Análisis de Tales of Xillia 2 (PS3)

Tan bueno –o más- que el primero y un poco continuista, Xillia 2 pone fin a la épica historia de Jude y Milla con una aventura más oscura y dos nuevos protagonistas.
Tales of Xillia 2
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8
SONIDO
8
NOTA
8.8
DIVERSIÓN
8.5
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión PS3.

Probablemente Tales of Xillia no necesitaba una secuela. La historia concluye sin un cliffhanger –aunque abierta a más aventuras, como ha sido el caso- y se podría pensar que ofrece las suficientes horas de juego, más la rejugabilidad de los dos protagonistas, como para hacer borrón y cuenta nueva. ¿Correcto? Pero todos queremos más. Casi tres cuartas partes de la aventura en Xillia son un viaje guiado por Rieze Maxia encontrando por el camino a los personajes que se convierten en nuestros compañeros. Es justo en la recta final, cuando empiezan a aparecer los jefes, el argumento se acelera y descubrimos todo un nuevo mundo, Elympios, que la diversión termina demasiado brusca. El primer Xillia es un juego muy notable que no escondía un desarrollo con algo de prisa, acortado por exigencias de presupuesto o fecha. La continuación estaba cantada.

Ahora nos llega Tales of Xillia 2, con la que parece una sana costumbre de Bandai Namco por traer juegos de rol y además traducidos. Tocamos madera para que dure muchos años más. El juego se lanzó originalmente en Japón a finales de 2012, un año después que el primero, y eso ya es una pista importante de lo que veremos aquí, quizás su único defecto de peso criticable: una gran parte del contenido es conocido para quien haya jugado al primer Xillia. Profundizaremos más en esto pero empezaremos por la historia y sus dos nuevos héroes: Ludger y Elle.

Los personajes del primer Xillia tienen nuevos objetivos y trabajos.
Los personajes del primer Xillia tienen nuevos objetivos y trabajos.

Como os contamos en nuestras impresiones, el juego nos muestra el encuentro entre Ludger Kresnik, un joven que vive en Trigleph, Elympios, el mundo que utiliza la tecnología Spyrix para todo: es su fuente de energía. Esta pequeña ciudad de aspecto industrial la conocemos de la recta final de Xillia, junto con algunos campos cercanos al centro de investigación Helioborg, pero en general se vio muy de pasada. Ludger vive con su hermano mayor y su gato Rollo, por lo demás su vida no es muy emocionante. Esto dará un giro radical cuando se encuentre a Elle, una joven que busca la mítica ciudad de Canaan donde se supone que los deseos son concedidos, con el objetivo de reencontrarse con su padre. Una inusual pareja que se verá envuelta en una historia mucho más importante de lo que parece y en la que tomarán parte también todos los personajes del primer Xillia, incluyendo un par de fijos que no pudimos controlar en su momento.

PUBLICIDAD

Hay varias diferencias en el desarrollo de la historia que afectan a la jugabilidad. Esta vez Ludger es el protagonista único, Elle nos acompaña pero no toma parte de las batallas y no existe una opción de rejugar la aventura desde otro punto de vista, que es lo que sucedía con Jude y Milla en Xillia. En principio parece peor, sin embargo aquí se compensa con un sistema de decisiones para los diálogos que permite ir tomando parte activa de la mayoría de cinemáticas, lo que afecta a las reacciones de los personajes, nuestra relación con ellos y desbloquea algunas secuencias extras –remarcadas por una indicación en pantalla- y los diversos finales.

Habrá momentos en los que tu elección tendrá un tiempo límite. ¡Piensa rápido!
Habrá momentos en los que tu elección tendrá un tiempo límite. ¡Piensa rápido!

Habría que aclarar cómo funciona este sistema, y es que si decides dar una segunda pasada a la historia vas a encontrar que en muchos casos el resultado no varía elijas lo que elijas –no vas a cambiar el devenir de los protagonistas cada dos pasos-, pero las forma de contarlo cambiará ligeramente. Por ejemplo, en una de las primeras decisiones puedes seguir a Elle al tren o no; digas lo que digas, sabes que vas a subir porque la historia comienza así. Lo bueno es que más adelante habrá casos en los que realmente no sabes si tu elección influye, y el propio juego te pone bajo presión. Bastante entrados en el argumento se da una situación en la que debes llegar a cierto sitio en 30 minutos, y un reloj comienza la cuenta atrás; nosotros lo conseguimos, pero ¿y si no lo hubiésemos logrado? ¿Habría afectado de manera dramática a los secundarios? Como recurso para implicarte más, funciona.

Otra de las características de Xillia 2 es el protagonista silencioso, que rara vez pronuncia una palabra o sonido. Vaya por delante que no somos muy amigos de estos personajes porque es un tema difícil de manejar, y aquí se hace patente. No existe un motivo real para esta decisión y la mayoría de las veces es fácil desconectar con Ludger, cierto que no hablar hace que no meta la pata y rechaces su personalidad, pero no aporta nada y se mantiene/nos mantiene como espectadores fuera del grupo, como un acompañante de los carismáticos héroes de Xillia, pese a que la importancia de Ludger sea vital. No está bien llevado que los compañeros realicen preguntas y él se limite a asentir o hacer algunos sonidos guturales; si el protagonista no va a hablar, es posible disimularlo mucho mejor. Una diferencia, cuando está bien llevado, es la prueba cuando tardas horas en darte cuenta de que el protagonista no ha dicho una palabra –cosa que nos ha pasado en Persona 4 o la saga Chrono, por ejemplo-, mientras aquí se nota forzado desde el minuto uno. Ludger sí muestra gestos y sentimientos –en las ilustraciones y cinemáticas-, lo que en cierta manera contradice lo que busca un protagonista silencioso: ser rellenado por tu imaginación. ¿Cómo se ha paliado este problema? Con Elle, que la mayoría de ocasiones habla por el protagonista, haciendo que ambos personajes formen casi una unidad.

Esta vez la historia principal se ambienta más en Elympios, el mundo industrializado.
Esta vez la historia principal se ambienta más en Elympios, el mundo industrializado.

Algo que nos ha gustado es que Tales of Xillia 2 ha ganado en seriedad, con decisiones morales que pondrán al límite los lazos de amistad y familia. Es un tono más trágico. No es que necesariamente prefiramos eso a un juego de rol más ligero, pero precisamente se ha buscado compensar el viaje de la primera parte, que tenía un perfil demasiado inocente por el joven e inexperto Jude y sus compañeros que en su mayoría no se encontraban cómodos con su rol de salvadores del mundo; ahora han crecido y son conscientes de su responsabilidad, y de que esta es la última oportunidad para conseguir la paz entre dos realidades.

El tablón de encargos y caza, una de las formas de conseguir dinero. Los trabajos tienen diferentes rangos y deberás subir tu nivel de medallas para cumplir los de más experiencia.
El tablón de encargos y caza, una de las formas de conseguir dinero. Los trabajos tienen diferentes rangos y deberás subir tu nivel de medallas para cumplir los de más experiencia.

Tales of Xillia hizo un gran trabajo en la evolución de la personalidad en los dos protagonistas –y la mayoría de secundarios-. En Xillia 2 esto no se puede repetir, aquellos que necesitaban madurar –Jude y muy especialmente Leia- ya lo han hecho y quien jugaba al despiste "ahora te traiciono, ahora soy amigo, te engaño, olvidemos lo sucedido" ha sentado la cabeza. Más o menos. En cuanto a esa parte, la plantilla es un grupo de viejos amigos donde todos se conocen y mantienen el carisma con el que se despidieron en Xillia con una pequeña excepción por cuestiones que historia, en un giro que inicialmente extraña un poco pero que luego encaja bien para dar más emoción a la trama. Eso sí, algunas de las sorpresas de la historia las podrás predecir decenas de horas antes de desvelarse, aunque las pistas parecen deliberadas para que el usuario conecte por sí solo estas claves.

Ahora el juego divide su estructura en dos partes diferenciadas, misiones principales y de protagonistas. Las principales son capítulos de historia, que avanzan los acontecimientos de Ludger, Elle y el grupo. Es un argumento más concentrado, no existen las grandes lagunas de pausa de Xillia en las que durante horas podías perder el hilo de lo importante porque los pasos te llevaban de ciudad en ciudad sin saber muy bien el objetivo final. Ahora Ludger conoce casi desde el principio cuáles son sus prioridades, por lo tanto empezar un episodio principal supondrá acción y eventos relacionados con la corporación Spirius. Tales of Xillia 2 está plagado de referencias, menciones y cameos del primero, la recomendación es jugar al original sí o sí para disfrutar del trasfondo de la historia, o de lo contrario quedarás completamente perdido a los pocos minutos de partida. Además, el principal interés argumental de Xillia 2 es, como en el primero, sus personajes –y para eso debes conocerles de antemano-; la historia principal no se sale demasiado del esquema habitual de los héroes que deben hacer frente a un peligro crítico para la humanidad, contado muy desde el punto de vista del grupo.

 1

El equipo de Tales ha utilizado varias estrategias para hacer de esta secuela más libre y exprimir mejor su contenido, un poco forzado por el hecho de no presentar una cantidad de localizaciones nuevas equiparables al primer Xillia –eso sí, la extensión de ese juego está incluida, más los nuevos lugares- pero lo hace de una manera bastante inteligente. Ludger contrae una deuda desorbitada de dinero que deberemos apoquinar cada cierto tiempo. Esta es la forma de ir desbloqueando los episodios principales. ¿Cómo funciona? Pues muy sencillo, sin pagar, tendremos cerrados los transportes o no se encargará ningún objetivo nuevo vía llamada telefónica.

Esta vez es más fácil desviarte de la historia principal. El propio juego te invita a ello entre los capítulos.
Esta vez es más fácil desviarte de la historia principal. El propio juego te invita a ello entre los capítulos.

Si en Xillia podías amasar una fortuna fácilmente porque el dinero no era un bien escaso, para Ludger esta hipoteca es un peso que determina su avance. Y eso está muy bien. Pronto en la historia podremos empezar a explorar Elympios y Rieze Maxia a nuestro placer, de ahí esa sensación menos lineal que su predecesor. Podrás patear todo el mapa del primer Xillia con sus ciudades, campos y mazmorras. El juego te dice que tienes que pagar una cantidad de gald para seguir avanzando que además suele ir ascendiendo a cada capítulo, y tú decides cómo hacerlo: luchando con las criaturas, cumpliendo misiones de caza, de recogida de objetos o los capítulos de personajes. En definitiva, esta secuela hace un trabajo mucho mejor para explotar su mundo y además lo exploras a tu ritmo. Ten en cuenta que la teletransportación solo funciona entre lugares ya visitados, por lo que deberás patear nuevamente el terreno que conecta las ciudades de la vieja Rieze Maxia para luego poder hacer uso del menú de acceso rápido. Pagar la deuda es una tarea que no lleva mucho tiempo, aunque sabemos que habrá jugadores que lo vean no sin razón como una forma forzosa de cubrir sus faltas y multiplicar la duración del juego obligando a cumplir tareas que ya no son tan opcionales.

La mayoría de misiones principales las recibiremos aquí o por teléfono.
La mayoría de misiones principales las recibiremos aquí o por teléfono.

En Tales of Xillia 2 no hay una cantidad abrumadora de jefes de historia –o mejor dicho, nuevos jefes de historia-, y la verdad es que echamos en falta enemigos de los que derrochan carisma –ya sucedía en parte en Xillia, aquí es más acusado por el menor número de nuevos villanos-. Esto se compensa porque hay monstruos muy poderosos en casi todas las zonas como parte de una cacería especial, y a efectos prácticos son jefes. De hecho no hemos tenido grandes dificultades con los principales, pero sí tuvimos que dar por imposible a uno de los monstruos dopados que estaba muy por encima del nivel medio del juego –claro que su recompensa era enorme- tras intentarlo múltiples veces.

No todo son misiones principales. Hemos dicho que los protagonistas de Xillia no tienen una evolución en su personalidad y eso es cierto, al menos en el tramo de historia de Xillia 2. Pero existen los episodios de personajes, un aspecto muy interesante que nos ayudan a comprender mejor cómo son ahora nuestros amigos y lo sucedido entre los dos juegos. No tienes que superar necesariamente estas aventuras, aunque tienen múltiples beneficios, además de ser otra manera de ganar dinero, experiencia y de servir como relax a la trama de la secuela. En nuestro caso, hemos alternado las misiones siempre que hemos podido y en el orden que nos parecía. Xillia 2 es un RPG con un concepto de libertad que se agradece tras la linealidad más o menos impuesta del primero.

Un capítulo de personaje ayudará a conocer más sobre su personalidad y cómo ha cambiado su vida tras Xillia.
Un capítulo de personaje ayudará a conocer más sobre su personalidad y cómo ha cambiado su vida tras Xillia.

Antes de empezar una misión de historia, al abrir el mapa global de ciudades un icono indicará algún tipo de evento relacionado con cada secundario en un punto concreto. Esta es la manera de sacar partido de ciudades que, por el transcurso normal del argumento, no pintan nada, caso del centro de investigación de Fennmont, el pueblecito de Leronde, Hamil y tantos otros. Los capítulos están dedicados a mejorar nuestra relación social con el personaje en cuestión –con ventajas en forma de nuevas artes y apariencias-, abundan bastante los diálogos con respuestas a elegir, una de ellas normalmente que gustará al amigo en cuestión, y ciertos capítulos presentan algún tipo de subjefe no demasiado complicado o secundarios de Xillia en forma de flashback; su duración suele ser de unos 30 minutos. Gracias a esto comprenderemos mejor a Leia, ahora aspirante a periodista, a una Milla obsesionada con ser una buena cocinera, los negocios-trapicheos de Alvin o las nuevas investigaciones sobre espíritus de Jude; todos tienen varios capítulos dedicados a estas minihistorias.

Hay otras dos formas de mantener el interés en toda la parte del mundo del primer Xillia aun cuando no hay acontecimientos. Uno es el minijuego de búsqueda de gatos, 100 desperdigados por ciudades y campos. Tras ser encontrados se utilizan para enviar a localizaciones visitadas y vuelven con objetos recolectados que normalmente se demandan en el tablón de misiones secundarias –ergo, más dinero fácil-. Si quieres conseguir a todos los felinos, tendrás que prestar atención a cada rincón como si fuera la primera vez que descubres las aldeas o sales a la llanura. La otra medida es que los bosques, desiertos y demás interconexiones entre ciudades están inundadas de bolsas con ítems y puntos de destello en una cantidad mayor que en Xillia. Además, esos lugares brillantes no solo esconden ítems –curativos o de recolección-, también pueden ser material para evolucionar a los personajes con el nuevo sistema Orbe allium. Simplemente por esto último vas a estar muy interesado en recorrer la naturaleza, decidas esquivar o no a la mayoría los monstruos que pululan por el área.

 2

Por todo lo citado, Tales of Xillia 2 es un trabajo muy estudiado por sus creadores para que, con el mismo mundo que Xillia –más unas cuantas ciudades y mazmorras de Elympios-, tengas más actividades que hacer, y hacerlas a tu gusto. Organizando bien los contratos del tablón y misiones de historia, los pagos de la deuda se hacen casi de manera natural, recorriendo el mapa o enfrentándose a las bestias especiales. Sin darte cuenta, estarás revisitando Nia Khera, Sharilton o Xian Du y su coliseo.

Existe otra razón más para rememorar viejas localizaciones, y es quizás el único aspecto que se nota forzado en esta secuela. El argumento –y esto no es spoiler, se descubre pronto- gira en torno a unas dimensiones paralelas, sucesos en versiones alteradas de la realidad pasada o futura; puede que en estas dimensiones descubramos que la historia transcurrió de otra forma, personajes que murieron no lo han hecho, otros que viven han muerto. El hecho es que nos harán pasear por mazmorras ya superadas en el primer Xillia, o enfrentarnos a viejos jefes –independientemente de si su final fue trágico-. Es una manera un poco artificial de reciclar escenarios, esperable por la rapidez con la que se hizo la secuela y la necesidad de completar la aventura para que alcance la duración que se espera de un RPG. Lo ideal sería no jugar a Xillia 2 inmediatamente después que el primero para que esa sensación de repetición sea menos evidente.

Dos espadas, dos pistolas o una maza. Ludger cambia de estilo, eficacia y artes en mitad del combate.
Dos espadas, dos pistolas o una maza. Ludger cambia de estilo, eficacia y artes en mitad del combate.

El sistema de combate es bastante similar al de Xillia, por lo que el análisis del primero ya explica bastante. Con los enlaces entre parejas de los cuatro personajes que entran en acción conseguimos ayudas extra, con Alvin, por ejemplo nos ayudará a romper las defensas de enemigos que se protegen, otros son mejores para rivales ágiles o para cancelar artes. Lo conozcas del anterior juego o no, estará explicado con los abundantes mensajes de ayuda. Con el botón X realizamos los ataques básicos hasta un límite del combo y círculo desata las artes, técnicas que consumen una cantidad de puntos; podemos configurar varias para cada dirección de las palancas, y a medida que vamos creciendo en el juego tendremos más a elegir. Ahora algunas funciones se han hecho más cómodas, por ejemplo dar órdenes a un miembro concreto sólo con el pad de direcciones sin necesidad de abrir el menú completo de estrategia y así dañar mejor a los enemigos, que tienen debilidades elementales y de tipos de armas.

Durante la transformación podremos machacar al enemigo sin peligro para nuestra salud.
Durante la transformación podremos machacar al enemigo sin peligro para nuestra salud.

Hay un par de novedades importantes a esta mecánica de combate. Ludger es capaz de entrar en un modo de ataque especial durante unos pocos segundos, en los cuales es invencible y puede golpear al oponente con combos, libremente, sin limitaciones, al puro estilo beat´em up. Su uso conviene reservarlo para jefes –no obstante se rellena con facilidad, no es un poder difícil de obtener-. Esta transformación tiene diferentes niveles e incluso permite realizar un poderoso ataque final devastador, además del arte especial que tiene cada personaje-

La segunda característica exclusiva de Ludger son los tres tipos de armas intercambiables que puede utilizar: dos espadas, dos pistolas o una maza. Cada una tiene ventajas en daño, alcance y combo, además de sus propias artes asociadas. Las dos espadas son el arma más equilibrada, rápida y perfecta para combos, la pena es que actúan a corta distancia; la maza es potente, pero su velocidad no es muy alta y los combos son lentos. Por último, aunque las armas de fuego no hacen mucho daño, son necesarias para algunos enemigos que vuelan o se mueven a gran velocidad. Este sistema añade aún más profundidad y estrategia al de Xillia, sin olvidar que seguimos teniendo la opción de cambiar el control a otro compañero en tiempo real si nos gusta más las estrategias curativas de Ellize o las magias de Rowen, aunque esta vez Ludger gana muchos puntos en nuestras preferencias de cara al combate –claramente está en ventaja- y casi ni querremos cambiar a otro personaje.

No demasiados cambios en el combate, pero es tan divertido como siempre y se ha mejorado.
No demasiados cambios en el combate, pero es tan divertido como siempre y se ha mejorado.

Hay un cambio en el combate que podrá ser un poco polémica, y es que ya no se pueden intercambiar compañeros por los que están fuera de la partida. De hecho hay muchos capítulos –sobre todos los de personajes- en los que tres o hasta las cuatro plazas del grupo ya están seleccionadas de manera fija. Ten esto en cuenta para llevar ítems curativos suficientes o hacer que todos los protagonistas aprendan habilidades curativas pronto, no sea que debas luchar contra un jefe con compañeros sin esta opción.

Si en el sólido combate no encontramos novedades rompedoras –tampoco las necesitaba tratándose de una secuela-, el crecimiento de los personajes esta vez es bastante diferente. Se hace con el Orbe allium y no la telaraña de Tales of Xillia. ¿Qué significa? Cada protagonista equipa un extractor que sintetiza la energía o núcleos elementales que se consiguen luchando o investigando el escenario. Esos puntos conseguidos van a parar a uno de los elemento del juego –seis categorías: luz, oscuridad, tierra, agua, viento y fuego-, que determinan las habilidades, artes o mejoras pasivas en vitalidad, inteligencia, fuerza, etc. Según avanza la historia, encontraremos extractores más poderosos que permiten ganar puntos en dos, tres o cuatro elementos simultáneamente e incluso optimizar la síntesis –ganar más puntos con los mismos núcleos-. Es un poco difícil de explicar sin ver su funcionamiento, pero con el juego se comprende mejor.

En la mayoría de misiones parte de los personajes que te acompañan son fijos. Conviene tener compañeros equilibrados.
En la mayoría de misiones parte de los personajes que te acompañan son fijos. Conviene tener compañeros equilibrados.

Pros y contras de este sistema: como hablamos en nuestras impresiones, no es tan intuitivo como la flor de Tales of Xillia en cuanto a saber con mucha antelación qué habilidades vas a ganar, ya que sólo se muestran las dos o tres próximas al centro del Orbe allium, pero no más allá, y corres el riesgo de utilizar un extractor que para ese personaje concreto no va a portar mucho más en cuanto a ventajas –o no las que te gustaría-. La parte positiva es que se automatiza bastante y no debes estar pendiente de ir gastando los puntos cada vez que obtengas energía, además que eres libre de ir intercambiando el extractor entre tu equipo para que todos adquieran primero las habilidades básicas en lugar de centrar todo el crecimiento en un elemento. Es más flexible que el sistema de Xillia, pero no tan predecible.

Rollo pone un poco de humor a esta historia más oscura. Los gatos que rescates te ayudarán a buscar ítems y cumplir misiones del tablón.
Rollo pone un poco de humor a esta historia más oscura. Los gatos que rescates te ayudarán a buscar ítems y cumplir misiones del tablón.

Tales of Xillia 2 es un juego más redondo que el primero en los aspectos que no son subjetivos. La historia gustará más o menos, y parte de la sorpresa de este mundo no se repite; piensa en una situación parecida a Final Fantasy X-2, donde el 90% de los lugares y enemigos son conocidos. Habría sido un punto interesante realizar algún cambio en el clima o transformación de las ciudades que reflejase los acontecimientos tras Xillia, pero en apariencia en Rieze Maxia, como diría Julio Iglesias, la vida sigue igual. Luego efectivamente este segundo episodio de Xillia es más divertido, o por lo menos, pone más a mano la posibilidad de divertirse con todas las tareas secundarias, sea abrir nuevamente el mapa, realizar las múltiples sidequest, desbloquear títulos, obtener un dinero por encima del necesitado para conseguir mejores armas en las tiendas. Todo esto hace que Xillia 2 nos haya durado más que el primero, y quizás no es que tenga mucho contenido más, sino que lo presenta mejor y te anima a realizar todas esas tareas que en otros RPG consideras menores o poco valiosos.

La dirección artística siguen mandando sobre los aspectos técnicos.
La dirección artística siguen mandando sobre los aspectos técnicos.

En cuestiones gráficas, Xillia 2 utiliza el mismo motor del primero sin cambios y por tanto no hay un avance técnico visible, la diferencia está en el arte de las ciudades urbanas en Elympios. Algunas de las ciudades nos han impactado otra vez por el estilo y arquitectura, y eso que las habíamos pateado de arriba abajo, sin embargo no se puede decir que exista un salto en las nuevas o viejas localizaciones. El defecto más notable, el de la aparición súbita de personajes al entrar en una ciudad sigue apareciendo –no es que sea muy molesto, pero está ahí-. El diseño de la ropa en la mayoría de personajes ha cambiado para ser más cotidiano y caminar de incógnito por Elympios, hay personajes a los que les sienta mejor, otros como Jude con la bata blanca quedan demasiado sobrios; lo bueno es que podrás ir desbloqueando trajes del primer Xillia y variaciones de color, además de accesorios decorativos para configurar a la plantilla como desees.

El sonido es principalmente continuista, aunque Motoi Sakuraba ha creado algunos cuantos temas más cañeros. Por supuesto, también hay muchos temas del primero para la ambientación de los viejos lugares. Elle es la principal novedad en cuanto a voces y resulta muy convincente –nada fácil cuando se trata de voces infantiles-.

Conclusiones

Xillia 2 se trata de una secuela y esa es su gran carga, con lo bueno que suele significar –algo más pulido en la jugabilidad, que difícilmente te va a cansar durante decenas de horas- y lo malo –el factor sorpresa ha bajado mucho-. Xillia 2 es "sólo" una continuación que se apoya en unos personajes y mundos ya creados para presentar un nuevo peligro. Mejor dicho: unos estupendos personajes y un mundo fantástico, aunque ya lo conociésemos en gran parte del primero.

Ludger y Elle se integran bien con el resto de personajes de Xillia. Todos se conocen pronto en la historia.
Ludger y Elle se integran bien con el resto de personajes de Xillia. Todos se conocen pronto en la historia.

No se trata de un ligero déjà vu, es que abiertamente utiliza triquiñuelas para rejugar mazmorras del primer Xillia y enfrentarse a algunos de sus jefes. Es inevitable que entre los bastantes pasos dados en la buena dirección sea más fácil ver aquellos no tan brillantes, que dejan entrever que si al primer juego le faltó tiempo para desarrollar su historia con calma, aquí ha sobrado, razón por la que exprime mejor todo su contenido para mantener entretenido/ocupado al jugador durante tantas horas. Probablemente estos trucos en el diseño pasen inadvertidos para una gran mayoría, y eso significará que el equipo de Hideo Baba ha hecho bien su trabajo, como así ha sido en todo lo demás. Porque Tales of Xillia 2 es una bestia en la jugabilidad, la historia no es tan caótica como en el primero –tiene fantasía, pero es más fácil de seguir- y el acceso a casi todo el mapa desde muy pronto te da control en la aventura de una manera mucho más satisfactoria que lo visto en el intento de Square Enix por abrir Final Fantasy XIII con Lightning Returns.

Tales of Xillia 2 no podría existir ni entenderse sin el primero. La recomendación es clara: comienza por el primer Xillia. Si al terminarlo quedas con ganas de más, y muy seguramente sea así, da el salto a Xillia 2. Despedirás como se merece a Jude, Milla, el resto de viejos amigos, y sobre todo, conocerás a Ludger y Elle, una pareja con una química muy especial que se mueve en un argumento un poco más duro que el original.

Sin rodeos, ¿es esta secuela algo así como una gran expansión? Sí, y también una de las compras obligadas para todo jugador de JRPG. Ya tendrás tiempo en 2015 de descubrir una aventura más rompedora con Tales of Zestiria, que promete ser junto a Persona 5 uno de los grandes cierres de PlayStation 3.

Ramón Varela
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Cotton Reboot - Análisis
Cotton Reboot - Análisis
Análisis
2021-07-24 08:21:00
Disparos clásicos en plan shooter old school tan simpáticos como visualmente llamativos.
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Análisis
2021-07-22 11:32:00
El primer Akiba's Trip se remasterizan en plataformas actuales y rescata una aventura de PSP que no llegó a Occidente.
Last Stop - Análisis
Last Stop - Análisis
Análisis
2021-07-21 18:21:00
Los creadores de Virginia, Variable State, vuelven con tres historias paralelas muy cinematográficas que mezclan el costumbrismo con la fantasía.
Cris Tales - Análisis
Cris Tales - Análisis
Análisis
2021-07-21 11:25:00
Precioso rol con sabor clásico que no pierde la oportunidad de aportar nuevas ideas, aunque no siempre destape todo su potencial.
Death's Door - Análisis
Death's Door - Análisis
Análisis
2021-07-20 15:36:00
Una entretenida y amena aventura al más puro estilo Zelda a la que le ha faltado un punto de brillantez para terminar de alzar el vuelo.
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Save me Mr Tako: Definitive Edition - Análisis
Análisis
2021-07-20 11:17:00
Plataformas clásicas con mucha gracia y personalidad se asoman a Switch y PC con esta versión mejorada y definitiva de un simpático plataformas.
Género/s: JRPG / Rol
PEGI +16
Plataformas:
PS3

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
8.8
  • Fecha de lanzamiento: 22/8/2014
  • Desarrollo: Bandai Namco
  • Producción: Bandai Namco
  • Distribución: Bandai Namco
  • Precio: 64,95 €
  • Jugadores: 1-4
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
8.27

PUNTÚA
Tales of Xillia 2 para PlayStation 3

72 votos
Flecha subir