Vandal

E3: Primeras impresiones de El Padrino

Nos convertimos en un sicario de la familia Corleone.
·

En el stand de Electronic Arts también tuvimos oportunidad de jugar a puerta cerrada a El Padrino, el juego oficial de las películas de Francis Ford Coppola que prepara Electronic Arts para un lanzamiento a finales de este año.

El juego sigue vagamente la historia de la primera película, contando con escenas cinemáticas que la simulan, pero nos pone en la piel de un novato que acaba de unirse al clan Corleone, en la Nueva York de 1945. La ciudad está muy bien reproducida, dando una sensación de vida notable, con numerosas personas y coches por las calles que reaccionan de forma realista a nuestras acciones.

En primer lugar asistimos a una breve introducción en la que se nos contó que el juego, pese a seguir una estructura similar a la de GTA, hace mucho hincapié en conseguir respeto comportándose como un mafioso. Esto significa no recurrir a la violencia gratuita, sino mezclar la intimidación con las apariencias para conseguir nuestros objetivos, y haciendo justo lo estrictamente necesario en cada situación, ni un puñetazo de más ni uno de menos.

Para esto EA ha creado un sistema de control bastante novedoso que nos permite agarrar a los personajes, zarandearlos e incluso estrángularlos hasta la muerte; también hay acciones sensibles al contexto, como la de arrojar a los enemigos por una azotea para hacerlos caer al suelo.

En la versión demo que probamos, corriendo en la consola Xbox, Luca Brassi (matón preferido de Vito Corleone) nos encomendaba algunas misiones, entre ellas intimidar a un tendero que no estaba pagando la protección. Tras llegar a la tienda e intentar intimidarle, el tendero rechazaba nuestras pretensiones; tras destruir un poco su local, como por ejemplo la caja registradora, el tendero adoptaba una postura algo más práctica y aceptaba pagar la protección, además de desvelarnos que en la parte de arriba del local se escondía un salón de juego.

Subiendo por las escaleras acudimos al salón, donde las cosas no fueron tan fáciles como con el tendero. Los guardaespaldas del dueño del salón intentaron acabar con nosotros y, una vez abatidos, el dueño del salón prefería morir antes que pagar una comisión. Aparte del manejo de armas, como decíamos, el juego cuenta con un sistema de lucha cuerpo a cuerpo que nos permite esquivar golpes y darlos o bien con la izquierda o la derecha, cambiando los tipos de ataque dependiendo de la posición en la que esté el enemigo.

También podremos agarrar con mucha facilidad a los otros personajes, con un sistema de control intuitivo. El "Lock On" es el gatillo L, y se agarra con el R, de forma que al agarrar un personaje también estamos agarrando el mando. El movimiento de estrangulamiento, por su parte, se hace pulsando los dos sticks analógicos moviéndolos de un lado a otro (mientras agarramos al personaje), de nuevo una analogía con lo que estamos haciendo con el mando.

El Padrino nos ha dejado una buena impresión y promete ser un más que decente "juego de película", en la línea de los últimos juegos de estas características de EA, entre los que destaca El Señor de los Anillos.

Pablo Grandío
Director y fundador
PUBLICIDAD

Más sobre El Padrino

Portada El Padrino
El Padrino Xbox 360 PS2 Xbox PC PSP
Lanzamiento: 22/9/2006 · Género: Acción
Análisis El Padrino
Todos los juegos de El Padrino

Síguenos

Flecha subir