Análisis de Monster Hunter Freedom Unite (PSP)

Más y mejor es lo que ofrece el último Monster Hunter para la portátil de Sony.
Monster Hunter Freedom Unite
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8.5
SONIDO
8
NOTA
8.5
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
8
Análisis de versión PSP.

La ley de la naturaleza: caza o serás cazado

Existen algunos videojuegos capaces de colapsar un país como Japón con cada lanzamiento, causando "misteriosas" subidas en el absentismo laboral y colas kilométricas frente a los establecimientos que abren sus puertas con la última novedad de estos éxitos mediáticos y de ventas. Hasta hace unos años, Square y Enix –actualmente, como es sabido, una sola empresa- luchaban codo con codo por conseguir un récord de ventas en el primer día más desorbitados gracias a Final Fantasy y Dragon Quest, generalmente llevándose la victoria el RPG de Enix. Capcom ha logrado colar en los últimos años entre estos títulos "elegidos" por los voraces consumidores nipones una saga: los Monster Hunter.

El primer Monster Hunter fue lanzado en septiembre de 2004 en PlayStation 2 y contó con una versión para PSP rebautizada como Monster Hunter G en Japón y Monster Hunter Freedom en occidente. La secuela directa para PS2 en 2006, Monster Hunter 2 (Monster Hunter Freedom 2 en PSP, lanzada en 2007) no hizo más que acrecentar el éxito de la saga, especialmente entre los usuarios de PSP, hasta el punto de que Capcom lanzó una expansión para la portátil de Sony, Monster Hunter Portable 2G, con el ya habitual cambio de titulo para Europa y América: Monster Hunter Freedom Unite. Como era de esperar, el furor por esta entrega dio como resultado cerca de 700.000 copias vendidas durante su primer día, millón y medio en la primera semana, y un impacto económico negativo en la producción nacional del país, como apunta orgullosamente la compañía creadora del fenómeno. Actualmente hay previstos dos títulos más para Wii, Monster Hunter G –adaptación del primer juego de PSP- y Monster Hunter tri del que os ofrecimos impresiones de su demostración durante el Tokio Game Show 08.

Pero ¿qué es Monster Hunter? Una forma de describir la mecánica de la saga podría ser la de un juego de acción hack´n´slash con toques roleros y gran componente multijugador. Es, en si mismo, una versión compleja y profunda de lo que podríamos encontrar en forma de misiones alternativas (side quest) en algunos RPG consistentes en cazar determinados monstruos en un gran mapeado. La gran duración de los juegos, personalización (Freedom Unite cuenta con 1400 armas y 2000 piezas de armadura diferentes) y factor cooperativo, ya sea por medio de ad-hoc entre PSP a corta distancia o con el servicio beta adhoc Party que emplea una PlayStation 3 para conexión online (disponible actualmente mediante una cuenta japonesa), son motivos más que suficientes para atraer la atención de los más enganchados a los action RPG y MMORPG en general.

PUBLICIDAD

El inicio del juego no puede ser más premonitorio de lo que nos encontraremos en la aventura: combates contra monstruos demoledores y mejora del equipo hasta convertirnos en el cazador definitivo. Nuestro personaje se despierta en un pequeño pueblo tras ser recogido en una montaña helada malherido por una de estas indeseables criaturas. La creación del personaje y los tutoriales para hacernos con la variedad de armas que contamos de inicio son los primeros pasos hasta entrar por fin en las primeras misiones reales.

Una de las elecciones básicas se encuentra en nuestra forma de juego, según nos decantemos por espadachines o artilleros. Los primeros disponen de armas con hoja (descubriremos nuevas opciones como dar un filo aún más cortante que en anteriores juegos, para maximizar el daño), impacto y puntiagudas para corta y media distancia, tales como espadas (de dos manos, simples, dobles…), martillos, lanzas, etc… hasta un total de ocho tipos. La clase de artilleros ofrece quizás menos contundencia pero asegura el ataque a distancias prudenciales: arcos, y dos tipos de ballestas. Como es posible cambiar de arma principal antes de la misión, es inteligente modificar la estrategia según la clase de monstruo al que deseemos cazar en lugar de centrarse únicamente en un único estilo de lucha.

Las misiones clave de Freedom Unite (y cualquier Monster Hunter por extensión) son las consistentes en cacería, acabar con una criatura o determinada cantidad de monstruos para conseguir una recompensa económica con la cual seguir participando en más misiones y mejorar nuestro material de trabajo, pues la dificultad creciente de los objetivos así lo requiere, especialmente con los nuevos monstruos de esta versión, que incluyen más clases de dragónidos (wyvern) e incluso una especie de pulpo flotante. Por algo se mantiene el distintivo "G" en el título (japonés) haciendo alusión a las misiones de este rango, sólo aptas para expertos.

 1

Nuestros primeros escarceos con las cazas son bastante sencillos y contra monstruos de aspecto asequible, pero pronto empezaremos a descubrir la verdadera dimensión de Monster Hunter y la necesidad de ir acompañado. Pero como desgraciadamente no siempre vamos a contar con tres amigos más, con sus respectivas consolas y juegos, existe peligro de perder gran parte del jugo de Freedom Unite, por lo que Capcom ha integrado un apoyo en forma de felino con tres personalidades (guerrero, bombardero y ayuda) que además pueden ser compartidos con otros usuarios. Si además contamos con partidas de Monster Hunter Freedom, no será necesario partir de cero, rescatando los datos de nuestro personaje.

Los escenarios por los que transcurre el viaje en busca de cada animal son preciosos y variados, desde las primeras montañas heladas hasta desiertos, cuevas o bosques frondosos. Aún así, también hay que comentar que la libertad de desplazamiento no es total y que en la mayoría de ocasiones seguimos el camino por "pasillos" más o menos anchos con algunos caminos alternativos, todo ello bien disimulado por la orografía del terreno, ya sean acantilados, playas o desniveles de roca. Estas "salas" poseen unas cargas intermedias y esto al final se convierte en un pequeño problema, pues las pausas son numerosas en los largos trayectos. Por suerte, Capcom ha incluido una opción de carga en segundo plano de algunos datos (se aconseja tener la PSP conectada a la corriente, o la batería se desgastará más de lo normal) presente ya en Freedom 2 y la nueva instalación de datos en la tarjeta de memoria, cada vez más popular en la portátil. El número de cargas es el mismo, pero se reducen estas pausas y el lector no se utiliza constantemente.

Las numerosas opciones de armamento dan otro tanto de posibilidades de juego dependiendo de nuestra velocidad y daño. Incluso el equipo de protección, que varía si somos guerreros de cuerpo a cuerpo (corazas más resistentes al daño físico) o si nos decantamos por las armas de artillero (defensas contra llamaradas de fuego, por ejemplo) ofrece posibles ventajas si además el valor de las protecciones es superior a diez: podremos activar una útil habilidad especial que quizá nos libere de comer durante una misión.

 2

Pero no todo es acabar con la fauna y bicho viviente que se cruce en nuestro camino. Existen otro tipo de encargos que añaden variedad a la mecánica del juego y que permiten conseguir mejores materiales con los que fabricar nuevas armas o protecciones que aumenten los parámetros básicos. Las de recogida, por ejemplo, nos llevarán de paseo en busca de minerales, dientes de dinosaurios o plantas exóticas. También es posible que se nos inste a capturar –que no matar- a un determinado tipo de animal, para lo cual serán esenciales las trampas. Por otro lado, Capcom promete algunos eventos con interesantes y raros premios que se irán sumando por medio de descargas con reglas específicas, como tiempo o ser superadas a la primera. Y por último, se integran en los momentos más relajados algunos minijuegos que sirven para aliviar la tensión de nuestros dedos tras tanta lucha.

Freedom Unite no se trata de una revolución en la saga como demuestra su origen de "expansión", por lo que hablamos de novedades y mejoras a la base establecida. El control funciona como siempre: botones de ataque, defensa, y el uso del gatillo izquierdo (L) para fijar la cámara automáticamente detrás del personaje, muy práctico en las numerosas ocasiones en las que nos encontraremos rodeados de varios enemigos aunque no elimina algunas situaciones caóticas de coletazos inesperados por falta de visibilidad. Las cifras de misiones, armas, armaduras y monstruos lógicamente se han ampliado respecto a Freedom 2, así como la cantidad de ítems a llevar. Los movimientos se hacen algo "duros" las primeras partidas, pero hay que tener en cuenta que no estamos ante un juego de acción rápida y muchas veces cuenta más la planificación del ataque que la agilidad en los dedos.

 3

Freedom Unite sigue sin ser un juego asequible para partidas rápidas o bajas complicaciones. Al contrario, gustará a los que ya de por sí adoraban la saga, gracias a las mayores posibilidades de personalización y nuevas cacerías que hacen que la promesa de 500 horas de juego no sea un dato inflado alegremente por la desarrolladora. Capcom sigue subiendo los retos en cada entrega para asegurarse que los usuarios más hardcore no se cansen de Monster Hunter y la dificultad se mantiene en un nivel medio-alto, de ahí que jugar con amigos sea muchas veces lo más deseable, aunque al final es el jugador quien elige las misiones, decidiendo su futuro y la forma de avanzar en la evolución hasta convertirse en el mejor cazador. La nueva ración de monstruos promete ser toda una pesadilla incluso para los más duchos en el arte de matar.

A nivel gráfico Freedom Unite apenas incluye algunas mejoras respecto a Freedom 2, que a su vez incluía ligeras mejoras respecto a la primera aparición en PSP, conseguidas más por la habilidad del equipo que por una evolución real del motor del juego. Aún así, el motor gráfico sigue mostrando algunos de los mejores entornos abiertos y naturales vistos en la consola, y unos monstruos de tamaño descomunal que sorprenden aún más que antes. Texturas de buena calidad para entornos variados, un horizonte amplísimo en casi todo momento y una espectacularidad a prueba de bombas gracias a unos monstruos de diseños reconocibles –muchos de ellos inspirados en dinosaurios o bestias salvajes- pero dotados de más agresividad y un tamaño exagerado, todo ello con una ambientación muy occidental (aspecto de guerreros, lugares no fantásticos) que curiosamente debe ser una de las claves del éxito en Japón. Únicamente los problemas en la cámara que arrastra la saga empañan un poco la sensación general del apartado.

Freedom Unite cuenta con un cuidado sonido en Dolby ProLogic II que para disfrutar en todo su esplendor requiere un mejor equipo que los altavoces de la propia consola. Independientemente de ello, el sonido es nítido y claro, y las músicas épicas en la línea de la saga. Los monstruos cuentan con rugidos variados para dar más verosimilitud a su temible aspecto, y los sonidos ambientales dan más vida a los paisajes naturales.

 4

Conclusiones

Los seguidores de Monster Hunter están de enhorabuena. Freedom Unite consigue ofrecer lo que se promete, expandir el concepto original con la entrega más amplia hasta el momento, siendo actualmente uno de los juegos más rentables, por horas de duración, del catálogo de PSP.

Aunque no hay que descartar que nuevos usuarios probarán por primera vez Monster Hunter con Freedom Unite, esta entrega no está pensada para atraer nuevo público y si para contentar a los ya conocedores de la saga. No cabe duda: Freedom Unite ofrece más posibilidades que cualquier Monster Hunter anterior y la diversión es prácticamente ilimitada, siendo un juego de largo recorrido que fácilmente puede durar meses y meses hasta que decidamos cambiar de juego. Ahora bien, no todo el público puede exprimir tal y como se debería este juego, ya sea por falta de compañeros de aventuras o la excesivamente empinada curva de aprendizaje, barreras que de alguna forma se palian con la ayuda de los Felyne como acompañantes.

Si crees que es un buen momento para comprender el furor que causa esta saga en Japón, Freedom Unite es la mejor forma de adentrarte en los peligros de este inhóspito mundo.

Ramón Varela
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Disco Elysium - The Final Cut - Análisis
Análisis
2021-10-11 17:00:00
Al innovador y transgresor juego de rol de ZA/UM le sienta como un guante a Switch, pero la edición llega con problemas similares a la versión de PlayStation.
Género/s: Action-RPG
PEGI +12
Plataformas:
PSP

Ficha técnica de la versión PSP

ANÁLISIS
8.5
  • Fecha de lanzamiento: 26/6/2009
  • Desarrollo: Capcom
  • Producción: Capcom
  • Distribución: Capcom
  • Precio: 39,95 €
  • Jugadores: 1-4
  • Formato: 1 UMD
  • Textos: Español
  • Voces: ---
  • Online: Ad Hoc
COMUNIDAD
8.47

PUNTÚA
Monster Hunter Freedom Unite para PSP

74 votos
#27 en el ranking de PSP.
Flecha subir