Cazas templarias - Assassin's Creed IV: Black Flag

Cuatro grupos de misiones que nos darán acceso a la armadura templaria.
·

Las cazas templarias son grupos de misiones que van apareciendo a medida que avanzamos en el juego, y que nos harán conseguir las llaves con las que desbloqueamos la armadura templaria. Además, cada misión nos da dinero (350, 500, 700 y 1500 respectivamente).

Caza Templaria 01: Opía Apito

Esta primera caza templaria consta de cuatro misiones:

Misión 1: La asesina taína
En el estrecho de las Caimán (327,334) nos encontramos con Opía Apito, que nos reta a despellejar más presas que ella. La clave de esta misión consiste en ir un poco por nuestra cuenta y usar la vista de águila para detectar presas, siguiendo primero las indicaciones del juego. Cuando nos ataque el jaguar, huye hasta subir a un árbol y dispárale a salvo.

PUBLICIDAD

Misión 2: Barcos templarios
Nos reunimos con Opía en el muelle de Gran Caimán (397,324). Sigue sus indicaciones y luego dirígete al oeste, mezclándote entre la gente hasta acercarte a tus blancos, y finalmente robar al blanco marcado.

Misión 3: Mano derecha
De nuevo en Gran Caimán encontramos a Opía. Sigue sus indicaciones y ve la cinemática hasta que comience la persecución, siguiendo a Vargas hasta que se desencadena una cinemática y la persecución se convierta en naval. Tenemos que debilitar el barco de Vargas usando el mortero, y luego abordarlo y matarlo.

Misión 4: Tras los pasos de Lucía Márquez
La última misión de Opía Apito es en la isla de Pinos (335,469) y tenemos que seguir al blanco (Lucía Márquez) hasta que nos encontremos con un grupo de guardias. Se desencadena una gran batalla, a la cual se unen nuevos enemigos, teniendo que proteger a nuestra acompañante. Tras acabar con todos ellos podemos perseguir a Márquez y asesinarla de un disparo.

Caza Templaria 02: Rhona Dinsmore

Misión 1: Guarida bajo ataque

La primera misión de Rhona Dinsmore es en la Habana. Tendremos que sobrevivir a varias oleadas de enemigos que atacarán la guarida templaria desde tres puntos diferentes. Es muy productivo usar barriles de pólvora explosiva en los puntos de entrada, usando el tiempo entre oleadas para colocarlos, y luego disparar a los barriles cuando comiencen a llegar los enemigos.

Misión 2: Un ladrón en el mercado

Podemos continuar la misión anterior con ésta, ya que quedamos frente a Rhona. Tenemos que encontrar a un ladrón en la zona del mercado, para lo cual deberemos usar la visión de águila. Cuando lo encontremos corre hacia él y embístelo, y luego acaba con él.

Misión 3: Carrera armamentística

De nuevo en la Habana, en la guarida de los asesinos. Tenemos que prender fuego a tres almacenes de pólvora, y es mucho más fácil hacerlo de forma sigilosa. Para ello podremos matar sigilosamente a los guardias, usar bailarinas para camuflarnos o usar dardos narcóticos. En todo caso, hay que prender fuego a las tres reservas y huir para que la explosión no nos alcance.

Misión 4: El fin de Flint

De nuevo en la Habana, Rhona nos encarga acabar con Hillary Flint y nos acompañará por la Habana para buscarla. Es muy recomendable adoptar un perfil bajo para intentar evitar una batalla a gran escala que pueda poner a Rhona en peligro. Finalmente tenemos que localizar a Flint, acabar con ella y huir.

Caza templaria 03: Antó

Misión 1: El asesino cimarrón

Las misiones de Antó comienzan en Kingston. Tenemos que espiar una conversación en movimiento, para lo cual es necesario permanecer cerca del círculo y que no nos detecten. Para ayudarnos en lo segundo podemos contratar bailarinas que iremos encontrando por el camino. Una vez terminado el espionaje es el momento de acabar con ellos, persiguiéndolos por las calles.

Misión 2: Reclutamiento de cimarrones

Tenemos que liberar a tres esclavos a los que apuntan con pistolas. Es importante, obviamente, que no mueran, por lo que tendremos que realizar acciones sigilosas. El primer esclavo está acompañado de dos guardias, por lo que tenemos que hacer un asesinato aéreo doble desde el tejado, para así liberarlo. El segundo está en movimiento, acompañados por varios guardas, y podemos usar bailarinas para distraerlos. Finalmente, el tercero está en compañía de un capitán, que tendremos que asesinar para liberar al esclavo.

Misión 3: Bajo ataque
Tenemos que proteger la guarida de los templarios de las diferentes oleadas de enemigos. El objetivo es sobrevivir junto con Antó. La misión consiste en resistir a los ataques enemigos y acabar con todos, para lo cual recomendamos enlazar rachas de asesinatos.

Misión 4: La treta del comandante
Esta misión que se inicia en Kingston nos pide realizar una persecución en la que tenemos que identificar blancos, hasta llegar a identificar al capitán Abraham. Tenemos que acabar con él en la zona restringida, para lo cual es recomendable acercarse por una zona de acecho, y desde ahí dispararle un dardo, o atraer su atención para matarlo. La misión terminará cuando logremos huir.

Caza templaria 04: Vance Travers

Misión 1: Oh, hermano
Nuestro encuentro con Vance Travers es en Nasáu. Tenemos que buscar a un blanco en el norte, para lo cual tenemos que espiar, pudiendo contratar a bailarinas para que nos ayuden a pasar desapercibido mientras identificamos al blanco con nuestra vista de águila. Tenemos que identificar finalmente al objetivo, y eliminarlo desde lejos para evitar meternos en más líos, aunque no es un requisito principal.

Misión 2: El otro hermano
Tenemos que proteger a Upton de los ladrones, para lo cual debemos vigilar desde una posición de acecho y esperar a que aparezcan los ladrones para ir matándoles. Los primeros ladrones llegan en pareja y podemos matarlos sigilosamente. Luego, mientras seguimos a los dos hermanos, tenemos que acabar con un tercer ladrón. Finalmente, tenemos que acabar con el último ladrón tras encontrarlo en un tiempo límite.

Misión 3: La pena de Upton
Tenemos que proteger a Upton de los ataques, pero al principio no tendremos armas, por lo que tendremos que sobrevivir usando contraataques y movimientos de desarmar. El segundo enfrentamiento contra guardias ya puede usarse armas, lo que hará las cosas más fáciles.

Misión 4: Reina de los piratas, rey de los necios
La misión final de las cazas templarias es en la isla de Nasáu. Tendremos que internarnos en una especie de guarida en el bosque, por lo cual es recomendable saltar de árbol a árbol. Luego, tenemos que identificar a Vance y acabar con él desde el aire, para después perseguir a Jing Lang y matarla.

Tras completas las misiones podremos ir a la guarida de Gran Inagua para conseguir la armadura templaria.

¿Te ha gustado el artículo?
3,7/5 (12 votos)

Artículos relacionados

La tienda online griega The Console Club ha listado Assassin's Cred 4: Black Flag y Assassin's Creed Rogue Remastered para la consola híbrida.
Dos incorporaciones más del catálogo de Xbox 360.
Tienes hasta el 18 de diciembre para añadirlo a tu biblioteca.
Flecha subir