Análisis de NeverDead (PS3, Xbox 360)

Por fin algo diferente en los juegos de acción, aunque con una ejecución irregular.
NeverDead
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
7
SONIDO
8
NOTA
7
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
7
Análisis de versiones PS3 y Xbox 360.

Si has seguido los últimos anuncios y ferias, seguramente te haya llamado la atención NeverDead, un juego de acción con ideas tan radicales como presentar a un protagonista inmortal que es capaz de desmembrarse hasta el punto de quedar como una cabeza rodante en busca de sus extremidades. La idea de la que parte lo nuevo de Rebellion y Konami es lo suficientemente interesante como para que el juego destaque en el competido género de los tiroteos en tercera persona y que, por lo menos, merezca nuestra atención. Si además sabes que se encuentra a cargo de la producción y diseño Shinta Nojiri, cuyo nombre aparece en Policenauts y varios Metal Gear Solid, el lanzamiento es aún más apetitoso.

Todo parte de una maldición de Astaroth, el Rey demonio, tras el enfrentamiento del cazademonios Bryce con su lacayo Sangría, el duque de los demonios, un tipo con aspecto nada terrorífico a la par que bastante repelente. Este hecho sucedió hace 500 años, tiempo desde el que Bryce ha pasado por diferentes épocas hasta la época moderna. El Rey convirtió a Bryce en inmortal y además mató a su amada, y así ha pasado las décadas y las centurias desempeñando su trabajo aunque con mucha desgana y con armas como pistolas, escopetas o rifles, además de su inseparable espada. Bryce es un tipo macarra, grosero, alcohólico y un poco temerario, pero si crees que estamos hablando de un clon de Dante de la saga Devil May Cry, la verdad es que te equivocas. Bryce tiene otra personalidad muy marcada y carismática, es más parecida a la de Logan en los X-Men, un perro viejo cansado de su trabajo porque se sabe mejor que sus enemigos, pero aburrido de que el final siempre sea el mismo; al fin y al cabo, él no va a morir. Le resbala lo que sucede en el mundo, si sigue luchando contra demonios es porque es su trabajo.

El contrapunto a la historia lo pone Arcadia, una investigadora encargada de eliminar a los demonios que han invadido la ciudad por culpa de Astaroth. Ella es mortal y por lo tanto más responsable que nuestro protagonista, así que con su profesionalidad estará espoleando a Bryce a continuar con su tarea, además de dar lugar a diálogos con chispa durante la partida. Como es de suponer, Arcadia sí es vulnerable, así que no podemos perder de vista su situación ni dejar que tres criaturas comiencen a cebarse en ella, porque nuestra partida terminará. Si está herida, bastará con acercarnos y pulsar un botón de manera similar a la ayuda de un compañero en algunos juegos multijugador. Por suerte, el desarrollo no se basa excesivamente en su mortalidad, así que no tendremos complejo de niñera salvo en casos puntuales. En general iremos a nuestro rollo acabando con los enemigos lo más rápido posible.

PUBLICIDAD

Encontraremos más personajes secundarios en la aventura como una cantante llamada Nikki y otro cazademonios llamado Alex, pero sin duda lo mejor es la química entre los dos principales. Hay humor, quizás no tan marcado como para considerar a Bryce un héroe graciosillo a lo Spiderman, pero sí con sus golpes y frases lapidarias. Una pena que los comentarios que no son considerados historia no tengan textos –el juego sí está traducido al castellano-, porque alguno se perderá al Bryce quejándose del mareo que le causa girar su cabeza por el suelo o preguntándose dónde está su brazo izquierdo. Eso sí, nos habría gustado algo más de variedad de chascarrillos, se acaban repitiendo en exceso.

NeverDead es oficialmente un juego de acción, pero con varias buenas ideas que no lo convierten en el enésimo juego de tiroteos con coberturas, ni es un hack & slash puro, aunque el resultado final no es perfecto y no brilla en ninguna de sus características. Tiene una mezcla de todo, porque disparos hay y muchos, el protagonista es capaz de empuñar armas independientes con cada brazo que podemos gestionar en tiempo real con el botón de direcciones; ¿mano izquierda con pistola básica y mano derecha con fusil? Es posible. Además, se distancia de la tendencia actual porque no cuenta con el movimiento de protección –los tiroteos son cara a cara- ni hay botón para autoapuntado, cada gatillo del pad dispara el arma correspondiente. Esto hace que los tiroteos sean menos precisos que en otros juegos, hay más derroche de balas y no vas a poder ejecutar tiros a la cabeza ni nada parecido, y seguro que tienes que tirar una lluvia de balas para acabar con una bestia. ¿Bueno o malo? Pues si estás acostumbrado la precisión, te puede llegar a desesperar porque al principio te parecerá que usas una escopeta de feria –esto se podrá ir afinando según avanzas-.

 1

El segundo as bajo la manga de Bryce es su espada. Como decíamos, NeverDead no es un juego a lo Devil May Cry o Ninja Gaiden en el que aprietas un botón y empiezas a dar espadazos con fluidos combos. Aquí si es necesario adoptar una posición previa –se realiza con uno de los gatillos- y luego con el stick derecho realizamos el corte, algo que suena un poco similar a la idea que tenía Konami con Metal Gear Rising –al menos, antes del cambio radical que ha hecho Platinum Games-. La dirección del tajo y la velocidad se reproducen en la animación, y por ejemplo cortes rápidos son menos dañinos que uno fuerte. En cualquier caso, no vamos a llegar al frenesí de los citados juegos de Capcom o Team Ninja porque es imposible ir a esa velocidad con la palanca. Estos ataques con arma blanca los hemos notado muy efectivos, más incluso que los tiroteos, y son perfectos para las cortas distancias donde seccionamos a los enemigos con un par de golpes.

 2

El sistema de combate choca durante los primeros minutos, y aunque es posible acostumbrarse, no se puede decir que sea el más intuitivo que hemos visto. A unos tiroteos imprecisos se suma una mecánica de mover el stick para cada golpe, no hablamos del movimiento final como sucede en No More Heroes: Heroes’ Paradise si optas por usar pad en lugar de Move, aquí es en todos y cada uno de los golpes. Tras varias horas y cientos de hordas enemigas, ya no piensas en ello, pero seguro que es un control que causa polémica. Además, no es posible realizar combos conjuntos entre armas y espadazos, porque la transición entre unas armas y otras dura unos instantes. En cierta manera es la crítica que muchos hacemos a los actuales Resident Evil: si apuestas por la acción, hazlo con todas sus consecuencias, quedarse a medias es un querer y no poder que difícilmente contenta a alguien.

Centrándonos en la inmortalidad de Bryce, lo principal es su capacidad de perder brazos, torso y piernas hasta quedarse en una casi indefensa cabeza –decimos casi porque aún puede dar cabezazos-. Esto sucede cuando recibimos mucho daño, hay explosiones o ante algunos golpes secos, y realmente perder una pierna no te supone mayor preocupación que ir dando saltitos y por lo tanto perder movilidad. Lo mismo sucede con un brazo, ¡aún tienes el otro con su arma para dar caña a los enemigos! Aunque el poder ofensivo queda naturalmente reducido. Si los daños son tan graves que has perdido todo tu cuerpo, entonces deberás ir rodando hasta volver a formarte, o esperar unos segundos hasta que un indicador en la pantalla te permite rehacerte –también hay unos objetos de cura que te aceleran este proceso-. Por tanto, reunificar tu cuerpo lleva unos instantes decisivos si estás rodeado de enemigos.

Si eres inmortal y tu compañera no muere fácilmente, te preguntarás dónde está la dificultad y la gracia de NeverDead. Aquí viene una pequeña explicación del truco utilizado por sus creadores para que el juego no sea tan aburrido como podrías imaginar: realmente no te conviene llegar al estado de cabeza decapitada. Hay algunas criaturas que por lo habitual son poco agresivas y te las puedes cepillar fácilmente en tu forma completa, pero que tienen la costumbre de abrir la boca y aspirarte si eres simplemente una mollera extraviada. Si te engullen, se activará un pequeño minijuego en el que hay que pulsar un botón justo cuando dos indicadores coinciden desplazándose por una barra; si aciertas, serás expulsado y aquí no ha pasado nada, pero si fallas… Según la historia, eso tampoco te mata, pero claro, quedas dentro del estómago del bicho por la eternidad, y eso no es bueno, es decir, fin de la partida. Es algo que te va a pasar en muchas ocasiones, porque los jefes y otros enemigos poderosos van acompañados de estas criaturas tan tragonas. En definitiva, cuando estás destrozado, mantente en movimiento y evita convertirte en alimento, porque supondrá volver al último punto de reinicio. Si estos monstruos se comen una de tus extremidades, el mal no es tan grave: ve a por ellos y mátalos.

 3

Pero no todas las desmembraciones serán negativas. Rebellion también ha integrado pequeños puzles y exploración, sin olvidar nunca que es un título esencialmente de acción, en los que nuestro héroe no podrá superar las situaciones con integridad física. Podemos separar nuestros brazos para lanzarlos y continuar disparando a distancia, pero lo más habitual será arrancarse la cabeza para enviarla lejos como si fuese un saco de patatas y alcanzar lugares inaccesibles, o quizás colarse por conductos de aire y llegar al otro lado de una puerta bloqueada. NeverDead tiene una moderada exploración, incluso las salas cerradas son en general amplias y con muchas opciones para rodear o esquivar a los enemigos, a veces con varios pisos entre los que podemos subir y bajar, y las diferentes localizaciones que visitamos en la historia son variadas. Basta poner como ejemplo que no se trata de un juego "pasillero" que pulsando abajo en el pad de direcciones la cámara señalará nuestro próximo objetivo para avanzar, porque tras una refriega ya no sabremos por dónde venimos ni a dónde vamos. Es una historia lineal, pero las arenas de combate tienen muchas posibilidades.

Una característica que nos ha llamado mucho la atención es la destrucción del escenario. Se ha promocionado mucho al héroe y sus desmembramientos, pero se ha pasado muy de puntillas por la interacción con el entorno, y es uno de los puntos fuertes de NeverDead. Prácticamente cualquier objeto se puede destruir o cortar, y no únicamente el mobiliario, también estructuras como columnas o algunas partes de las paredes, así como estatuas y decorado en las zonas abiertas. Lejos de ser una virguería gráfica, tiene efectos prácticos, porque cortando un pilar de una sala caerá el techo, y si se desploma sobre enemigos los dañará, aunque cuidado, Arcadia y tú mismo sentiréis los efectos si caen los escombros sobre los personajes. Por supuesto, también hay los habituales objetos explosivos capaces de hacer volar escenario y enemigos. Un gran trabajo por parte de Rebellion por crear espectacularidad y consecuencias a nuestros tiroteos y cortes con la espada, aunque tampoco hablamos de poder acabar con una pared y abrir camino por donde queramos; son daños prefijados, sí, pero muy abundantes y con consecuencias jugables. Otra forma de interacción es usar paneles eléctricos o elementos que propagan fuego, que nos dejarán electrocutados o ardiendo –y recuerda, no mueres-, algo que añadirá daño elemental a nuestros ataques.

 4

El desarrollo de las partidas suele ser caótico, va con la filosofía del juego. Empiezan a llegar las oleadas de criaturas y disparas, sacas la espada, y entonces la pantalla es un festival de objetos rotos y bestias atacando en todas direcciones sin ningún tipo de miramientos. Las salidas del lugar son selladas hasta que acabamos con todos los tipos de criaturas demoníacas, quizás no demasiado variadas en aspecto pero con algunas estrategias o puntos débiles que dan más estrategia. Su diseño es retorcido y poco claro, como masas de carne un poco amorfas, aunque con más elegancia que lo visto en Splatterhouse o los Twisted de The 3rd Birthday. La inteligencia artificial de estas bestias es casi nula –salvando alguno que de vez en cuando se defiende-, se lanzarán hacia ti sin pensárselo dos veces, pero ojo, eso no significa que el juego sea fácil, estarás rodeado constantemente y sin alguno de tus queridos brazos muy a menudo. Una cosa que sin duda te planteará algún problema son los "nidos" de los que afloran los monstruos, una especie de boca que escupe a los demonios con insistencia. Estos portales entre el mundo demoníaco y el nuestro deberían ser tu primer objetivo siempre al entrar en combate, porque de lo contrario los tiroteos se alargarán en exceso. La cuestión es que destruir estos nidos te llevarán unos segundos que son casi eternos, y en posición estática serás un blanco fácil.

 5

Por si fuera poco, NeverDead incluye un toque de personalización de habilidades o mejoras. Esparcidos por el escenario hay unos objetos que proporcionan puntos que podemos gastar en una tienda del menú –siempre accesible, nada de tener que ir a un lugar concreto para canjear nuestros ahorros- como incrementar el daño de nuestros disparos o la espada, mejorar la puntería, más velocidad al andar y cosas así. A medida que avanzamos en las misiones, van apareciendo nuevas, y luego en otro menú elegimos la configuración de entre las características compradas. Hay un espacio limitado de las que podemos llevar simultáneamente y las habilidades ocupan una determinada cantidad de ranuras –unas solamente una, otras más-. Es una buena forma de orientar y gestionar nuestra forma de jugar más a las armas de fuego o la espada según sea nuestra preferencia principal, aunque vas a usar constantemente ambas técnicas.

Es un juego divertido, sin duda, y no podemos negar que tiene carisma, que era posiblemente lo más difícil de conseguir en este competido género. En el aspecto jugable, al final tampoco llega a ser una revolución y tiene sus "particularidades" que para unos será original y para otros sólo un paso atrás en la diversión, pero no podemos olvidar que tiene un par de ideas frescas y está todo bien planeado, desde el diseño de los mapas a los encuentros contra los jefes: grandes, temibles, con sus estrategias y puntos débiles. Aunque no sobresale en ningún aspecto, tiene ese algo en los personajes, las situaciones y la jugabilidad que te anima a avanzar, incluso sabiendo que está muy lejos de los referentes del género en cada plataforma. Y lo cierto es que NeverDead sería un juego muy notable si no fuese por su principal descuido: el apartado técnico. Una pena porque artísticamente da la talla, buenos diseños de personajes, enemigos y escenarios –y nada grises o marrones, se han acordado de dar color al ambiente general-.

 6

Una vez terminado el modo principal, aún podremos exprimir más la acción en los modos multijugador para un máximo de cuatro usuarios, una opción que no tiene gran peso dentro del juego –apenas se habían desvelado detalles de él antes de su lanzamiento- pero que siempre suma más horas de diversión. La vertiente más interesante es la cooperativa, que se basa en dos conocidos modos de estos juegos, uno de resistir un número determinado de oleadas de criaturas dentro de un límite de tiempo, y otro en el que debemos localizar civiles indefensos y llevarlos a una zona de evacuación. En los modos competitivos, como los jugadores no pueden morir, hay dos alternativas: una de conseguir unos huevos y llevarlos al punto de destino, mientras despedazamos a los rivales con armas o destrozos del entorno; la otra, en un modo de captura de puntos de control mientras eliminamos a los enemigos. Los escenarios utilizados pertenecen a capítulos de la historia, como el metro, el apartamento, la comisaría o el museo, entre otros. Desgraciadamente, en el momento de realizar el análisis los servidores no estaban activos y no había salas para jugar, pero sí hemos visto que hay un sistema de invitaciones y ajustes de dificultad, así como un acceso a la tienda virtual de la consola para adquirir contenido descargable.

 7

Aunque no esperábamos un portento gráfico de los creadores de Aliens vs. Predator, sí que el juego estuviese más pulido, incluso a costa de perder algo de detalle en el modelado de los personajes. No todo es culpa de Rebellion, no olvidamos su ambición por crear entornos muy cuidados y destruibles, con un puñado de criaturas armando follón constantemente y habitualmente dos protagonistas en pantalla, pero somos conscientes de lo que pueden conseguir las consolas actualmente, y se podría haber mejorado el rendimiento bastante, que tiene su mayor defecto en la falta de sincronización vertical, el conocido defecto tearing o corte en la imagen, además de una tasa de cuadros que siempre está por debajo de los 30 fps. En los momentos de más estrés no se ralentiza –la acción no se vuelve más lenta-, pero sí se pierde fluidez y en un juego vertiginoso, caótico y con cámara libre, llegas a perder de vista dónde estás, quién te está dañando y en qué momento has perdido una de tus piernas. Si eres de los que no soporta la ausencia de v-sync, mucho nos tememos que no estarás satisfecho con el acabado, porque incluso en los momentos tranquilos –sin tiroteos a la vista- girar la cámara supone dividir la imagen en dos. No es un caso tan exagerado como Amy, en el que ni los gráficos justificaban este defecto, pero NeverDead cruza la línea de la pequeña anécdota para ser un fallo constante, más propio de las producciones de inicio de generación que de 2012.

Otro detalle a mejorar lo encontramos en las animaciones, un poco rígidas especialmente en los saltos. En las cinemáticas en tiempo real también vemos que la captura de movimiento y gestos faciales están por debajo del nivel actual, no así las generadas por ordenador que son fabulosas o las de la consola pregrabada que están más cuidadas y en las que desaparece todo rastro de tearing. Gran parte de los fallos los compensa con la buena ambientación, variedad de interiores, la interacción y el diseño de los artistas. Rebellion lo tenía fácil para crear un título hiperviolento con mucha casquería y en su lugar NeverDead tiene estilo, no hiere tanto la sensibilidad. Incluso la sangre de los demonios es azul pálido para no tener que pisar charcos rojo escarlata. Es un juego para adultos, pero no gore.

 8

Por lo demás, es un título competente, que explora la destrucción y la física de los destrozos como pocos juegos. De hecho, a las armas propias que llevamos, habría que sumar los cascotes de techos y pilares, y existen habilidades para aumentar el daño causado de esta forma. En ocasiones, te puedes ahorrar muchos problemas y encuentros prestando atención al entorno, ver que un enemigo duro está bajo un techo sujetado por columnas para acabar con buena parte de su salud. Si repites un combate dos y tres veces seguramente hagas algo diferente y pienses "ah, pero ¿podía tirar esas tuberías del techo? ¡Creí que eran decorado!" así que la dificultad del combate también varía mucho según tu manera de actuar.

En la música encontramos a Megadeath, el conocido grupo de heavy metal que incluso interpreta el tema principal llamado oportunamente Never Dead. Durante las partidas y concretamente durante la acción, encontraremos los cañeros guitarreos incesantes que completan todo el carácter macarra –en el buen sentido- que desprende el juego. Sin embargo, nos habría gustado algo más de variedad sonora para dar contraste a los –pocos- momentos tranquilos, pero el objetivo de dar tensión y épica está más que conseguido, y si te descuidas has soltado el pad para empezar a tocar un solo con tu guitarra eléctrica invisible. Las voces en inglés y el sonido incesante de tiros y rotura de paredes acaban por formar todo un caos sonoro al nivel del visual.

 9

Conclusiones

NeverDead es una sorpresa agridulce dentro de lo poco que queda por innovar en el género. Se ha quedado a medio camino de lo que prometía, sobre el papel todo funciona bien y es una curiosa mezcla de ideas inspiradas en grandes sagas que amplía el catálogo de Konami con lo que puede ser una nueva serie de acción. Pero en la práctica, tropieza por un lado con problemas técnicos y por otro una jugabilidad algo durilla.

Esperamos que en una hipotética secuela se limen los puntos flojos, porque sería un juego altamente recomendable. Lo que tenemos ahora es un buen título, con sus aciertos y defectos, y esa sensación de lo que pudo haber sido con algo más de tiempo o presupuesto. Ojalá Bryce tenga una segunda oportunidad para demostrar que NeverDead no está muerto tras este juego.

Ramón Varela
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

NEO: The World Ends With You - Análisis
NEO: The World Ends With You - Análisis
Análisis
2021-07-26 18:06:00
La secuela del juego de culto de Nintendo DS sorprende con otra divertidísima y absorbente aventura en las calles de Shibuya.
The Great Ace Attorney Chronicles - Análisis
The Great Ace Attorney Chronicles - Análisis
Análisis
2021-07-26 14:08:00
Capcom salda su gran deuda con Occidente y por fin nos trae dos de las mejores entregas de la saga de juicios y abogados más popular de los videojuegos.
Cotton Reboot - Análisis
Cotton Reboot - Análisis
Análisis
2021-07-24 08:21:00
Disparos clásicos en plan shooter old school tan simpáticos como visualmente llamativos.
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Akiba's Trip: Hellbound & Debriefed - Análisis
Análisis
2021-07-22 11:32:00
El primer Akiba's Trip se remasterizan en plataformas actuales y rescata una aventura de PSP que no llegó a Occidente.
Last Stop - Análisis
Last Stop - Análisis
Análisis
2021-07-21 18:21:00
Los creadores de Virginia, Variable State, vuelven con tres historias paralelas muy cinematográficas que mezclan el costumbrismo con la fantasía.
Cris Tales - Análisis
Cris Tales - Análisis
Análisis
2021-07-21 11:25:00
Precioso rol con sabor clásico que no pierde la oportunidad de aportar nuevas ideas, aunque no siempre destape todo su potencial.
PEGI +18
Plataformas:
PS3 Xbox 360

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
7
  • Fecha de lanzamiento: 2/2/2012
  • Desarrollo: Rebellion
  • Producción: Konami
  • Distribución: Konami
  • Precio: 49,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
COMUNIDAD
6.87

PUNTÚA
NeverDead para PlayStation 3

19 votos

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
7
  • Fecha de lanzamiento: 2/2/2012
  • Desarrollo: Rebellion
  • Producción: Konami
  • Distribución: Konami
  • Precio: 49,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: No
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
6.69

PUNTÚA
NeverDead para Xbox 360

8 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir