Vandal

Análisis de Megaman X5 (PS One)

Yago Campos ·
Actualizado: 22:30 13/12/2018
GRÁFICOS
8
SONIDO
9.5
NOTA
8
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión PS One.

En casi 30 años de historia del videojuego, es inevitable que muchos personajes que iniciaron sus andaduras mucho tiempo atrás, sigan entre nosotros. Muchas sagas han conservado su nombre, y su esencia la mayor parte de las veces, a través de estas ultimas décadas. No hay más que fijarse en cualquier revista para ver títulos que van por la quinta, sexta, séptima, o incluso novena y décima entrega. Hay multitud de muestras de ello, y seguro que ya se os han ocurrido unas cuantas. Mario, Sonic, Final Fantasy, Goemon, Phantasy Star, Castlevania, Street Fighter... Grandes sagas, para algunos míticas, que han perdurado a lo largo de los tiempos, soportando intempestuosamente las sucesivas hordas de “innovación”, que tras muchos intentos no han logrado borrar del mapa el legado de los 16 bits. Ese legado nos ha llegado a la nueva época gracias a estos mismos personajes, , aunque ni tan siquiera ellos han eludido la obligación de renovarse (o morir, que reza el dicho). De ese afán nacieron Super Mario 64, Street Fighter 3, Goemon 64, Sonic Adventure, y un sinfín de nuevos juegos que han logrado plasmar el "feeling" clásico (con mayor o menor fortuna, todo sea dicho) a la nueva generación. Pero hay algunos que no han querido adaptarse, y han seguido fiel a sus orígenes. Este inmovilismo, que ha sido bastante castigado en esta generación, tiene un estandarte claro, un personaje que es ahora mismo un símbolo.

Hablo de Megaman. El robot azul nació a finales de 1987, y en 14 años de vida ha protagonizado nada más y nada menos que más de 20 juegos. Concretamente, 24 títulos , y seguro que me dejo alguno. Y es que Capcom es famosa por sacar el máximo de todas sus sagas, y Megaman, como su estandarte más longevo, es buena muestra de ello. Con el transcurso del tiempo, Megaman ha acabado convirtiéndose en un "refugio" al que acudimos los nostálgicos cada pocos años (los que Capcom tarda en sacar un nuevo capitulo del robot azul) para rememorar viejos tiempos. Para los demás, no es más que un juego anticuado más, del que Capcom saca renta a través de interminables refritos , engines reciclados, y una historia absurda.

Y para ser sincero, no les falta razón. Capcom ha sacado una media de más de un juego anual, y las novedades no han solido pasar de nuevos escenarios, nuevos enemigos, y algún que otro retoque jugable. Mejoras, muchas, ¿pero innovación? Ninguna. Con el paso a las 3D, Megaman se ha quedado como eso, el símbolo del pasado. Pero no un símbolo del fértil y rebosante talento de tiempos préteritos. Es el símbolo, no del pasado como época histórica, sino del pasado como carencia de innovación, de carente de las nuevas tendencias del videojuego. Es el pasado como negación del futuro, en pocas palabras. Intentando cambiar esa imágen, Capcom sacó los malogrados Megaman Legends, que agravaron aún más el caracter niché de Megaman, ese aire de "refugio" que parecia ser cada Megaman. Un viaje atrás en el tiempo, que hoy, en pleno 2001, se ha vuelto a producir.

PUBLICIDAD
Y vuelven por enésima vez...
Megaman X y Zero vuelven en su quinta aventura, tercera para PlayStation, decididos a deleitarnos de nuevo con sus aventuras. Sin romper con los preceptos básicos de la saga, Capcom ha intentado innovar en todos y cada uno de los aspectos. Una renovada jugabilidad (aunque lejos de revolucionar) , remozados gráficos, argumento más o menos sólido, y una música absolutamente genial hacen de este juego un moderado soplo de aire fresco a unos un tanto arcaicos conceptos. Megaman X5 es, a todos los efectos, un nuevo juego, y no un pack de misiones como estamos acostumbrados a ver. ¿Habrá captado Capcom por fin aquello de innovar? Veamos...
Con razón de ser
Por primera vez en mucho tiempo, Megaman tiene un guión coherente al que atenerse. En esta ocasión, el incansable Sigma vuelve al ataque, y los intrépidos Maverick Hunters van a su caza. Pero, ahora ya no trae consigo a un ejército de robots para luchar. Esta vez es mucho más sutil: un asteroide infectado con el Virus Sigma (la nueva forma vital del maligno) esta a punto de estrellarse contra la tierra; de hacerlo se acabaría con la vida del planeta. Como es lógico, el cada vez mas pequeño grupo de los Maverick Hunters elabora un plan para evitar la catástrofe. Para evitar el choque del asteroide con la tierra, hay que desviar su trayectoria, pero las armas de las que dispone el equipo no son capaces de ello. Así que tu, Megaman X o Zero, te encargas de buscar los objetos necesarios para construir un arma lo suficientemente poderosa para destruir el asteroide. Una vez puestos en faena, aparecerán Dynamo, las crisis de Zero (que sigo sin entender) y los bochornosos diálogos con los jefes de fase, que no pasan de "Quieres que te dé la C-Ball? Pues lucha para conseguirla!" cuando los combatientes son amigos de toda la vida. Quizá sean fallos de traducción, o simple gandulería de los guionistas de Capcom. Aunque, al fin y al cabo, nadie se fija en estas cosas...
Innovación no tan deseable
El desarrollo sigue siendo el habitual, escogiendo el orden de las fases a tu gusto. Pero ahora hay un nuevo ingrediente: el tiempo. Tienes un limite de 16 horas (cada ida y vuelta de fase es un dia) para destruir el asteroide. Ya no puedes recorrerte todas las fases buscando esas ansiadas cápsulas; hay algo importante que hacer. El sistema de mejoras de Megaman X y Zero también ha cambiado. Ahora X tiene, desde el principio, ya dispone de la máxima armadura de Megaman X4. Y las capsulas de mejora de cada fase, ya no mejoran parte por parte (dando lugar a esos preciosos modelos bi color de los anteriores Megaman X) sino que, una vez completada la armadura, la podrás elegir en el menú de selección, más amplio que nunca. Las sucesivas encarnaciones de X (podrás elegir cualquier armadura) y Zero serán seleccionables al comienzo de cada fase, en contraposición con Megaman X4, en el que se escogía al comenzar el juego, y se seguía con el mismo personaje en todo el juego. Quizá sea ese uno de los mayores errores de este juego: el poder elegir personaje al comenzar le resta mucha duración, y despersonaliza la aventura. Al final, acaba siendo todo mucho más fácil, ya que escogerás al personaje más adecuado a según que fase. Otro aspecto polémico (aunque no tiene porqué ser negativo) es el hecho de poder elegir el tipo de armadura a llevar por X al comienzo de cada fase, y la devaluación que se han dado a las capsulas de mejora. ¿Qué dificultad tiene el juego si de comienzo ya tengo la mejor armadura? La Falcon Armor y Gaia Armor, que son las armaduras que se consiguen via capsulas, no son más que equipamientos complementarios, que, curiosamente, restan la habilidad de usar las armas robadas a los jefes de fase. Porqué también se han ninguneado hasta el extremo del desuso a las armas de los jefes de fase. Las armas son casi inservibles, de escasa potencia, y nula utilidad. Aunque siguen siendo efectivas contra los enemigos correspondientes, el X buster o Z Saber se bastan y sobran para hacerles frente. A la hora de innovar, Capcom debería haberse fijado un poco más en que añadía y que sustraía.
Una gozada jugable
Lo que sí que ha mejorado sensiblemente es el diseño de las fases. Algunas mas cortas, algunas mas largas, todas tienen su justo nivel de acción, de plataformeo y de exploración, primando lo primero, claro está. Nunca hay un enemigo en el sitio menos indicado, ni un lugar al que es imposible llegar. Un estupendo trabajo de los diseñadores del juego que han conseguido mejorar uno de los puntos flacos de la mayoría de juegos de la saga. El apartado técnico también brilla a gran altura, luciendo como de costumbre decenas de enemigos en pantalla sin la más mínima ralentización La animación de los personajes ha sido muy mejorada, y los fondos lucen más detallados que nunca, con un muy suave scroll. La música, si cabe, es la mejor compuesta por Capcom en mucho tiempo. Unos auténticos temazos que acompañan la acción de la manera más adecuada posible, adaptándose a cada nivel de forma magistral. Por primera vez se ha conseguido que las melodías sean realmente variadas, enterrando la monotonía tónica de los anteriores con una banda sonora sin igual. Jugar a este juego es realmente una gozada, en todos y por todos los sentidos.
Lo bueno, si breve, dos veces bueno
Esa es la excusa que nos daría Capcom si le preguntamos por la escasísima duración de Megaman X5. Tan solo ocho fases componen el juego, más los consabidos niveles finales que te llevan al archienemigo, Sigma. Realmente, diez niveles de juego no dan para mucho juego. Muy intenso, sí, pero excesivamente efímero. Y si peca por corto, su dificultad no ayuda demasiado. El juego es excesivamente fácil. Con tu arma principal, sobretodo en el caso de Zero, puedes completar el juego sin ningun tipo de problema. En el remoto caso de que murieras, el completo sistema de salvar partidas, sumado a las infinitas continuaciones, le quitán todo atisbo de reto a la finalización del juego. En aproximadamente 8 horas, y esto sin darse mucha prisa, se puede acabar el juego. Los alicientes para volver a jugarlo brillan por su ausencia, así que una vez completes el juego, si no eres un verdadero fan del género, abandonarás el juego en cualquier rincón. Al menos Capcom ha sido consecuente al poner el precio al juego...
Conclusiones
La historia se repite después de veintitantos intentos. Megaman X5 sigue siendo un gran juego, pero le falta ese toque que hace de un juego un clásico, como el espléndido Castlevania Symphony of The Night, o mirando más atrás, el mismo Megaman 3. Lo peor de la historia es que nada tiene visos de cambiar, con Megaman X6 ya en camino que sigue apostando por las mismas fórmulas, que si no deben morir, si deberían renovarse. Entre la revolución de Megaman Battle Network y el conservadurismo de este juego, hay un camino intermedio , que es el que Capcom deberia seguir. Este juego gustará a todo el mundo, aficionados y no aficionados a la saga, pero su cortísima duración tirará para atrás a los no fanáticos del azul personaje. Aun así, es un gran juego que merece al menos que le prestemos un poco de atención, de tiempo, y de dedicación. Seguro que no os arrepentís. Y una vez lo terminéis, a esperar a Megaman X6, que ya esta en camino...
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Red Dead Redemption 2 - Análisis
Análisis
2019-11-11 18:15:00
Red Dead Redemption 2 llega a PC con una versión que mejora notablemente lo visto en consolas pero que, a nivel de rendimiento, solo serán capaces de aprovecharla los jugadores expertos.
Conception PLUS: Maidens of the Twelve Stars - Análisis
Análisis
2019-11-11 11:18:00
El primer Conception, inédito hasta ahora en Occidente, llega remasterizado con sus mazmorras y una delirante historia.
Destiny Connect - Análisis
Análisis
2019-11-10 17:07:00
Un RPG muy básico y simple destinado a los más pequeños de la casa… sin demasiado tino.
Layton's Mystery Journey: Katrielle and The Millionaire's Conspiracy DX - Análisis
Análisis
2019-11-08 17:33:00
La última entrega de la saga de misterio y puzles llega a Nintendo Switch con una entrega mejorada a nivel de gráficos, con rompecabezas extras y numerosas características adicionales.
Need for Speed Heat - Análisis
Análisis
2019-11-08 09:08:00
Ghost Games vuelve a demostrar que están muy perdidos, y nos ofrecen otra entrega que, aun siendo entretenida, es incapaz de corregir los problemas de la saga.
Xeno Crisis - Análisis
Análisis
2019-11-07 18:43:00
Un juego de disparos en vista cenital que toma elementos de diferentes clásicos para construir una fantástica experiencia retro.
Género/s: Run and gun
Plataformas:
PS One
Ficha técnica de la versión PS One
ANÁLISIS
8
Desarrollo: Capcom
Producción: Capcom
Distribución: Electronic Arts
Precio: 7990
Jugadores: 1
Formato: 1 CD
COMUNIDAD
7.57

PUNTÚA
Megaman X5 para PS One

38 votos
Flecha subir