Análisis de Excite Truck (Wii)

Manejar grandes coches a toda velocidad para dar saltos de cientos de metros suele ser excitante.
·
Actualizado: 12:08 22/8/2019
GRÁFICOS
8
SONIDO
6
NOTA
8
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión Wii.

Cuando un puñado de coches todoterreno asomó por los aires la primera vez que vimos Excite Truck la cara de escepticismo tomó posesión en algunas personas y otras rememoraban, inducidas más por el nombre que otra cosa, al clásico Excitebike y su rescate en Nintendo 64. Sin embargo, bastaba jugar un instante para entender que en realidad estábamos ante un juego que recuperaba muchísimo más el espíritu de un quizás no demasiado conocido Motocross Maniacs (Konami, 1990.)

Y es que el juego de Wii que nos ocupa es una apuesta por la velocidad y las acrobacias sobre cuatro ruedas con saltos enormes, turbos que nos lanzan por los aires, y un suelo que va deformándose al paso para crear pendientes increíbles. La premisa es, desde luego, alocada y muy alejada de la tendencia hacia la simulación que muchos títulos están mostrando últimamente en el género de la velocidad, dejando el espíritu arcade más bien relegado a las naves espaciales y los karts. Por suerte, los pocos juegos con coches de espíritu arcade que van llegando son de una calidad destacable (estamos pensando, cómo no, en la saga Burnout), así que habrá que ver qué es lo que nos ofrece este nuevo juego de Nintendo desarrollado por Monster Games.



Quizás lo primero que hay que tener claro es que, pese a que el título comparte parte del nombre con los citados juegos de la serie Excitebike, este título no ha pretendido nunca retomar los preceptos definitorios de esa saga (esto es, editor de circuitos, motos de montaña, etc.), y quien esté buscando esas características debe tener claro que no va a encontrárselo aquí. Empezando por los coches en vez de las motos, y porque aunque esos títulos eran arcades, no tenían una vocación tan exagerada como éste.

Excite Truck fue uno de los primeros juegos que pudimos usar para probar cómo funcionaba el mando remoto de Wii en los títulos que usan la inclinación del mando. Y es que en este juego el mando se coge en horizontal, con las dos manos, de manera que la disposición es virtualmente idéntica a la del mando de la clásica NES. Pero sería un error pensar que usaremos la cruceta digital, tan a mano, para girar, pues esa función dependerá de cuánto inclinemos el mando de la consola mientras pulsamos el botón 2 para acelerar y el 1, si fuere necesario, para frenar. La cruceta tendrá, eso sí, una función esencial: activar el turbo. Podremos añadir una aceleración extra en todo momento, siempre vigilando que el motor no se sobrecaliente, y su buen uso en los circuitos (para aprovechar el terreno, lanzarnos por los aires, golpear a los otros coches, y hacer piruetas en el aire) nos dará la victoria.

Todo el sistema de control ha mejorado notablemente desde la primera vez que tuvimos la oportunidad de disfrutar del juego. Costaba, por la sensibilidad excesiva del mando, mantenerse en la trazada del circuito, requiriendo cierta práctica para empezar a dominar con soltura el juego, como os contamos en su momento. Todo eso ha quedado atrás, y la primera sensación con el juego, la toma de contacto, es mucho más agradable y accesible. Parece que la dificultad ha sido redefinida, el control perfeccionado, y todo, en general, da una experiencia mucho mejor.

Las carreras se desarrollan en escenarios abiertos alejados de los circuitos asfaltados, entre montañas, zonas rocosas desérticas, playas y zonas heladas inspiradas en ambientes como Canadá, México o Finlandia. La gran salsa de los escenarios estará en su modificación en tiempo real. Hay desperdigados por el escenario objetos potenciadores, siendo la mayoría de ellos unos signos de exclamación que alterarán la orografía de la zona, deformándola, para componer enormes saltos y, en ocasiones, crear rampas desde las que salir proyectados para cruzar unos círculos en el aire. Todo esto tiene función principal hacer que sea todo un poco más alocado y, sobre todo, darnos más velocidad. Si volamos a gran altura y aterrizamos correctamente seremos recompensados en forma de puntuación de estrellas y un impulso de velocidad adicional; si conseguimos que al modificarse el entorno los otros coches salgan por los aires sin control seremos recompensados; si hacemos piruetas en el aire (como giros sobre nuestro eje) seremos recompensados. Además, esos símbolos podrán no sólo crear altibajos para que salgamos disparados, sino también provocar incendios, tornados, terremotos, y demás, para abrir caminos nuevos, comúnmente atajos.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Skelattack - Análisis
Análisis
2020-06-02 17:49:00
Tras cuatro años en desarrollo, por fin podemos disfrutar de este título que entretiene sin hacer nada particularmente bien.
Liberated - Análisis
Análisis
2020-06-02 15:34:00
Acción, plataformas y un argumento bastante llamativo se funden en esta aventura enmascarada en forma de cómic interactivo.
BioShock: The Collection - Análisis
Análisis
2020-06-02 09:20:00
Una de las mejores sagas de la historia de los videojuegos se hace portátil con una conversión ejemplar para Nintendo Switch.
51 Worldwide Games - Análisis
Análisis
2020-06-01 15:25:00
Un excelente compendio para aprender juegos tradicionales y tan divertido jugado solo como con amigos.
Deep Rock Galactic - Análisis
Análisis
2020-06-01 09:33:00
Explora minas espaciales y elimina colonias de insectos alienígenas en este 'shooter' pensado para disfrutar en cooperativo.
Those Who Remain - Análisis
Análisis
2020-05-30 19:20:00
Una aventura de terror que, como otras muchas, tiene buenas ideas pero falla en su ejecución.
Género/s: Camiones / Velocidad
PEGI +7
Plataformas:
Wii

Ficha técnica de la versión Wii

ANÁLISIS
8
COMUNIDAD
7.89

PUNTÚA
Excite Truck para Wii

124 votos
#85 en el ranking de Wii.
Flecha subir