Análisis de Need for Speed Shift (PSP)

El Need for Speed Shift en su vertiente más arcade llega a la portátil de Sony.
Need for Speed Shift
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7.5
SONIDO
6
NOTA
7
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
7
Análisis de versión PSP.
Otros análisis: PS3 y Xbox 360

El Need for Speed Shift en su vertiente más arcade

La saga Need for Speed es una habitual de PSP, y cada entrega, casi a ritmo anual –la última, Undercover - visita tanto las plataformas más punteras de la alta definición como a la portátil de Sony. En esta ocasión el lanzamiento es Shift, una nueva reinvención en la larga trayectoria de estos juegos de velocidad de EA, que ha pasado por carreras ilegales, moda del tunning, temas de espionaje o las competiciones más o menos profesionales, tocando también varios estilos de jugabilidad. Este último cambio ha sido toda una sorpresa en consolas domésticas, en positivo.

Sin embargo, Shift para PSP ha sido desarrollado por Bright Light y es un juego bastante más orientado a la jugabilidad arcade que las versiones "grandes", quizás por las diferencias en el control –menos preciso- de la portátil, y las críticas vertidas en Undercover. Esto es apreciable en las características de cada coche que conseguimos desbloquear, pues los valores de derrape y manejo determinan la forma de tomar las curvas, ya sea mediante una pulsación rápida del freno y cambio de dirección –derrape- o de la forma más realista, frenando antes de entrar en la curva y acelerando para salir. ¿Suena a algún otro juego? Si, Ridge Racer hizo esta división hace unos años en su garaje. Puesto que las rectas no tienen ningún secreto, a excepción del uso inteligente del óxido nitroso, los famosos nitro que actúan como turbo, dominar estos giros es una de las claves del juego.

PUBLICIDAD

NFS Shift dispone de un modo World Tour que es el centro de la diversión para un jugador. En él, se nos presenta el reto de competir alrededor del mundo, en ciudades reales (Tokio, Paris, Londres, Chicago, San francisco), circuitos urbanos –pero vallados- consiguiendo los mejores puestos y puntuaciones en las pruebas, desbloqueando vehículos de los rivales y retando a los mejores pilotos del globo, cada uno con su vídeo introductorio de amedrentación. ¿Por dónde empezar? Lo primero es poner a punto nuestro primer vehículo, un Volkswagen Scirocco poco preparado para este tipo de competiciones. Podemos dar el toque personalizado al aspecto exterior gracias a las pinturas y logos, totalmente ajustables, que hacen de nuestro coche único en la pista. Más adelante, conseguiremos el Dodge Challenger Concept, el Porsche Carrera GT e incluso un Bugatti Veyran 16.4, así hasta casi una treintena de coches de ensueño. La mejora en las partes del vehículo es automática a medida que ganamos carreras (se mejoran parámetros como la velocidad, el agarre, la precisión…), así que la parte práctica del tunning no es controlada por el jugador. Otro destello más de que tenemos un arcade en nuestras manos.

Tras ganar nuestro primer test de aptitud, llega el verdadero reto. Uno de los puntos fuertes de NFS Shift es la gran variedad de tipos de carrera que vamos encontrando en nuestro avance, gracias a ese grado de liberad que tiene el juego al no seguir los pasos de una competición oficial. Tenemos por supuesto las carreras clásicas contra varios oponentes, que demuestran una inteligencia artificial muy limitada, es decir, generalmente toman un camino prefijado y rara vez compiten entre ellos; de hecho, es complicado ver accidentes fortuitos, salvo los que tienen que ver con nosotros. Chocar hace perder unos preciados segundos, y la vista nos regala una simulación del destrozo, no demasiado realista –las deformaciones son mínimas y apenas saltan algunas partículas-. Dudamos que Bright Light haya querido competir con Criterion en este aspecto.

Una particularidad, no muy agradable, de Shift es la facilidad que tienen los vehículos para colear o bambolearse, de manera no demasiado realista. Si conseguimos chocar de forma no crítica –es decir, no creando el destrozo en el coche- es fácil que el rebote nos desestabilice el control durante unos instantes, dificultando bastante la vuelta al trazado correcto. Incluso el uso de nitros puede tener efectos negativos –aún en rectas- así que el momento para usar esta ventaja debe estar muy estudiado, sin posibles roces con muros o competidores, o de lo contrario estamos ante un accidente asegurado. En más de una ocasión su uso se asemeja al de un botón de suicidio.

Otras modalidades de NFS Shift son los duelos, cara a cara con pilotos especiales, o los modos de eliminación, consistentes en tres vueltas en las que el último jugador, de cuatro, queda descalificado; es decir, lo importante no es ir siempre el primero, si no evitar ser el último –hasta que finalmente quedemos sólo nosotros-. Las pruebas "drift" consisten en exámenes de derrape en curvas señalizadas con humo, con el objetivo de alcanzar la mejor puntuación: a más tiempo derrapando en ese momento, y encadenando varias curvas, más éxito. Las carreras de radar consisten en conseguir las mejores velocidades media en determinados puntos del recorrido, tal y como si se tratase de destacar más ante las cámaras de la policía. Así que, como se deduce, saber dónde se encuentran estos radares es interesante para subir la velocidad.

 1

Otro tipo de pruebas son los clásicos contrareloj, de superar unos tiempos definidos, o las de resistencia. Estas últimas tienen una mayor duración de lo habitual y el uso estratégico del nitro es la clave de la victoria. Las carreras sprint son casi lo contrario: ir de punto a punto en un recorrido más pequeño, sin cometer prácticamente fallos. Los retos "rouge" son competiciones a dos rondas, de ida y vuelta a un circuito, en las que se suman los tiempos de cada carrera, de modo que un segundo puesto en una puede no ser decisivo si la ventaja conseguida en la otra es grande.

Y aún hay más variedad en Shift. Tenemos los clásicos Grand Prix, torneos en varios circuitos en los que los puntos de los puestos deciden al ganador. También las persecuciones se mantienen en este NFS, tanto en la modalidad alcance, en la que debemos dar caza a un rival que nos lleva ventaja, y mantenernos delante de él durante un tiempo definido, o por el contrario, persecuciones de huida, obstaculizando a los rivales y evitando cualquier accidente. Por último, encontramos desafíos de control, consistente en los clásicos "check point" o puestos que añaden un tiempo límite a la cuenta atrás, vistos en multitud de recreativas, cada vez en una cantidad menor, hasta que no conseguimos llegar al siguiente control –gana el que pasa por más señalizaciones- y la carrera de puntos de control, similar a una carrera normal –gana el que llega primero- pero repleta de puestos que añaden valiosos segundos cada cierto tiempo.

Estas diferentes reglas son las que mantienen vivo el juego durante su duración; de hecho, sin ellas, el juego no dejaría de ser un juego arcade con circuitos encadenados uno tras otro con poca chispa. Ahora bien, las diferencias respecto a la propuesta creada para las consolas domésticas y PC saltan a la vista, y parece que se ha optado por una jugabilidad más directa y no tan ambiciosa, como lo demuestran las limitaciones en la modificación de vehículos. No llega a ser un problema, siempre y cuando sea eso lo que buscamos y no un simulador de bolsillo que ofrezca un gran repertorio de coches y piezas que ajustar a nuestro gusto.

El juego tiene buenas ideas, aunque algunos defectos lo alejan de la cabeza del género en PSP. Por un lado, la sensación de velocidad es muy escasa. Incluso con el uso de los nitros, Shift no llega a las cotas de frenesí que otros títulos ofrecen; si hablamos de un simulador es algo que es comprensible, pero no es el caso. La dificultad peca de mal equilibrada, y las primeras carreras son asequibles, pero hay algunos saltos bruscos en la modalidad ProStreet que necesitan mucha paciencia.

El imprescindible modo multijugador, para cuatro consolas adhoc, añade algo de vida a Shift, siempre y cuando encontremos amigos dispuestos a correr por las ciudades del juego. No mucho más que comentar, pues la misma mecánica de World Tour se aplica aquí pero con jugadores humanos. Por supuesto, también podemos utilizar la opción de carrera rápida y saltar a ese circuito que nos causa problemas y jugar al margen del modo principal.

 2

El estudio ha conseguido unos gráficos bastante compensados entre vehículos y circuito. El juego corre a 30 fps, la mayoría del tiempo de forma constante, y aunque el detalle de la carrocería no es comparable al de otros juegos –muchos coches tienen un aspecto casi genérico, aburrido, podríamos decir-, las opciones de pintura compensan en parte esta carencia. Por otro lado, las ciudades tienen bastante carga poligonal para dar un buen aspecto. No sólo eso, existen cambios climáticos como versiones lluviosas, con un buen efecto de goteo en la pantalla de la consola –casi parece que debemos secar la PSP-. Shift no destaca excesivamente en ningún apartado técnico y, aunque no decepcionará, está lejos de entrar por los ojos.

La banda sonora, en la línea de otros Need for Speed, incluye 16 temas principalmente de hip hop y algún tema electrónico –como Run with the wolves de Prodigy- tanto para las carreras como los menús. En principio, poca variedad de estilos y muy del gusto americano, pero que fácilmente se subsana con las listas de reproducción personales, siempre y cuando incluyamos nuestra música MP3 en la memoria. El sonido de los motores es poco potente y la ambientación general es algo pobre, por no decir inexistente. Estamos ante un apartado bastante descuidado, a excepción del doblaje que nos guía en menús y vídeos.

Conclusiones

Que Need for Speed Shift para PSP no se trate de una conversión directa adaptada a los gráficos de la consola no es ningún problema. Es más, disfrutar de un juego diferente puede multiplicar el número de compradores, pues pueden decidir hacerse con la versión doméstica y portátil. El problema es que Bright Light no ha conseguido sorprender como si lo ha hecho Slighty Mad Studios y Black Box en otras plataformas, y tenemos ante nosotros un juego arcade, entretenido durante algún tiempo, pero sin ninguna característica especial. Teniendo en cuenta algunos lanzamientos actuales, como Motorstorm Arctic Edge o Gran Turismo, Shift se nos antoja como un título creado por obligación, que ha perdido una gran oportunidad de asentar la saga en PSP, precisamente cuando en la alta definición ha conseguido personalidad propia como para codearse con pesos pesados.

Ramón Varela
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Pupperazzi - Análisis
Pupperazzi - Análisis
Análisis
2022-01-20 15:54:00
Pupperazzi nos lleva a un adorable mundo habitado por perros para que les saquemos fotos mientras hacen monerías. Una irresistible premisa que aprovecha sus limitaciones con inteligencia.
Windjammers 2 - Análisis
Windjammers 2 - Análisis
Análisis
2022-01-20 10:07:00
25 años después, el clásico de recreativas vuelve con una gran secuela que mantiene su esencia intacta.
Nobody Saves the World - Análisis
Nobody Saves the World - Análisis
Análisis
2022-01-19 09:27:00
DrinkBox Studios nos trae un RPG de acción al estilo clásico con transformación en diferentes personajes y un interesante cooperativo.
God of War - Análisis
God of War - Análisis
Análisis
2022-01-12 17:00:00
Kratos debuta en PC con una buena adaptación a ordenadores permitiéndonos disfrutar de la mejor calidad gráfica a más de 60 fps y sin fallos destacables en su rendimiento.
Monster Hunter Rise - Análisis
Monster Hunter Rise - Análisis
Análisis
2022-01-10 17:05:07
Una de las mejores entregas de la aclamada saga de caza de monstruos de Capcom se estrena en PC con una gran conversión a la altura de las expectativas.
Sonic Colours: Ultimate - Análisis
Sonic Colours: Ultimate - Análisis
Análisis
2021-12-21 16:31:00
Volvemos a completar la remasterización de Sonic Colours en Switch tras el lanzamiento de su versión 3.0, una actualización que hace que el juego por fin sea completamente disfrutable en la híbrida de Nintendo.
Género/s: Carreras arcade / Coches
PEGI +7
Plataformas:
PSP PS3 Xbox 360
PC iPhone Android

Ficha técnica de la versión PSP

ANÁLISIS
7
COMUNIDAD
6.66

PUNTÚA
Need for Speed Shift para PSP

12 votos
#107 en el ranking de PSP.

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
8.9
COMUNIDAD
7.52

PUNTÚA
Need for Speed Shift para PlayStation 3

54 votos

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
8.9
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.81

PUNTÚA
Need for Speed Shift para Xbox 360

24 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
7.6

PUNTÚA
Need for Speed Shift para Ordenador

5 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión iPhone

COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Need for Speed Shift para iPhone

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Android

COMUNIDAD
7.81

PUNTÚA
NEED FOR SPEED Shift para Android

2 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir