Vandal

Análisis de Devil May Cry 3: Dante's Awakening (PS2, PC)

Jose Miguel Rubio ·
Dante vuelve por la puerta grande en la madurez de PS2 con una nueva entrega de la saga de los demonios que lloran en la que esta vez sí estamos ante una digna continuación de la ya mítica primera parte e incluso la supera en muchos aspectos...
GRÁFICOS
9.2
SONIDO
9
NOTA
9.3
DIVERSIÓN
9.5
JUGABILIDAD
9.5
Análisis de versiones PS2 y PC.
Los hijos de Sparda
Mucho tiempo ha pasado desde que Sparda, legendario caballero oscuro y uno de los lugartenientes demoníacos del todopoderoso Mundus, señor del Inframundo, se rebelase contra éste en aras de salvar a la humanidad. Tras una encarnizada batalla, Sparda consiguió derrotar a las hordas del averno y sellar el portal del infierno dejando atrapado allí a Mundus para siempre. Sparda tuvo dos hijos gemelos por los cuales también corría sangre demoníaca: Dante y Vergil -al que ya lo conocimos en el primer Devil May Cry como el misterioso caballero Nelo Angelo-. Mientras que en Dante prevalece el lado más humano y siempre combatió las fuerzas del mal, Vergil, más sombrío y frío, por el contrario se sintió bastante más atraído por el lado demoníaco lo cual además generó una inmensa rivalidad entre ambos. Nuestra historia comienza cuando un joven Dante recibe en su local (a punto de inaugurar su agencia de investigación de fenómenos paranormales) la visita de un misterioso individuo llamado Arkham.

La razón de la visita es ofrecerle a Dante una "invitación" a reunirse con su hermano gemelo, que tiene la intención de romper el sello que su propio padre instauró siglos atrás liberando de nuevo las fuerzas demoníacas y para ello necesita el mítico amuleto rojizo que porta nuestro protagonista... como podéis suponer el duelo entre ambos será inevitable. Destaca también, como ya es costumbre en todo juego de la saga la inclusión de un personaje femenino, en este caso Lady, una bella aunque solitaria chica que quiere acabar con todos los demonios (incluido el propio Dante) por motivos personales. A partir de aquí toda la historia se irá desarrollando conforme vamos avanzando en el juego y que ya iremos descubriendo poco a poco a través de abundantes escenas durante las fases y al termino de éstas en las que habrá numerosos diálogos entre los personajes, algunos de ellos realmente divertidos gracias al toque macarra-chulesco de nuestro caza-demonios favorito.

La Torre del Mal
Si el primer DMC transcurría en un impresionante castillo-fortaleza, esta tercera entrega retoma esa misma estructura laberíntica y nos traslada la mayor parte del tiempo a una descomunal y gigantesca torre maléfica llamada Temen-Ni-Gru, la cual en realidad esconde en su interior el portal entre el mundo de los humanos y el de los demonios, y que sufrirá una serie de tremendas transformaciones durante el desarrollo del juego. De nuevo tenemos una estructura de juego basada en misiones -20 esta vez- en la que vuelve a tomar algo más de fuerza el componente de aventura y exploración respecto a lo que vimos en la segunda parte que estaba enfocada casi en su totalidad a la acción. De este modo habrá numerosos puzzles que eso sí, suelen ser en su mayoría bastante fáciles de resolver y siguen siendo fieles al más puro estilo del original: recoger algún item en forma de amuleto/objeto mágico/talismán que van siempre asociados a enigmáticas pistas en forma de frases grabadas o inscritas en diversos lugares (como estatuas, pedestales, paredes...) e insertarlos en algún otro lado para activar algún mecanismo, descubrir un pasadizo oculto o simplemente abrir una puerta sellada –los sellos azules- que nos cerraba el paso.

En todo caso, queda patente el esfuerzo de Capcom por intentar ampliar el repertorio de puzzles con cosas como los cristales de luz o pruebas de habilidad como las tres retos de la fase seis. Por supuesto, tampoco faltarán los momentos de acción pura y dura como toda buena aventura de acción en los que descargar adrenalina contra múltiples enemigos gracias al bloqueo de puertas con los clásicos sellos rojos que no se romperán hasta acabar con todos los enemigos de la sala o los combates contra los inconmensurables Jefes Finales. Mención especial para los pequeños momentos plataformeros como por ejemplo con la cámara de los cubos flotantes.

PUBLICIDAD

Mi reino por un orbe
Una característica que siempre ha definido a la saga Devil May Cry es el aumento de habilidades o poderes (el clásico Power-up que nos sube de nivel) en base a la recolección de orbes o esferas de distintos colores: rojo, azul, amarillo, verde y morado. En esta nueva entrega y debido a la mayor dificultad que posee –de la que ya hablaremos largo y tendido más adelante- se hace fundamental prestar atención a este detalle, en especial, los orbes rojos que como siempre vienen a ser las "monedas" del juego ya que podrán ser usadas en las clásicas tiendas del "reloj de arena" o estatuas de la divinidad para aumentar de nivel todas nuestras armas y comprar nuevas habilidades para Dante como combos nuevos o saltos dobles. Partiremos con nuestro ya imprescindible par de pistolas Ebony & Ivory pero conforme avancemos iremos encontrando nuevas armas de fuego como la recortada, un rifle de largo alcance e incluso una curiosa arma demoníaca que dispara una especie de rayo infernal llamada Artemis.

En el lado de las armas blancas comenzaremos nuestra aventura con la ligera espada Rebellion para, como novedad en esta tercera parte, ir incorporando a nuestro equipo nuevas armas una vez derrotados algunos jefes de final de fase. Destaca Agni & Rudra un impresionante dúo de cimitarras con el poder del fuego y viento respectivamente y la curiosa guitarra Nevan que lanza descargas eléctricas a ritmo de riffs. Para finalizar este apartado de items del juego, comentar la existencia de unas estatuas –las Combat Adjudicator- desperdigadas por todo el mapeado, en las que cada una sólo podrá ser rota por una determinada arma y que esconden un orbe azul como recompensa.

PUBLICIDAD

Últimos análisis

Análisis
2019-07-21 17:00:00
Es hora de volver a la acción y abrirse paso entre oleadas de enemigos con armas y puñetazos.
Análisis
2019-07-19 01:01:00
Analizamos Marvel Ultimate Alliance 3: The Black Order, un entretenidísimo juego de acción que, a pesar de sus defectos, nos hará pasar un buen rato en compañía de nuestros héroes favoritos.
Análisis
2019-07-18 16:00:00
Un entretenido juego que nos hará pensar, muy atractivo en lo visual y con algunas ideas muy interesantes.
Análisis
2019-07-17 16:30:00
Los productores del aclamado Dusk regresan ahora con Amid Evil, otro FPS de corte retro que, en esta ocasión, rinden homenaje a juegos de disparos de fantasía como Heretic o Witchaven.
Análisis
2019-07-17 10:50:00
Un título muy, muy adictivo, que se ve lastrado por un apartado gráfico algo mejorable, pero que consigue sorprendernos y hacer que nos sintamos unos auténticos ninjas.
Análisis
2019-07-16 10:00:00
Una genial aventura de puzles y exploración que desborda ingenio y frescura y que se convierte en una de las sorpresas más agradables en lo que llevamos de año.
Género/s: Acción / Hack and Slash
PEGI +16
Plataformas:
PS2 PC
Ficha técnica de la versión PS2
ANÁLISIS
Desarrollo: Capcom
Producción: Capcom
Distribución: Electronic Arts
Precio: 59.95 €
Jugadores: 1
Formato: 1 DVD
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: No
COMUNIDAD

PUNTÚA
Devil May Cry 3: Dante's Awakening para PlayStation 2

Ficha técnica de la versión PC
ANÁLISIS
Desarrollo: Capcom
Producción: Capcom
Distribución: Ubisoft
Precio: 19.95 €
COMUNIDAD

PUNTÚA
Devil May Cry 3: Dante's Awakening para Ordenador

#153 en el ranking de Ordenador.
#172 en el ranking global.
Flecha subir