Análisis de Rise of Nations (PC)

En un género como la estrategia, donde ya parecia todo inventado, aparece ahora Rise of Nations para demostrar que mezclando conceptos ya utilizados en juegos de estrategia por turnos y estrategia en tiempo real, y añadiendo ideas nuevas, es posible crear un juego innovador con una calidad excepcional.
Alberto Blanco Camino ·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
8.4
SONIDO
8.1
NOTA
9.1
DIVERSIÓN
9.2
JUGABILIDAD
9.1
Análisis de versión PC.

Innovar en un género como la estrategia no es sencillo pero este juego lo ha conseguido, y es grato apreciar que estas innovaciones no se han realizado sin sentido sino que asentándose sobre las cimientos de los juegos de estrategia en tiempo real tradicionales se aportan los suficientes conceptos nuevos, que a la vez resultan útiles y divertidos, para contribuir a crear un juego con una identidad propia.

Las principales innovaciones de Rise of Nations se basan en una fusión de los conceptos vistos en juegos de estrategia en tiempo real como Age of Empires, con ideas prestadas de la estrategia por turnos como Civilization. En un principio esta mezcla de conceptos de tiempo real y estrategia por turnos puede parecer un poco caótica pero llevados a la práctica y tras unos minutos de juego se puede apreciar que el resultado es casi perfecto.

La base del juego está en la estrategia en tiempo real, es decir, la gestión de una nación en todos y cada uno de sus aspectos: ciudadanos, edificaciones, ejército, recursos y sobre todo evolución de la nación. En estos aspectos el juego resulta similar a lo ya visto en Age of Empires ya que según avanza la partida deberemos tener en cuenta la edad histórica en la que se encuentra la nación y hacerla evolucionar para conseguir nuevas construcciones y nuevas unidades. En total nos encontraremos con 8 edades diferentes, partiendo desde épocas pasadas y llegando a edades futuristas.

PUBLICIDAD

Las diferencias con Age of Empires y con otros juegos de estrategia en tiempo real aparecen con la inclusión de conceptos propios de otros juegos como Civilization, pertenecientes a la estrategia por turnos. A lo largo de la partida no solo deberemos encargarnos de gestionar una ciudad sino que nuestra nación puede contar con varias ciudades distribuidas a lo largo del mapa entre las cuales deberemos establecer rutas de comercio para conseguir riqueza. Tambien deberemos tener en cuenta las relaciones diplomáticas con otras naciones, la construcción de joyas arquitectónicas con las que destacar sobre otros pueblos, el descrubrimiento de recursos raros con los que obtener grandes beneficios, o los límites geográficos de nuestra nación.

La idea principal de Rise of Nations es la de gestionar una nación, no un pueblo que evoluciona como en Age of Empires. Es por ello que la importancia de las ciudades es enorme. En un principio nuestra nación contará tan solo con una ciudad y se podrán construir mas a medida que la nación vaya evolucionando a lo largo de las edades, y cuantas mas ciudades tengamos mas se ampliarán los límites geográficos de la nación.

La construcción de ciudades no debe realizarse sin sentido ya que una ciudad aislada en el mapa y desprotegida militarmente puede ser presa fácil para una nación rival y en este juego las ciudades rivales no hay que destruirlas sino conquistarlas para ampliar nuestros límites geográficos. Así aparte de centrarnos en la construcción de ciudades tambien podemos conquistar ciudades rivales, con lo que su área de influencia pasará a ser nuestra y nuestra nación será mas grande.

Cuantas mas ciudades tengamos mas rutas comerciales podremos establecer entre ciudades y mas aumentarán nuestros recursos. Por estas razónes Rise of Nations nos da una impresión mas realista que otros juegos de estar controlando una nación ya que aquí la victoria puede llegar por otros motivos que no sean la destrucción total de un pueblo rival. La victoria en una batalla puede llegar por haber conquistado el 70% del territorio, por conquistar la capital rival, por tener mas maravillas del mundo o por destruir al ejército rival.

Poniendo un ejemplo del sistema de juego, si la nación rival se estanca en una edad antigua y nuestra nación evoluciona a lo largo de las edades con la consiguiente posibilidad de construir nuevas ciudades y ampliar nuestro territorio, podría darse el caso de que llegaramos a conquistar el 70% del territorio sin ni siquiera haber luchado. Este es un ejemplo extremo ya que a lo largo de una partida la evolución de las naciones será pareja y conquistar el 70% del territorio no será nada fácil, pero se trata de un ejemplo para demostrar que el sistema de juego se basa en la grandeza de una nación mas que en la potencia de su ejército como es habitual en otros títulos de estrategia en tiempo real.

Hasta aquí hemos visto como funcionan las partidas en tiempo real, pero Rise of Nations va mas allá y cuenta con un modo de juego en el que tendremos la posibilidad de escoger una nación entre las 18 disponibles (Española, Japonesa o Mongola por poner algún ejemplo) y proceder a la conquista del mundo entero.
En este modo el juego contará con 2 fases diferenciadas, una por turnos sobre el mapa del mundo al estilo del juego de mesa Risk, y otra fase que son las batallas en tiempo real que se realizarán según lo que hagamos sobre el mapa del mundo.
En el juego por turnos se comienza con un pequeño trozo del territorio conquistado dependiendo de la nación que hayamos escogido y para alcanzar el objetivo de conquistar el mundo no solo se deberá luchar, sino tambien realizar tratados diplomáticos con otras naciones, localizar recursos extraños para potenciar nuestro comercio o mejorar el ejército conquistando nuevas zonas del mapa. Se comienza con un solo ejército y dependiendo de las zonas del mapa conquistadas se obtendrán recursos para construir otros nuevos, por lo que podemos estar en guerra con otras naciones desde diferentes frentes. Si decidimos atacar una zona conquistada por otra nación, se pasa al modo de juego en tiempo real y la cantidad de ciudades y recursos iniciales vendrán determinadas por como se ha desarrollado el juego por turnos. De esta forma es posible intentar invadir una zona del mapa en la cual ya hay 4 ciudades comenzando la partida en tiempo real con tan solo 1 ciudad, aunque obviamente será mas complicado que si se comenzara en igualdad de condiciones.

En el apartado jugable apenas se observan fallos ya que el control de las unidades es muy sencillo y su disposición en el campo de batalla es totalmente correcto, así los arqueros se colocarán en segunda linea de ataque mientras los hombres a pie y a caballo forman la primera linea. Este sencillo control es de agradecer ya que el número de unidades llega a ser en ocasiones muy elevado y si tuvieramos que preocuparnos de la organización de cada una por separado el juego podría volverse un caos.

Para quien no esté habituado a los juegos de este tipo se incluyen unos cuantos tutoriales que explican claramente todas las características del juego, mientras que quienes ya sepan jugar pueden optar por ir directamente al modo de consquista del mundo.

El modo multijugador suele ser otra de las grandes bazas de los juegos de estrategia y en Rise of Nations no va a ser menos, aunque nos encontramos con el problema de que un jugador rápido puede llegar a edades avanzadas mucho antes que otros con lo que podría darse el caso de que por ejemplo un grupo de samurais estuvieran luchando contra militares. En este ejemplo las posibilidades de que los samurais vencieran en combate a los militares son reducidas, aunque las posibilidades de que aguantaran una embestida de los militares son mayores si se cuentan con los medios defensivos suficientes. Por ello en Rise of Nations la importancia de la defensa es mayor que en otros juegos, en los que el ataque es la base del desarrollo de la partida.

Sin duda el aspecto técnico en los juegos de estrategia no es el mas importante, pero pese a ello Rise of Nations roza un nivel notable. Gráficamente nos encontramos con una mezcla de 2d y 3d entre las unidades y el terreno, aunque esta fusión resulta perfecta y no se nota la diferencia entre las tecnologías usadas. Realmente en este apartado no aporta nada nuevo al género sino que se limita a perfeccionar lo ya existente utilizando un estilo visual similar al ya visto en Age of Empires, y alejándose del estilo de Warcraft 3.

Lo mismo se puede decir de la parte sonora, no aporta nada nuevo y no es un prodigio de calidad pero está a la altura del resto del juego. La cantidad de temas musicales no es elevada pero todos resultan correctos y ayudan a mantener la tensión de la batalla con melodías épicas. La parte de efectos sonoros tambien está muy cuidada teniendo en cuenta el elevado número de diferentes unidades ya que cada una cuenta con sus propios sonidos. El único punto negativo en este apartado lo hemos encontrado en el narrador que ayuda al jugador en los primeros momentos para que el jugador se habitúe al interface y manejo de las unidades y construcciones, ya que su voz en ocasiones se entrecorta. Pese a esto, todo el juego se encuentra doblado al castellano de forma magnífica y los cortes en la voz son esporádicos.

En definitiva, este Rise of Nations contentará a todos aquellos que busquen un buen juego de estrategia ya que sin duda lo encontrarán, y para quienes no conozcan el género de estrategia es un gran juego con el que comenzar ya que gracias a los excelentes tutoriales incluidos se puede aprender sin problemas partiendo de cero.

Requisitos Minimos: Windows XP/2000/ME/98, 128 MB RAM, 500 Mhz, 800 MB HD, Tarjeta de video 16 MB

PUBLICIDAD

Últimos análisis de PC

I Am Fish - Análisis
I Am Fish - Análisis
Análisis
2021-09-18 16:48:00
Bossa Studios pasa de panes a peces y multiplica la diversión con una nueva apuesta por la comedia física. I Am Fish es divertido, fresco y sorprendente en lo visual.
Tails of Iron - Análisis
Tails of Iron - Análisis
Análisis
2021-09-17 16:09:00
Rol y acción 2D en una aventura inspirada por los 'Souls' que sorprende por los gráficos y un combate pensado para los más jugones.
Aragami 2 - Análisis
Aragami 2 - Análisis
Análisis
2021-09-17 09:17:00
La secuela de Aragami pule aspectos del original y da una aventura de sigilo con cooperativo que te convierte en un auténtico ninja.
TOEM - Análisis
TOEM - Análisis
Análisis
2021-09-16 10:48:00
Cámara en mano nos aventuramos en este coqueto indie en el que ayudaremos a la comunidad a base de fotos. Una agradable propuesta que sorprende y relaja dándole más importancia al viaje que a la meta.
Eastward - Análisis
Eastward - Análisis
Análisis
2021-09-14 16:02:00
Eastward es una una mezcla entre Mother y Zelda que nos lleva a descubrir un maravilloso, místico y precioso mundo al borde del colapso en una carismática aventura que puede presumir de tener alma.
Deathloop - Análisis
Deathloop - Análisis
Análisis
2021-09-13 14:07:54
Los creadores de Dishonored se pasan al FPS en un juego con un diseño de mundo y niveles fascinante donde debemos romper el bucle temporal en el que estamos atrapados.
PEGI +12
Plataformas:
PC

Ficha técnica de la versión PC

ANÁLISIS
9.1
COMUNIDAD
8.44

PUNTÚA
Rise of Nations para Ordenador

26 votos
Flecha subir