Análisis de White Night (PS4, Switch, Xbox One, PC)

Bien escrita y presentada, con un apartado audiovisual fuera de todo reproche. Así es White Night, una aventura en tercera persona aderezada con sendos tintes de terror que hará las delicias de los aficionados al género noir.
White Night
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
8.6
NOTA
8
DIVERSIÓN
7.8
JUGABILIDAD
7.8
Análisis de versiones PS4, Switch, Xbox One y PC.

Cuando hablamos de videojuegos, muchas veces solemos hacerlo en el sentido más lúdico, desechando casi con desdén y cierta condescendencia ciertos aspectos visuales, estéticos o narrativos. Existe por ahí la falsa creencia entre muchos jugadores que reza que, a mayor sencillez en un apartado gráfico, mejor experiencia y diversión en videojuego, y que a mayor presencia del apartado audiovisual, peor resultado y jugabilidad. Esta errónea -y hermética-tendencia ha vivido de forma permanente y soslayada en el imaginario colectivo de un buen número de usuarios, que la repiten como mantra sin cesar. Pero de vez en cuando, topamos con pequeños atisbos que demuestran que ambas reglas, citadas anteriormente, carecen de fundamento.

White Night es un videojuego que se vale de su propia ambientación, y de su apartado artístico y gráfico, para condicionar y elaborar otros aspectos fundamentales de lo que debe ser un videojuego, como lo son la jugabilidad y la historia. No se achanta ni un ápice, valiéndose de un inteligente uso de luces, sombras y contrastes -que serían la envidia del Sin City de Frank Miller- para presentarnos de esta manera, su jugabilidad.

La blanca, oscura y fría noche

Estamos en Boston, en el estado de Massasuchssets, en el año 1938. Estados Unidos está parcialmente sumida en el caos y la desesperación económica de la Gran Depresión, derivada del nefasto crack de la bolsa de Wall Street en 1929. Pese a que las medidas económicas de Franklin Delano Roosvelt comenzaban a mostrar sus frutos -algo discutible, pero al menos el New Deal permaneció en el tejido norteamericano hasta que la economía de guerra de la Segunda Guerra Mundial lo barrió del mapa-, gran parte de la sociedad estadounidense veía como el sueño americano, se desvanecía.

PUBLICIDAD

En este marco político, económico y social -que está presente en el juego de forma casi documentalista a través de sendos documentos, recortes de periódico reales o guiños- e influenciado por la estética noir y las novelas de marcado sentido pulp de los años veinte y treinta, White Night se nos presenta como una suerte juego de misterio e investigación en tercera persona, engarzado con ciertas mecánicas de la aventura gráfica más terrorífica. White Night arranca como si de una película de Hitchcock se trataste -los títulos de crédito, interactivos, podrían haber salido de la mente de un genio Saul Bass-, con un accidente de tráfico provocado por una extraña figura en mitad de la carretera. Heridos y un tanto desorientados, buscaremos ayuda en mitad de la noche en una enorme mansión cercana, rodeada por un fantasmagórico jardín ataviado con una pléyade de tumbas -curiosamente, recién excavadas- y estatuas.

La mansión en la que transcurre la historia. Un personaje más en ‘White Night’.
La mansión en la que transcurre la historia. Un personaje más en ‘White Night’.

Es justo aquí, sin mediar palabra, y apoyándose también en una lúcida narración en off gracias a los sendos soliloquios del protagonista -que sirven de apoyo para elaborar una ambientación de cine negro o noir a la altura-, cuando se nos presenta el verdadero argumento y leitmotiv de White Night, que gira alrededor de la trágica dinastía de una familia pudiente, atormentada por odios, celos y penurias económicas. Poco a poco, White Night irá desvelando un ciertoaspecto sobrenatural, que asediarán al jugador en forma de presencias y fantasmas un tanto agresivos.

Sí, White Night es una aventura gráfica en tercera persona al uso -deberemos escudriñar escenarios, realizar puzles y descubrir pistas para seguir avanzando-, pero está constantemente salpimentada con toques del survival horror más clásico, recordando por momentos a joyas como Alone in the Dark o si nos apuráis, Resident Evil. Pero descontando el lado más movido de ambos títulos -las dos sagas han ido pasando del terror y la supervivencia, a la acción más mundana-, White Night apuesta más por la sensación pura de indefensión, fundamentándose para ello en el uso de la luz y la oscuridad como elementos libertadores y opresores.

La oscuridad es reinante durante todo el juego, con lo que deberemos usar constantemente fuentes de luz para explorar y ahuyentar a los fantasmas que nos asediarán.
La oscuridad es reinante durante todo el juego, con lo que deberemos usar constantemente fuentes de luz para explorar y ahuyentar a los fantasmas que nos asediarán.

Nuestro detective deambulará por la casa a oscuras la mayor parte del tiempo, teniendo que usar la luz en cualquiera de sus variantes, para garantizar la seguridad. Para ello, tendremos que tirar de cerillas, interruptores, chimeneas y candelas y otros ingenios luminosos, evitando permanecer demasiado tiempo ente tinieblas. Los fantasmas se asustan y huyen de este tipo de elementos lumínicos, dándonos el suficiente respiro como para poder, por ejemplo, guardar la partida -únicamente podemos hacerlo en sillones iluminados, delimitados y muy concretos- o evitar que caigamos en la locura envueltos por el abrazo de la noche. El componente survival horror de White Night despierta también, en el manejo del inventario o los puzles.

Luces y sombras

En White Night, tenemos que administrarnos -como si fuera la munición en Resident Evil, o las baterías de las linternas en Alan Wake- las cerillas. Estas se encienden durante un tiempo limitado -pudiéndose incluso, prenderse en falso- y nos ayudan a deambular con una tibia fuente de luz por los pasillos y estancias de la casa, pero son extremadamente limitadas, impidiéndonos llevar un máximo de doce en el bolsillo. ¿Qué significa esto? Pues que, en más de una ocasión, deberemos ir volviendo sobre nuestros pasos, buscando aquella caja que dejamos sobre una determinada cómoda, mesita de noche o estantería, obligándonos a racionalizar al máximo los recursos -mientras como es lógico, nos exponemos a los espíritus que habitan la casa- y a memorizar lugares y alijos seguros, aumentando considerablemente la dificultad del juego.

Para poder permanecer tranquilos, tendremos que iluminar la estancia. Nuestro protagonista teme a la oscuridad, y cualquier minuto que pasemos extra en ella, nos pasará factura.
Para poder permanecer tranquilos, tendremos que iluminar la estancia. Nuestro protagonista teme a la oscuridad, y cualquier minuto que pasemos extra en ella, nos pasará factura.

Dificultad, que en ocasiones, no parece muy medida ni equilibrada. Podemos morir varias docenas de veces por tonterías -un mal ángulo de cámara, una pulsación errónea a un interruptor-, y esto, en un juego que tienen un sistema de guardado tan clásico, puede llegar a desesperar a más de uno. Aquí también podríamos hablar de lo descompensados de algunos de sus rompecabezas. En ocasiones obtendremos soluciones lógicas y plausibles a los entuertos que se nos presente en White Night, pero en otras, acabaremos dando palos de ciego -y nunca mejor dicho- en la oscuridad sin tener nada claro el siguiente paso a dar. Muchos de estos momentos suponen, en teoría, parte del atractivo de un juego que no es para nada sencillo, pero pueden llegar a malograr la experiencia global varios enteros. En cualquier caso, si nos tomamos con inteligencia el planteamiento de la vieja escuela que ofrece White Night, y pasamos por algo algunas de sus fallas jugables, se nos desvela -e ilumina- como un título muy disfrutable, desafiante y entretenido.

Pese a los tintes de terror de supervivencia, ’White Night’ es una aventura gráfica al uso. Escudriñar habitaciones, recoger objetos, interpretar pistas y puzles.
Pese a los tintes de terror de supervivencia, ’White Night’ es una aventura gráfica al uso. Escudriñar habitaciones, recoger objetos, interpretar pistas y puzles.

Separar el apartado visual y el diseño estético de White Night de su jugabilidad, es algo muy difícil: forman un todo. Sabe aprovechar al máximo la utilización del blanco y negro, de la luz y la oscuridad, con una presentación noir y pulp -al uso de gabardinas, cerillas, teléfonos y recortes de periódico con fotos de la época- inmejorable. De una forma u otra, entra por los ojos, inmiscuyéndonos por completo en su propuesta jugable, y trasladándonos a una historia terrorífica enmarcada dentro de una de las peores décadas de la historia de los Estados Unidos, llena de miseria, odios e incertidumbre económica -el juego está traducido al castellano, con lo que no perderemos puntada de lo que nos quiere contar y narrar-.

Por si fuera poco, el apartado sonoro está plagado de melodías jazz a piano, con notas y compases que buscan crear tensión e inseguridad en mitad de la noche. Además, hay que destacar que el uso del 5.1 que hace el juego es soberbio. Gracias al sonido, y al buen diseño de este, podemos localizar amenazas, ruidos, habitaciones o fuentes de luz -que producen cierto crepitar y zumbido- de forma espacial, sin necesidad de tener que verlas directamente en pantalla. Un acierto que hace que jugar de noche y a oscuras, con el sonido multicanal activado, sea toda una experiencia audiovisual que recomendamos probar encarecidamente.

Conclusiones finales

‘White Night’ es una oda a las historias y novelas de detectives, pero con un componente sobrenatural y de misterio.
‘White Night’ es una oda a las historias y novelas de detectives, pero con un componente sobrenatural y de misterio.

El mayor problema de White Night, es que no sabe sacar todo el partido a su propio potencial como videojuego. Su faceta de aventura gráfica está desaprovechada con algunos puzles que parecen escapar a toda lógica y de dificultad desmesurada, y con otros que por el contrario, nos harán soltar el mando para secarnos el sudor de la tensión. Pese a que intenta aprovechar el juego de luces y sombras que envuelve al título en más de una lúcida ocasión, y la balanza creemos que es francamente positiva, es imposible no pensar en que estamos delante de un título algo fallido en este aspecto jugable, que no termina de encontrar su sitio y que anadea muchísimas veces -puede que demasiadas- por lugares comunes. Pero repetimos: White Night merece la pena.

El juego de Osome Studio ofrece una experiencia distinta, absorbente, que nos mantendrá en tensión durante las horas que dura -que no son muchas, entre cuatro y seis si tenemos cierta experiencia en el género, algo más si decidimos explorar o deambular por la mansión-, apoyada por un apartado audiovisual único, influenciado por las películas, cómics e historias de detectives de los años veinte y treinta.

PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS4, Switch, Xbox One y PC

I Am Fish - Análisis
I Am Fish - Análisis
Análisis
2021-09-18 16:48:00
Bossa Studios pasa de panes a peces y multiplica la diversión con una nueva apuesta por la comedia física. I Am Fish es divertido, fresco y sorprendente en lo visual.
Tails of Iron - Análisis
Tails of Iron - Análisis
Análisis
2021-09-17 16:09:00
Rol y acción 2D en una aventura inspirada por los 'Souls' que sorprende por los gráficos y un combate pensado para los más jugones.
Aragami 2 - Análisis
Aragami 2 - Análisis
Análisis
2021-09-17 09:17:00
La secuela de Aragami pule aspectos del original y da una aventura de sigilo con cooperativo que te convierte en un auténtico ninja.
Lost Judgment - Análisis
Lost Judgment - Análisis
Análisis
2021-09-16 15:01:00
Yagami regresa con una apasionante aventura que nos habla con gran maestría sobre problemas muy reales y delicados al mismo tiempo que mejora en todo a su primera parte.
PEGI +12
Plataformas:
PS4 PC Xbox One Switch

Ficha técnica de la versión PS4

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 4/3/2015
  • Desarrollo: Osome Studio
  • Producción: Activision
  • Distribución: PlayStation Network
  • Precio: 14,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
7.37

PUNTÚA
White Night para PlayStation 4

9 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 3/3/2015
  • Desarrollo: Osome Studios
  • Producción: Activision
  • Distribución: Steam
  • Precio: 14,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
  • Requisitos PC
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
7.52

PUNTÚA
White Night para Ordenador

3 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox One

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 6/3/2015
  • Desarrollo: Osome Studios
  • Producción: Activision
  • Distribución: Xbox Store
  • Precio: 14,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
  • Requisitos PC
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
White Night para Xbox One

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Switch

  • Fecha de lanzamiento: 17/5/2018
  • Desarrollo: Osome Studios
  • Producción: Activision
  • Distribución: eShop
  • Precio: 14,99 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Descarga
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
White Night para Nintendo Switch

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir