Xbox Cloud Gaming llega hoy por sorpresa a Xbox Series X/S y Xbox One

Ya está disponible Xbox Cloud Gaming en consolas, permitiendo a los suscriptores de Xbox Game Pass Ultimate jugar en la nube sin necesidad de instalar y dando acceso a juegos next-gen desde Xbox One.
·
Actualizado: 23:55 18/11/2021

Sabíamos que Xbox Cloud Gaming, la tecnología de juego en la nube incluida en la suscripción de Xbox Game Pass Ultimate, iba a estar disponible en consolas para estas navidades, pero todavía no se había especificado a partir de qué día podríamos jugar en streaming desde Xbox Series X/S y Xbox One. Ahora, completamente por sorpresa y después de pasar por pruebas en grupos aleatorios de jugadores, la compañía ha anunciado que el juego en la nube ya está disponible para todo el mundo en ambas consolas.

De momento esta tecnología está en versión beta en 25 regiones entre las que se encuentra España y a las que próximamente se sumarán otros países como Brasil. Poco a poco irá llegando a nuevos territorios en los que Xbox Cloud Gaming todavía no está disponible, como Argentina, Chile, Colombia, Grecia o India, aunque de momento tampoco se ha especificado la fecha en la que el juego en la nube desembarcará en estas regiones. Podéis ver la lista completa de regiones disponibles aquí.

¿Qué es Xbox Cloud Gaming?

Xbox Cloud Gaming es un servicio de juego en la nube integrado en la suscripción de Xbox Game Pass Ultimate. Quienes dispongan de esta membresía pueden ejecutar videojuegos sin necesidad de instalarlos, siempre y cuando su ancho de banda se lo permita. Hasta ahora esta tecnología sólo estaba disponible en PC, iOS y Android, donde se puede acceder a ella tanto a través de navegador como mediante la app de Windows 10 en el caso de ordenadores, pero a partir de hoy también se ha integrado en consolas Xbox Series X/S y Xbox One.

Xbox Cloud Gaming ya disponible en consolas Xbox.

Con este servicio de juego en la nube los usuarios podrán probar ciertos títulos seleccionados de Xbox Game Pass sin necesidad de detenerse a instalarlos en su almacenamiento interno, facilitando así la exploración inmediata de nuevos videojuegos y ayudando a que el disco duro no se sature. También es una manera de que aquellas personas que no han querido o no han podido dar el salto a Xbox Series X/S puedan jugar a ciertos títulos de nueva generación en sus Xbox One, consola en la que se ha demostrado que el juego en la nube tiene mejor rendimiento que el propio hardware; aquí entran títulos como Recompile, The Medium y The Riftbreaker, aunque Xbox asegura que seguirá ampliando la disponibilidad con juegos como Microsoft Flight Simulator, que será compatible con la nube a principios de 2022.

Manu Delgado
Redactor

Imágenes:

En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Flecha subir