Vandal

El presidente de Sega se rasca el bolsillo

·
Actualizado: 11:59 22/8/2019

Isao Okawa, el artífice de la reconversión de Sega, consciente de que el proceso de abandono de Dreamcast no saldrá barato, va a donar de su propio bolsillo lo necesario para que la situación económica de la compañía no empeore.

Se calcula que con la nueva bajada de precio, que situa a Dreamcast a 99 dólares (el mismo precio de Nintendo 64, y más barata que PSOne), Sega perderá unos 80 mil millones de Yens, (alrededor de 125 mil millones de pesetas). Okawa, en un acto de generosidad y consecuencia nunca visto en el mundillo, pagará cada uno de los Yens que Sega pierda

Ante la curiosa situación, el vice-presidente Hideki Sato ha tenido que salir al paso de los rumores de insolvencia, dando confianza a los inversores, diciendo que los resultados de la reconversión se verán pronto, y que esto no es más que un caso puntual.

PUBLICIDAD

Síguenos

Flecha subir