Impresiones finales Dragon Quest VII: Fragmentos de un Pasado Olvidado

El rol más clásico de Dragon Quest llegará en unos días a 3DS, con un título anhelado durante años por los jugadores europeos.
Dragon Quest VII: Fragmentos de un Pasado Olvidado
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
Versión Nintendo 3DS.

Los que nos aficionamos a los juegos de rol japoneses a mediados de los 90, cuando empezaron a llegar a Europa de manera más o menos habitual, tras el enorme éxito de Final Fantasy VII, tenemos una espinita clavada desde entonces. Nunca habíamos catado un Dragon Quest, esa saga que, como nos contaban las revistas de entonces, vendía millones de unidades con cada nueva entrega en Japón. Y su séptimo capítulo para PlayStation, aunque con un aspecto gráfico muy austero, incluso para entonces, consiguió llamar nuestra atención, y nunca perdimos la esperanza de que pudiera llegar a Europa.

Finalmente se lanzó en Japón en agosto de 2000, cuando PlayStation 2 ya llevaba unos meses a la venta, convirtiéndose en uno de los juegos más vendidos de la historia del mercado nipón, con más de cuatro millones de unidades vendidas, y se puso a la venta en Estados Unidos un año más tarde, en octubre de 2001. Pero a Europa nunca llegó, y quienes quisieron disfrutarlo tuvieron que recurrir a la importación y jugarlo en inglés, y por ello para muchos amantes de los JRPG siempre ha sido una gran cuenta pendiente.

Así que cuando en 2012 Square Enix anunció un remake de Dragon Quest VII para Nintendo 3DS, muchos nos frotamos las manos, y más teniendo en cuenta que todos los anteriores remake de la saga para Nintendo DS habían llegado a nuestro país traducidos. El juego se lanzó en febrero de 2013 en Japón, pasaban los meses, y no sabíamos nada de su llegada a Occidente. Tanto tiempo pasó, que muchos lo dieron por perdido, pero por fortuna el año pasado confirmaron que tanto este como Dragon Quest VIII llegarían en 2016 a Occidente, así que por fin los jugadores europeos, 16 años después, podremos jugar a Dragon Quest VII traducido en español.

PUBLICIDAD
Los gráficos han sido hechos totalmente desde cero, y el juego luce genial.
Los gráficos han sido hechos totalmente desde cero, y el juego luce genial.

Os hemos contado toda esta historia para que entendáis por qué hemos cogido con tantas ganas Dragon Quest VII: Fragmentos de un Pasado Olvidado, que es como se ha traducido por estos lares su título. Ya estamos manos a la obra con él, hemos jugado unas 20 horas, y podemos sacar algunas conclusiones de este remake, que cambia bastantes aspectos del original, pero que lo importante, su corazón y esencia, se mantienen inalterados.

Lo primero que llama la atención son sus gráficos claro, porque como hemos dicho antes, cuando se lanzó Dragon Quest VII en el año 2000 ya era un juego anticuado visualmente. Ahora todo es en 3D con gráficos poligonales, y todos los modelados, de los personajes, enemigos, pueblos, etcétera, han sido hechos completamente desde cero, y lucen muy bien en Nintendo 3DS. Mantiene la posibilidad de girar la cámara cuando estamos explorando, y se siente desde el primer momento como un juego contemporáneo, muy agradable a la vista como es habitual en la serie, gracias a los geniales diseños de Akira Toriyama.

Ahora vemos a los enemigos en los escenario, y podemos esquivarlos sin problemas.
Ahora vemos a los enemigos en los escenario, y podemos esquivarlos sin problemas.

No esperéis grandes florituras en sus cinemáticas o en las animaciones de los personajes y los enemigos, pero sus gráficos son acordes al tono del juego, que tanto en su narrativa, como en su jugabilidad, es la de un JRPG totalmente clásico, más cercano a lo que se hacía a principios de los 90 en Super Nintendo, que a los últimos años de PlayStation.

Dragon Quest VII es un juego que divide a los fans de la saga, y para muchos no está considerado como una de las mejores entregas de la saga, por diferentes motivos. Para empezar, es un juego gigantesco, cuya partida principal, yendo al grano, se podía ir a las 100 horas de duración, y a las 200 si nos entreteníamos con los contenidos secundarios. De largo el juego más grande de la serie, y también uno de los más lentos y complicados, dada su peculiar estructura.

Para poder seguir avanzando y llegar a nuevas zonas, había que conseguir unos fragmentos de unas tablillas, lo que exigía explorar los escenarios al milímetro, y no dejarte un centímetro sin visitar. Porque como te dejaras atrás uno de estos fragmentos, te podías volver loco para encontrarlo, sobre todo ya avanzada la aventura, con un mundo cada vez más grande y lleno de localizaciones, que además podíamos visitar tanto en el pasado como en el presente.

Los fragmentos olvidados que dan nombre al juego, y que en el original eran un quebradero de cabeza, ahora son muchos más fáciles de conseguir. Además el personaje que veis arriba, nos puede dar una pista si estamos perdidos.
Los fragmentos olvidados que dan nombre al juego, y que en el original eran un quebradero de cabeza, ahora son muchos más fáciles de conseguir. Además el personaje que veis arriba, nos puede dar una pista si estamos perdidos.

Para este remake han facilitado y aligerado las cosas, se han quitado ciertas secciones y condensado pasajes de la trama, para que el desarrollo no sea tan lento, y ahora conseguir los fragmentos es mucho más fácil, ya que en la pantalla inferior de la consola tenemos un radar, que nos indica si hay uno en las proximidades. Por si esto fuera poco, hay un nuevo personaje al que en cualquier momento podemos pedirle una pista, y nos dice claramente nuestro próximo movimiento en la aventura, por lo que ahora es imposible atascarse.

Algunos estaréis torciendo el gesto con esto que os estamos contando, no suele gustar cuando facilitan o simplifican las cosas, pero tampoco era normal lo del original, que era un juego casi imposible de superar si no mirabas una guía. Que hayan facilitado el encontrar los fragmentos no nos molesta demasiado, pero sí tenemos la sospecha de que han rebajado la dificultad de manera general, porque en nuestras primeras 20 horas nunca nos hemos tenido que parar a entrenar o "farmear", para subir de nivel a los personajes.

La dificultad, hasta el momento, nos está pareciendo inferior a otras entregas de la serie.
La dificultad, hasta el momento, nos está pareciendo inferior a otras entregas de la serie.

Los que hayáis jugado a anteriores Dragon Quest, sabéis que siempre hay que hacer alguna parada, incluso en las primeras horas, para mejorar un poco a los personajes y seguir avanzado. Sin ir más lejos, en Dragon Quest VIII, o entrenabas un poco al principio del juego, o no podías ni afrontar la primera mazmorra con garantías. En cambio, este remake de Dragon Quest VII nos está pareciendo un paseo, y de hecho en esta primera veintena de horas no nos han derrotado ni una sola vez.

Uno de esos cambios para aligerar el juego lo encontramos en el mismo principio de la aventura, ya que en el original podías tardar unas tres horas en tener el primer combate, y ahora es en apenas una, para lo que han quitado una extensa sección de puzles, que era bastante interesante. No sabemos si es algo que también han hecho más adelante en el juego, pero pasado este tramo inicial, lo que hemos visto hasta el momento, respeta totalmente la estructura y desarrollo del original.

Un cambio también muy importante es que ahora los combates no son aleatorios, vemos a los enemigos, tanto en el mapamundi como en las mazmorras, y podemos esquivarlos, aunque con matices. Porque en el mapa del mundo podemos esquivarlos siempre, sin problemas, pero en los estrechos pasillos de las mazmorras es casi imposible, así que en estas zonas del juego sí disputaremos muchos combates, que nunca suelen durar demasiado.

Pese a estos cambios, en pleno 2016, Dragon Quest VII es un juego sorprendentemente lento, incluso puede llegar a desesperar por momentos. Con multitud de paseos, de acciones de recadero y diálogos extensos, con tramos larguísimos en los que no combates o pisas una mazmorra, siendo una aventura que desconoce el significado de la palabra elipsis. Es un juego de rol muy clásico en ese aspecto, para jugar con calma, y exige cambiar el chip o la mentalidad que tenemos actualmente, en unos tiempos en los que nos hemos convertido en unos jugadores muy impacientes.

Para que os hagáis una buena idea de lo lento que es su desarrollo, hasta que no llevas unas 20 horas jugadas, no aparece el sistema de trabajos, llamado vocaciones, que es cuando el sistema de progresión y los combates se vuelven un poco más complejos. Ya que hasta el momento, equipando bien a los personajes, y usando su ataque principal y alguna habilidad o magia puntual, sin mucho donde elegir, te da de sobra para superar el 99% de los combates, sin complicarte la vida.

Imaginamos que ahora, con las vocaciones básicas, la cosa se pondrá mucho más interesante, pudiendo ser un guerrero, luchador, mago, sacerdote, bailarín, ladrón, trovador, marinero, pastor y bufón, cada clase con sus propias habilidades y puntos débiles y fuertes. También hay vocaciones avanzadas, como gladiador, pero antes hay que haber dominado algunas vocaciones básicas, como guerrero y luchador, y también en este aspecto del juego hay cambios respecto del original. Ahora, aunque cambiemos de vocación, mantendremos algunas de las habilidades adquiridas, aunque no todas, y la progresión en el sistema de trabajos está acelerada, y mejoramos mucho más rápido.

El mundo de 'Dragon Quest VII' cada vez se va haciendo más y más grande, y al final tendremos una enorme cantidad de localizaciones para visitar, y por duplicado, tanto en el pasado como en el presente.
El mundo de 'Dragon Quest VII' cada vez se va haciendo más y más grande, y al final tendremos una enorme cantidad de localizaciones para visitar, y por duplicado, tanto en el pasado como en el presente.

Del argumento no queremos contar demasiado, pero de momento es lo habitual en la saga, sin grandes giros dramáticos ni personajes traumatizados, con un tono más ligero y desenfadado respecto a otros JRPG, aunque eso no quiere decir que no encontremos en su interior algunas historias muy interesantes. Tenemos que traer de vuelta unas islas que se han perdido en el tiempo, y en cada una de ellas tiene su propia trama. De hecho, la historia general del juego, la que lo relaciona todo, de momento apenas se ha desarrollado. El visitar un lugar en el pasado y en el presente, y ver los cambios que se han producido, siempre es interesante, como hemos visto en otros juegos, y es un recurso que Dragon Quest VII utiliza con inteligencia.

Aparte de la trama principal, cada vez surgen más distracciones y motivos para perderte, como un casino con divertidos minijuegos, o una isla en la que vamos creando una aldea poblada de monstruos que tenemos que ir atrapando, entre otras sorpresas. También una función que utiliza el StreetPass y la conexión a internet, para compartir las tablillas de viajero con otros jugadores, que nos permiten desbloquear nuevas mazmorras, con grandes recompensas y enemigos. Como veis, es un juego gigantesco, enorme, y que, como en el original, si lo quieres explotar puedes llegar a dedicarle más de 200 horas.

Este es el trío protagonista, que podremos aumentar cuando hayamos progresado muchas horas en la aventura.
Este es el trío protagonista, que podremos aumentar cuando hayamos progresado muchas horas en la aventura.

Por últimos comentar la genial traducción al castellano, algo habitual en los Dragon Quest que han llegado a nuestro país, que se toma muchas libertades a la hora de adaptar los diferentes dialectos, acentos y juegos de palabras del original japonés, que son imposibles de traducir de una manera fiel. Aquí nos encontraremos pueblos de gallegos, de andaluces, de germanos o de gitanos, y la verdad, es que nos parece muy divertido e ingenioso, aunque entendemos que algún que otro jugador se le pueda atragantar y le parezca una ofensa, el tomarse tantas libertades a la hora de adaptar el juego a nuestro mercado.

PUBLICIDAD

Por fin podremos disfrutarlo en Europa

Aunque hemos dicho algunas cosas que pueden sonar negativas, como su baja dificultad respecto al original, o que tiene un desarrollo muy lento, lo cierto es que a la hora de la verdad no podemos dejar de jugar, nos tiene totalmente enganchados, y si eres un amante de los juegos de rol japoneses más clásicos, estamos seguros que te va a encantar. Echábamos de menos disfrutar de un JRPG tan "clasicón" como este, y el encanto que destila Dragon Quest, con sus personajes, enemigos e historias sin grandes pretensiones, lo tienen muy pocas series de videojuegos. Vamos a seguir jugando, porque todavía nos queda un largo viaje, y así poder contaros antes de su lanzamiento qué nos ha parecido Dragon Quest VII: Fragmentos de un Pasado Olvidado, que se pondrá a la venta el 16 de septiembre.

Hemos escrito estas impresiones con un código digital de la versión final que nos ha proporcionado Nintendo.

Jorge Cano
Redactor jefe
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos avances de Nintendo 3DS

Luigi's Mansion - Impresiones
Luigi's Mansion - Impresiones
Impresiones
2018-09-20 10:05:00
El clásico de GameCube será remasterizado para Nintendo 3DS para alegría de los incondicionales de esta gran aventura.
Captain Toad: Treasure Tracker - Impresiones finales
Captain Toad: Treasure Tracker - Impresiones finales
Impresiones finales
2018-06-25 15:16:00
Captain Toad regresa con su encantadora aventura ahora para Switch, en una versión que mantiene todas las virtudes del juego de Wii U y que cuenta con algunas novedades.
Sushi Striker: The Way of Sushido - Impresiones
Sushi Striker: The Way of Sushido - Impresiones
Impresiones
2018-05-24 10:15:00
Comenzamos nuestra aventura como lanzaplatos en este divertido y alocado juego de puzles y rol.
Dillon's Dead-Heat Breakers - Impresiones finales
Dillon's Dead-Heat Breakers - Impresiones finales
Impresiones finales
2018-05-17 15:24:00
La serie tower defense de acción amplía sus horizontes con una jugabilidad más rica.
Dragon Quest XI: Echoes of an Elusive Age - Avance
Dragon Quest XI: Echoes of an Elusive Age - Avance
Avance
2018-01-15 10:17:00
Todo lo que sabemos sobre el undécimo Dragon Quest a la espera de la fecha occidental y la versión de Switch.
Fire Emblem Warriors - Impresiones finales
Fire Emblem Warriors - Impresiones finales
Impresiones finales
2017-10-11 17:00:00
Otra saga de Nintendo que va a recibir el tratamiento musou de la mano de los maestros en ese terreno: Omega Force.
Género/s: Rol
PEGI +12
Plataformas:
Nintendo 3DS

Ficha técnica de la versión Nintendo 3DS

ANÁLISIS
8.2
  • Fecha de lanzamiento: 16/9/2016
  • Desarrollo: Artepiazza / Square Enix
  • Producción: Square Enix
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 34,95 €
  • Jugadores: 1
  • Formato: Tarjeta
  • Textos: Español
  • Voces: No
  • Online: No
COMUNIDAD
8.12

PUNTÚA
Dragon Quest VII: Fragmentos de un mundo olvidado para Nintendo 3DS

45 votos
Flecha subir