Vandal

Análisis de Warhammer 40.000: Dawn of War (PC)

Relic vuelve a sorprendernos con otro impresionante título de estrategia en tiempo real. Esta vez, abandonamos las batallas espaciales para meternos de lleno en el universo Warhammer. Prepárate para vivir una de las experiencias más sanguinarias de los últimos años.
·
Actualizado: 12:07 22/8/2019
GRÁFICOS
9
SONIDO
8.9
NOTA
9
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión PC.

Estamos en el 41º Milenio y, en todas partes, solo hay guerra. Una guerra surgida de la Edad Oscura de la Tecnología, cuando la humanidad se diseminó por toda la galaxia en busca de conocimientos. Sus naves estelares llevaron a planetas lejanos la ilustración, y las mejores intenciones. Pero esta expansión no iba a estar libre de problemas. Los enemigos del hombre, incluidos los salvajes Orkos, las traicioneras Fuerzas del Caos y los enigmáticos y poderosos Eldars, libraban una lucha constante contra los descendientes de la Tierra con el objetivo de exterminarlos por completo. Innumerables vidas, e incluso la supervivencia de la humanidad, dependen de la protección del Señor de la Humanidad, el Inmortal Emperador. Por su voluntad, inmensos ejércitos de fieles, letales y genéticamente mejorados guerreros denominados Marines Espaciales llevan a cabo sus órdenes implacables. Sin el Emperador y sus Marines Espaciales, el Imperio del Hombre se derrumbaría ante el azote del Caos.

Los Marines Espaciales del Adeptus Astartes, evidencia viva de la voluntad del Emperador y avatares de su gloriosa venganza son los dioses de la guerra. Genéticamente perfectos y símbolo de su sempiterno poder, son con frecuencia lo único que separa a la humanidad de las garras de la conquista alienígena. Mientras los enemigos del hombre siembran muerte y destrucción sobre los planetas condenados de la humanidad, los súbditos del Imperio rezan a su Emperador y le suplican su protección. Solo los Marines Espaciales pueden responder a sus desesperadas oraciones.

Estamos en los albores del 41º Milenio: los combates se recrudecen, los muertos se cuentan por millones y los mundos están bañados en sangre. Bienvenido a una nueva era, bienvenido a Dawn of War. Relic Entertainment, creadores de la serie Homeworld, regresan un año después de terminar la secuela de su saga de estrategia espacial para ofrecernos, nuevamente, un título de estrategia ambientado en el rico universo de Warhammer. Y como habéis podido leer un poco más arriba, nos adentraremos en la era futurista del juego de estrategia de miniaturas creado por Games Workshop.

PUBLICIDAD


Los Marines Espaciales en acción

La historia de esta nueva producción de Relic nos mete en la piel de la brigada "Cuervos Sangrientos" del ejército de Marines Espaciales del Emperador. Todo comienza con una imprevista invasión de las tropas Orkas en el planeta Tartarus. La Guardia Imperial no puede hacer frente a tanta devastación y los altos mandos del ejército mandan a los Cuervos Sangrientos para que protejan a los civiles. Toda esta secuencia se nos muestra con el impresionante motor gráfico creado para la ocasión. Vemos como decenas de Orkos van matando a hachazos a los pobres soldados, y en el fondo, un oficial intenta animar a sus unidades. De repente, del cielo comienzan a llover cápsulas y de ellas, surgen las veneradas brigadas de los Marines Espaciales. Rápidamente se hacen con el control y nos asignan nuestra primera misión: "¡Debemos asegurar la zona!"

Para esta tarea debemos construir una base y a partir de ahí, comenzar a reclutar soldados para poder exterminar la plaga de Orkos. En un principio, Dawn of War puede parecer un juego de estrategia de lo más típico, pero nada más lejos de la realidad. Los chicos de Relic han sabido mezclar en un solo título elementos de acción, rol y la estrategia más básica para ofrecernos una experiencia sin igual. Básicamente, tendremos que construir una base de operaciones con la suficiente capacidad defensiva como para repeler al enemigo y seguidamente, iniciar la búsqueda de puntos estratégicos que nos otorgarán recursos para costearnos un ejército sin igual.

La micro gestión desaparece para dar paso a un inteligente sistema de puntos estratégicos. Todos los mapas están repletos de puntos de control que deberemos controlar con la ayuda de nuestras unidades. Estos lugares, una vez conquistados, nos ofrecerán puntos de requisa que podremos emplear en la construcción de nuevas estructuras, mejoras tecnológicas y por supuesto, en la creación de los ejércitos. Pero este no será el único elemento necesario para expandir nuestro poder; además de los puntos de requisa habrá puntos de energía que obtendremos construyendo las estructuras pertinentes.


Destrucción total

Como es lógico, tendremos a nuestra disposición las unidades de construcción que serán las encargadas de moldear nuestros centros de operaciones. El baluarte será la pieza principal en todos los campamentos, pudiendo colocarlos donde queramos; pero el resto de edificaciones deberán ser colocadas siempre alrededor del campo de influencia que se genera al construir un baluarte.

Sin embargo, tendréis la posibilidad de expandir vuestro imperio colocando puntos de escucha en los puntos de control conquistados, es decir: vuestros soldados se apoderan de uno de estos controles y a partir de ese momento, comenzáis a ganar los recursos pertinentes. Lo que no podéis hacer es construir unas torretas defensivas para proteger la zona así que deberéis montar un puesto de escucha sobre el punto de control. Haciendo esto, obtenéis la posibilidad de crear torretas alrededor de este punto de vital importancia, pero también conseguís que los enemigos lo tengan más difícil a la hora de conquistar la zona ya que antes, deben destruir el puesto de escucha que habéis montado. Como en todo juego de estrategia, todas las edificaciones tienen mejoras que podremos comprar y estos puestos de escucha no son una excepción. Con el "dinero" necesario podréis actualizar estos puestos para que generen más recursos y sobre todo, para que se conviertan en pequeños fortines capaces de repeler cualquier ataque enemigo.

PUBLICIDAD

Últimos análisis de PC

Análisis
2019-10-21 15:42:00
Nos embarcamos en un entretenidísimo juego donde hay mucho miedo, pero también mucho más.
Análisis
2019-10-20 18:20:00
La adaptación de la película CGI con el mismo nombre es un llamativo juego de aventuras empañado por algunos fallos jugables.
Análisis
2019-10-19 10:38:00
High Voltage Software desarrolla un juego que conecta las películas de Zombieland, con buenas intenciones pero bastante mejorable.
Análisis
2019-10-18 09:25:00
La saga Doraemon regresa en formato videojuego con un registro bastante curioso: el farming.
Análisis
2019-10-17 10:27:00
La nueva expansión del shooter de Bungie es más contenida que Los Renegados, pero hace que el juego con ambiciones de MMO esté en mejor estado que nunca.
Análisis
2019-10-14 13:04:00
Un juego de puzles distinto y bastante ameno que resulta tan curioso como disfrutable.
PEGI +16
Plataformas:
PC
Ficha técnica de la versión PC
ANÁLISIS
9
Producción: THQ
Distribución: Proein
Precio: 49.95 €
Jugadores: 1-8 / Online
Formato: 3 CDs
Textos: Español
Voces: Inglés
Online: Sí
Estadísticas Steam
COMUNIDAD
8.71

PUNTÚA
Warhammer 40.000: Dawn of War para Ordenador

48 votos
Flecha subir