Análisis de Eat Lead: The Return of Matt Hazard (PS3, Xbox 360)

Metaficción, humor... pero no es suficiente para que Matt Hazard sea un auténtico héroe de los videojuegos.
Eat Lead: The Return of Matt Hazard
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
6
SONIDO
4
NOTA
5
DIVERSIÓN
6
JUGABILIDAD
4
Análisis de versiones PS3 y Xbox 360.

La exploración de técnicas narrativas, recursos de ficcionalidad y demás elementos que tenemos muy superados en otros medios audiovisuales sigue siendo algo relativamente virgen todavía en los videojuegos. El falso documental, el romper esas normas y códigos de verosimilitud y suspensión de credulidad, tiene grandes clásicos que han dado a pequeñas leyendas como Spinal Tap (por no hablar de que todavía hay quien sigue creyendo que hay un documental serio que demuestra que lo de la Luna fue un montaje con Kubrik gritándole a unos malos actores), todo ello dentro de ese juego de metaficción y de falsa realidad, en diferentes dosis.

También hemos visto los falsos "tras las escenas", y cosas por el estilo. Y ahora es el momento de que los videojuegos exploren ese camino aprovechando la tecnología actual, más allá de las limitaciones narrativas que imponían los viejos ordenadores de 8 bits, época en la que había más humor, descaro y cachondeo en general. Al fin y al cabo, que un minero se hiciera rico en Manic Miner y eso se reflejara en su segundo juego, Jet Set Willy, ya era bastante autorreferencial, y estaba ahí también el guiño continuado de Great Giana Sisters (y sus demandas por plagio). Una línea que han explorado muchos juegos, como los Wario Ware, en los últimos tiempos.

Pues ahí se encuentra este Eat Lead: The Return of Matt Hazard. Y es que Matt es un viejo protagonista de videojuegos, ya retirado, que triunfó hace años. El mundo digital ha cambiado mucho desde entonces, y cuando estaba en la cresta de la ola echó su carrera por el retrete bautizando su nombre a millones de subproductos, como juegos de karts. A diferencia de lo que le sucede a Krusty el Payaso, Matt se cayó con todo el equipo, y ahí estaba, esperando que alguien le recuperase, como un John Travolta cualquiera suspirando por su Quentin Tarantino.

PUBLICIDAD

La verdad es que la situación de Matt es un callejón sin salida: ya no vende juegos, pero tiene un contrato vitalicio con la desarrolladora, así que lo tienen apartado, sin hacer nada (algo que sucede bastante en la televisión; saludos a Máximo Pradera y otros cadáveres escondidos en los armarios de las productoras). Ahora Wally se ha hecho con el control de la desarrolladora; odia a Matt (porque no podía acabarse sus juegos cuando era niño) y va a deshacerse de él dándole un nuevo videojuego, mortal. Por suerte, Matt descubre a tiempo cuál es el guión y va a rebelarse, "pirateando" el mundo de este nuevo videojuego para sobrevivir, recuperar la popularidad, y deshacerse del que está destinado a ser su sustituto.

Toda la premisa, como vemos, juega con un mundo real dentro de los videojuegos, donde los protagonistas van al curro, que es ejecutarse en la aventura de turno que les hayan preparado. De esta manera, se desarrolla un título de acción en tercera persona, con su sistema de cobertura, poderes especiales (invencibilidad, etc.), potenciadores para los ataques, y un par de pistola. Vamos, que viene a ofrecer el mismo tipo de acción que, por ejemplo, Gears of War, sólo que no tan bien. No está tan bien cuajado, aunque sería injusto no reconocerle que incluye un sistema de desplazamiento de un punto de cobertura a otro semiautomático (pulsando un botón) que funciona francamente bien e inyecta dinamismo.

 1

La acción y la comedia funcionan, por lo general, bien, como nos ha mostrado el cine con obras indiscutibles como la película de Street Fighter… aunque no fuese intencionado en esa ocasión. Sea como fuere, lo cierto es que la mezcla ha dado películas entretenidas, que combinan esos puntos de acción más o menos intensa, con un humor desenfadado, sin complicaciones. Lo que funciona ahí, no lo hace tanto en esta ocasión, pues todo el desarrollo es demasiado cerrado sobre sí mismo, con unas pautas que sólo entenderá el público más entendido en esto de los videojuegos. Eso no impide que tenga puntazos, y que de vez en cuando pueda haber alguna carcajada.

El humor es muy autorreferencial hacia este mundillo, y algunos chistes, insistimos, son buenos e incluso muy buenos, y otros, en cambio, resultan cuestionables. Por ejemplo, hay mofas a los tiempos de carga en puertas, o ascensores, a los clásicos enemigos finales del rol japonés que sólo precisan de tres a cuatro días dándoles golpes para matarlos… en su primera forma, o la curiosa patología que lleva a que las calles, edificios y cualquier cosa en un juego de disparos esté salpicado de barriles con explosivos. Claro, si no estás metido en esto de los videojuegos y has visto decenas de juegos de todos los géneros para conocer sus tópicos, la cosa no sólo no tiene gracias, sino que simplemente no tiene sentido; es algo a tener en cuenta.

 2

Pero eso no es lo malo; lo malo es que ese humor, que dentro del juego funciona y le sienta bien, se diluye por completo en cuanto a su concepción jugable. Y esto es un videojuego, no una pretenciosa sit-com ni una ristra de chirigotas, así que aunque la risa pueda estar bien, lo que nos importa es que a la hora de jugar se juegue bien.

El título es lineal a no poder más, llevándonos de un punto a otro matando a todos los enemigos que nos encontremos por el camino, sin variaciones sustanciales. Quizás sea un guiño a los juegos de mecánica mucho más simple que había en la era de 8 bits, pero aun con eso, simplemente no funciona; está demasiado alejado del canon actual, no gestiona bien el ritmo, no aporta una variedad que se agradecería, y mucho, etc.

 3

Del mismo modo, la dificultad está mal medida, pues la inteligencia artificial es tirando a nula, y suele bastar con coger una cobertura, asomarse, y matarlos a todos. No será extraño ver a los enemigos quietos como estatuas, incluso siendo masacrados, sin buscar ángulo para dispararnos, o para esconderse. Ahí empieza a perderse la diversión. Ni siquiera los cambios de ambientación (como pasar a un mundo de piratas, por ejemplo) aportan variedad real al desarrollo, y lo poco que llama la atención es que, de vez en cuando, algún enemigo final es absurdamente difícil. Queda mal compensado, pues no hay una curva de dificultad bien planteada.

Además, la cámara falla en ocasiones, teniendo que trabajarla bastante en la práctica, las animaciones son torpes, la respuesta al mando poco eficiente… nada en exceso, la verdad, pero dándose todo al mismo tiempo empiezan a sumarse, y todo va conformando ese conjunto insatisfactorio que acaba jugando en su contra. Del mismo modo, hay escenarios que son muy repetitivos, reciclando una y otra vez los fondos, sobre todo en los momentos más avanzados del juego. De la misma manera, los enemigos son también repetitivos, pues aunque haya tiparracos zombis, marines espaciales, piratas, vaqueros y demás calaña, los modelados son repetidos una y otra vez durante todo el juego. La variedad de escenarios, de enemigos, es una tapadera, pues aunque vaya cambiando, no son diferentes en la práctica más allá de algunas simples cuestiones estéticas.

La repetición de diseños, texturas y modelos es una constante, junto a animaciones deficientes, fallos como atravesar paredes con disparos, o la generación abrupta de escenario y personajes en un horizonte de dibujado muy limitado. A eso hay que sumar música repetitiva, y voces de buena calidad (con Will Arnett poniendo voz al protagonista, y Neil Patrick Harris al maligno Wally, quizás su papel menos –ejem– legendario), pero también repetitivas, al haber pocos cortes. Las frases repetitivas y las melodías machacones que no hacen más que sonar una y otra vez no ayudan en nada, junto a fallos como cortes en el sonido y demás.

 4

Conclusiones

El humor sobre videojuegos es el principal –y casi único- gran aspecto de Eat Lead, pero falla a la hora de convertirse, de hecho, en un buen videojuego. Sin ser malo, lo cierto es que lo propone a nivel jugable se ha hecho ya montones de veces con mejores resultados. Llevamos años viendo juegos de acción en tercera persona, viendo cómo evolucionan la acción, cómo se ha desarrollado el sistema de coberturas… pero lo que se ha conseguido aquí no es tan bueno. De hecho, es una medianía, no resulta intenso, ni presenta una acción que enganche sin cortapisas, y eso no es suficiente, la verdad, como para llevarnos hasta el próximo elemento que nos haga sonreír.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino - Análisis
Ni No Kuni II: El Renacer de un Reino - Análisis
Análisis
2021-09-20 09:10:00
La historia de Roland y Evan da el salto a Nintendo Switch con toda su fantasía y personajes memorables.
I Am Fish - Análisis
I Am Fish - Análisis
Análisis
2021-09-18 16:48:00
Bossa Studios pasa de panes a peces y multiplica la diversión con una nueva apuesta por la comedia física. I Am Fish es divertido, fresco y sorprendente en lo visual.
Tails of Iron - Análisis
Tails of Iron - Análisis
Análisis
2021-09-17 16:09:00
Rol y acción 2D en una aventura inspirada por los 'Souls' que sorprende por los gráficos y un combate pensado para los más jugones.
Aragami 2 - Análisis
Aragami 2 - Análisis
Análisis
2021-09-17 09:17:00
La secuela de Aragami pule aspectos del original y da una aventura de sigilo con cooperativo que te convierte en un auténtico ninja.
Lost Judgment - Análisis
Lost Judgment - Análisis
Análisis
2021-09-16 15:01:00
Yagami regresa con una apasionante aventura que nos habla con gran maestría sobre problemas muy reales y delicados al mismo tiempo que mejora en todo a su primera parte.
TOEM - Análisis
TOEM - Análisis
Análisis
2021-09-16 10:48:00
Cámara en mano nos aventuramos en este coqueto indie en el que ayudaremos a la comunidad a base de fotos. Una agradable propuesta que sorprende y relaja dándole más importancia al viaje que a la meta.
Plataformas:
PS3 Xbox 360

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
5
  • Fecha de lanzamiento: 29/5/2009
  • Desarrollo: Vicious Cycle
  • Producción: D3 Publisher
COMUNIDAD
5.73

PUNTÚA
Eat Lead: The Return of Matt Hazard para PlayStation 3

7 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
5
  • Fecha de lanzamiento: 29/5/2009
  • Desarrollo: Vicious Cycle
  • Producción: D3 Publisher
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
5.35

PUNTÚA
Eat Lead: The Return of Matt Hazard para Xbox 360

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir