntarle por la relación con ellos, que no estaban en su salsa. Les pasó un poco como a mí. Creo que les provocaba nerviosismo pensar que no era freestyle ‘que puedo decir lo que quiero cuando quiera y voy a salir yo porque en ese momento no tengo el micro o la cámara’", dice. De los concursantes dice: "son chavales jóvenes, querían pasárselo bien, conocer a los youtubers, estar cerca de ellos, hacer streaming… querían muchas cosas y lo que les pasó a muchos es que al principio tenían mucha energía y luego vino el bajón de pensar que tenían que frenar porque iban a estar unos cuantos días . Con todos me llevé superbien y con todos me pasó de tener unos días que los quería mucho y otros días de ‘vete de aquí, que me estás hartando’, pero eran gente muy maja, muy despierta, muy creativa, muy divertidos".

Oliveras junto a Jordi Cruz, presentador de Top Gamers Academy. El programa se pudo ver en Twitch, los canales de PlayStation y Neox.
Oliveras junto a Jordi Cruz, presentador de Top Gamers Academy. El programa se pudo ver en Twitch, los canales de PlayStation y Neox.

Un proyecto que está comenzando: Squarebox

En Málaga hubo que empezar de cero creando la marca, Squarebox, con colores en blanco, negro.. y naranja, "igual que en Fnatic, dije que era mi color", nos cuenta Oliveras. "Puntos positivos; poder impulsar desde la formación y poder crear tu propio equipo de trabajo. Y el reto, tener un producto muy bueno que sabes que es necesario y va a aportar pero tener que hacer todo ese trabajo previo de evangelización para que la gente sepa que ya existe una posible búsqueda en Google de aquello que les gustaría hacer y, que ya tiene un resultado real". El proyecto tiene flexibilidad e inicialmente hay formación de tres tipos pensada para gente muy diferente, "desde la persona que lleva 30 años haciendo una cosa y quiere virar y especializarse con un Business, que es un título más largo, a alguien más joven que quiere ser CM de esports y busca algo más concreto, más corto y más rápido, o un IGL que quiere tips, algo más cortito, un modelo reducido de diez horas".

Entre los tres formatos de formación están los Capsule, cursos en vídeo de diez horas de duración sobre temas muy concretos, Professional, con clases online y vídeos y en los que los alumnos deben presentar un trabajo final, y Business, que se impartirán como título propio de la Universidad Complutense de Madrid

aNouC en 5 preguntas

1- ¿Cómo ves actualmente CS:GO?, ¿sigues jugándolo?

Desde que dejé de competir, dejé CS:GO. Es un juego que me gusta y me gusta jugar en equipo, no me gusta jugar for fun, pero lo dejé porque si no compito no me divierte. También viré a juegos tipo League of Legends o, ahora, a Valorant, en los que puedo aprender cosas todavía, que no soy buena, que sé que hay un trecho enorme para aprender.

Creo que el problema/ventaja que ha tenido el Counter es que Valve lo ha dejado bastante abierto comparado con otros juegos pero tampoco se ha implicado en la comunidad, han dejado que terceros trabajen con el juego, por ejemplo como ESL que tiene sus pro tour hacen unas ligas enormes y eventos multitudinarios, pero ellos como empresa no han hecho como el Dota 2, que está el compendium que participa todo el mundo o Riot con league of Legends, creo que es un caso digno de estudio. Cada uno hace con su juego lo que quiere, pero creo que les ha faltado eso. El juego sigue estando muy vivo, sigue teniendo equipos muy buenos, sigue siendo muy competitivo y bonito de ver, pero ha perdido un poco de fuelle.

Oliveras durante la constitución de la Federación Europea de Esports en el Parlamento Europeo en febrero de 2020.
Oliveras durante la constitución de la Federación Europea de Esports en el Parlamento Europeo en febrero de 2020.

2- Si empezases hoy día tu carrera como jugadora, ¿con qué juego te gustaría competir?

Valorant me llama mucho la atención porque es un shooter y ahora está arrancando la parte competitiva. Es el momento bonito de meterse en un juego y más cuando sabes que lo van a cuidar porque creo que Riot lo va a cuidar como a LoL, pero no descartaría incluso meterme en League of Legends aunque yo soy más de shooters, es un juego con una curva de aprendizaje muy larga y no requiere tanta precisión como en el Counter pero tienes que aprender tantas cosas de cara al personaje que es muy interesante… Ahora me doy miedo.

Y últimamente he vuelto a jugar a Quake Champions pero, como no hay competición, no se puede hacer gran cosa.

3- ¿Juegas a algún juego que no sea competitivo?

Hace poco empecé It Takes Two y ¡qué maravillla de juego, qué bonito! ¡Y qué risas también! Lo juego con un amigo y a veces quiero matarlo y otras veces pienso: "¡qué mal le he contestado aquí! Soy un ogro". Me ha dejado fascinada y como tester también he pensado que vaya juegazo. No lo he terminado porque no quiero terminarlo.

 Oliveras con Elena 'Minervae' Peña.
Oliveras con Elena 'Minervae' Peña.

4- ¿Qué esport crees que presenta ahora un panorama competitivo más interesante?

Depende de lo que te interese. De Counter me gusta lo que presenta ESL con Pro Tool, esta aspiración de ir creciendo, de League of Legends me gusta lo que hace Riot con su juego pero me falta que conecte. La parte de LEC es cerrada a unos equipos y yo tengo siempre lo de from zero to hero, y en Quake hacen la Pro League que está muy guay pero al juego le falta un verano o dos más para que vuelva a funcionar. Overwatch para mí la cagó muchísimos cuando hicieron todo ese hype con el juego para luego no acabar de arrancar y prohibir a todo el mundo usar el juego y cerrar ellos tantísimo la liga, ese momento de caída libre que tuvieron. Creo que en Europa al menos la gente dejó bastante de seguir Overwatch.

5- ¿A quién te gustaría que entrevistásemos?

Elena Minervae Peña, mi gran amiga que trabaja en Ziran Comunicación y lleva cuentas como la de Bethesda. Es ex jugadora de LoL, y ex streamer. Trabajábamos para Mars Gaming en Atlantis , ella llevaba la comunicación de la empresa y nos fuimos juntas a Madrid, ella a Ziran y yo a ESL. Ahora ya se ha vuelto a Pamplona y es profesora del Professional de Community Manager.

Imágenes:

Otras noticias sobre:

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir