Vandal

Análisis Kingdom Hearts III, vuelve la magia de Disney y Square (PS4, Xbox One)

Carlos Leiva ·
Sora, Donald y Goofy regresan para luchar nuevamente contra la oscuridad en una fantástica y divertidísima aventura que atrapa de principio a fin.
Análisis de versiones PS4 y Xbox One.

Si quieres descubrir todos sus secretos y completarlo al 100% no te pierdas nuestra Guía Kingdom Hearts 3: Trucos, consejos y secretos

"He tenido sueños muy raros últimamente... Me pregunto si todo esto será verdad... o no". Con estas palabras, Square Enix nos dio la bienvenida a Kingdom Hearts hace 17 años, una de las sagas más únicas, mágicas y especiales que nos ha brindado jamás este hobby que tanto nos apasiona: los videojuegos.

Desde entonces, hemos vivido multitud de aventuras como portadores de la Llave Espada, hemos visitado numerosos mundos inspirados en las mejores películas de Disney, hemos luchado contra la oscuridad en todas sus formas imaginables, hemos conocido a personajes inolvidables con los que hemos reído y llorado, y nos hemos sumergido de lleno en una compleja historia llena de matices, misterios y giros que ha conseguido atraparnos entrega tras entrega.

PUBLICIDAD

Videoanálisis

Ha sido un larguísimo viaje hasta llegar por fin al tercer título numerado de la serie, pero Tetsuya Nomura y su equipo han sabido aprovechar muy bien estos años para colocar todas las fichas sobre el tablero y dejar el terreno preparado de cara al esperado capítulo final de un arco argumental que se ha extendido a lo largo de tres generaciones.

Por ello, cuando iniciamos Kingdom Hearts III por primera vez nos sentimos como Sora al comienzo de su aventura original. No nos terminábamos de creer que lo que estábamos a punto de vivir fuese verdad y creíamos estar soñando, pero, por suerte, os podemos asegurar que lo que antes era un dulce sueño, ahora es una realidad. Una realidad que es justo lo que todos esperábamos: un auténtico juegazo.

El final de una era

Como podréis intuir, volvemos a encontrarnos ante un juego de rol y acción en tiempo real en el que tendremos que recorrer diversos mundos inspirados en películas Disney mientras nos enfrentamos a todo tipo de enemigos en frenéticos y divertidísimos combates, subimos de nivel, buscamos tesoros y secretos, plataformeamos un poco y superamos una buena cantidad de minijuegos.

Esta vez la historia comienza justo donde la dejaron Kingdom Hearts: Dream Drop Distance y Kingdom Hearts 0.2: Birth By Sleep - A Fragmentary Passage, con Sora intentando recuperar sus poderes tras casi ser poseído por Xehanort durante su examen para convertirse en Maestro de la Llave Espada.

A partir de aquí, se desarrolla un guion muy elaborado, bien llevado y con mucho ritmo que se encarga de cerrar la gran mayoría de tramas que la serie ha ido abriendo con el paso de los años mientras nos preparamos para la inevitable batalla final contra la Auténtica Organización XIII y Xehanort. El título concluye de forma muy satisfactoria el arco argumental del Buscador de la Oscuridad y esconde varias sorpresas que nos han pillado con la guardia baja, aunque el tramo final se siente un poco acelerado en determinados puntos, lo que no quita que se haya conseguido la difícil tarea de darnos un cierre digno y emocionante.

Se nota que los desarrolladores conocen muy bien a su público y a sus fans, con multitud de pequeños guiños y detalles que nos sacarán más de una sonrisa de complicidad.
Se nota que los desarrolladores conocen muy bien a su público y a sus fans, con multitud de pequeños guiños y detalles que nos sacarán más de una sonrisa de complicidad.

Eso sí, os avisamos que todavía nos queda Kingdom Hearts para rato, ya que hay varios cabos sueltos importantísimos que no se resuelven y que nos permiten hacernos una buena idea del rumbo que va a tomar la serie en el futuro, dejándonos con la sensación de haber experimentado tan solo una pequeña parte de algo mucho más grande y ambicioso.

El poder de la Llave Espada

En lo jugable, tenemos una aventura que destaca principalmente por dos cosas: su fantástico sistema de combate y la enorme variedad de situaciones que viviremos desde el principio hasta el final. Como en anteriores entregas, las batallas suponen uno de los principales pilares sobre los que se sustenta todo el juego y en nuestro camino tendremos que aniquilar a infinidad de enemigos para avanzar, pues los enfrentamientos son constantes.

Esta vez contaremos con hasta 12 comandos de acceso rápido divididos en tres paletas distintas.
Esta vez contaremos con hasta 12 comandos de acceso rápido divididos en tres paletas distintas.

La base es la misma de siempre, así que podremos realizar ágiles combos con nuestra Llave Espada, lanzar hechizos, esquivar, bloquear, utilizar objetos e incluso invocar aliados de otros mundos. A todo esto tenemos que sumarle un sistema de maná heredado de Kingdom Hearts II (cuando gastamos todas nuestras reservas mágicas nos tocará esperar a que se recarguen), el regreso de la barra de Tino para poner en práctica las técnicas de Tiro Certero y el Modo Acróbata, gracias al cual podremos utilizar ciertos elementos del escenario para pillar impulso y desatar nuevos tipos de ataques.

La gran novedad aquí la tenemos en el nuevo funcionamiento de la propia Llave Espada. Ahora, cuando peguemos varios golpes con ella podremos transformarla para que adopte la forma de una nueva arma y adquiera nuevas habilidades. A su vez, estas transformaciones dependerán de la llave que tengamos equipada, consiguiendo así que cada una de ellas tenga su propia utilidad y nos ofrezcan diversos estilos de combate. De hecho, podremos mejorarlas en la orfebrería de las tiendas moguri para que así no se queden atrás en daño y ganen nuevas habilidades e incluso formas.

Gracias a este sistema, las batallas son muchísimo más dinámicas y espectaculares al permitirnos convertir nuestra icónica arma en cosas como lanzas, martillos o yoyós gigantes que cambian por completo nuestra manera de movernos. Lo mejor es que podemos tener equipadas hasta tres distintas de forma simultánea, pudiendo cambiar entre una y otra con tan solo pulsar una de las direcciones de la cruceta, lo que nos abre nuevas posibilidades estratégicas para adaptarnos a cada enfrentamiento.

Por fin podremos llevar en el equipo a Donald y Goofy al mismo tiempo que a nuestros aliados de cada mundo.
Por fin podremos llevar en el equipo a Donald y Goofy al mismo tiempo que a nuestros aliados de cada mundo.

Otra novedad importante la tenemos en la inclusión de las atracciones. Durante los combates veremos cómo algunos enemigos aparecen marcados con un círculo verde. Si conseguimos golpearlos una vez antes de que esta marca desaparezca, ganaremos la posibilidad de invocar una atracción típica de Disneyland para destrozar a nuestros enemigos con ellas mediante distintos minijuegos.

Son muy llamativas y bien usadas pueden llegar a resultar muy dañinas, aunque hay muy poca variedad, se acaban repitiendo bastante y cortan el ritmo de los combates incluso aunque seleccionemos sus animaciones más breves en el menú de opciones. Al final intentaremos usarlas lo menos posible, especialmente en los compases más avanzados, donde pierden muchísima efectividad, quedándose en una mecánica un tanto prescindible y desaprovechada.

Además de todo esto, nuestros compañeros también nos solicitarán realizar ataques en equipo, algo que ocurre de vez en cuando y de manera aleatoria. Cuando nos den el aviso, simplemente tendremos que pulsar el botón de acción contextual para ponerlo en práctica. Estos sí que nos han parecido mucho más efectivos, dinámicos y divertidos que las atracciones, así que querremos aprovecharlos siempre que podamos.

Podremos configurar la IA de nuestros aliados para que se comporten según nuestras preferencias.
Podremos configurar la IA de nuestros aliados para que se comporten según nuestras preferencias.

Tampoco podemos olvidarnos de señalar lo muchísimo que se han mejorado las invocaciones, ya que al usarlas curarán toda la salud de nuestro grupo y nos permitirán desatar ataques capaces de limpiar la pantalla de enemigos con suma facilidad, haciéndolas más útiles que nunca.

Como veis, combatir en Kingdom Hearts III es una experiencia divertida, ágil, frenética, dinámica, variada y espectacular como ella sola en la que los golpes, las magias, las transformaciones y nuestras habilidades especiales se dan lugar sin cesar. Sin duda, de lo mejor que nos ha ofrecido nunca el género en este sentido.

Y todo esto por no mencionar la enorme variedad de enemigos que nos encontraremos, cada uno de ellos con sus propios patrones de ataque y características únicas, o los numerosos e imponentes jefes que saldrán a nuestro paso, donde el espectáculo y la épica suben hasta niveles insospechados con mecánicas y secuencias de una escala gigantesca. Por supuesto, son largos, muy diferentes entre sí y cuentan con bastantes fases distintas que impedirán que nos relajemos, tal y como marca la tradición japonesa.

La Kupomoneda es un nuevo ítem que nos facilitará mucho la vida, ya que es barata y nos salvará de morir una vez si nuestra salud baja a cero.
La Kupomoneda es un nuevo ítem que nos facilitará mucho la vida, ya que es barata y nos salvará de morir una vez si nuestra salud baja a cero.

Quizá el único problema que hemos encontrado aquí sea lo increíblemente fácil que resulta de principio a fin. Tenemos tantas herramientas de combate y todas ellas tan devastadoras que arrasaremos allá por donde pasemos casi sin que nos demos cuenta. En nuestro caso, hemos completado la aventura principal en Experto (la dificultad máxima) por debajo del nivel recomendado y sin haber estado cerca de morir ni una sola vez, incluyendo al jefe secreto y los retos postgame, lo que nos ha chocado muchísimo viniendo de una saga que ha llegado a ofrecernos retos realmente infernales en sus dificultades más altas y en las que cualquier error se pagaba caro.

De todos modos, os podemos asegurar que esto no va a impedir que disfrutéis plenamente de todo lo que tiene que ofrecer, ya que combatir es un auténtico placer que hará que se os pasen las horas volando mientras aniquiláis cientos de Sincorazón, Incorpóreos y Nescientes, así que no encontraréis ni un solo momento de aburrimiento.

Mundos mágicos

Pero probablemente la mejora más notable de todo Kingdom Hearts frente a sus predecesores sea, sin duda, sus mundos Disney. Hasta ahora ninguna entrega de la saga había sido capaz de captar con acierto la esencia y la magia de las películas en las que nos introducíamos, ya que estas fases contaban con unos escenarios sosos, pequeños y vacíos, un desarrollo predecible y una narrativa torpe y apresurada. Sí, nos lo pasábamos genial recorriéndolos y pegando espadazos a todo lo que se moviera, pero la experiencia distaba enormemente de lo que se pretendía conseguir.

Por fin Pixar tiene su más que merecida representación en 'Kingdom Hearts'.
Por fin Pixar tiene su más que merecida representación en 'Kingdom Hearts'.

Pues bien, todos esos defectos han sido solucionados por completo en esta tercera parte. Ahora los mundos tienen un tamaño más que considerable, apenas nos encontraremos un par de pantallas de carga, cuentan con un diseño muy interesante y vertical en el que se aprovecha con mucho acierto la habilidad de Sora de correr por las paredes, y tienen una personalidad muy única y marcada.

La narrativa en ellos también ha dado un salto de gigante, gracias a unas impresionantes y cuidadísimas secuencias de vídeo (generadas tanto con el propio motor gráfico como por ordenador) que resultan casi indistinguibles de los films originales y que se toman su tiempo para contarnos las cosas bien y recrear con todo detalle las escenas más míticas de ciertas películas.

Aquí también queremos destacar que lo que nos narran en estos mundos ya no es simple "relleno", por lo que ayudan a que la historia avance y a mantener el interés siempre vivo en la trama principal, a pesar de que todos ellos tienen sus propios argumentos individuales y autoconclusivos que pueden entenderse por sí solos.

En la variedad de situaciones está el gusto.
En la variedad de situaciones está el gusto.

También nos ha gustado muchísimo lo diferentes que son entre sí y lo variadísimos y entretenidos que resultan a nivel jugable, ofreciéndonos mecánicas únicas, nuevos tipos de minijuegos, batallas bajo condiciones muy especiales e incluso diseños realmente peculiares. Tan pronto estaremos participando en combates navales que escalando una montaña, pilotando un mecha, sobrevolando una ciudad en una intensa persecución entre sus rascacielos, buscando la salida de un laberinto, bailando en un festival o surfeando sobre un escudo mientras escapamos de una avalancha.

El desarrollo de la aventura es una constante caja de sorpresas que nos invitará a seguir jugando simplemente por el mero placer de ver qué nuevos desafíos, retos y ocurrencias nos esperan a continuación. Ya sea a través de su narrativa, de sus combates o de su enorme variedad de situaciones, estamos ante un juego tremendamente ameno y divertido que siempre tiene algo nuevo y emocionante que ofrecernos, y que no conoce las palabras aburrimiento o monotonía.

Al final, la sensación que tendremos es la de estar jugando una genial película de animación, lo que potencia mucho la inmersión y la experiencia global en cada uno de los mundos Disney que visitaremos.

El nivel de fidelidad visual alcanzado con el material original es increíble.
El nivel de fidelidad visual alcanzado con el material original es increíble.

En total, tardaremos entre dos y tres horas en completar cada uno de ellos (a excepción del Bosque de los 100 Acres, que, por suerte para todos, podremos terminarlo en menos de media hora), y la historia nos llevará entre 25 y 30 horas yendo al grano y sin entretenernos demasiado, una duración que nos ha parecido fantástica, ya que no hay ni un solo momento que se sienta alargado innecesariamente y sabe mantener el ritmo y el pulso desde el principio hasta el final, una hazaña de la que pocos pueden presumir.

La nueva nave Gumi

Por supuesto, tal y como era de esperar, la nave Gumi, nuestro habitual y configurable medio de transporte para movernos entre los mundos, ha regresado, aunque su funcionamiento se ha rediseñado por completo. En vez de ofrecernos niveles de acción "sobre raíles" como en Kingdom Hearts 1 y 2, ahora tendremos un enorme mapa para explorar con total libertad cumpliendo misiones y buscando secretos, tesoros, desafíos opcionales y la entrada a cada mundo.

Podremos recolectar ingredientes de cocina para que Minichef nos prepare deliciosos platos en un sencillo minijuego. Al tomarlos, aumentarán nuestras estadísticas temporalmente.
Podremos recolectar ingredientes de cocina para que Minichef nos prepare deliciosos platos en un sencillo minijuego. Al tomarlos, aumentarán nuestras estadísticas temporalmente.

Su estructura nos ha recordado muchísimo a la de los mapamundis de los JRPG más clásicos y solo tendremos que batallar cuando "toquemos" a un enemigo, lo que nos llevará a una pantalla de combate en la que tendremos que sobrevivir hasta que se acabe el tiempo o eliminar a un determinado número de enemigos. Dependiendo de lo bien o mal que lo hagamos, nos darán una puntuación y un rango, lo que a su vez determinará las recompensas y la experiencia que recibiremos, pudiendo así subir de nivel nuestra nave y mejorarla con piezas y armas más potentes.

El editor es completísimo y las luchas son tan intensas y frenéticas como cabría esperar. Si bien pueden pecar de ser un tanto simples, en general se trata de un "minijuego" muy elaborado e interesante para quienes quieran explotarlo en su totalidad. Si no os interesa demasiado, os alegrará saber que no tendréis problemas para avanzar si solo os dedicáis a ir directamente a los mundos con vuestra nave básica (es justo lo que hemos hecho nosotros para llegar hasta el final de la historia).

Las tareas secundarias

Como todo buen juego de rol que se precie de serlo, Kingdom Hearts incluye un buen número de tareas opcionales y secundarias que, irónicamente, nos han sabido a poco y no nos han resultado todo lo interesantes que nos hubiese gustado.

Este titán lleva dándonos guerra desde la primera entrega de la serie y ya va tocando acabar con él de una vez por todas.
Este titán lleva dándonos guerra desde la primera entrega de la serie y ya va tocando acabar con él de una vez por todas.

Además de la nave Gumi, las dos tareas principales que tendremos ante nosotros será encontrar todos los cofres del tesoro y los Portafortunas que hay escondidos en cada mundo. Estos últimos son unas marcas con la silueta de Mickey a las que tenemos que fotografiar y que encontraremos en los escenarios si nos fijamos muy bien, y que pueden ser cosas como una mancha en la pared o una combinación de elementos del decorado vistos desde una perspectiva muy concreta.

Esta caza de coleccionables se nos ha hecho bastante dura y tediosa debido al gran tamaño que tienen los mundos, pudiendo llegar a ser incluso frustrante en algunos de ellos, ya que nos obligarán a recorrerlos de arriba a abajo una y otra vez intentando encontrar algo que hubiésemos podido pasar por alto con anterioridad.

El mundo de Hércules es ahora muy completo y cuenta con tres zonas bien diferenciadas, aunque echamos mucho de menos el Coliseo para poner a prueba nuestras habilidades de combate.
El mundo de Hércules es ahora muy completo y cuenta con tres zonas bien diferenciadas, aunque echamos mucho de menos el Coliseo para poner a prueba nuestras habilidades de combate.

Para los amantes de los grandes combates también tenemos malas noticias, ya que no hay Coliseo de ningún tipo y lo más parecido que encontraremos serán unas arenas de combate que desbloquearemos al finalizar el juego, así como un jefe opcional. El problema es que estas batallas son extremadamente fáciles, se pueden superar sin apenas preparación y no ofrecen nada especial que no hayamos visto en el resto de la aventura, por lo que al final simplemente las usaremos para entrenar y subir rápido de nivel.

¿Os acordáis de esos jefazos de entregas anteriores como Sephiroth o Consciencia Latente? Pues aquí no encontraréis nada similar, solo al jefe secreto más decepcionante de toda la serie, tanto por su diseño como por sus mecánicas y dificultad.

Contaremos con una cámara de fotos con la que podremos inmortalizar nuestras aventuras, sacarnos selfies y capturar los Portafortunas.
Contaremos con una cámara de fotos con la que podremos inmortalizar nuestras aventuras, sacarnos selfies y capturar los Portafortunas.

Por lo demás, solo nos queda intentar superar las máximas puntuaciones de cada minijuego, fabricar todos los objetos de la orfebrería, mejorar todas las armas al máximo, cocinar todos los platos existentes y desbloquear los Juegos del reino clásico, unas entrañables y divertidas máquinas al más puro estilo Game & Watch, aunque para encontrarlas todas vamos a tener que pasar por el aro de buscar cofres.

Como veis, completar el título en su totalidad es algo que nos puede llevar un buen número de horas (especialmente si no usamos guía), aunque las actividades que nos ofrecen no son especialmente estimulantes ni divertidas en la mayoría de casos, y nos ha dejado con la sensación de que esto es algo que se acabará solucionando en un futuro mediante actualizaciones y contenidos descargables.

Hay una buena cantidad de Juegos del reino clásico esperando a que los encontremos. Son nostálgicos hasta decir basta.
Hay una buena cantidad de Juegos del reino clásico esperando a que los encontremos. Son nostálgicos hasta decir basta.

Espectáculo Disney

En lo que respecta a su apartado gráfico tenemos un juego simplemente precioso que hace gala de un diseño artístico sensacional y de unos modelados y animaciones que son para quitarse el sombrero. De hecho, os podemos asegurar no sois conscientes del nivel tan altísimo que se ha alcanzado en estos dos últimos puntos. La expresividad facial y corporal de la que hacen gala los personajes es algo inaudito en la industria, y en los vídeos nos resultará imposible distinguirlos de una película real. Una auténtica pasada y todo un regalazo para cualquier fan de Disney.

El título juega con mucho acierto con diferentes estilos visuales para amoldarse a la línea estética de cada mundo.
El título juega con mucho acierto con diferentes estilos visuales para amoldarse a la línea estética de cada mundo.

Eso sí, los escenarios bajan un poco el listón y resultan un tanto irregulares, encontrándonos con mundos que son verdaderas maravillas, como el de Toy Story, con otros un tanto mejorables, como el de Big Hero 6, donde las limitaciones técnicas son muy evidentes y detalles como la baja resolución de las texturas se dejan notar más.

En cuanto al rendimiento, hemos jugado en una PS4 Pro para realizar este análisis y nos hemos encontrado con dos opciones: limitar la tasa de imágenes por segundo a 30 o no. Si ponemos esta limitación, en nuestra opinión el título se resiente mucho y pierde toda la suavidad y fluidez que caracteriza a sus animaciones y a su ritmo de juego, por lo que no os lo recomendamos lo más mínimo. En cambio, sin el limitador, no nos ha dado la impresión de que llegase nunca hasta los 60 fps y, de hecho, hay varias bajadas notables (en ciertas zonas del mundo de Hércules ocurre con frecuencia), aunque se juega estupendamente y la sensación visual que transmite es muy agradable.

Finalmente, la banda sonora nos deja con uno de los mejores trabajos de la legendaria Yoko Shimomura, lo que no es decir precisamente poco considerando su icónica trayectoria en la industria. Como podréis suponer, nos encontraremos tanto con composiciones realizadas expresamente para la ocasión como nuevas versiones de muchos temas clásicos que ahora suenan mejor que nunca y que nos pondrán los pelos de punta por todo el significado que esconden para los fans y lo bien utilizados que están.

Este cactilio gigante es de los pocos guiños que encontraremos a 'Final Fantasy'. Por desgracia, Square Enix ha decidido prescindir de sus propios personajes en esta entrega.
Este cactilio gigante es de los pocos guiños que encontraremos a 'Final Fantasy'. Por desgracia, Square Enix ha decidido prescindir de sus propios personajes en esta entrega.

En cuanto a las nuevas melodías, nos ha sorprendido para bien lo mucho que Shimomura ha conseguido innovar dentro de su estilo habitual, aportando un toque más "Disney", peliculero y variado a las composiciones que les sientan genial, pero sin perder en ningún momento sus señas de identidad. Y ojo, ya que hay algunas sorpresas en forma de canciones extraídas directamente de ciertos films.

Los efectos de sonido mantienen el mismo nivel de calidad, y el doblaje, en inglés, cuenta con un reparto de auténtico lujo que nos deja con unas interpretaciones magistrales y en el que solo lamentamos la ausencia del incomparable Maestro Xehanort de Leonard Nimoy (Star Trek) por su triste fallecimiento hace cuatro años. Evidentemente, también se echa de menos a Christopher Lee (Star Wars, El Señor de los Anillos) en su papel de Ansem el Sabio por la misma causa, aunque sus actores nos han dejado con unas actuaciones muy profesionales y pocas pegas se les pueden poner. Huelga decir que todos los textos están perfectamente traducidos al español.

Conclusiones

Kingdom Hearts III es justo lo que esperábamos de él: un juegazo con el que nos lo hemos pasado en grande de principio a fin, con un sistema de combate sensacional y que ha sido capaz de captar toda la magia de las películas Disney al mismo tiempo que ha dado un cierre más que digno y satisfactorio al primer gran arco argumental de esta maravillosa saga. Quizá hemos echado de menos un nivel de desafío algo mayor, así como contenidos secundarios y opcionales más interesantes y atractivos, pero eso no evita que estemos ante una genial aventura por la que han merecido la pena tantos años de espera. Blandid la Llave Espada sin miedo en vuestros corazones y no dudéis en darle una oportunidad.

Hemos realizado este análisis gracias a un código de descarga para PS4 que nos ha facilitado Koch Media.

NOTA

9
Gráficos
Duración
Sonido
Un jugador
Jugabilidad
Multijugador

Puntos positivos

Los combates son todo un vicio.
Una aventura variadísima que no dejará de sorprendernos.
Los mundos Disney por fin hacen justicia a sus películas.

Puntos negativos

Las atracciones no nos han terminado de convencer.
Puede resultar demasiado fácil incluso en su nivel de dificultad más alto.
Los contenidos opcionales y secundarios no son demasiado estimulantes ni interesantes.

En resumen

Kingdom Hearts pone fin a una etapa con un juego fantástico, espectacular, variado y, sobre todo, muy divertido.
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

jcrb80 · hace 2 horas
[respuesta:265]Espero que el futuro e hipotético KH4 cambien al pedante este del Nomura porque vaya un petardo de pavo que aburre a las ovejas con su dirección.[/respuesta]

jcrb80 · hace 2 horas
[respuesta:264]El juego es un truño, fin. A estas alturas de generación a un juego con este presupuesto hay que pedirle mucho más que caídas de framerate, escenarios vacíos y pasartelo con un botón. Si lo comparamos con los KH1 y KH2 estamos volviendo atrás 2 generaciones y eso no puede ser.
Lo mejor del juego al menos es que entretiene relativamente el fijar a un enemigo y darle al X a piñón. Pero claro luego vienen las tediosas y eternas cinemáticas y te cortan todo el rollo.[/respuesta]

Krizalid · hace 2 horas
Aún no me lo he pasado, pero llevo el juego bastante avanzado (unas 25 horas) y creo que puedo decir sin temor a equivocarme que aunque KH3 no es mal juego ni mucho menos, KH2 fue un juego mucho más REDONDO.

jcrb80 · hace 3 horas
[respuesta:262]Hemos jugado juegos diferentes. Respeto tu opinión sin duda pero no la comparto.[/respuesta]

FlownAway · hace 3 horas
[respuesta:258]Lo de la historia es muy subjetivo así que ahí no entro. Aparte que quitando los finales que sí se pone interesante, en lo demás tampoco pasa tanto aparte de reuniones que llevábamos tiempo queriendo ver.

Pero lo siento, lo de pasártelo presionando sólo la x es en todo caso culpa tuya. Si no usas el bloqueo, ni los contras, ni los ataques tiro, ni la magia no es problema del juego. Ya lo creo que así sea aburrido de jugar, pero tu queja no tiene sentido :cuidado: . El juego te pone suficientes herramientas como para que las batallas no sean nada repetitivas, así que por ahí no vayas.

Yo en cada batalla usaba un 70% de magia y 30% de melee. Y entre medias algún bloqueo y contra. Aparte que es más divertido así, visualmente todo luce mucho más. ¿te lo has pasado en Normal o en Experto?

"[i]Los mundos son vacíos y sin vida y pasilleros[/i]". Mira, aquí sí que no. En serio. Ponte los primeros juegos y luego este y me comentas si las ciudades están faltas de vida o de si no hay mil curiosidades en los mundos de Toy Story, Monstropolis, Corona... el único que está vacío y sin vida es Arendelle y tiene su lógica, que yo sepa en montañas nevadas no hay nada más que eso: montañas y nieve. Es el único mundo que peca de simplista, junto al último, que son sólo batallas. El resto se mea en toda la saga, la cantidad de mimo y detalles que tienen los mundos Disney son increíbles.

Se nota que no te gusta la saga, y es respetable, pero si no te ha gustado de nunca, comprarte la tercera entrega no tiene mucho sentido tampoco. Es como el que se queja de que el queso lo vomita siempre y lo sigue comiendo.[/respuesta]

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis de PS4 y Xbox One

Análisis
2019-02-19 18:36:00
La novela visual de culto se actualiza con un nuevo apartado gráfico de lujo.
Análisis
2019-02-18 16:11:00
La saga en mundo abierto de Ubisoft regresa de nuevo con un buen juego de acción, pero que recicla gran parte del trabajo de Far Cry 5 y que desaprovecha de muchas maneras la nueva ambientación.
Análisis
2019-02-18 10:49:00
Codemasters vuelve con un notable título de conducción centrado en los ralis y rallycross.
Análisis
2019-02-17 17:52:00
Tensión y mecánicas basadas en el sigilo te esperan en una producción especialmente diseñada para PlayStation VR.
Análisis
2019-02-15 19:27:00
Los personajes de la Shonen Jump vuelven a verse las caras con un mediocre juego de lucha.
Análisis
2019-02-14 14:49:00
Tras un complicado desarrollo, Microsoft nos ofrece una entretenida tercera parte de esta trilogía con algunos altibajos.
Género/s: Action-RPG
PEGI +12
Plataformas:
PS4 Xbox One
Ficha técnica de la versión PS4
ANÁLISIS
Desarrollo: Square Enix
Producción: Square Enix
Distribución: Koch Media
Precio: 69,99 €
Jugadores: 1
Formato: Blu-ray
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: -
COMUNIDAD

PUNTÚA
Kingdom Hearts III para PlayStation 4

Ficha técnica de la versión Xbox One
ANÁLISIS
Desarrollo: Square Enix
Producción: Square Enix
Distribución: Square Enix
Precio: 69,99 €
Jugadores: 1
Formato: Blu-ray
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: -
COMUNIDAD

PUNTÚA
Kingdom Hearts III para Xbox One

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir