Vandal

Análisis de Dragon Ball Z: Raging Blast (PS3, Xbox 360)

Recupera la esencia de Budokai Tenkaichi, pero los que no sean fans a muerte de Goku y cia, no encontrarán nada nuevo ni especialmente motivador.
·
Actualizado: 12:06 22/8/2019
GRÁFICOS
6
SONIDO
7
NOTA
6.6
DIVERSIÓN
7
JUGABILIDAD
7
Análisis de versiones PS3 y Xbox 360.

Tras la decepción que supuso Burst Limit, el primer juego de Dragon Ball de la era de la alta definición, los aficionados al manga de Toriyama esperan como agua de mayo este Dragon Ball: Raging Blast, un cambio de nombre para los Tenkaichi en esta generación, que supone la primera adaptación de esta particular "fórmula" de simulación Dragon Ball a las consolas PlayStation 3 y Xbox 360. El equipo de Spike ha trasladado a estas consolas los combates de la serie con el mismo acierto que en los Tenkaichi de PlayStation 2, si bien se aprecia que la fórmula ha envejecido algo, y es difícil imaginarse cómo aprovechar la potencia de la nueva generación para darle unas vueltas de tuerca más. Raging Blast recupera la esencia de los Tenkaichi, y agradará a los fans de la serie, pero no cuenta con novedades especialmente "motivadoras" para los usuarios.

El juego adapta la fórmula de los Tenkaichi sin aportar apenas novedades, más allá de unos nuevos ataques en los que iremos enviando al adversario de un lado al otro del ring. La mecánica, de hecho la que mejor ha logrado representar los combates de la serie, es casi la misma. Una vista en tercera persona enfoca la acción, controlando nosotros a un personaje que se mueve en función de donde está su enemigo. Tenemos libertad para movernos por el escenario corriendo, flotando, volando o esprintando, y así poder sorprender a nuestro enemgo, atacarlo en carrera o desde lejos, y otros movimientos más específicos como intentar rodearlo o atacarlo por detrás. Nuestro enemigo está exactamente en la misma situación, y para que uno doblegue al otro tendrá que usar ataques cuerpo a cuerpo, esquivar o bloquear los del enemigo, lanzar ataques de chi y, por supuesto, usar las super técnicas por todos conocidas y que pueden inclinar dráctica -y dramáticamente, cinemáticas incluídas- la balanza del combate a nuestro lado.

No hace falta decir mucho más de la dinámica de los combates; los que conozcan el juego no lo necesitan, y los pocos que no lo conozcan no la entenderán por mucho que la expliquemos hasta que lo jueguen o lo vean en movimiento, con todos los respetos. Sigue siendo una gran representación de esos combates frenéticos, llenos de evasiones en el último momento, super técnicas tras una secuencia de golpes y momentos de lucha intensa, y la novedad comentada anteriormente los hace todavía más parecidos. Ahora podremos lanzar a nuestros enemigos tras un ataque, y continuar enlazando golpes, apareciendo detrás, o debajo, o encima de él para darle otro golpe y lanzarlo a otro sitio, y así continuar hasta que nuestro enemigo se zafe de nuestras "garras", o concluyamos la combinación de golpe de la forma que Goku aprobaría: con una gigantesca onda de energía que termine de minar la salud del rival.

PUBLICIDAD

Esta novedad se combina bien con las otras mecánicas ya conocidas del juego, y le da si cabe más importancia a la necesidad de estar "desaturullados", de mover el stick analógico izquierdo salvajemente cada vez que nuestro enemigo nos aturda con uno de sus golpes, para salir de este estado de shock y ser capaces de bloquear y esquivar los ataques enemigos, para así evadirnos de estas mortíferas combinaciones. Los super ataques siguen siendo básicos para la victoria y espectaculares en todo su esplendor, si cabe más por la mayor potencia de las consolas, y podremos lograr potencia extra invocándolos durante más tiempo (pues se hacen con el stick derecho hacia una dirección, y cuanto más lo mantengamos, mejor), y ejecutando una especie de evento interactivo en el momento preciso, pulsando los botones adecuados cuando el juego nos los pida.

Pablo Grandío
Director y fundador
Se hizo gamer con una Game Boy y comenzó a programar en el mítico BASIC. Compagina las incontables horas que ha dedicado a Vandal desde 1997 con su afición por los cómics, el Dépor y la carne a la parrilla, no necesariamente en ese orden.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-10-23 17:02:19
Uno de los mayores clásicos de la primera PlayStation regresa a la vida con un remake muy fiel, pero al que le ha faltado algo de ambición.
Análisis
2019-10-23 09:17:00
Un curioso y original juego de puzles en arquitecturas imposibles donde no existe un arriba y un abajo.
Análisis
2019-10-22 19:25:00
Obsidian nos trae un RPG de acción que bebe mucho de Fallout New Vegas, repleto de humor sarcástico, grandes personajes y un montón de sistemas de rol.
Análisis
2019-10-22 16:28:48
El exitoso 'hero shooter' de Blizzard se estrena en Nintendo Switch con una buena versión para la que se han tenido que hacer muchos sacrificios.
Análisis
2019-10-22 09:22:00
Una sencilla pero entretenida experiencia que sigue la estela de Playdead, y que destaca por su talento para sumergirnos en su mundo.
Análisis
2019-10-21 18:36:00
Arriesgados y especiales, los notables juegos de rol de Black Isle reviven de nuevo gracias a las adaptaciones de Beamdog, que remasteriza para consolas dos títulos que siguen guardando un hueco especial en el corazón de los aficionados a los Reinos Olvidados.
Género/s: Lucha 3D / Lucha
PEGI +12
Plataformas:
PS3 Xbox 360
Ficha técnica de la versión PS3
ANÁLISIS
6.6
Desarrollo: Namco Bandai
Producción: Namco Bandai
Distribución: Namco Bandai Partners
Precio: 69.95 €
Jugadores: 1-2 / Online
Formato: Blu-ray
Textos: Español
Voces: Inglés / Japonés
COMUNIDAD
7.13

PUNTÚA
Dragon Ball: Raging Blast para PlayStation 3

47 votos
Ficha técnica de la versión Xbox 360
ANÁLISIS
6.6
Desarrollo: Namco Bandai
Producción: Namco Bandai
Distribución: Namco Bandai Partners
Precio: 69.95 €
Jugadores: 1-2 / Online
Formato: 1 DVD
Textos: Español
Voces: Inglés / Japonés
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7

PUNTÚA
Dragon Ball: Raging Blast para Xbox 360

33 votos
Flecha subir