Análisis de Mario Party 8 (Wii)

El mando de Wii no es suficiente para renovar Mario Party; su implementación se hace notar pero no consigue que la octava fiesta de Mario pierda frescura.
Álvaro Amador ·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
5.5
SONIDO
6
NOTA
7
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión Wii.

Fue en 1999 cuando el primer Mario Party vio la luz en Nintendo 64. Por aquel entonces el cartucho proponía algo tan original como insólito en un videojuego: trasladar de manera directa y sencilla el mecanismo de los juegos de tablero de toda la vida, con toda la intensidad y –porqué no decirlo- emoción que proporciona depender de los dados; todo ello salpicado con divertidos y breves minijuegos para cuatro jugadores en los que la habilidad en unos casos, y la suerte en otros, es lo único que importa.

Efectivamente la fórmula funcionó. Demostró ser eficaz y consistente hasta tal punto que año tras año, y juego tras juego, el esquema se ha mantenido intacto y sin apenas variaciones. Han pasado ocho años desde aquel Mario Party, y aunque el mecanismo de juego sigue siendo igual de atractivo que entonces, la falta de novedades se acusa cada vez más a medida que pasan las entregas.

Por primera vez en la saga, Mario Party 8 prescinde de argumento (que normalmente era un mero pretexto para crear la secuencia de introducción y rellenar el manual de instrucciones) y nos sitúa sin más en una feria ambulante regentada por Dunguimero, un charlatán de feria que junto a su inseparable sombrero parlante hará de maestro de ceremonias durante las partidas. Dicha feria está compuesta por cinco carpas, cada una albergando en su interior un modo de juego o un menú de opciones.

PUBLICIDAD

El modo principal se encuentra en la Carpa Fiesta. Aquí es donde presumiblemente pasaremos más tiempo de juego si jugamos con varias personas más (y posiblemente también solo), ya que se trata de la clásica partida de tablero para cuatro jugadores (si hay menos de cuatro jugadores humanos el resto los controla la consola).

En esta entrega encontramos cinco tableros disponibles desde el principio y uno más desbloqueable. Aunque el objetivo final de la partida es el de siempre, es decir conseguir más estrellas que nuestros contrincantes al final de la partida, ahora cada tablero tiene su propia forma de ganar estrellas. Por ejemplo, en Templo Kong (un tablero ambientado y protagonizado por Donkey Kong) podremos conseguir estrellas al estilo clásico: llegando a cierta casilla (que va cambiando durante la partida) y a cambio de 20 monedas. Sin embargo en otros tableros como El Tablero del Tesoro o El Expreso de Shy Guy deberemos llegar al final del tablero para conseguir estrellas. En Koopachópolis el sistema adquiere un matiz más interesante y es que iremos ganando y perdiendo estrellas en función de las monedas que invirtamos en los distintos hoteles que hay en el tablero, dando lugar a una intensa lucha entre los cuatro jugadores por dominar el mercado inmobiliario.

Como se puede apreciar cada tablero tiene su propio funcionamiento, y en consecuencia deberemos diseñar una estrategia acorde en cada partida si queremos ganar. La estrategia en la mayoría de los casos se reduce a saber tomar la bifurcación adecuada, decidir cuando aceptar los servicios que nos ofrecerán los distintos personajes que pululan por los tableros y por supuesto saber cuando utilizar los caramelos (los objetos que recogemos o compramos en el tablero y que nos benefician de diferentes maneras).

En esta ocasión cuando jugamos contra oponentes controlados por la máquina las conversaciones entre nuestros rivales y los personajes del tablero han sido eliminadas para acortar los tiempos de espera en los turnos. Esto sumado a que ahora los personajes avanzan por las casillas de forma más rápida y directa hace las partidas más dinámicas y rápidas y acorta sensiblemente el tiempo en el tablero. Los jugadores que prefieran jugar los minijuegos a pensar estratagemas en el tablero lo agradecerán, y los que no también puesto que esto no afecta en absoluto al mecanismo de la partida.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Hades - Análisis
Hades - Análisis
Análisis
2020-09-19 15:58:00
Los creadores de Bastion y Transistor lanzan la versión final de su sobresaliente 'roguelike', uno de los mejores juegos en su género.
eFootball PES 2021 Season Update - Análisis
eFootball PES 2021 Season Update - Análisis
Análisis
2020-09-18 13:12:00
Konami nos ofrece este año eFootball PES 2021 Season Update, una actualización de plantillas de PES 2020 con casi ningún cambio jugable que sirve de tiempo extra hasta la llegada de la next-gen.
Welcome to Elk - Análisis
Welcome to Elk - Análisis
Análisis
2020-09-18 10:29:00
Viajamos a Elk huyendo de la ansiedad urbana y nos encontramos allí con un pueblito nórdico habitado por peculiares vecinos y sus crudas historias basadas en experiencias reales.
Spelunky 2 - Análisis
Spelunky 2 - Análisis
Análisis
2020-09-17 16:54:00
Llega la secuela de uno de los mejores roguelites de todos los tiempos para convertirse en un nuevo imprescindible y en todo un referente del género.
Super Mario 3D All-Stars - Análisis
Super Mario 3D All-Stars - Análisis
Análisis
2020-09-16 15:00:00
Mario celebra su 35º aniversario con una recopilación poco trabajada de tres de sus mejores juegos.
13 Sentinels: Aegis Rim - Análisis
13 Sentinels: Aegis Rim - Análisis
Análisis
2020-09-15 17:00:00
Vanillaware vuelve a la carga con su aventura más especial, diferente y ambiciosa, deleitándonos con una de las historias más sorprendentes y mejor contadas que se han hecho nunca para videojuego alguno.
Género/s: Otros
Plataformas:
Wii

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
7
COMUNIDAD
6.71

PUNTÚA
Mario Party 8 para Wii

72 votos
#161 en el ranking de Wii.
Flecha subir