Análisis de Bionic Commando (PS3, PC, Xbox 360)

Nathan Spencer vuelve a las videoconsolas con una notable propuesta tridimensional.
Bionic Commando
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8.3
SONIDO
8
NOTA
8
DIVERSIÓN
7.5
JUGABILIDAD
8
Análisis de versiones PS3, PC y Xbox 360.
La serie Bionic Comando puede ser desconocida para muchos de los nuevos jugadores que hoy en día utilizan las consolas domésticas como medio de entretenimiento principal. Nacido a finales de los ochenta para los -ya difuntos- salones recreativos, Capcom propuso al mundo una aventura bastante inusual, con una combinación entre acción y plataformas que funcionó a la perfección, convirtiéndose, poco a poco, en un juego muy querido por los jugones. Si bien es cierto que la serie ha permanecido en un letargo más que evidente, hay que recordar que aparecieron juegos basados en la franquicia tanto para la primera sobremesa de Nintendo (de las más conocidas) como para las portátiles, aunque éstas últimas pasando sin pena ni gloria por el mercado. Sin embargo, el año pasado, Capcom quiso reanimar a la franquicia, encargando a GRIN la adaptación del original para las plataformas digitales de Xbox 360 y Playstation 3 y una secuela directa para las consolas más potentes del mercado. Bionic Comando vuelve por la puerta grande con una novísima aventura que, sin duda, no dejará indiferente a nadie.

Te necesitamos, Spencer

Mucho ha llovido desde el último Bionic Comando, tanto que incluso el protagonista de la aventura, Nathan Spencer, lleva más de diez años en la cárcel cumpliendo condena simplemente por seguir las órdenes de sus superiores -en tiempos de guerra, los asesinatos son el pan de cada día-. Parece ser que, pese al buen resultado que le dio su potente brazo en el anterior videojuego para rescatar a Super Joe, todos los soldados biónicos que ayudaron al país han sido tildados de delincuentes, encarcelándolos, matándolos e incluso condenándolos a muerte, como es el caso de nuestro protagonista. Diez años ha pasado encerrado nuestro héroe particular, y justo en el momento de su ejecución, los altos cargos del país precisan de su ayuda y su componente más preciado, su brazo mecánico, pues parece ser que un grupo terrorista ha acabado con toda la paz y armonía que reinaba en Ascension City, derrumbando toda estructura edificable y propagando gases radioactivos, acabando con toda vida humana. La trama argumental del juego se desarrolla en función del avance de nuestra aventura, siendo narrada en forma de cinemáticas bastante recurrentes, aunque escasas, puesto que la mayor parte del juego la pasaremos hablando por radio con Super Joe (a quién rescatamos en la obra original y acto seguido nos encarceló) y sus superiores. Lo que parece una aventura sencilla -acabar con una amenaza enemiga existente- poco a poco se va transformando en un cúmulo de traiciones, encuentros inesperados con amigos y enemigos y una doble moral entre defender al país que te ha traicionado o devolverles la "ayuda" con la misma moneda de cambio. Un argumento muy elaborado que pondrá en tensión al jugador desde el primer momento.

Nuevo brazo. Nueva dimensión

Como decíamos, nuestro héroe fue separado de su componente mecánico durante diez años, por lo que sus habilidades y sincronización con las pesadas piezas es más bien escaso en una primera toma de contacto. Trataremos de hacernos con el control lo más pronto posible, pero hay que recalcar que el control puede parecer duro en una primera toma de contacto, puesto que hay bastantes combinaciones de botones y la perspectiva de los agarres no es demasiado clara. Aún así, tendremos acceso al primer tutorial poco después de comenzar el juego, justo cuando encontremos el brazo biónico, controlando, curiosamente, al Nathan Spencer del juego original, en una serie de misiones de realidad virtual para familiarizarnos con los controles de la obra. El juego se desarrolla en un entorno abierto en tres dimensiones, que, pese a que en un momento parece que da una libertad muy clara y funcional, al más puro estilo Grand Theft Auto o similares, en realidad el camino está bastante prefijado, incluyendo lugares ocultos y demás, pero mermando la sensación de libertad desde los primeros compases de la aventura. Sí es cierto que podremos deambular por el trozo de ciudad en el que nos encontremos, pero existen peligros -como la radiación o el agua- que nos obligarán a retroceder y a seguir el camino prefijado del mapa. De esta manera, una vez completada la primera hora de juego, tendremos más o menos conocimientos de cómo utilizar este arma letal, tanto para acabar con los enemigos como para apoyarnos en el entorno y avanzar en la aventura.
 1
La mecánica del juego es cercana a la de un juego de acción en tercera persona, pero añadiendo las funcionalidades exclusivas de nuestro personaje, es decir, agarrarse a todo lo posible para ir sobrevolando la ciudad como si fuésemos la versión futurista de Peter Parker, aunque sin traje. Contaremos con multitud de habilidades y armas para hacer frente a la amenaza enemiga. En primer lugar tendremos un gran elenco de armas disponibles, incluyendo pistolas, escopetas, metralletas e incluso lanza misiles, todo pensado para hacer frente tanto a las enemigos humanos como a los soldados biónicos, que utilizarán sus partes mecanizadas para intentar acabar con nosotros de una manera muy poco agradable. Pero sin duda, el protagonista de la acción es el brazo biónico. Con él no solo podremos surcar la ciudad de un lugar a otro como si fuésemos un super héroe sacado de un tebeo americano, sino que también podremos hacer temblar a los enemigos aprovechándonos del entorno y del peso de nuestra arma. Así pues, podremos agarrar a los enemigos para dispararles de manera más acertada, o impulsarnos y saltar sobre ellos para desequilibrarlos y restarles vida, aunque si lo preferimos también podemos coger un vehículo -o rocas, estructuras, etcétera- y lanzárlas contra los enemigos, con unos resultados bastante satisfactorios. Controlar el brazo puede resultar complicado al principio, aunque poco a poco (sobre todo cuando calculemos bien las distancias) el control pasa a ser más intuitivo y con más "jugo". También, a medida que vayamos completando el juego, Spencer irá recordando viejas habilidades para realizar, como la "muerte en el aire", que basa su nombre en aterrizar donde están los enemigos, creando un pequeño terremoto que acabará con ellos en un santiamén.

Cuestión de perspectiva

Lo primero que llamó la atención a los seguidores de la franquicia es cómo iba a sentarle a Nathan Spencer y compañía el salto a las tres dimensiones, y, sinceramente, no podemos más que alabar el trabajo de GRIN a la hora de trasladar un concepto tan anclado a la bidimensionalidad a un entorno completamente abierto en 3D. Si bien es cierto, y tal y como decíamos con anterioridad, los primeros saltos propiciados por nuestro protagonista pueden resultar un poco confusos o caóticos al desconocer la amplitud y alcance del brazo, enseguida aprenderemos a seguir una serie de patrones de lo más útiles para desarrollarnos por Ascension City.
 2
Para comprender mejor la simbología del brazo biónico, GRIN ha puesto especial dedicación a la hora de representar el arma indomable del soldado Spencer mediante un punto inteligente que irá surcando la pantalla en busca de la estructura u objeto más próximo para aferrarse. De esta manera, nosotros podremos ir andando por la ciudad y el indicador de gancho irá -ayudándolo con la cámara, todo sea dicho- mostrándonos a qué lugares nos podemos agarrar, así como los enemigos y objetos con los que podremos interactuar. Es interesante ver cómo podemos enlazar acciones con el brazo con un simple toque de gatillo (encargado del brazo), pudiendo sobrevolar la ciudad, agarrar un enemigo, abatirlo y seguir con nuestro camino en apenas unos segundos, facilitando así el dinamismo y frenesí del juego. Lamentablemente Spencer no es invencible pese a contar con un arma bastante descomunal. La amenaza terrorista que asedia la ciudad está preparada con las últimas tecnologías a prueba de materiales biónicos, por lo que no tardaremos en darnos cuenta que no bastará con agarrar a los enemigos para inmovilizarlos, puesto que éstos nos propiciarán una descarga eléctrica bastante potente si no realizamos el movimiento ofensivo de una manera rápida y eficaz. También ocurre que, debido al peso de nuestro brazo, el héroe de Bionic Commando será casi inútil dentro del agua, quedando a merced de los enemigos y contando con muy pocos segundos para salir a la superficie (utilizando el brazo como vía de escape) para respirar. La dificultad del juego es bastante considerable, aunque quizá demasiado fácil si consideramos que la obra original ponía a más de uno en su sitio apenas transcurridos los primeros niveles. Los enemigos oscilan entre enemigos simples y complejos, siendo estos últimos los que dan vida a las estrategias que tendremos que idear para superar su defensa. Por ejemplo, hay enemigos que tienen un escudo frontal muy poderoso, haciendo inviable cualquier tipo de ataque cara a cara, siendo imprescindible aturdirlos con alguna granada -o coche- para rodearlos y atacarlos donde más les duele.
 3
El paso a las tres dimensiones de Bionic Commando ha sido notable, aunque no perfecto. El motor del juego presenta unos escenarios muy detallados, con ese toque de degradación que tanto gusta a los jugadores de títulos post apocalípticos, sin embargo, hay algunos detalles que no pasan desapercibido y que podrían haberse pulido en la versión final de la obra. En un momento dado podemos pensar que el título recrea la ciudad completa, teniendo libertad para corretear por donde nos plazca, sin embargo la realidad es totalmente distinta, porque pese a que los escenarios son bastante grandes para un juego de acción y plataformas los escenarios están divididos por fases. De esta manera no contaremos sólo con fases cerradas en un mundo abierto, sino que además no podremos explorarlo todo debido a las nubes tóxicas que pululan por el lugar, teniendo más o menos el camino prefijado desde los primeros compases del juego y dando al jugador una sensación de libertad totalmente fasta y desmerecida.
 4
Gráficamente el juego cumple con nota, mostrando la ciudad y demás escenarios -como interiores derruidos, fases bajo tierra, etc- con todo lujo de detalles que gustarán al jugador más experimentado. El modelado de los personajes y enemigos es bastante correcto, sobre todo los movimientos del protagonista, que cuenta con varias animaciones que dejarán boquiabierto a más de uno, por no hablar de la iluminación dinámica que posee el juego, que teñirá a la ciudad de un tono mucho más melancólico y apocalíptico. Además, el motor gráfico del juego aguanta el tipo en todo momento, sin mostrar ralentizaciones ni bajadas de frames que afecten a la jugabilidad de la obra. Lamentablemente hay un aspecto que no pasa desapercibido, y es que el juego necesita unos tiempos de carga bastante considerables tanto para pasar de una zona a otra como para reiniciar la partida si hemos sido aniquilados. En materia de escenarios es comprensible y no tan repetitivo, pero si nos encontramos con algún enemigo duro de pelar y no deja de matarnos es posible que el jugador acabe desesperado de esperar mientras carga el juego entre vida y vida. La banda sonora de Bionic Commando recordará sobremanera a lo visto en la obra original del título, adaptando a los tiempos que corren la calidad sonora, por supuesto. De esta manera nos encontramos con unas piezas francamente buenas, que elevarán el grado de emotividad y expresión cinemática que hace gala el juego en sus momentos más álgidos, y, sobre todo, en la recta final del título. Esta revisión nos ha llegado con un estupendo doblaje al inglés -con sus correspondientes subtítulos al idioma de Cervantes-, protagonizado por Mike Patton, uno de los integrantes más activos del grupo Faith No More, que ha participado en el doblaje de otros juegos como The Darkness y Left 4 Dead y que tal y como hemos podido comprobar, le sienta muy bien al videojuego, pues su interpretación, sin llegar al Óscar, es más que notable.
 5

No estás solo

Acabar la campaña principal del videojuego puede llevarnos poco más de diez horas, siempre en función de nuestra habilidad y el nivel de dureza que hayamos escogido al inicio del juego (existen tres diferentes). Para evitar que el juego caiga en el olvido rápidamente, GRIN ha incluido varios elementos que alargarán la vida de la obra más allá del modo online, del que hablaremos un poco más adelante. La sucesión de niveles de Bionic Commando dará pie a una serie de objetos ocultos que tendremos que recoger si queremos completar el 100% del videojuego. Dichos ítems estarán de lo más escondidos, en lugares inhóspitos a los que no podríamos llegar sin la ayuda del gancho, aunque evidentemente también tendremos que jugar con la cámara para dar con ellos. Además, el juego cuenta con los ya conocidos logros y trofeos, en Xbox 360 y Playstation 3 respectivamente, que elevará el grado de "pique" entre los usuarios. Los objetivos a seguir están claros, y la mayoría están presentes en el mismo menú de pausa, puesto que los desafíos (se llaman así dentro del juego) están vinculados a los logros y trofeos, haciendo la interacción y la búsqueda de éstos mucho más fácil que de costumbre. Ahora bien, si somos de ese tipo de jugadores que una vez completado el juego quiere dedicarse de lleno al modo en línea, lo primero que hay que destacar es que el juego carece de modo cooperativo, algo que sí llevaba la revisión para descargas digitales y que, sin duda, habría mejorado la experiencia de juego hasta límites insospechados. Aún así, la obra de GRIN ofrece modos competitivos para un máximo de ocho jugadores, algo que sin duda agradecerán los más dedicados del género. Pese a que el modo online no es tan completo como otros de corte similar (como por ejemplo Lost Planet), la vertiente multijugador no deja de ser divertida para los que disfrutan el juego en compañía, así como para llevar a nuestro personaje mecanizado hasta lo más alto de las tablas de clasificación.
 6

Un regreso por la puerta grande

Ya apuntaron maneras cuando mostraron al público su adaptación de la obra original de Bionic Commando, y aunque ahora los chicos de GRIN se han vuelto a superar al trasladar el concepto de la serie a las tres dimensiones, con una secuela que convencerá tanto a los seguidores de la saga como a los no iniciados por su planteamiento de juego y su calidad audiovisual. Sí es cierto que podrían haber pulido un poco más diversos aspectos de la obra, lo que hubiera llevado a Bionic Commando al sobresaliente. Pese a todo, estamos ante un producto muy divertido, que hará las delicias de los jugadores a los que les gusten las apuestas arriesgadas, pues mezclar las plataformas con la acción en tercera persona no es tarea fácil aunque la desarrolladora ha dado en el clavo a la hora de hacerlo.
PUBLICIDAD

Últimos análisis

Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Marvel's Guardians of the Galaxy - Análisis
Análisis
2021-10-25 15:00:00
Star-Lord, Gamora, Rocket, Drax y Groot protagonizan una nueva y divertida aventura capaz de sobreponerse a sus limitaciones y carencias para hacernos pasar unas horas estupendas junto a nuestra consola o PC.
Age of Empires 4 - Análisis
Age of Empires 4 - Análisis
Análisis
2021-10-25 09:03:00
Después de muchos años de espera Age of Empires vuelve y analizamos su última entrega que actualiza la propuesta jugable para ofrecernos un título más que notable.
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Unplugged: Air Guitar - Análisis
Análisis
2021-10-23 15:40:00
Olvídate de mandos y de las guitarras de plástico, y prepárate para fliparte una vez más fingiendo ser una estrella del rock.
Echo Generation - Análisis
Echo Generation - Análisis
Análisis
2021-10-22 10:07:00
Echo Generation tira de nostalgia noventera para ofrecernos una aventura de misterio al estilo Stranger Things pero con estética de juguete y combate por turnos.
House of Ashes - Análisis
House of Ashes - Análisis
Análisis
2021-10-21 16:09:00
Supermassive continúa su antología con un título que cumple su cometido, pero que no consigue mejorar a sus predecesores.
PEGI +18
Plataformas:
PS3 Xbox 360 PC
También en: 3DS

Ficha técnica de la versión PS3

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 22/5/2009
  • Desarrollo: GRIN
  • Producción: Capcom
  • Distribución: Koch Media
  • Precio: 59.95 €
  • Jugadores: 1-8
  • Formato: Blu-ray
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
  • Requisitos PC
COMUNIDAD
8.1

PUNTÚA
Bionic Commando para PlayStation 3

39 votos

Ficha técnica de la versión Xbox 360

ANÁLISIS
8
  • Fecha de lanzamiento: 22/5/2009
  • Desarrollo: GRIN
  • Producción: Capcom
  • Distribución: Koch Media
  • Precio: 59.95 €
  • Jugadores: 1-8
  • Formato: 1 DVD
  • Textos: Español
  • Voces: Inglés
  • Online: Sí
  • Requisitos PC
Estadísticas XBOX LIVE
COMUNIDAD
7.8

PUNTÚA
Bionic Commando para Xbox 360

30 votos

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
6.73

PUNTÚA
Bionic Commando para Ordenador

6 votos
Insuficientes votos para figurar en los rankings.
Flecha subir