Vandal

Análisis de Sparklite, un Zelda roguelike (PS4, Switch, PC, Xbox One)

Red Blue Games nos trae un divertido roguelike inspirado en la jugabilidad y estética de los Zelda 2D, pero que no trae grandes novedades.
·
Análisis de versiones PS4, Switch, PC y Xbox One.

Las aventuras estilo The Legend of Zelda 2D y el roguelike -muerte permanente, elementos aleatorios…- son dos de las tendencias más habituales en el panorama independiente, y en muchas ocasiones van de la mano. Starklite es uno de estos casos y para bien para mal esto hace que en apariencia sea otro más del género –tampoco pretende reinventar nada-, pero podríamos situarlo un poco por encima de la media, tanto por su sencillo estilo de combate como por la estética que recuerda inevitablemente a las aventuras de Link, como A Link to the Past y The Minish Cap.

Tras una accidentada escena, nuestra protagonista Ada llega al mundo de Geodia. Allí conocerá la amenaza del Barón, quien planea extraer el núcleo de Sparklite del planeta, la fuerza vital del mundo. Esta energía se está utilizando para las peligrosas y contaminantes máquinas de guerra, lo que viene a ser una clásica historia de explotación de recursos y villanos pseudosteampunk. Por supuesto, el objetivo de Ada será frenar las excavaciones en cada región del mundo y evitar una crisis en Geodia.

Un Zelda con mapas aleatorios

Como se puede comprobar por las imágenes, Starklite es un juego de acción con vista superior muy en la línea de los clásicos ARPG y aventuras de la década de los 90. Los enemigos son sencillos monstruos con algún patrón de ataque, embestidas o lanzamiento de proyectiles. Ada, en principio, tiene un golpe rápido y a corta distancia con su llave inglesa, además de un movimiento de carrera que también sirve para sortear pequeños barrancos. No es un sistema de combate extremadamente profundo o frenético, sino que se inspira en la saga de Nintendo, de ritmo algo más pausado.

PUBLICIDAD
Se juega estilo Zelda y su estética es muy parecida a la saga de Nintendo, pero el progreso utiliza aspectos propios de un 'roguelike'.
Se juega estilo Zelda y su estética es muy parecida a la saga de Nintendo, pero el progreso utiliza aspectos propios de un 'roguelike'.

Pero evidentemente hay varias diferencias con un Zelda, y una de ellas es el progreso roguelike. En primer lugar, el mapa cambia cada vez que bajamos a él desde nuestra base aérea –esto está explicado por los terremotos que sacuden la superficie-, así que en la práctica tenemos una serie de pantallas que forman el laberinto de la zona. De poco sirve aprenderse el recorrido, porque tras la muerte el mapa volverá a estar oculto y necesitaremos explorar de nuevo los puntos clave, como las mazmorras o nuevos recursos. Es cierto que cuanto más juguemos más vamos a reconocer las mismas "salas" o zonas, pero esto es algo inevitable con este tipo de juegos generados por procedimientos. Al menos, el mapa es una buena ayuda para saber los rincones que nos quedan por visitar.

El otro gran aspecto tomado del roguelike es la muerte permanente, suavizada por el hecho de no perder todo el progreso conseguido. A lo largo del mapa conseguimos una moneda que sirve para comprar mejoras aplicables a nuestra arma, la personalización de los aspectos ofensivos y defensivos. Nadie espera que llegues muy lejos en tu primera partida, sobre todo por el reducido número de corazones de Ada, pero a medida que conseguimos moneda se pueden adquirir ampliaciones de salud o parches para la herramienta que aumentan el daño causado –una gestión que recuerda al inventario de Resident Evil 4-, perfilando así nuestro estilo de combate. Las horas que invertimos no son tiempo perdido, poco a poco hacemos el juego más fácil.

Nos acompaña un robot que es controlable por un segundo jugador. Sirve, por ejemplo, para recoger algunos recursos escondidos en la tierra.
Nos acompaña un robot que es controlable por un segundo jugador. Sirve, por ejemplo, para recoger algunos recursos escondidos en la tierra.

Igualmente, y también como viene siendo habitual en estos juegos, encontraremos nuevas armas secundarias para lanzar proyectiles, bombas y demás, que dan nuevas estrategias. Muchas de estas armas se encuentran en pequeñas mazmorras con puzles que ponen a prueba que hemos aprendido a utilizarlas, y después conseguiremos sus planos. Esto significa que después de una muerte perdemos las armas secundarias, pero en el taller –previo pago- podemos conseguir esa ballesta o la bomba flotante teledirigida. Si tienes una favorita y ahorros suficientes, podrás saltar al juego con ella. Por último, a lo largo de estos mapas encontraremos aleatoriamente a algunos personajes con misiones opcionales, generalmente búsqueda de otro personaje perdido.

El ciclo de Starklite es por tanto el de mejorar paso a paso en armamento, salud, y crecimiento de la base principal. A medida que exploramos nos enfrentaremos a peligrosos jefes, pero si hemos hecho bien nuestros deberes, la protagonista debería tener posibilidades frente a ellos. Ah, y existe un curioso modo opcional para dos jugadores: el control de un pequeño dron. En solitario, podemos pasar a controlar el robot cuando lo deseemos, es un pequeño dispositivo con grúa que puede extraer recompensas del suelo o lagos, o resolver pequeños puzles; en compañía, su control pasa a un segundo jugador. También es susceptible de mejora en nuestra base.

Después de una derrota, puedes mejorar un poco a la protagonista con más salud, o personalizar tu arma. La siguiente partida será un poco más fácil.
Después de una derrota, puedes mejorar un poco a la protagonista con más salud, o personalizar tu arma. La siguiente partida será un poco más fácil.

¿Trae Starklite algo nuevo sobre la mesa? Realmente no, pero la fórmula es divertida y se agradece que el combate sea algo casi secundario -o dicho de otra manera, que hay más que hacer que derrotar monstruos-. Hay otros muchos juegos de mazmorras que priman los enfrentamientos en aburridos escenarios genéricos. En este caso, no importa tanto si obtienes recursos del entorno y los cofres como de los enemigos derrotados. Está lejos de ser una aventura con un mapa creado por diseñadores, con un progreso más lineal o historia con peso, como sucede con los RPG clásicos, pero sí dejará mejor sabor de boca que otros roguelike realizados con menos cariño.

Gráficos para fans de los 16-bits

A veces lo más simple es lo mejor. RAD de Double Fine Productions, otro juego de mazmorras procedimentales, se inclinaba por los gráficos 3D y un aspecto macarra-mutante que en apariencia podía lucir más, pero su mundo postapocalíptico pecaba de sobrecargado, de un gusto más cuestionable –se inspiraba en el neon y la estética ochentera-. Starklite, en cambio, se fija en Super Nintendo y Mega Drive –pero sin las limitaciones técnicas- para conseguir un juego precioso y bastante detallado en su pixel-art, acompañado de la música de Dale North inspiradas en los juegos retro –de nuevo, con más calidad de lo que era posible en 16 bits-.

Podrás mejorar la base y traer nuevos personajes. Aquí es donde te preparas para la siguiente exploración del mapa.
Podrás mejorar la base y traer nuevos personajes. Aquí es donde te preparas para la siguiente exploración del mapa.

Aunque no alcanza la impactante calidad visual de Owlboy ni la belleza de The Minish Cap, pocas pegas visuales se le pueden poner salvo una: la dificultad para leer los textos –en español- de los diálogos, con una combinación letal de tamaño pequeño para la fuente y colores de poco contraste. Imaginamos que en PC será menos problemático, pero incluso en televisiones grandes es incómodo de leer.

Conclusiones

Starklite es un buen roguelike que destaca sobre la competencia por una estética adorable y una jugabilidad sencilla, a prueba de bombas, pero tenemos la sensación de que podría ser mucho mejor con algo más de ambición si aprovechase el material gráfico para hacer una aventura más tradicional. Tal y como es, exploración de mapas aleatorios con muerte permanente, tiene los habituales puntos fuertes y débiles de un género del que el mercado independiente empieza a estar un poco saturado. Es rejugable y cada partida tiene algo nuevo, pero a la vez cae en la repetitividad si nos detenemos demasiado tiempo en las mismas áreas; una vez aprendemos sus pantallas, el truco deja de surtir efecto. En definitiva, un juego entretenido, aunque con pocas sorpresas en su fórmula.

Hemos realizado este análisis en PS4 Pro con un código que nos ha proporcionado Evolve PR y también hemos probado la versión de Switch con un código que nos ha proporcionado Avance Discos, la distribuidora del juego en España.

NOTA

7.6
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Jugabilidad de exploración y combates tipo Zelda 2D.
La estética 16 bits.
Modo cooperativo local, aunque sea una anécdota.

Puntos negativos

El bucle jugable de un desarrollo roguelike impide que se luzca como aventura clásica.
No demasiadas variantes de pantallas.
La facilidad para caer en la repetición propia del género.

En resumen

Debajo de su apariencia de Zelda, Starklite esconde un roguelike sin grandes sorpresas. Divertido para los fans de estas aventuras con muerte permanente, pero no convencerá a sus detractores.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS4, Switch, PC y Xbox One

Sid Meier's Civilization VI - Análisis
Análisis
2019-12-05 09:12:00
Firaxis cubre los huecos que quedaban en consolas de la estrategia más completa con una versión brillante que no decepciona en (casi) ningún punto.
Darksiders: Genesis - Análisis
Análisis
2019-12-04 17:00:00
Lucha y Guerra protagonizan una divertidísima aventura repleta de acción, puzles y plataformas en su intento por detener los malvados planes de Lucifer.
Bug Fables - Análisis
Análisis
2019-12-04 10:28:00
Un simpático y sorprendente juego de rol protagonizado por insectos inspirado en Paper Mario.
Arise: A Simple Story - Análisis
Análisis
2019-12-02 15:37:00
Plataformas y puzles se dan la mano en una emotiva aventura sobre los altibajos de toda una vida.
Gylt - Análisis
Análisis
2019-11-29 10:08:00
El estudio español se estrena en Stadia con un gran homenaje al 'survival horror', sencillo pero encantador.
Tangle Tower - Análisis
Análisis
2019-11-28 15:47:00
Una simpática aventura de detectives repleta de divertidos rompecabezas.
PEGI +7
Plataformas:
PS4 Switch PC Xbox One
Ficha técnica de la versión PS4
ANÁLISIS
7.6
Desarrollo: Red Blue Games
Producción: Merge Games
Distribución: Avance Discos
Precio: 24,99 €
Jugadores: 1-2
Formato: Blu-ray
Textos: Español
Voces: -
Online: -
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Sparklite para PlayStation 4

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión Switch
ANÁLISIS
7.6
Desarrollo: Red Blue Games
Producción: Merge Games
Distribución: Avance Discos
Precio: 24,99 €
Jugadores: 1
Formato: Tarjeta
Textos: Español
Voces: -
Online: -
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Sparklite para Nintendo Switch

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión PC
ANÁLISIS
7.6
Desarrollo: Red Blue Games
Distribución: Steam
Precio: 24,99 €
Jugadores: 1-Online
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: Sí
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Sparklite para Ordenador

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión Xbox One
ANÁLISIS
7.6
Desarrollo: Red Blue Games
Producción: Merge Games
Distribución: Xbox Store
Precio: 24,99 €
Jugadores: 1-2
Formato: Descarga
Textos: Español
Voces: -
Online: -
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
-

PUNTÚA
Sparklite para Xbox One

Sin votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir