Análisis de Yoshi's Woolly World (Wii U)

Yoshi regresa por la puerta grande con un juegazo de plataformas que tras su adorable apariencia esconde toda la diversión que solo los mejores saben ofrecer.
Yoshi's Woolly World
·
Actualizado: 21:31 17/8/2020
GRÁFICOS
9
SONIDO
9
NOTA
9
DIVERSIÓN
9
JUGABILIDAD
9
Análisis de versión Wii U.

Puede que el futuro de Wii U parezca ahora mismo más incierto que nunca con muy pocos juegos en el horizonte, aunque eso no quita que haya todavía unos cuantos títulos realmente prometedores a corto y medio plazo, como Xenoblade Chronicles X, el nuevo The Legend of Zelda, la quinta entrega de Project Zero, Shin Megami Tensei X Fire Emblem y quizás Star Fox Zero. Por suerte, no tendremos que esperar tanto para disfrutar de un nuevo exclusivo y esta misma semana podréis haceros con Yoshi's Woolly World, todo un juegazo de plataformas que devuelve al famoso dinosaurio de Nintendo al lugar de honor que se ganó a pulso hace 20 años con esa obra maestra llamada Super Mario World 2: Yoshi's Island.

Lana de primera calidad

Lo primero que hay que comentar, por si hay alguien que no le haya seguido la pista o se acabe de enterar de su existencia, es que estamos ante un juego de plataformas 2D de corte clásico que sigue paso por paso las enseñanzas de los anteriores juegos protagonizados por Yoshi. De este modo, volveremos a tener a nuestra disposición todos los movimientos habituales del dinosaurio, como la posibilidad de impulsarse en el aire para llegar más lejos y controlar mejor la caída, comernos a nuestros enemigos atrapándolos con su lengua para posteriormente escupirlos o transformarlos en huevos arrojadizos (ovillos de lana en esta ocasión) o el pisotón que podremos utilizar para aplastar ciertos objetos o enemigos.

Con los ovillos de lana podremos rellenar algunos elementos del escenario para crear nuevas plataformas y abrirnos camino.
Con los ovillos de lana podremos rellenar algunos elementos del escenario para crear nuevas plataformas y abrirnos camino.

Como podéis apreciar en las imágenes y vídeos que acompañan a este artículo, todo lo que veremos en el juego está hecho de lana, incluyendo a los personajes con los que nos encontraremos, desde el propio Yoshi hasta los más temibles jefes finales. Esto es algo que no se queda en un simple elemento estético y decorativo, ya que el hecho de que todo esté formado por hilos es algo que se utiliza de muchas formas distintas para crear situaciones jugables muy originales y únicas que de otro modo no habrían tenido demasiado sentido, como un nivel formado por tiras de velcro que harán que nuestro protagonista se quede pegado a ellas.

PUBLICIDAD

Precisamente, lo que hace grande a Yoshi's Woolly World no es su encantador aspecto visual, ni sus precisos y fiables controles (que también, para que vamos a negarlo), sino su espectacular diseño de niveles. Tal y como ya nos tienen habituados desde Nintendo, cada pantalla nos ofrece una mecánica jugable totalmente única que no se suele repetir en el resto, lo que se acaba traduciendo en un juego variadísimo y que no parará de sorprendernos a cada paso que demos.

Además, muchas veces no se conforman solo con un incluir un único elemento jugable, sino que a veces añaden más de uno y a ideas tan simples como, por ejemplo, la que mencionamos anteriormente con el velcro, le dan tantas vueltas a lo largo del nivel que no hay un solo momento para el aburrimiento. De hecho, hay pantallas que son tan brillantes que difícilmente nos conformaremos con jugarlas una sola vez.

No faltarán las transformaciones habituales de la saga, aunque esta vez solo las podremos utilizar en unas pequeñas secciones concretas a contrarreloj. Suponen los momentos más frenéticos de la aventura.
No faltarán las transformaciones habituales de la saga, aunque esta vez solo las podremos utilizar en unas pequeñas secciones concretas a contrarreloj. Suponen los momentos más frenéticos de la aventura.

Hablando de rejugabilidad, en cada nivel tendremos una gran cantidad de coleccionables para conseguir: cinco flores, cinco madejas de lana y 20 sellos (estos equivalen a las monedas rojas de Yoshi's Island, por lo que están camuflados con las gemas que hay repartidas por los escenarios). Las primeras nos servirán para desbloquear niveles extras (y una gran sorpresa...), las madejas de lana nos permitirán obtener nuevos diseños y patrones de colores para Yoshi y con los últimos conseguiremos sellos para utilizar en Miiverse.

Encontrarlos todos no es una tarea para nada sencilla, ya que están muy bien escondidos y difícilmente os haréis con todos la primera vez que juguéis un nivel. Eso sí, aquí no se han ocultado los coleccionables de forma aleatoria y sin sentido. Todos los elementos del escenario tienen su razón de ser y si sabemos fijarnos bien en lo que vemos, seremos capaces de detectar ligeras y sutiles pistas visuales que nos indicarán dónde están los secretos.

Los secretos se han escondido con mucha inteligencia a lo largo de los niveles. Toca explorar a conciencia.
Los secretos se han escondido con mucha inteligencia a lo largo de los niveles. Toca explorar a conciencia.

Esto hace que la exploración sea una de las grandes claves del juego, lo que le imprime un ritmo a su desarrollo mucho más pausado que lo visto en otros plataformas más recientes. De todos modos, si solo queréis llegar al final de la aventura, podréis pasar de todo esto e ir directos hasta el último jefe de la "historia" (resumiendo el 90% de su guion: Kamek convierte a los Yoshis en madejas de lana y los dos únicos que sobreviven al ataque tienen que rescatar a sus compañeros), aunque os perderéis gran parte de su atractivo y de su enorme rejugabilidad.

Además, para conseguir el 100% de un nivel no os bastará con encontrar todos sus secretos, sino que tendréis que llegar al final del mismo con vuestro medidor de salud al máximo, es decir, con 20 corazones (por suerte, Baby Mario no existe en este juego, así que no tendremos que hacer de niñera ni soportar sus llantos), algo que nos ha sorprendido descubrir que es mucho más fácil de decir que de hacer. Morir es más o menos difícil, pero evitar los ataques y peligros que nos encontraremos lo es mucho más, especialmente como estemos intentando conseguir un secreto.

Los jefes empiezan siendo bastante sencillos y simples, aunque mejoran mucho a lo largo del juego, con algunos enfrentamientos muy memorables. Eso sí, algo común en ellos es que casi todos suelen jugar con la cámara y con la profundidad del escenario.
Los jefes empiezan siendo bastante sencillos y simples, aunque mejoran mucho a lo largo del juego, con algunos enfrentamientos muy memorables. Eso sí, algo común en ellos es que casi todos suelen jugar con la cámara y con la profundidad del escenario.

Y ya que hablamos de dificultad, nos ha alegrado comprobar que detrás de ese aspecto amable y tierno que tiene el juego, se esconde un reto muy interesante que sin ser especialmente complicado, nos ha obligado a darlo todo para llegar hasta el final, con momentos realmente exigentes en los que hay que calcular cada salto con cuidado incluso cuando no nos dan tiempo para ello. Que no os sorprenda si acabáis muriendo un par de veces seguidas en un mismo punto, porque ya os avisamos que no se trata de ningún paseo, y menos todavía si buscáis llegar al final con 20 corazones (encima, los niveles son bastante largos). Eso sí, aquí el concepto de "vidas" no existe, por lo que si morís, reapareceréis automáticamente en el último punto de control que tocarais.

Precisamente por esto, se ha añadido un modo de dificultad adicional llamado "Relajado" que nos permitirá jugar con un Yoshi con alas capaz de volar, lo que facilita enormemente la aventura. Lo mismo se puede decir de una serie de potenciadores que podremos activar antes de cada nivel pagando una suma de gemas concreta, evitándonos morir por caída, utilizar objetos de forma ilimitada, que se muestren los secretos, etcétera. Por suerte, todo esto es opcional, de modo que si no queréis utilizarlos podréis jugar sin ellos (de hecho, os recomendamos que prescindáis totalmente de estas ayudas).

El modo Relajado facilita muchísimo las cosas, quizá demasiado.
El modo Relajado facilita muchísimo las cosas, quizá demasiado.

La otra gran novedad la encontramos en la posibilidad de poder jugar toda la campaña de forma cooperativa acompañados por un amigo (eso sí, únicamente de forma local). Sin lugar a dudas, se trata de uno de los grandes aciertos de esta entrega, ya que si el juego es divertidísimo cuando jugamos solos, en compañía lo es mucho más, gracias a las diferentes posibilidades que se han incluido para realizar acciones conjuntas e incluso entorpecernos el uno al otro (no podremos atravesar a nuestro compañero, lo que nos obligará a coordinarnos muy bien para que uno de los dos no acabe cayendo al vacío).

En lo que respecta a su duración, llegar hasta el final sin repetir niveles y explorando con cuidado, nos ha llevado unas 12 horas, aunque esta cifra se nos llegó casi a triplicar cuando nos pusimos manos a la obra para conseguirlo todo, con niveles que hemos tenido que repetir hasta tres o cuatro veces, ya sea por un golpe que nos llevamos justo al final o por un sello que tras dos pasadas seguíamos sin encontrar, por lo que tenéis juego para rato si os proponéis explotarlo al máximo. Además, os encontraréis con algunas sorpresas extras cuando derrotéis a su último jefe por primera vez (que por cierto, a pesar de lo espectacular que es, nos ha decepcionado muchísimo).

Gráficamente no podemos hacer otra cosa que no sea elogiar su apartado artístico, ofreciéndonos uno de los juegos más bonitos (o el que más) de todos los que hemos visto en Wii U. El cuidado y mimo que se ha puesto en todos y cada uno de sus elementos para ser recreados con hilos de lana es realmente sorprendente y a nivel visual se ha conseguido un conjunto fantástico y muy atractivo. Además, la recreación a nivel técnico de sus distintos materiales es prácticamente perfecta.

Otro aspecto que requiere un punto y aparte son las animaciones, tanto de los personajes como de los diferentes elementos del escenario: totalmente fluidas, muy originales y con detalles que no pararán de sorprendernos, ya que muchas de ellas responden a nuestra interacción con el entorno. De hecho, por momentos hemos tenido que revisar los créditos del juego para asegurarnos de que los chicos de Retro Studios no han estado implicados en su creación, ante tantísimos pequeños detalles, algo que ya es marca de la casa de los creadores de Metroid Prime y Donkey Kong Country: Tropical Freeze.

Pocos juegos entran tan bien por los ojos como la nueva aventura de Yoshi.
Pocos juegos entran tan bien por los ojos como la nueva aventura de Yoshi.

El sonido tampoco se queda precisamente atrás, con una banda sonora variadísima y de gran calidad, muy bien instrumentada y con temas 100% Nintendo, de esos que basta con escucharlos una sola vez para no poder quitárnoslos de la cabeza y sentir la imperiosa necesidad de tararearlos. Lo mejor es que van desde temas que son pura alegría y "buen rollo" hasta otros mucho más cañeros (hay uno que incluso parece que estemos en un concierto de heavy metal), épicos e incluso terroríficos, adaptándose de esta forma como un guante a todo lo que vemos en pantalla. Los efectos también mantienen un altísimo nivel y los habituales sonidos y gritos de Yoshi terminan de redondear un apartado al que hay poco que reprocharle.

Conclusiones

Veinte años. Ese es el tiempo que Nintendo ha necesitado para hacer una secuela de Super Mario World 2: Yoshi's Island que esté a la altura de su leyenda, pero la espera por fin ha llegado a su fin gracias a este Yoshi's Woolly World, un juego que va mucho más allá de su precioso apartado audiovisual para ofrecernos un plataformas con sabor clásico y con un diseño de niveles que nos ha vuelto a recordar los motivos por los que amamos este género. Puede que no sea un título especialmente rompedor o revolucionario, pero cuando se tiene una combinación tan buena de plataformas, puzles y exploración, sería un grave error resistirse a sus encantos y dejarlo escapar.

Carlos Leiva
Redactor
PUBLICIDAD
En forosComentar en nuestros foros

En forosComentar en nuestros foros

Últimos análisis

Inscryption - Análisis
Inscryption - Análisis
Análisis
2021-10-19 18:21:00
Daniel Mullins vuelve a la carga con uno de los juegos más extraños, diferentes, locos y sorprendentes de los últimos años. Una experiencia única en su especie.
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Crysis Remastered Trilogy - Análisis
Análisis
2021-10-15 10:03:00
Los tres Crysis regresan en una colección remasterizada que actualiza ligeramente unos shooters que fueron espectaculares hace una década.
The Good Life - Análisis
The Good Life - Análisis
Análisis
2021-10-14 16:04:00
The Good Life trae consigo todo lo que caracteriza a una obra de Hidetaka 'Swery' Suehiro: carisma, situaciones absurdas, misterios excéntricos y ciertas carencias tanto técnicas como de diseño.
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Demon Slayer -Kimetsu no Yaiba- The Hinokami Chronicles - Análisis
Análisis
2021-10-13 18:00:00
Kimetsu no Yaiba recibe por fin su primer videojuego para ofrecernos un espectacular y fiel anime interactivo con grandes carencias.
Back 4 Blood - Análisis
Back 4 Blood - Análisis
Análisis
2021-10-12 20:20:00
Turtle Rock Studios, los creadores de la saga original, vuelven con un shooter cooperativo de zombis que lleva más allá la fórmula conservando su esencia.
Far Cry 6 - Análisis
Far Cry 6 - Análisis
Análisis
2021-10-12 16:09:36
Far Cry regresa con una nueva entrega que sin arriesgar demasiado sigue sabiendo cómo divertir y desatar el caos.
PEGI +3
Plataformas:
Wii U

Ficha técnica de la versión Wii U

ANÁLISIS
9
  • Fecha de lanzamiento: 26/6/2015
  • Desarrollo: Good-Feel
  • Producción: Nintendo
  • Distribución: Nintendo
  • Precio: 47,95 €
  • Jugadores: 1-2
  • Formato: Wii U Optical Disc
  • Textos: Español
  • Voces: No
  • Online: No
COMUNIDAD
8.43

PUNTÚA
Yoshi's Woolly World para Wii U

84 votos
#26 en el ranking de Wii U.
Flecha subir