Vandal

Análisis de Eat Lead: The Return of Matt Hazard (PS3, Xbox 360)

Daniel Escandell ·
Metaficción, humor... pero no es suficiente para que Matt Hazard sea un auténtico héroe de los videojuegos.
GRÁFICOS
6
SONIDO
4
NOTA
5
DIVERSIÓN
6
JUGABILIDAD
4
Análisis de versiones PS3 y Xbox 360.

La exploración de técnicas narrativas, recursos de ficcionalidad y demás elementos que tenemos muy superados en otros medios audiovisuales sigue siendo algo relativamente virgen todavía en los videojuegos. El falso documental, el romper esas normas y códigos de verosimilitud y suspensión de credulidad, tiene grandes clásicos que han dado a pequeñas leyendas como Spinal Tap (por no hablar de que todavía hay quien sigue creyendo que hay un documental serio que demuestra que lo de la Luna fue un montaje con Kubrik gritándole a unos malos actores), todo ello dentro de ese juego de metaficción y de falsa realidad, en diferentes dosis.

También hemos visto los falsos "tras las escenas", y cosas por el estilo. Y ahora es el momento de que los videojuegos exploren ese camino aprovechando la tecnología actual, más allá de las limitaciones narrativas que imponían los viejos ordenadores de 8 bits, época en la que había más humor, descaro y cachondeo en general. Al fin y al cabo, que un minero se hiciera rico en Manic Miner y eso se reflejara en su segundo juego, Jet Set Willy, ya era bastante autorreferencial, y estaba ahí también el guiño continuado de Great Giana Sisters (y sus demandas por plagio). Una línea que han explorado muchos juegos, como los Wario Ware, en los últimos tiempos.

Pues ahí se encuentra este Eat Lead: The Return of Matt Hazard. Y es que Matt es un viejo protagonista de videojuegos, ya retirado, que triunfó hace años. El mundo digital ha cambiado mucho desde entonces, y cuando estaba en la cresta de la ola echó su carrera por el retrete bautizando su nombre a millones de subproductos, como juegos de karts. A diferencia de lo que le sucede a Krusty el Payaso, Matt se cayó con todo el equipo, y ahí estaba, esperando que alguien le recuperase, como un John Travolta cualquiera suspirando por su Quentin Tarantino.

PUBLICIDAD

La verdad es que la situación de Matt es un callejón sin salida: ya no vende juegos, pero tiene un contrato vitalicio con la desarrolladora, así que lo tienen apartado, sin hacer nada (algo que sucede bastante en la televisión; saludos a Máximo Pradera y otros cadáveres escondidos en los armarios de las productoras). Ahora Wally se ha hecho con el control de la desarrolladora; odia a Matt (porque no podía acabarse sus juegos cuando era niño) y va a deshacerse de él dándole un nuevo videojuego, mortal. Por suerte, Matt descubre a tiempo cuál es el guión y va a rebelarse, "pirateando" el mundo de este nuevo videojuego para sobrevivir, recuperar la popularidad, y deshacerse del que está destinado a ser su sustituto.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-06-17 09:09:00
Uno de los títulos indies más esperados de Switch no decepciona y se convierte en uno de los imprescindibles dentro de su categoría.
Análisis
2019-06-08 17:22:00
Sobrevivir a tus pesadillas en esta entretenida aventura compatible con PlayStation VR.
Análisis
2019-06-08 07:50:00
Ingenioso y adictivo shooter procedimental con una ambientación muy divertida.
Análisis
2019-06-07 16:36:00
Los ocho héroes de Square Enix se estrenan en PC con una buena conversión sin novedades destacables.
Análisis
2019-06-07 10:41:00
Snail Games adapta el universo de supervivencia y dinosaurios a una estética más cúbica y parecida a la de Minecraft con muchos aciertos jugables y otros tantos errores técnicos.
Análisis
2019-06-06 11:00:00
La nueva entrega de la saga MotoGP ofrece el acercamiento más realista y emocionante de la máxima competición.
Plataformas:
PS3 Xbox 360
Ficha técnica de la versión PS3
ANÁLISIS
COMUNIDAD

PUNTÚA
Eat Lead: The Return of Matt Hazard para PlayStation 3

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Ficha técnica de la versión Xbox 360
ANÁLISIS
COMUNIDAD

PUNTÚA
Eat Lead: The Return of Matt Hazard para Xbox 360

Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir